Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. María Luisa de Mingo. Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz

  • Claves en la alimentación para mejorar la fertilidad

    CLAVES EN LA ALIMENTACIÓN PARA MEJORAR LA FERTILIDAD

    Dieta y fertilidadImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoDieta y fertilidad

    La relación entre la alimentación y la fertilidad es un tema de actualidad. Cada vez, hay más evidencia de la importancia de una adecuada alimentación, para lograr un embarazo saludable y un correcto desarrollo fetal.

    Las situaciones de malnutrición afectan a la fecundación, ya que en ocasiones producen amenorrea (falta prolongada de periodos menstruales). Una malnutrición aguda, debida a situaciones de precariedad socioeconómica, con situaciones de hambre mantenida, así como una excesiva práctica de ejercicio físico, en combinación con una ingesta deficiente de calorías y nutrientes (de forma consciente o inconsciente) pueden ser las principales causas.

    Otros casos de malnutrición (debido a unos hábitos alimentarios inadecuados) no impiden la concepción, pero sí influyen en el desarrollo fetal.

    ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CUIDAR LA ALIMENTACIÓN Y EL ESTADO NUTRICIONAL EN LA ETAPA DE PRECONCEPCIÓN DE LA MUJER?

    El estado de salud y el estado nutricional de la mujer (y del hombre) durante la edad fértil, afectan directamente al estado nutricional y el bienestar de sus hijos.

    Un peso adecuado y un correcto estado nutricional al comienzo del embarazo se racionan con resultados materno-fetales más exitosos, un riesgo más bajo de enfermedades crónicas durante toda la vida de la madre y el hijo.

    Por lo tanto, la ingesta adecuada nutrientes, desde la preconcepción es determinante en los resultados en la salud de la madre y el feto.

    ¿QUÉ NUTRIENTES SON DETERMINANTES EN LA ETAPA DE PRECONCEPCIÓN Y CONCEPCIÓN DE LA MUJER?

    VITAMINA B9 (ÁCIDO FÓLICO)

    Es importante en la preconcepción para:

    - Síntesis del ADN.

    - Síntesis de neurotransmisores.

    - Metabolismo de aminoácidos y síntesis de proteínas.

    Los problemas de salud asociados a su déficit en el feto pueden ser:

    - Defectos del tubo neural (espina bífida, anencefalia, encefalocele, myelomeningocele).

    - Labio leporino.

    - Defectos congénitos del corazón.

    - Bajo peso al nacer.

    Unos niveles adecuados de ácido fólico se relacionan con:

    - Una reducción del riesgo de defectos del tubo neural.

    - Menor riesgo de defectos congénitos del corazón.

    - Corregir hiperhomocisteinemia: prevención de enfermedad cardiovascular.

    - Prevenir anemia megaloblástica.

    Durante el embarazo, el crecimiento fetal causa un aumento en los requerimientos de folatos, provocando su deficiencia que, a su vez, lleva asociada un aumento en los niveles de homocisteína, lo que se ha relacionado con un aumento de la morbilidad cardiovascular y complicaciones en el embarazo como preeclampsia.

    Se observan altos niveles de homocisteinemia en personas con inexplicable infertilidad. La reducción de hiperhomocisteinemia puede ser un factor positivo contra la lucha de infertilidad inexplicable.

    El organismo no produce folatos, por lo que debe ser incorporado con la dieta. Sin embargo, con la dieta habitual no se ingiere la cantidad de folatos necesaria para suplirlas necesidades de la gestación. En el embarazo los requerimientos de folatos se incrementan un 50%, por el aumento del útero, placenta, eritrocitos maternos y el feto. En España, el 80% de las mujeres no toman folatos antes del embarazo (como medida anticipatoria). La suplementación con ácido fólico, se ha relacionado con un aumento del nivel medio de folato en plasma de la madre y del recién nacido. Por lo tanto, parece imprescindible que las mujeres que intenten quedarse embarazadas tomen folatos.

