Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. María Luisa de Mingo. Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz

  • Nutrición tras la Navidad

    La época navideña, aunque este año haya sido "diferente" por la pandemia que nos azota, se asocia a excesos en la alimentación que es más abundante en cantidad y más rica en grasas, azúcares y alcohol.

    Turrones, mazapanes, mantecados…suelen tener alto contenido de azúcar y también en grasas saturadas.

    En muchos casos las fiestas suponen una ganancia de peso que luego cuesta mejorar.

    Podemos disfrutar de la Navidad y concedernos ciertos caprichos pero con moderación.

    ¿Cómo sé si tengo exceso de peso?

    Una forma de conocer el exceso de peso que tenemos es calculando nuestro índice de masa corporal (IMC) aunque no nos da una información completa de nuestro cuerpo pues no nos da información sobre el porcentaje de masa grasa que tenemos.

    Para calcular nuestro IMC sólo necesitamos saber nuestro peso y nuestra talla para aplicar la siguiente fórmula:

    IMC = peso (kgs) /talla² (m²)

    Podemos recurrir a la página web de la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) para calcularlo: www.seedo.es

    El resultado del IMC se interpreta según la siguiente tabla para establecer el peso normal, el sobrepeso y la obesidad:

    ¿Puedo estimar en mi casa si tengo un riesgo cardiovascular aumentado?

    La obesidad de predominio abdominal es la que se relaciona con los eventos cardiovasculares Una forma de estimar la masa grasa abdominal es medir nuestra cintura

    Unos valores de circunferencia abdominal normales son de menos de 102 cm en hombres y de menos de 88 cm en las mujeres.

    Valores por encima de los marcados suponen un exceso de masa grasa abdominal y , por tanto, un incremento en el riesgo cardiovascular.

    Consejos post-Navidad para mejorar nuestro peso y masa grasa

    Si nuestro valor de IMC y nuestra circunferencia abdominal están fuera de los objetivos marcados como saludables podemos acudir a las consultas de Endocrinología para una valoración general de nuestro estado de salud.

    El exceso de peso y grasa puede ir acompañado de trastornos metabólicos como prediabetes/diabetes, hipercolesterolemia, problemas relacionados con la tiroides…etc por eso una valoración médica cuando decidimos mejorar nuestra alimentación y nuestro peso es conveniente.

    Tras dicha valoración podemos recibir el apoyo del equipo de dietética que trabaja integrado en el Servicio de Endocrinología que nos está apoyando para las pautas personalizadas de nuestros menús.

    Las pautas que tenemos que seguir son tanto de actividad física como de alimentación equilibrada y saludable.

    Para mejorar nuestro peso los dos pilares básicos son la actividad física y la alimentación adecuadas.

    Ahora estamos más limitados para movernos pero al menos deberíamos intentar, siempre que sea posible, caminar unos 20-30 minutos diarios.

    La alimentación debe ser variada y al menos llevar a cabo estos consejos generales:

    - Procurar hacer 5 comidas al día, con media mañana y merienda

    - Intentar que tanto en comida como en cena tomemos un poco de verdura, un poco de hidrato y un poco de proteína

    - Al menos 2 raciones de verdura/hortaliza al día, una de ellas fresca

    - Consumir hidratos integrales en lugar de blancos (pan, pasta, arroces..)

    - Tomar al menos 3 piezas de fruta al día (al menos una de ellas cítrica).Mejor enteras que en zumo.

    - Un puñado de frutos secos (3 nueces o 10 almendras) 2 veces en semana

    - Consumir más pescado que carne

    - Pescado 3-4 veces a la semana (al menos una vez a la semana azul)

    - Carne roja no más de 2 veces a la semana

    - Podemos tomar legumbres de 2-4 veces a la semana

    - Podemos tomar arroz de 1-2 veces a la semana

    - Podemos tomar pasta 1-2 veces a la semana

    - Podemos tomar patata 3-4 veces por semana

    - Debemos tomar al menos 2 raciones de lácteos al día

    - Preferentemente debemos usar aceite de oliva y no abusar de él

    - Evitar fritos, reobozados, empanados y bollería industrial

    - Evitar el consumo grasas saturadas (aceite de coco o palma) o hidrogenadas

    - Evitar el consumo de alcohol y procurar tomar agua en las comidas

    La SEEDO aconseja seguir el siguiente esquema de lo que se considera un plato para una comida o cena ideal:

