El proceso comienza con un completo reconocimiento médico que te aportará información sobre tu estado de salud. Se tienen en cuenta los antecedentes familiares y se realiza una revisión ginecológica; exploración, citología y ecografía. Además, gracias a que vamos a analizar tus gametos en profundidad, podremos ofrecerte un importante estudio sobre tu fertilidad y tus posibilidades de ser madre en un futuro. Por otro lado, se realiza una valoración psicológica, análisis de sangre y orina, y un screening de las enfermedades genéticas más frecuentes. Una información de indudable valor, de la que muy pocas personas pueden disponer.

Si los resultados obtenidos te permiten continuar adelante con el proceso de donación, la primera fase consiste en evitar la interferencia de las hormonas, gracias a un inhibidor hormonal o mediante anticonceptivos. Posteriormente, y durante los primeros días de la siguiente menstruación, se da paso a la estimulación ovárica, un proceso que dura unos 10-12 días, durante los cuales la donante se administra una inyección subcutánea diaria de una hormona que "activa" el ovario para obtener más óvulos y un medicamento que permite mantener el control del ciclo. Este periodo se controla médicamente mediante la realización de ecografías y análisis hormonales.

Aproximadamente 10 ó 12 días después, cuando el ovario se encuentra en el estado adecuado, se desencadena la ovulación mediante otra inyección y dos días después se realiza laextracción de los óvulos. Se trata de una intervención muy sencilla, que dura apenas 15 minutos. Después de unas horas, en las que la donante permanece en observación, recibe la compensación económica por las molestias y los desplazamientos realizados durante el proceso y puede volver a casa.

Unos 10 días después de la extracción de los óvulos tendrás la menstruación y desaparecerá cualquier rastro del tratamiento. Si deseas volver a donar, podrás hacerlo unos meses después y hasta que los óvulos hayan dado lugar a seis embarazos.

Tus óvulos serán cedidos a una mujer que sin tu ayuda no podría ser madre. Durante las horas siguientes a la extracción, los óvulos se procesan e inseminan en el laboratorio, con el semen de la pareja o de un donante. Posteriormente los embriones resultantes (hasta un máximo de tres) se introducirán en el útero de la receptora con el fin de lograr un embarazo. Nunca sabrás quién ha sido la receptora, pero sí podrás saber si tus óvulos han dado lugar a un embarazo. Por su parte, la receptora tampoco conocerá tu identidad.

Si tienes más dudas, quieres coger cita para informarte o para empezar con el proceso, ponte en contacto con nosotros:

  • Escríbenos por WhatsApp al 651 543 851 y habla con nuestra experta en donación, te ayudará a solucionar cualquier duda que tengas con total confidencialidad.
  • También puedes llamarnos al 944 396 062