    Complementar la dieta con ácido fólico durante la preconcepción y el embarazo temprano puede prevenir hasta el 80% de los defectos del tubo neural.

    VITAMINA B12 (COBALAMINA)

    Es importante en la preconcepción para:

    - Formación de las células sanguíneas y del sistema nervioso.

    Los problemas de salud asociados a su déficit:

    - Daños en los cordones posteriores de la médula espinal (daño motor).

    - Parto prematuro.

    - Retardo en el crecimiento intrauterino y bajo peso al nacer.

    - Compromiso en las funciones cognitivas del bebé.

    - Riesgo incrementado de enfermedad cardiovascular y resistencia a la insulina (posible desarrollo diabetes tipo 2) a lo largo de la vida del niño.

    - Anemia perniciosa (megaloblástica).

    En la población general, la deficiencia de vitamina B12 no es común, mientras que sí es frecuente en individuos que siguen una dieta vegetariana o vegana, por lo que la suplementación de esta vitamina es imprescindible en estos casos.

    El riesgo de parto prematuro puede ser hasta un 60% menor en mujeres con niveles adecuados de vitamina B12

    VITAMINA D

    Es importante en la preconcepción para:

    - Regulación del metabolismo del calcio y fósforo.

    - Metabolismo de la glucosa.

    - Angiogénesis.

    - Regulación de la respuesta inflamatoria e inmune.

    - Regulación de la transcripción y expresión génica.

    Los problemas de salud asociados a su déficit son:

    - Raquitismo neonatal.

    - Bajo peso al nacer.

    - Diabetes gestacional.

    - Preeclampsia.

    - Parto prematuro.

    Se estima que, más de la mitad de las mujeres embarazadas tienen deficiencia de vitamina D.

    Durante el embarazo, el feto depende completamente de las reservas maternas de vitamina D para su desarrollo.

    Unos niveles adecuados de vitamina D optimizan el desarrollo de la masa ósea en el feto y reducen el riesgo de diabetes gestacional, preeclampsia, parto prematuro y bajo peso al nacer

    HIERRO

    Importante en la preconcepción para:

    - Favorece la ovulación.

    - Interviene en la implantación del óvulo fecundado.

    - Reduce el riesgo de desarrollar complicaciones al inicio del embarazo.

    - Es indispensable para el crecimiento y el desarrollo posterior del sistema nervioso del feto.

    - Formación de glóbulos rojos.

    - Formación del colágeno, cartílagos y tejidos conectivos.

    - Componente funcional de la hemoglobina circulante y de la mioglobina presente en el músculo.

    Problemas de salud asociados a su déficit:

    - Anemia ferropénica.

    - Espina bífida.

    - Hendiduras orofaciales.

    Resultados de la adecuación de sus niveles:

    - Reducción del riesgo de anemia durante el embarazo.

    - Reducción del riesgo de espina bífida (asociado a magnesio y niacina).

    - El aumento de la ingesta de hierro (más magnesio y ácido ascórbico) reduce el riesgo de descendencia con hendiduras orofaciales.

    Un aporte adecuado de hierro durante la planificación del embarazo es esencial porque a partir de la concepción, las necesidades maternas de hierro aumentan considerablemente, debido al incremento de la formación de glóbulos rojos, y por la transferencia de hierro al feto.

    La deficiencia de hierro es la causa más frecuente de anemia en el mundo, especialmente en la mujer gestante y en edad reproductiva.

    Hasta un 80% de mujeres gestantes sin aporte suplementario de hierro desarrollan ferropenia, especialmente a partir del segundo trimestre de embarazo.

    OTROS NUTRIENTES QUE TAMBIÉN JUEGAN UN PAPEL IMPORTANTE

    YODO

    El yodo tiene un papel fundamental en el desarrollo cerebral fetal y su déficit nutricional severo produce secuelas neurocognitivas graves. Según la OMS, es la primera causa de retraso mental y parálisis cerebral evitable. También es responsable de retrasos de crecimiento intrauterino, hipoacusia permanente y malformaciones congénitas varias.

