La Unidad de Urgencias de Obstetricia y Ginecología del Hospital Quirónsalud Materno-Infantil se encarga de atender aquellos procesos o problemas urgentes relacionados con enfermedades propias de la mujer o del embarazo. Presta servicios 24 horas los 365 días del año.

Las Urgencias se encuentran en la planta semisótano y constan de dos consultas que disponen de ecografía y se encuentran anexas igualmente a la sala de monitorización cardiotocográfica. A partir de las 22,00 horas la recepción se hará en el área de exploración anexa al bloque obstétrico situado en la primera planta.

Descripción:

  • Urgencias en Obstetricia: El embarazo se trata de un evento fisiológico. Sin embargo, cerca de un 20% de las embarazadas desarrollan patologías obstétricas. Un número significativo de las urgencias obstétricas ocurre en pacientes sin factores de riesgo, por lo que la prevención, identificación precoz e intervención a tiempo de estos eventos juegan un rol fundamental para prevenir un resultado perinatal adverso.
  • Urgencias en Ginecología: Un elevado porcentaje de mujeres consulta en algún momento de su vida por alguna alteración o molestia relacionada con su sistema genital. Entre ellas se incluyen: patología mamaria; dolor abdominal y pélvico; infecciones genitales; y complicaciones en cualquier tipo de cirugía (abierta o endoscopia).
  • Urgencias en Reproducción: Las pruebas diagnósticas y tratamientos utilizados en medicina de la reproducción pueden ocasionar situaciones clínicas de urgencia.
  • Urgencias de pacientes hospitalizadas: atención a las pacientes hospitalizadas que requieran la valoración del ginecólogo.

¿Qué hacer al llegar a Urgencias?

  • En primer lugar, los pacientes deben identificarse en la recepción de Urgencias, donde les entregarán un código con el que se les identificará durante el tiempo que aquí permanezca.
  • A continuación, el paciente será atendido por una enfermera en la sala de valoración o triaje. En función de la gravedad del proceso que el paciente sufra, este será remitido a la sala de espera (urgencia leve) o a atención inmediata (urgencia grave).
  • En caso de que sea necesario, el doctor solicitará las pruebas pertinentes para una mejor valoración del caso clínico.
  • En función de la valoración que el especialista haga, el paciente permanecerá en observación o será ingresado. En cambio, si el especialista considera que el paciente puede regresar a su domicilio, se le dará el alta médica.