Se trata de una técnica indicada para pacientes con diabetes mellitus tipo II (90% de las diabetes),que presenten un difícil control de su enfermedad con el tratamiento farmacológico estándar (antidiabéticos orales y/o insulina), con obesidad –IMC superior a 30-, con una edad comprendida entre los 18 y 60 años, con existencia de reserva pancreática y con una diabetes de menos de 10 años de evolución.

La cirugía de la diabetes o metabólica se desarrolla empleando técnicas de cirugía bariátrica laparoscópicaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, fundamentalmente el bypass gástrico, individualizando en cada paciente y en consenso con el endocrinólogo. La mejora de la diabetes tras este tipo de operaciones es temprana, prácticamente desde el postoperatorio inmediato, con independencia de la pérdida de peso, que es más progresiva y tardía.