    Captura de pantalla 2021-01-04 a las 11.27.45Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCaptura de pantalla 2021-01-04 a las 11.27.45


    Captura de pantalla 2021-01-04 a las 11.27.47Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCaptura de pantalla 2021-01-04 a las 11.27.47


    Dra. María Luisa de Mingo

    Especialista en endocrinología y nutrición del Hospital La Luz

  • Diabetes gestacional

    diabetes_gestacionalImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextodiabetes_gestacional

    La prevalencia de la diabetes gestacional (DG) se ha incrementado en los últimos años debido en parte al incremento de la obesidad y el retraso del embarazo a edades más tardías.

    Aproximadamente la DG aparece en un 7-12% de los embarazos

    ¿Cuáles son los factores de riesgo de una mujer para desarrollar DG?

    - Tener antecedentes familiares de diabetes

    - Edad materna avanzada

    - Sobrepeso/obesidad

    - Hijo previo con alto peso al nacer (macrosomía)

    - Haber tenido DG en un embarazo previo

    ¿Cómo se diagnostica la DG?

    Test de O´Sullivan (sobrecarga oral de glucosa con 50 gramos)

    Primero se realiza el test de O´Sullivan que consiste en medir la glucemia 1 hora después de ingerir 50 gramos de glucosa. Un resultado de glucemia normal es el inferior a 140 mg/dl.

    Este test se debe realizar entre las semanas 24 y 28 de embarazo salvo en el caso de mujeres con alto riesgo de tener DG en cuyo caso se realizará en el primer trimestre (repitiéndola en el segundo trimestre si el resultado en primer trimestre saliese normal).


    Sobrecarga oral con 100 gramos de glucosa

    Si el test de O´Sullivan está alterado se debe realizar otra prueba para confirmar la diabetes, la sobrecarga de glucosa esta vez con 100 gramos y determinando la glucemia a la hora, 2 horas y 3 horas desde su ingesta diagnosticando la DG si 2 de 3 valores están alterados.

    Si sólo hay un valor alterado se puede repetir en unas semanas.

    ¿Qué sucede si tengo muchas náuseas y no puedo hacerme la sobrecarga con 100 gramos?

    No se realizará la sobrecarga y se manejará a la paciente como si tuviese diabetes gestacional con alimentación adecuada y autocontroles de glucemia capilar.

    ¿Cómo se trata la diabetes gestacional?

    La mayoría de las DG se controlan con dieta adecuada y actividad física.

    El objetivo del manejo de la DG es controlar la glucemia, asegurar una ingesta de hidratos adecuada para prevenir la cetosis y controlar la ganancia de peso de la embarazada.

    Alimentación:

    Debe ser normocalórica salvo en las mujeres con obesidad importante.

    Debe ser equilibrada con un reparto de un 15-20% de proteínas, un 30-40% de grasas y un 40-50% de hidratos de carbono.

    Los hidratos de carbono se distribuirán a lo largo del día en 5-6 tomas.

    Actividad física:

    Se aconseja caminar al menos 30 minutos al día a paso rápido si es posible y si por complicaciones no se pudiese salir a caminar al menos se debe intentar hacer ejercicios en sedestación 10 minutos después del desayuno, comida y cena.

    Autocontroles de glucemia capilar:

    Con un glucómetro nos mediremos la glucosa antes y 1 hora después de las comidas principales. Podemos realizar al menos 3-4 controles diarios incluyendo siempre el control de antes del desayuno (basal).

    ¿Cuáles son los objetivos de glucemia que indican un buen control de mi diabetes gestacional?

    La glucemia antes de las comidas debe ser inferior a 95 mg/dl

    La glucemia 1 hora después de las comidas debe ser inferior a 140 mg/dl

    ¿Cuándo necesitaría tratarme con insulina?

