• Incompetencia del Cardias

La incompetencia del Cardias es la dilatación anatómica del cardias, el orifico situado en la parte superior del estómago que deja pasar el alimento desde el esófago hacia el estómago, y limita el paso del contenido gástrico hacia el esófago. Para conseguir que esta estructura deje de estar permanentemente abierta, permitiendo que el contenido gástrico refluya libremente hacia el esófago, se usa la técnica de endoscopia conocida como Mucosectomía Antirreflujo, con la que es posible modificar la forma disfuncionante del cardias para que cumpla su misión anatómica y dificulte el paso del contenido ácido del estómago hacia el esófago. Es un procedimiento mínimamente invasivo que solo afecta a las capas más superficiales del estómago y que solo precisa de ingreso hospitalario durante 24 horas.

  • Pólipos y tumores superficiales

Los pólipos son lesiones premalignas del tubo digestivo. Raramente estos pólipos presentan sintomatología, salvo cuando se sitúan en el tramo final del colon, muy cercanos al ano, y crecen suficiente, que pueden provocar la aparición de sangre mezclada con las heces.

Las pruebas más precisas para detectar estos pólipos y tumores superficiales son las endoscopias: La gastroscopia para las lesiones de esófago, estómago y duodeno, la colonoscopia para lesiones del colon y el recto y la cápsula endoscópica / enteroscopia para las lesiones del intestino delgado.

La técnica para tratar estos pólipos en la gran mayoría de los casos son las polipectomías simples, que se realizan de manera rutinaria en la sala de endoscopia. Consiste en enlazar el pólipo con un instrumento, llamado "Asa de diatermia" y, aplicándole corriente eléctrica o sin ésta, en el caso de las lesiones inferiores al centímetro, seccionar por completo el pólipo.

  • Hernia de Hiato

La hernia de hiato se produce cuando la porción superior del estómago asciende hacia el tórax a través de una pequeña abertura que existe en el diafragma llamada hiato diafragmático. El diagnóstico se realizará mediante técnicas endoscópicas pudiendo ser necesaria en ocasiones, la realización de una ph-metría para conocer el grado de acidez existente en el esófago. El tratamiento de la hernia de hiato más habitual es mediante una técnica de cirugía laparoscópica mínimamente invasiva conocida como Funduplicatura de Nissen.

  • Enfermedad por Reflujo Gastroesfágico

La Enfermedad por Reflujo Gastroesfágico aparece cuando el esfínter esofágico inferior, válvula que controla el paso de contenido del esófago hacia el estómago, esta alterada o se relaja de forma inadecuada. El síntoma más característico de la Enfermedad por Reflujo Gastroesfágico es la sensación de ardor o quemazón en la región retrosternal. En otras ocasiones se produce la sensación de que el contenido del estómago asciende por el pecho hacia la garganta para volver a bajar nuevamente hacia el estómago, situación que en algunos casos es tan marcada que el contenido alcanza la boca, habiendo de ser expulsado o deglutido nuevamente. En la mayoría de los casos, los síntomas desaparecen y mejoran mucho cuando se reducen o eliminan aquellos estilos de vida o factores dietéticos causantes de su sintomatología.

  • Gastroparesia

La gastroparesia es una alteración que consiste en la disminución de los movimientos del estómago por lo que el proceso de trituración y posterior salida del estómago será lento e ineficaz. Esta patología aparece cuando existe un deterioro de los músculos que forman las paredes del estómago y/o de los nervios que regulan su funcionamiento. En muchos, la causa de esta lesión es desconocida (gastroparesia idiopática). Otras veces puede ser secundaria a enfermedades que pueden afectar a músculos y nervios del tubo digestivo, como la diabetes o la dermatomiositis.