Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Servicio de Oftalmología del Hospital Rey Juan Carlos

Alteraciones en la visión de los colores

Probablemente te hayas preguntado alguna vez si ves los colores de la misma forma que lo hacen otras personas. La visión de los colores está determinada por un tipo de fotorreceptor (una célula nerviosa) presente en nuestra retina, conocida con el nombre de cono. Existen tres tipos de cono en función de la longitud de onda para la que son sensibles, concretamente los conos sensibles al rojo (65%), al verde (33%), y al azul (2%). Un adecuado número y distribución de estos conos en la retina permiten ver los colores de una forma normal (los sujetos que así lo hacen se conocen como tricrómatas), mientras que una alteración en los mismos puede hacer que una persona experimente una visión deficiente de los colores. La mayoría de estos defectos se encuentran en el eje rojo-verde, conociéndose como dicrómatas a los pacientes que no distinguen bien un tipo de color: protanopes aquellos que no reconocen bien el rojo, y deuteranopes, aquellos que no reconocen bien el verde. Un caso más raro es el de los tritanopes, cuyo problema con la percepción del color se haya en el eje azul-amarillo.

2021 09 27 Alteraciones en la visión de los coloresImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2021 09 27 Alteraciones en la visión de los colores

Sin embargo, un sujeto con deficiencia en la visión cromática puede no ser completamente ciego a un color, sino presentar dificultades para la percepción de algunos de sus tonos, hablándose entonces de protanomalías, deuteranomalías o tritanomalías respectivamente. Un tipo excepcional de alteración en la visión de los colores es la ceguera completa para los mismos, o acromatopsia.

Los defectos congénitos en la visión del color son más prevalentes en el sexo masculino, afectando hasta un 8% de la población de este género, contrastando sin embargo con tan solo un 0,5% de las mujeres afectadas. Esto se debe a que los genes que influyen en la visión del color se encuentran en el cromosoma X, del que las mujeres tienen dos copias y los varones, solo una. También existen causas adquiridas para las discromatopsias, como puede ser la patología del nervio óptico, alteraciones degenerativas de la retina, o las propias cataratas.

El principal problema de los sujetos que presentan alteraciones en la percepción de los colores radica en sus experiencias con el medio que les rodea. En niños puede generar problemas con el aprendizaje, y en adultos puede influir en cómo desempeñan ciertos trabajos, por ello en muchas pruebas físicas de acceso a diferentes empleos, como el de policía o piloto de avión, se evalúan específicamente estas capacidades. Algunas de las principales pruebas que pueden efectuarse en un paciente sospechoso de presentar una discromatopsia son las siguientes:

  • Test de láminas pseudoisocromáticas de Isihara. Es uno de los test más conocidos, en el que se presentan letras, números o formas sobre un fondo con la misma luminancia, descomponiendo el estímulo en un mosaico de manchas o puntos, isocromáticos con respecto al fondo, por lo que si el paciente lo detecta es únicamente por discriminación cromática. Tiene un gran potencial para la detección de defectos en el eje rojo-verde, pero su principal inconveniente es no detectar las anomalías del eje tritán, y la dificultad para determinar una mayor o menor gravedad de la discromatopsia detectada. Suele utilizarse como prueba de screening por su facilidad de aplicación en la práctica clínica
  • Test de ordenación de colores Farnsworth-Munsell. El test original consta de 85 fichas de colores separados en 4 gamas, capaz de evaluar la percepción del color en los 3 ejes. Se pide al paciente que coloque las fichas en orden cromático entre las fichas de referencia. Tiene la ventaja de ser muy sensible para la detección de defectos incluso leves, y poderlos ordenar según su eje, pero es una prueba bastante lenta de realizar y que precisa gran colaboración y comprensión por el paciente por lo que no se recomienda en niños menores de 10 años. Existen dos variantes, de 15 fichas y de 28, más rápidas, aunque menos sensibles para la detección de casos leves.

En la actualidad no existen tratamientos médicos o quirúrgicos para tratar las deficiencias en la visión de los colores, si bien se han desarrollado algunas lentes oftálmicas a las que se les aplica un determinado filtro cromático que aproxima discretamente la percepción de los colores en dicrómatas a la de los sujetos sin patología, aunque su uso no está ampliamente extendido ni reconocido por la comunidad científica.

Comentarios
  • ADRIANA
    miércoles 12 de enero de 2022

    Tengo un paciente de 13 años, en el test de Ishiharafalló en todas las láminas, sin embargo, al preguntar los colores que llevaba en su ropa los dijo perfectamente.
    ¿Me puedes decir cómo puedo interpretarlo?
    Se que no hay tratamiento para mejorar esto.
    Mil gracias

    Hola Adriana

    El test Isihara es más sensible para detectar discromatopsias congénitas que simplemente preguntar por colores al azar, ya que en este hecho influye el aprendizaje, esto es, si al niño siempre le han dicho que ese tono que el percibe es color rojo, el niño te va a decir que ese color es rojo, pero no lo ve como lo puedes ver tú. El test Isihara completo consta de 36 láminas, los de screening suelen tener de 6 a 12 láminas. Si quisieras clasificar exactamente la discromatopsia que tiene tu paciente habría que hacerle el test completo, y sería también recomendable hacer un test de Farnsworth de ordenación de los colores. Efectivamente no existe tratamiento, aunque como digo, gracias al aprendizaje, pueden hacer una vida completamente normal, salvo que no podrán ser pilotos o bomberos (entre otras profesiones).

    Un saludo.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de En un abrir y cerrar de Ojos
Sobre este blog

La oftalmología es la especialidad médica que se dedica a una de las partes más pequeñas, pero a la vez más complejas del cuerpo humano. Con este blog pretendemos ayudarte a conocer más sobre esta apasionante especialidad. Te queremos mostrar las patologías más frecuentes que amenazan a nuestro sistema visual, y los increíbles avances que día a día nos sorprenden. No dudes en seguirnos, aprenderás "en un abrir y cerrar de ojos".

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.