• Entrenamos habilidades terapéuticas hacia la toma de conciencia, y sobretodo hacia el cambio, analizando la resistencia al mismo.
  • Trabajamos con técnicas como: la interpretación, el señalamiento, la confrontación, y la reconstrucción histórica.
  • Pretendemos activar lo desactivado. Enseñar al paciente a comunicar y sentir sus emociones.
  • Intentamos que viva el ahora tratando de darse cuenta de cómo lo hace.
  • Propiciamos la creatividad en los pacientes, que busquen alternativas de ocio y entretenimiento para conseguir un equilibrio.
  • Es necesario reconciliarles con su pasado; adaptándose y sacando provecho de las crisis.
  • El tratamiento debe servir para poder superar y tolerar los conflictos: evaluando ventajas y desventajas desapareciendo así los posibles temores que dificultan los cambios.