Chequeo Cardiológico

Chequeo Cardiológico

La salud de tu corazón bajo control

¿A quién va dirigido?

El Chequeo Cardiológico está especialmente diseñado para aquellas personas que presenten factores de riesgo cardiovascular como hipertensión, estrés laboral, obesidad, niveles elevados de colesterol o triglicéridos, tabaquismo o antecedentes de enfermedad cardiovascular (cardiaca o cerebral).

¿Cuál es el objetivo de este chequeo?

El Chequeo Cardiológico permite profundizar en el sistema circulatorio, corazón y vasos sanguíneos, con el fin de evaluar su funcionamiento y prevenir la aparición de enfermedades, sobre todo si el paciente presenta factores de riesgo cardiovascular. Además, se asesora al paciente en hábitos de vida saludables.

En un sólo día

¿Quién lo coordina?

Un director médico asegurará la coordinación de todos los especialistas y pruebas diagnósticas, para obtener una valoración específica desde la óptica de cada experto y así aportarte un diagnóstico integral y completo.

Pruebas médicas que incluye

  • Análisis de sangre completo: para valorar su situación frente a factores de riesgo como el colesterol.
  • Pruebas cardiológicas: electrocardiograma de reposo, ergometría y ecocardiografía para valorar el estado de las válvulas cardiacas y el paso de la sangre a través de ellas, y para la detección precoz de patología o riesgo cardiovascular.
  • TAC Coronario: permite conocer el grado de calcificación de las arterias coronarias.
  • Eco Doppler TSA: prueba no invasiva que por medio de ultrasonidos valora el estado de las arterias carótidas y vertebrales y permite conocer el flujo sanguíneo que riega el cerebro.
  • Espirometría: valora la función pulmonar.
  • Radiología tórax: valora patologías cardiacas o pulmonares.
  • Ecografía abdominal: permite conocer el estado de diferentes órganos: hígado, bazo, riñones, páncreas, vías urinarias, etc.
  • Audiometría.
  • Consulta oftalmológica: para detectar signos relacionados con la hipertensión ocular.