La neurología es el área de la medicina que se ocupa de las enfermedades del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) así como del periférico (nervios y músculos). La prevalencia de las enfermedades neurológicas es muy elevada así como su potencial morbilidad.
Destacan enfermedades tales como la migraña o cefalea, enfermedades neurodenerativas como la enfermedad de Parkinson, la esclerosis lateral amiotrófica y las demencias (entre ellas la enfermedad de Alzheimer), la epilepsia, la esclerosis múltiple, las neuropatías, las miopatías y el accidente vascular cerebral. Todas estas enfermedades requieren de un diagnóstico preciso para el cual se combina el conocimiento clínico del neurólogo, con las más sofisticadas exploraciones tales como la resonancia magnética, los potenciales evocados, el electromiograma, el electroencefalograma y el Dppler de troncos supraaórticos y transcraneal. Asimismo, es necesaria la evaluación cognitiva a través de estudios neuropsicológicos sofisticados.

Diagnóstico Precoz de la Demencia (DPD):

El servicio de Neurología del Hospital Quirónsalud Bizkaia cuenta con todos los medios necesarios para la detección de deterioro cognitivo y demencia, facilitando así un diagnóstico y un plan de tratamiento y cuidado adaptado a cada paciente.

  • ¿Cuáles son los síntomas de la demencia?
    Inicialmente los síntomas suelen ser sutiles y no muy dramáticos. La memoria es una de las primeras funciones cognitivas que se deterioran al comienzo de la enfermedad, inicialmente en forma de pequeños olvidos de hechos recientes (por ejemplo, qué ha comido o quién ha llamado por teléfono). Posteriormente se añaden otras alteraciones, como la dificultad para recordar nombres de objetos usuales, repetir la misma pregunta muchas veces cuando ya ha sido contestada, o colocar cosas en lugares equivocados. En fases más avanzadas el paciente pierde interés o iniciativa por las cosas, cambia su carácter, etc., y comienza a no poder hacer las tareas habituales que hasta entonces era capaz de realizar. Esta pérdida de independencia en la vida diaria del paciente es un síntoma de alarma, que indica la presencia de una demencia ya establecida.
    Aunque la mas conocida de las demencia es la enfermedad de Alzheimer, que es la que comienza con los sintomas referidos, existen otras demencias que se presentan con alteraciones del comportamiento u otros trastornos menos habituales.
  • ¿Cómo se diagnostica una demencia?
    La evaluación del paciente comienza por la historia clínica, preguntando al enfermo y a quien vive con él. Se realizan diversas pruebas diagnósticas, que van desde un examen neuropsicológico para detectar déficits cognitivos y una resonancia magnética, para determinar una posible atrofia cerebral y descartar la presencia de otro tipo de lesiones (por ejemplo, tumores o infartos). En algunos casos ayuda al dignostico la realizacion de oto tipo de exploraciones como pruebas de imagen funcional (SPECT cerebral, DAT-scan, PET) y PET para amiloide aunque esta prueba todavía no esta disponible para la práctica clínica. Recientemente disponemos ya de la posibilidad de detectar marcadores biológicos de la enfermedad de Alzheimer en líquido cefalorraquídeo, que son de gran ayuda en determinados casos.
  • Tratamiento.
    Aunque no existe un tratamiento curativo para la demencia, hay diversas recomendaciones que son muy importantes para los pacientes con posibles sintomas, tales como controlar la tensión arterial y el colesterol, realizar ejercicio físico, llevar una dieta sana y equilibrada, y no aislarse socialmente. En algunos caso estaría indicada una estimulación cognitiva mediante ejercicios apropiados para fortalecer la memoria o capacidad de cálculo, por ejemplo.
    Existen algunos fármacos aprobados para el tratamiento de los sintomas de la demencia y para los trastornos de conducta o emocionales que presente le paciente en los diferentes estadios de la enfermedad.

Infórmese sin compromiso en el 94 489 80 05 o en el 94 489 80 21.