    Algunos estudios han demostrado que los hijos de mujeres con deficiencia leve-moderada de yodo tuvieron peor IQ verbal, peor precisión y comprensión lectora.

    En este sentido es importante usar sal yodada.

    RESTO DE VITAMINAS DEL GRUPO B

    El resto de las vitaminas del grupo B también resultan esenciales, debido a su papel en la producción de energía celular y el metabolismo de proteínas, grasas y carbohidratos.

    La vitamina B1 (tiamina), tiene especial importancia en la preconcepción por su papel en el desarrollo cerebral del feto. Presente fundamentalmente en legumbres, frutos secos y semillas.

    La vitamina B2 (riboflavina), vitamina B3 (niacina) y vitamina B5 (ácido pantoténico), tienen especial importancia en la preconcepción por su relación con la hipertensión en el embarazo, desarrollo cardiaco fetal, peso al nacer, emesis relacionada con el embarazo, hendidura orofacial en el feto (más tiamina, niacina y piridoxina). Presentes en lácteos, legumbres, frutos secos, frutas, verduras, huevo, carne, pescado.

    Vitamina B6 (piridoxina), presenta especial importancia en la preconcepción por su papel en el metabolismo de proteínas y neurotransmisores, formación de células sanguíneas, anticuerpos y hormonas, síntesis de ADN y ARN y desarrollo del sistema nervioso del feto. Presente en legumbres, frutos secos, pescado, aves y plátanos

    Vitamina B7 (biotina), tiene especial importancia en la preconcepción por su papel en la regulación de la expresión génica. Presente en frutos secos y semillas, hortalizas, carne, pescado, huevo.

    ÁCIDOS GRASOS OMEGA 3

    Los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 poseen efectos positivos en la fertilidad y en el embarazo, debido a que se ha visto que tienen efectos en la prevención de la preeclampsia, el parto prematuro y la depresión postparto.

    Además, los ácidos grasos omega-3 son componentes fundamentales del cerebro y la retina del feto durante el embarazo. La acumulación de un tipo de ácido graso omega-3 (ácido docosahexaenoico, DHA) comienza en el útero y se deriva únicamente a través de la transferencia placentaria. Las concentraciones fetales de DHA están determinadas por la ingesta de DHA materna, ya que el cuerpo humano no es eficiente en la síntesis de DHA.

    Las principales fuentes dietéticas de omega-3 son el pescado azul (preferiblemente pescados pequeños debido a la contaminación con metilmercurio de los grandes peces) y las nueces.

    Se recomienda la ingesta adecuada de ácidos grasos omega-3, principalmente de cadena larga (origen marino), especialmente si se planifica la gestación (preconcepcional). Existe evidencia de beneficio de los omega 3 en: fertilidad, gestación y parto a término y lactancia.

    Una baja ingesta de omega-3 se ha relacionado con un fuerte factor de riesgo tanto para el parto prematuro como para el bajo peso al nacer.

    OTROS SUTANCIAS QUE PODRÍAN RESULTAR BENEFICIOSAS

    MIOINOSITOL

    El inositol es una molécula esencial de la familia de las vitaminas del grupo B. El mioinositol es la forma más frecuente en la naturaleza. Resulta útil en la preconcepción, ya que aumenta los receptores de FSH, lo que favorece la maduración del ovocito. Además, mejora las alteraciones hormonales y metabólicas y regula los ciclos menstruales.

    El inositol mejora la madurez folicular y por lo tanto los resultados de fertilidad.

    ÁCIDO Α-LIPOICO

    Es un potente antioxidante. Recicla las vitaminas C, E, Coenzima Q10 y aumenta la producción de glutatión reducido (GSH). La actividad antioxidante y la producción de GSH juegan un papel fundamental en la calidad de los ovocitos.

    ADEMÁS DE LA ALIMENTACIÓN, SON FUNDAMENTALES UNOS BUENOS HÁBITOS

    Se ha demostrado que el estrés oxidativo, derivado principalmente por el tabaquismo, contaminación, infecciones, disfunciones metabólicas y obesidad, empeora la fertilidad.

