• Te puedes quedar estéril?

Claro que no. El proceso de donación de óvulos no afecta de ninguna manera a la fertilidad de la mujer. Lo que se hace es aprovechar los óvulos que desperdiciamos cada mes. En una regla normal varios óvulos se preparan para madurar, pero sólo uno lo hace, el resto se desperdician. Gracias al tratamiento para donar, se aprovechan todos esos óvulos que normalmente no llegan a madurar y que se destruyen directamente. No afecta a la reserva ovárica, es decir, no disminuye en absoluto la capacidad de poder ser madre, ni altera la salud de quien dona. Si alguien te dice lo contrario, no te lo creas, y si tienes alguna duda más consulta con nuestra experta.

  • ¿Te altera la regla?

No, al mes siguiente tendrás la regla como siempre.

  • ¿Qué hacen luego con esos óvulos?

Tras la extracción, los óvulos sirven para que, mediante una técnica de reproducción asistida llamada fecundación in vitro, una mujer con incapacidad para ello pueda ser madre gracias a tu ayuda.

  • ¿Sabes a quién le dan tus óvulos?

Por supuesto que no. Se trata de algo totalmente anónimo por ley, así que ni donantes ni receptoras se conocen entre sí.

  • ¿Aparece algo en tu historial médico?

Solo en el del hospital y solo con fines médicos. Tus datos personales son confidenciales y en ningún caso se facilitan a nadie.

  • ¿Cuáles son las repercusiones para tu salud? ¿Qué efectos secundarios puede tener?

Hay leyendas urbanas sobre que la donación de óvulos tiene efectos secundarios, pero no es cierto.

  • ¿Puedes tener relaciones sexuales durante el tratamiento?

Sí, puedes tener relaciones sexuales con normalidad, siempre que utilices preservativo.

  • ¿En qué afecta a tu rutina diaria?

Durante las dos semanas que dura el proceso de donación de óvulos puedes hacer vida totalmente normal, evitando solamente el ejercicio físico brusco, como aerobic, o correr. Si te gusta hacer deporte y tienes dudas pregúntanos y te las aclararemos.

  • La ley protege a donantes y receptoras

La legislación vigente garantiza el anonimato de las donantes y de las receptoras. Además, exige la realización de una serie de pruebas médicas y psicológicas para garantizar que no se transmitirá ninguna enfermedad. Si te decides a donar, deberás firmar un documento aceptando las condiciones.

Puedes consultar la legislación completa aquí: LEY 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida.Este enlace se abrirá en una ventana nueva