La Unidad de trastornos del Sueño del Hospital Quirónsalud de Barcelona está formada por un grupo de profesionales de diferentes áreas de la salud cuyos objetivos están centrados en mejorar la calidad del sueño del paciente y/o aliviar los síntomas de una excesiva somnolencia durante el día. Se realiza un servicio de evaluación, diagnóstico y tratamiento de los más de 90 trastornos de sueño que se conocen en la actualidad, tanto en pacientes de edad adulta como de edad pediátrica. Los principales trastornos que se estudian son: insomnio, hipersomnia, narcolepsia, ronquido, apneas del sueño, trastornos del ritmo circadiano, trastornos del movimiento durante el sueño, sonambulismo, terrores nocturnos, pesadillas, síndrome de piernas inquietas, nicturia, enuresis, etc.
En la unidad, las diferentes pruebas diagnósticas que se realizan son: la polisomnografía nocturna, polisomnografía nocturna con graduación de CPAP, polisomnografía diurna, test de latencia múltiple de sueño, estudio de actigrafía, poligrafía cardiorrespiratoria, oximetría ambulatoria, electroencefalografía convencional, electroencefalografía con privación de sueño y registro de electroencefalografía nocturna.

Lea atentamente estas preguntas:

  • ¿Tiene mala calidad de sueño?
  • ¿Está insatisfecho con su sueño?
  • ¿Tiene dificultades para conciliar y/o mantener el sueño?
  • ¿Tiene un sueño poco reparador?
  • ¿Se levanta con sueño?
  • ¿Tiene sueño persistente durante el día?
  • ¿Diría que duerme demasiado?
  • ¿Ronca o sufre de apneas?

Si en algunas de estas preguntas contesta de forma positiva, le aconsejamos que solicite visita.

UNIDAD DE TRASTORNOS DEL SUEÑO INFANTIL
La Unidad de trastornos del Sueño infantil del Hospital Quirónsalud de Barcelona está formada por un grupo de profesionales que realizan un servicio de evaluación, diagnóstico y tratamiento de los más de 90 trastornos de sueño que se conocen en la actualidad durante la infancia. Los principales trastornos que se estudian son: insomnio infantil, sonambulismo, terrores nocturnos, pesadillas, síndrome de piernas inquietas, nicturia, enuresis, hipersomnia, narcolepsia, ronquido, apneas del sueño, retraso de fase, etc.
En la unidad, las diferentes pruebas diagnósticas que se realizan son: la polisomnografía nocturna, polisomnografía diurna, test de latencia múltiple de sueño, estudio de actigrafía, poligrafía cardiorrespiratoria, oximetría ambulatoria, electroencefalografía convencional, electroencefalografía con privación de sueño y registro de electroencefalografía nocturna.
Es importante que entienda que muchos de los problemas de sueño en los niños no son por la falta de atención ni de cariño, sino que significa que algo serio físico y/o mental esta pasando.

A continuación le daremos unas pistas para orientar si su hijo pudiera estar sufriendo alguno de los trastornos de sueño más frecuentes:

Dificultad para iniciar o mantener el sueño (insomnio):

  • ¿Pasa usted mucho tiempo ayudando a dormir a su hijo?
  • ¿Se despierta su hijo repentinamente durante la noche?
  • ¿El carácter y comportamiento de su hijo es causado por la mala calidad del sueño?
  • ¿Pierde usted horas de sueño a causa del ritmo de sueño de su hijo?
  • ¿Interfieren los problemas del sueño en su relación con su hijo?

Problemas de respiración nocturna:

  • ¿Duerme su hijo en posición anormal, con la cabeza fuera de la cama o con muchas almohadas?
  • ¿Ronca?
  • ¿Deja de respirar durante la noche por un corto período de tiempo, seguido por un ronquido, jadeo o se despierta?
  • ¿Presenta sudoración nocturna?
  • ¿Presenta enuresis nocturna?
  • ¿Presenta rechinar de dientes (Bruxismo)?
  • ¿Presenta sonambulismo o terrores nocturnos?
  • ¿Tiene su hijo problemas escolares o de comportamiento?
  • ¿Presenta su hijo sueño no reparador?
  • ¿Tiene dificultad para levantarse incluso habiendo dormido lo suficiente?
  • ¿Manifiesta dolores de cabeza durante el día, particularmente por la mañana?
  • ¿Está irritable y/o agresivo?
  • ¿Se duerme durante el día ya sea en el colegio o en casa?
  • ¿Tiene un trastorno de déficit de atención e hiperactividad?

Si su respuesta es que sí en alguno de estos síntomas debería consultar con un especialista en trastornos del sueño para así confirmar el diagnóstico y ofrecerle el tratamiento adecuado para la edad del paciente.

Consejos útiles para que su hijo pueda dormir más saludablemente:

  • Siga una rutina constante tanto durante el día como la noche.
  • Establezca un período relajante antes de ir a dormir.
  • Prepare un ambiente adecuado para dormir (sin ruido, juguetes, luces...).
  • Haga del dormitorio como el único sito para dormir.
  • No sustituya la interacción personal a la hora de dormir por la televisión o vídeos.
  • Administre los programas de televisión, videos y videojuegos adecuados para la edad del niño.
  • Evite que el niño se duerma en brazos y/o con el biberón.
  • Evite comidas y bebidas con cafeína (coca-cola, chocolate...).
  • Establezca un horario constante a la hora de despertarse.

Consejos específicos para los jóvenes:

  • Evite el alcohol.
  • Evite el tabaco.
  • Realice ejercicio regular.
  • Mantenga una dieta sana.
  • Evite luz brillante al anochecer y favorézcala al despertar.
  • Permita a su hijo ir a dormir más tarde los fines de semana, pero evite que sean más de dos horas de su horario normal.
  • Intente evitar las siestas, aunque si persiste la somnolencia diurna puede permitir siestas cortas (30-40 minutos).

RECUERDE: Un niño que descansa bien se dormirá fácilmente y difícilmente se despertará durante la noche y muy probablemente estará mas alegre durante el día. El buen descanso del niño además aporta mayor tranquilidad y felicidad al resto de la familia.