    Este estrés oxidativo altera la calidad del ovocito y aumenta la probabilidad de anomalías en el esperma, ya que influye en los procesos de maduración de los espermatozoides, con posibles consecuencias en su ADN.

    Po tanto, la fertilidad debe cuidarse desde el estilo de vida y la alimentación tanto de la mujer como la del hombre.

    TABAQUISMO

    La mujer fumadora tiene más probabilidades de llegar al embarazo con niveles más bajos de folatos y de vitamina B12, y niveles más altos de homocisteína, con el consiguiente aumento del riesgo de complicaciones.

    El tabaquismo se ha relacionado con el envejecimiento de la piel que, a su vez, pierde eficiencia en la síntesis de vitamina D.

    PESO ADECUADO

    El sobrepeso y la obesidad son un factor de riesgo que dobla o triplica la probabilidad de padecer algunas enfermedades crónicas como la diabetes mellitus tipo 2, enfermedades cardiovasculares, cáncer, osteoartritis, trastornos cognitivos y del estado de ánimo, apnea del sueño.

    Las consecuencias específicas de la obesidad en la mujer en edad fértil son: síndrome de ovario poliquístico (SOP), síndrome metabólico, infertilidad, complicaciones obstétricas.

    Un IMC elevado a partir de los 18 años es un predictor de infertilidad ovulatoria en mujeres con y sin SOP. El objetivo pregestacional debería ser estar en un IMC < 25 Kg/m2.

    En mujeres con obesidad, el riesgo de infertilidad ovulatoria primaria está aumentado.

    Por último, también sería beneficioso, tanto la práctica habitual de ejercicio físico como evitar, en la medida de lo posible, el estrés crónico.

    CONCLUSIONES

    - La subfertilidad tiene un origen multifactorial. Podemos mejorar los factores ambientales y/o el estilo de vida. La nutrición es un factor importante, pero continúa siendo descuidado en el consejo y manejo de las parejas estériles.

    - En los últimos años ha aumentado el interés al respecto, se han publicado múltiples trabajos y han aparecido multitud de complementos alimenticios específicos para la preconcepción y fertilidad. El uso de complementos alimenticios no es sustitutivo de una dieta variada y rica en nutrientes ni debe alterar la práctica médica habitual.

    - Los profesionales médicos, con su criterio experto, son responsables de los tratamientos y cuidados en salud que recomiendan a sus pacientes.

    - Un protocolo de intervención nutricional en el periodo preconcepcional en mujeres con previsión de embarazo resulta fundamental. Siendo necesario, personalizar, según las necesidades y características de cada mujer.

    La salud de la madre y el padre es la salud del hijo



    Andrea Higuera Gómez

    Dietista-Nutricionista del Hospital La Luz

  • Hidratación en el deporte

    Mantener un correcto estado de hidratación es fundamental no solo para la salud, también para el rendimiento durante la práctica deportiva. Debido a su gran importancia para la salud, debemos prestar atención a nuestra hidratación los 365 días del año, tanto las estaciones cálidas como en las frías. Es relevante conocer que no debemos esperar a tener sed para beber agua, ya que la sed es un estímulo que aparece cuando ya estamos ligeramente deshidratados.

    Captura de pantalla 2019-08-30 a las 13.34.5Captura de pantalla 2019-08-30 a las 13.34.5En cuanto al deporte, la hidratación influye en diversas funciones como la regulación de la temperatura corporal, retrasa y evita la aparición de fatiga y produce menor percepción del cansancio, además de evitar la aparición de calambres. Por todo ello, una correcta hidratación contribuye a la mejora del rendimiento deportivo.

    Entonces, ¿cómo se puede controlar si tengo un estado de hidratación correcto?