    En el caso en el que a pesar de realizar un abordaje con dieta y ejercicio presentásemos al menos 2 controles de glucemia fuera de objetivos durante dos semanas sin justificación por transgresión del tratamiento dietético.

    ¿Y tras el parto seguiré siendo diabética?

    La mayor parte de las mujeres vuelven a un estado de normalidad tras el parto aunque tendrán más riesgo de diabetes gestacional en el siguiente embarazo y más riesgo de desarrollar diabetes a largo plazo.

    Por ello, se aconseja realizar una sobrecarga oral de glucosa con 75 gramos a las 6-12 semanas del parto o una vez finalizada la lactancia para identificar a las mujeres que quedan con metabolismo de glucosa normal o alterado.

    Dra. María Luisa de Mingo

    Especialista en endocrinología y nutrición del Hospital La Luz



  • Deporte y Diabetes

    Deporte y diabetesImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoDeporte y diabetesRecientemente el Grupo de Trabajo de Diabetes Mellitus de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) ha actualizado las recomendaciones clínicas para la práctica del deporte en personas diabéticas (Guía Record).

    Vamos a dar unas pinceladas importantes.

    Efectos del ejercicio en el control glucémico

    El ejercicio aumenta la captación de la glucosa por parte del músculo mejorando la sensibilidad a la insulina (SI).

    En diabéticos tipo 2:

    - El ejercicio aeróbico y el de resistencia mejoran de forma aguda la SI un 20% desapareciendo el efecto a las 48-72h.

    - El ejercicio aeróbico y el de resistencia si se hacen de forma regular mejoran la SI un 40% y puede mejorar la HBA1C en un 0.4-0.5%.

    - Si se combinan ambos ejercicios, aeróbico y de resistencia, la SI aumenta un 70% y puede reducir la HBA1C en un 0.9%.

    - La mejoría de la SI y el descenso de la HBA1C serán mayores a mayor intensidad del ejercicio.

    En diabéticos tipo 1:

    - No existe evidencia suficiente que el ejercicio regular mejore consistentemente la HBA1C pero el ejercicio debe recomendarse.

    - Deben tener un buen control médico para evitar hipoglucemias e hiperglucemias relacionadas con el ejercicio

    Valoración médica del diabético antes de practicar deporte

    DeporteDeporteLas Sociedades Científicas aconsejan realizar un chequeo médico previo a la práctica del deporte en diabéticos que desean realizar un deporte de intensidad exigente o a aquellos que se consideran diabéticos de riesgo. En estos pacientes deberán tener un control de HBA1C cada 3-4 meses.

    Este chequeo tiene por objetivo identificar enfermedades o complicaciones que puedan aparecer o agravarse con la práctica del ejercicio, programar el ejercicio a realizar y prevenir lesiones musculo-esqueléticas.

    ¿Qué diabético son considerados "de riesgo" y deben hacer un chequeo médico antes de iniciar su programa de actividad física?

    - Edad mayor de 35 años

    - Edad mayor de 25 años y DM2 de más de 10 años de evolución

    - Edad mayor de 25 años y DM1 de más de 15 años de evolución

    - Presencia de factores de riesgo cardiovascular

    - Si se padece complicaciones microvasculares: retinopatía o nefropatía diabéticas

    - Si existe enfermedad vascular periférica

    - Si existe neuropatía autonómica

    ¿En qué consiste el chequeo médico que deben realizarse?

    - Historia clínica

    - Exploración física (fondo de ojo, examen de los pies, detección de neuropatías)

    - Electrocardiograma en reposo

    - Prueba de esfuerzo en pacientes de alto riesgo cardiovascular

    - Espirometría

    En la siguiente tabla se exponen consejos para la práctica deportiva en función de las complicaciones metadiabéticas que se sufran y que pueden leerse con detenimiento en documento de la SEEN:

    SEENImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoSEEN

    ¿Qué alimentación debe seguir el deportista diabético?

    Acudir a las consultas de Endocrinología y de Dietética Deportiva es otro de los pilares del paciente diabético deportista para establecer las pautas de alimentación/suplementación pre, peri y postejercicio o en periodos de entrenamiento así como para el ajuste del tratamiento si se precisa.

