Chequeo Deportivo

Chequeo Deportivo

Una revisión a fondo para potenciar tu rendimiento
DeporteDeco

¿A quién va dirigido?

El Chequeo Deportivo está diseñado para todas aquellas personas que practican una actividad física con regularidad, también para aquellas que tienen un nivel de exigencia superior o que incluso practican un deporte a nivel profesional. El chequeo se adaptará a cada caso concreto.
El director médico del chequeo, especializado en Medicina Deportiva, valorará de forma individual qué prueba debe incorporarse específicamente dependiendo del tipo de actividad y antecedentes del paciente.

¿Cuál es el objetivo de este chequeo?

El Chequeo Deportivo está enfocado a evaluar el estado de salud del deportista a través de una exploración completa y coordinada por diversos especialistas, incluyendo expertos en Medicina Deportiva.
El chequeo permite prevenir riesgos asociados a una práctica deportiva concreta y ofrece las claves para potenciar el rendimiento del deportista.

En un sólo día

¿Quién lo coordina?

Un director médico asegurará la coordinación de todos los especialistas y pruebas diagnósticas, para obtener una valoración específica desde la óptica de cada experto y así aportarte un diagnóstico integral y completo.

Pruebas médicas que incluye

  • Análisis de sangre: valoración de parámetros que miden el grado de exigencia muscular y la capacidad de transporte de oxígeno en sangre.
  • Estudio del aparato locomotor: un especialista valora el estado físico osteo-muscular y asesora sobre el modo idóneo para la práctica de la actividad física según la constitución y edad de la persona.
  • Electrocardiograma de reposo, se valora la actividad eléctrica del corazón en reposo.
  • Prueba de esfuerzo (ergometría): para analizar la respuesta del corazón cuando se le exige un esfuerzo y detectar anginas o arritmias.
  • Espirometría: valora la función pulmonar.
  • Prueba de esfuerzo con medición de gases*: para valorar el estado real de la integración cardiopulmonar, el consumo de oxígeno durante el esfuerzo, y con estudios sucesivos, permite ver la mejora del rendimiento con la práctica periódica del deporte.
  • Ecocardiograma: valora el estado de las válvulas cardiacas y el paso de la sangre a través de ellas, y detecta posibles arritmias o anginas.
  • Estudio cineantropométrico: aúna movimientos y anatomía y valora la idoneidad del ejercicio y las exigencias del mismo. Se miden los porcentajes de grasa, músculo y tejido óseo y se relacionan con la talla, el peso y los diámetros de muñeca y anchura del codo del atleta.
  • Estudio nutricional, con pautas alimenticias personalizadas.

* Disponibilidad en función del centro.

Chequeo médico deportivo