En qué consiste la cirugía de la carcinomatosis peritoneal o método HIPEC

La carcinomatosis peritoneal es una manifestación frecuente de fracaso terapéutico en pacientes con cáncer digestivo y ginecológico, y a menudo la forma de presentación. A pesar de la cirugía curativa, entre un 20-30% de los pacientes desarrollaran una recidiva local. Ha sido considerada clásicamente como un signo de enfermedad generalizada y un reto terapéutico, tratada de forma paliativa y de desenlace inevitablemente fatal. La mayor parte de los pacientes afectos de carcinomatosis peritoneal mueren en los primeros 6 meses. Estos pacientes a menudo sufren síntomas invalidantes como resultado de una progresión tumoral local, muy por encima de otros pacientes oncológicos.

A pesar del mal pronóstico de esta entidad, desde los años 80 hay un interés en su tratamiento, destacando la técnica descrita por el Prof. Paul H. Sugarbaker. Este procedimiento consiste en la combinación de una cirugía de extirpación radical con la máxima dosis de quimioterapia posible aplicada directamente en la cavidad peritoneal en el acto quirúrgico, consiguiendo niveles de fármaco en la zona a tratar imposibles de hallar por vía sistémica debido a su toxicidad. Estos fármacos son potenciados por el calor (43ºC), que también tiene un efecto citotóxico por sí mismo. La comunidad internacional en una reunión de consenso acordó referirse a esta técnica como HIPEC.

Inicialmente, esta modalidad terapéutica fue aplicada en el pseudomixoma peritoneal y el mesotelioma maligno peritoneal, enfermedades en las que se ha constituido como tratamiento estándar gracias a los beneficios clínicos logrados en los pacientes afectos de estas infrecuentes patologías. En la década de los 2000 la aplicación de la CR+HIPEC se ha ido extendiendo a otros tipos de carcinomatosis peritoneal, como la de origen colorrectal y ovárico, siendo utilizada en un número creciente de centros oncológicos de Europa y Norteamérica (alrededor de 250). La estandarización de las técnicas quirúrgicas descritas inicialmente por Sugarbaker (Procedimientos de Peritonectomía) para lograr la citorreducción radical y la sistematización lograda en la HIPEC, reportadas por Elias y otros grupos europeos, han permitido que este planteamiento terapéutico multidisciplinar sea más seguro y reproducible.

Los resultados clínicos publicados describen importantes mejorías en la supervivencia de los pacientes e índices aceptables de morbi-mortalidad que pueden llegar a convertir a la CRS + HIPEC en el nuevo estándar de tratamiento.