    Como consejos generales podemos apuntar:

    - Se aconseja un reparto de nutrientes del 45-65% de hidratos, un 20-35% de grasas y un 10-35% de proteínas.

    - Antes de practicar el ejercicio se debe chequear la glucemia capilar y si ésta es inferior a 100 mg/dl se debe tomar un suplemento de hidratos si se está en tto con insulina o con secretagogos.

    - Durante la actividad física debe haber una hidratación adecuada. En ejercicios de menos de 1 hora de duración se realizará mediante la ingesta de agua y aquello con duraciones superiores con líquidos que aporten de 30-60 gramos de hidratos.

    - Tras el ejercicio deben reponerse los hidratos con preferencia por aquellos con bajo índice glucémico.


  • Síndrome de Cushing

    Síndrome de CushingImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoSíndrome de Cushing

    El síndrome de Cushing es una enfermedad que consiste en el incremento de producción de cortisol por parte de la corteza de las glándulas suprarrenales.

    Existen múltiples causas siendo las más frecuentes los adenomas suprarrenales (producción de cortisol autónoma de la adrenal), los adenomas hipofisarios (tumores hipofisarios que producen ACTH o corticotropina que estimulará a la adrenal) y el tratamiento crónico con corticoides.

    Cuando el origen se encuentra en un tumor hipofisario hablamos de "Enfermedad" de Cushing cuyo día Mundial se celebra el 8 de Abril.

    ¿Qué síntomas sugieren que puede existir un síndrome de Cushing?

    - Aumento de peso

    - Cansancio

    - Ánimo deprimido

    - Insomnio

    - Irritabilidad

    - Pérdida de concentración

    - Debilidad muscular

    ¿Qué signos hacen sospechar un síndrome de Cushing?

    - Estrías cutáneas rojizas de más de 1 cm

    - Fragilidad capilar

    - Piel fina

    - Cara de luna llena

    - Acné

    - Incremento de vello

    - Giba dorsal

    ¿Puedo tener el cortisol elevado sin tener enfermedad de Cushing?

    Sí, hay situaciones que generan hipercortisolismo sin que exista Cushing como son:

    - Estrés físico

    - Anorexia nerviosa

    - Malnutrición

    - Ejercicio físico intenso crónico

    ¿Cómo podemos diagnosticarlo?

    A través de la determinación de analíticas de sangre y de orina. Generalmente se necesita más de una prueba para llegar al diagnóstico.

    Podemos medir los niveles de cortisol en plasma, orina y saliva como los valores de ACTH plasmática.

    Para la localización se solicitarán en función de la sospecha de la causa TAC abdominal o resonancia magnética hipofisaria.

    Una vez localizados los adenomas en hipófisis o en suprarrenal el tratamiento en la mayoría de pacientes suele ser quirúrgico.

    El síndrome de Cushing como manifestación de un proceso tumoral

    Es importante consultar ante la sospecha de que se presentan los síntomas o signos de la enfermedad porque aunque sea una causa menos frecuente, en un pequeño porcentaje el síndrome de Cushing se debe a una secreción hormonal (de ACTH o de CRH -hormona liberadora de corticotrpina) desde células tumorales como los carcinomas microcíticos de pulmón, carcinomas bronquiales, tumores neuroendocrinos pancreáticos, carcinomas medulares de tiroides, tumores prostáticos o carcinoides tímicos

    Dra. María Luisa de Mingo

    Especialista en endocrinología y nutrición del Hospital La Luz

  • Alimentación y embarazo

    Alimentación y embarazoAlimentación y embarazo

    Nuestra alimentación es importante tanto antes como durante el embarazo por lo que seguir una dieta mediterránea que es considerada como modelo de equilibrio nutricional es algo básico para la mujer que desea buscar un embarazo o que ya lo ha conseguido.

    Empecemos por tirar por tierra el mito que dice que en el embarazo "hay que comer por dos". Esto no es así, lo que sí se puede decir es que "hay que dar el doble de importancia a la alimentación en este periodo".

    Durante el primer trimestre de embarazo no es necesario aumentar las calorías que comemos sino hacer nuestras 5-6 tomas diarias para hacer las reservas de nutrientes necesarias.

