La nueva era demanda envejecer con elegancia. Tener un rostro sin arrugas ni manchas, en poco tiempo y sin dolor, son las aspiraciones de aquellos pacientes que quieren conseguir una imagen rejuvenecida. Para esto viene a ayudar la Medicina Estética, con técnicas no invasivas y sin incisiones, que mejoran la calidad de la piel, siempre en un entorno hospitalario con un especialista que garantice la calidad del servicio y la seguridad del paciente, ya que en esta Unidad la belleza y la salud van de la mano.

En la Unidad de Medicina Estética ofrecemos varias técnicas de rejuvenecimiento facial, tales como: toxina botulínica, rellenos de ácido hialurónico, hilos tensores, plasma rico en plaquetas, peeling químico, mesoterapia facial y corporal, laser y luz pulsada, hidratación facial con vitaminas, dermoroller, ... Todo lo necesario para conseguir la mejora de la piel usando técnicas efectivas.