Es la disciplina que se encarga del asesoramiento, tratamiento y cuidado de los niños que presentan un retraso general en su desarrollo, desórdenes en el movimiento, patologías típicas de la etapa infantil, problemas neurológicos, problemas respiratorios, etc.


¿EN QUÉ CONSISTE LA FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA?

  • Realizar valoraciones fisioterapéuticas.
  • Establecer unos objetivos que alcanzar con el tratamiento o intervención.
  • Aplicar un tratamiento adecuado (personalizado) para cada paciente.
  • Mejorar la calidad de vida de los niños.
  • Asesorar e informar a los padres/tutores.

¿CUÁNTAS SESIONES SON Y QUÉ HACEMOS?

El número de sesiones necesarias depende de cada caso, igual que la duración de la terapia. Ofrece tratamiento a través de técnicas específicas y a través del juego.


¿QUÉ PODEMOS TRATAR?


NEONATOLOGÍA:

En este apartado podemos tratar diferentes patologías o situaciones, como el gran grupo de los prematuros, en el que se puede realizar un gran trabajo de prevención, estimulación, etc., u otros problemas en bebés (estreñimiento, cólicos, correcciones posturales para evitar deformidades, etc.). El objetivo de la fisioterapia en estos casos es trabajar precozmente y poder aplicar tratamientos eficaces en cada situación. En esta parte es muy importante informar y ayudar a los padres para que, en su día a día, puedan tratar a sus hijos por su cuenta (dependiendo de cada situación y caso).

Ej.: retraso en el desarrollo, hipotonías/hipertonías, falta de coordinación, tortícolis congénita, parálisis braquial obstétrica o cualquier otra patología en bebés.


FISIOTERAPIA NEUROLÓGICA:

La fisioterapia neurológica implica tratar con pacientes con afectación neurológica. Cabe señalar que no es un centro especializado en neurología y, por tanto, pueden ser casos más leves en los que el objetivo sea combinar el tratamiento con el CDIAP, la escuela especial o el hospital donde vaya el/la niño/a. Aquí el objetivo dependerá de cada caso y patología, pero podrá ser aumentar la fuerza y la movilidad, evitar deformidades, mejorar la marcha, trabajar la musculatura, etc.

Ej.: patologías neurológicas (parálisis cerebral infantil o PCI, traumatismos craneoencefálicos, retrasos en el desarrollo (pasados los 2/3 años), distrofias musculares, problemas de la marcha, etc.).


TRAUMATOLOGÍA PEDIÁTRICA:

Casos de patología a nivel musculoesquelético como, por ejemplo, esguinces de tobillo, varos/valgos, escoliosis, etc. Cabe destacar los casos más típicos a veces poco tratados de parálisis braquiales obstétricas, tortícolis musculares congénitas, etc. Estos casos también se podrían combinar (si se diese el caso) con otros centros de la Seguridad Social o mutua.
El objetivo sería el mismo que en la fisioterapia convencional, pero adaptando las técnicas y terapias para los niños.

Ej.: escoliosis, hipertonías/hipotonías en la infancia, trastornos del desarrollo, trastornos del equilibrio y la coordinación, fracturas, esguinces, sobrecargas, dolores musculares, varos/valgos, problemas de la articulación temporomandibular (ATM), etc.


FISIOTERAPIA RESPIRATORIA:

Aparte de los casos de niños con patología respiratoria crónica, en las épocas de constipados (de octubre a abril aproximadamente) se dan muchos casos de bronquitis, bronquiolitis y constipado que cursan con mocos. Estos afectan sobre todo a niños de 0 a 4 años.
Por medio de la fisioterapia respiratoria, ayudamos a movilizar el moco del pulmón, a expulsar las secreciones y, sobre todo, a evitar las recaídas.

Ej.: bronquitis, bronquiolitis, pneumonías, asma, alergias, fibrosis quística, bronquiectasias.etc.


ESTIMULACIÓN PRECOZ:

En este apartado englobaríamos todos los trastornos del desarrollo (dificultad para adquirir ciertos ítems como gatear, la marcha, etc.; falta de coordinación; hipertonías/hipotonías benignas de la infancia, etc.). El objetivo de la estimulación precoz es trabajar precozmente con los niños ya que, en las etapas del desarrollo, un tratamiento precoz puede evitar muchos problemas durante el desarrollo psicomotor del / de la niño/a. Lo haríamos por medio del juego y, sobre todo, dando pautas y ayudas a los padres para poder trabajar en el día a día desde casa.

Ej.: retraso en el desarrollo, hipotonías/hipertonías, falta de coordinación, retraso en la marcha, etc.