¿Quieres más información? Completa este formulario y te llamamos sin compromiso

La meniscectomía es la cirugía en la que se retira el tejido desgarrado de un menisco roto o lesionado, con el fin de eliminar los dolores en la zona y desbloquear la articulación para recuperar la movilidad. Las lesiones o roturas de menisco pueden producirse por diversos motivos siendo los más comunes: caídas, prácticas deportivas de alto rendimiento o desgaste debido a la edad.

Lesiones de menisco, ¿qué síntomas debo tener en cuenta?

  • Dolor
  • Inflamación (aumento del volumen de líquido intra-articular) de la rodilla
  • Bloqueo de la movilidad de la rodilla
  • Incapacidad para estirar por completo la rodilla (bloqueo de la extensión) lo que normalmente es causado por una lesión desplazada en "asa de cubo" del menisco y que requiere tratamiento quirúrgico temprano

¿Qué tratamiento tiene la rotura del menisco?

Considerando la importancia de su función, es fundamental mantener su integridad el máximo posible. Por tanto, cuando hay rotura del mismo, pueden y deben ser reparados-suturados, en función de los síntomas que puedan afectar a la actividad del paciente, edad, y la presencia o ausencia de otras causas de dolor en la rodilla. Si no es posible conservar la porción rota del menisco (en general las localizadas en su borde libre) se realiza una meniscectomía parcial: extracción de la parte lesionada. La intervención se realiza mediante cirugía artroscópica.