    Existen dos sencillos métodos para controlar si nuestro estado de hidratación es adecuado. En primer lugar, el test del color de la orina. Este test consiste en observar el color de la orina para verificar en qué nivel de hidratación te encuentras, comparándolo con la escala de colores que se muestra. Nuestro estado de hidratación será correcto si está entre los valores de 1 a 3: por encima del valor 3, debemos de ingerir líquido para recuperar los niveles adecuados de hidratación.

    El segundo método consiste en realizar un test de sudoración, en el que deberás pesarte antes y después de la práctica deportiva, también habrá que registrar la duración del ejercicio.. Con unos sencillos cálculos que se pueden ver en la siguiente tabla podremos ver si la ingesta de líquido que hemos realizado es suficiente para mantener una correcta hidratación. Se considera que es suficiente cuando el porcentaje de deshidratación es inferior al 2% del peso corporal perdido, ya que por encima de este porcentaje comienza a disminuir el rendimiento.

    Una vez explicados los métodos para controlar nuestro estado de hidratación, vamos a ver Cómo hay que hidratarse en la práctica deportiva.

    Hidratación antes de realizar ejercicio físico

    Antes de realizar ejercicio físico hay que controlar que nuestro estado de hidratación sea adecuado, esto se debe realizar dos horas antes de iniciar la práctica deportiva. Se realiza controlando el color de la orina y verificando que nuestro peso corporal sea el habitual. Si no es así, debemos seguir hidratándonos antes de comenzar el ejercicio. La ingesta de agua es suficiente para la hidratación pre-ejercicio.

    13.34.51Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto13.34.51

    Hidratación durante el ejercicio físico.

    Por lo general, debemos rehidratarnos en actividades con una duración superior a 30-45 minutos. Las recomendaciones generales son de ingesta de 0,4-0,8 L/h de líquido. Sin embargo, la mejor opción es siempre individualizar, es decir, controlar con qué ingesta de líquido podemos mantener una deshidratación inferior al 2% del peso corporal.

    Cuando la práctica deportiva tiene una duración superior a 1-2 horas, e incluso inferior si el principal objetivo es el rendimiento, podemos optar por bebidas deportivas. Esto es debido a que las bebidas deportivas están diseñadas para reponer el agua y electrolitos perdidos por sudor en el deporte. Además, nos aportar carbohidratos cuyo agotamiento es limitante del rendimiento. Sin embargo, si hacer ejercicio con objetivo de perder grasa corporal durante una hora aproximadamente, con agua es suficiente, por lo que siempre hay que individualizar las recomendaciones.

    Cuando la duración del ejercicio físico es superior a 2-3 horas y en especial con altas temperaturas, podría ser interesante el uso de cápsulas de sal, ya que en algunos casos el contenido en sodio de la bebida deportiva no es suficiente para cubrir las pérdidas

    13.34.56Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto13.34.56

    Hidratación post-ejercicio

    Tras la práctica de ejercicio, lo primero que debemos hacer es comenzar la rehidratación: hay que reponer 1,5 veces el peso perdido. Por ejemplo, si perdemos un kilo, debemos reponer 1,5 litros de agua. También podemos controlar nuestra hidratación mediante el color de la orina.

    13.35.4013.35.40

    Siempre que nos rehidratemos con agua, debemos de aportar alimentos que aporten sales minerales (además de carbohidratos y proteínas), como una pieza de fruta. Si no se ingiere ningún alimento, se puede utilizar una bebida deportiva que reponga electrolitos.

    Es fundamental evitar la ingesta de alcohol las horas posteriores al ejercicio, ya que perjudicarán (además de nuestra salud) la recuperación y rendimiento físico.






    María Martínez Ferrán

    Dietista Deportivo

    Servicio Endocrinología y Nutrición

    Hospital La Luz

Buscador de Actualidad endocrina
Sobre este blog

Sitio web de contenido científico y divulgativo con objetivo didáctico, preventivo y promotor de la salud en el ámbito de la Endocrinología. Fomentando el conocimiento sobre el diagnostico y tratamiento de las enfermedades de origen endocrino. Igualmente promoverá las pautas de alimentación saludable en población general (adulta e infantil) , específica según patología y en el ámbito deportivo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.