    A partir del segundo trimestre es cuando se aconseja aumentar la ingesta en unas 300-500 kcal principalmente a costa de hidratos de carbono de absorción lenta (legumbres, patata, arroz, pasta..) y dicho aumento calórico se debe mantener en el tercer trimestre asegurando también la ingesta de alimentos de alto contenido proteico.

    ¿Cuánto peso debo ganar durante el embarazo?

    El aumento de peso es necesario para sustentar el crecimiento del bebé pero dicha ganancia ponderal debe ser adecuada y controlada.

    Para una mujer que comienza el embarazo en normopeso la ganancia de peso adecuada durante los 9 meses de gestación debe estar entre los 9-12 kilos.

    En el primer trimestre se suele ganar poco peso, de 1-3 kilos. Incluso algunas mujeres bajan peso por las nauseas y vómitos que sufren.

    Es en el segundo y tercer trimestre cuando se suele ganar la mayor parte del peso del embarazo.

    Podemos resumir la ganancia de peso adecuada durante todo el embarazo según el índice de masa corporal (IMC) previo a la gestación en el siguiente cuadro:

    IMC pregestación

    (kg/m²)

    Ganancia de peso media recomendada (kgs)

    Bajo < 20

    12,5-18

    Normal 20-25

    9-12

    Sobrepeso > 25-30

    7-11,5

    Obesidad >30

    4-7

    ¿Qué consejos básicos de alimentación durante el embarazo debo tener en cuenta?


    Podemos resumirlo en llevar a cabo una dieta mediterránea con un mínimo de 5 tomas al día para evitar largos periodos de ayunas y dando especial importancia a los hidratos de carbono de absorción lenta y en concreto a las legumbres.

    Las legumbres son un alimento muy completo en el embarazo pues a parte de ser fuente de hidratos de carbono de absorción lenta (sacian y previenen la diabetes gestacional), son fuente de fibra (previene el estreñimiento), son fuente de proteína vegetal y de vitaminas de grupo B, fólico.

    Recomendaciones generales de alimentación para embarazadas:

    - Se debe tomar al menos un alimento integral al día

    - Pan, cereales y derivados 3-4 veces al día

    - Pasta 1-2 veces a la semana

    - Arroz 1-2 veces por semana

    - Patata 1-2 veces por semana

    - Legumbres 2-4 veces por semana

    - En comidas y en cenas siempre debemos incluir un hidrato, una proteína y una verdura/hortaliza

    - Lava muy bien las verduras y frutas y tómalas peladas

    - Fruta 3 piezas al día, no más de una pieza por comida

    - 2 o más lácteos al día (al menos un yogur al día por su contenido en probióticos)

    - no tomar lácteos no pasteurizados

    - Pescado blanco 3-4 veces por semana

    - Pescado azul 2-3 veces por semana

    - Evita comer pescado crudo y pescados ahumados

    - Evita comer pescados con alto contenido en mercurio o plomo (emperador, caballa..etc)

    - Aves 3-4 veces a la semana

    - Carne roja 2-3 veces a la semana

    - Cerdo o cordero 1 vez a la semana

    - Evita comer carne cruda o embutidos

    - Huevos 2-4 a la semana

    - Frutos secos 2-4 puñados a la semana

    - Aceite de oliva 3-5 cucharadas soperas al día

    - Evitar grasas como mantequilla, margarina, mahonesa o nata, como mucho, 1 vez por semana

    - Evitar dulces y bollería industrial

    Siempre que tengas dudas pide consejo a tus médicos para adaptar estas medidas genéricas a tu situación.

    Dra. María Luisa de Mingo

    Especialista en endocrinología y nutrición del Hospital La Luz

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Actualidad endocrina
Sobre este blog

Sitio web de contenido científico y divulgativo con objetivo didáctico, preventivo y promotor de la salud en el ámbito de la Endocrinología. Fomentando el conocimiento sobre el diagnostico y tratamiento de las enfermedades de origen endocrino. Igualmente promoverá las pautas de alimentación saludable en población general (adulta e infantil) , específica según patología y en el ámbito deportivo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.