La Cirugía Plástica es una especialidad quirúrgica que se ocupa de la corrección de todo proceso congénito, adquirido, tumoral o simplemente involutivo, que afecte a la forma o función corporal, y que requiera reparación o reposición. La Cirugía Plástica Reparadora procura restaurar o mejorar la función y el aspecto físico en las lesiones causadas por traumatismos, quemaduras, procesos tumorales y anomalías congénitas. La Cirugía Plástica Estética pretende obtener una mayor armonía facial y corporal, tratando las consecuencias físicas del envejecimiento o las variaciones de la normalidad. Puede mejorar la calidad de vida a través de aportar mayor seguridad en las relaciones profesionales, afectivas, etc.