Test prenatal No invasivo para la detección del Síndrome de Down y otras trisomías fetales.

El Hospital Quirónsalud Bizkaia y el Instituto de Reproducción Asistida Quirónsalud Bilbao, ofrecen el primer test prenatal no invasivo para la detección precoz de las trisomías fetales, sin riesgo para el feto.

¿En qué consiste la prueba?

La prueba consiste en una analítica de sangre de la madre, de la que se obtiene el ADN fetal -presente en la sangre de la madre-, y a partir de ella se evalúa el riesgo de anomalías cromosómicas fetales, sin tener que recurrir a muestras del líquido amniótico o de vellosidades coriales.

¿Qué detecta?
  • El test permite la detección de las trisomías más frecuentes: 21(Síndrome de Down), 18 (Síndrome de Edwards) y 13 (Síndrome de Patau), con una sensibilidad próxima al 100% para el Síndrome de Down desde la semana 10 de gestación. Las trisomías 13, 18 y 21 son responsables de hasta el 90% de las anomalías cromosómicas en diagnóstico prenatal. El test está avalado científicamente y los estudios publicados han demostrado que la prueba tiene índices de detección superiores al 99% para el Síndrome de Down, con un índice de falsos positivos inferiores al 0,1%. El resultado puede descartar o no la necesidad de realizar una amniocentesis u otra prueba invasiva de confirmación.
  • Además de detectar trisomías, ahora también permite conocer el sexo del bebé.
  • Detección de aneploudias en el cromosoma Y.

¿En qué semana está indicado?

Está indicado en mujeres que se encuentren a partir de la 10ª semana de gestación.
Su ginecólogo será quien le aconseje, en función de su situación particular y de sus antecedentes, la realización del test. En la actualidad la prueba todavía no es aplicable en embarazos múltiples.

¿Qué significa NO invasivo?

El test se realiza con una sencilla prueba de sangre, sin riesgo para la madre ni para el feto. No existe riesgo de abortos espontáneos ni de infección intrauterina.