Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. María Luisa de Mingo. Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz

Ejercicio físico y diabetes

Captura de pantalla 2020-06-01 a las 12.18.46Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCaptura de pantalla 2020-06-01 a las 12.18.46

La práctica de ejercicio físico consume energía y requiere, por tanto, el aporte de oxígeno y nutrientes a los tejidos. Constituye un pilar básico en el tratamiento de la diabetes, por ello, debe ser regular, progresivo y adecuado a las características de cada persona.

Los pacientes con diabetes que estén en tratamiento con insulina, se deben monitorizar las glucemias antes, durante y después del ejercicio. Es muy recomendable planificar un programa de ejercicio físico adaptado y que sea de fácil ejecución (3-5 veces por semana).

¿En qué casos tenemos que tener precaución a la hora de realizar ejercicio físico?

  • Infecciones virales o resfriados.
  • Dolores torácicos.
  • Asma inducida por el esfuerzo.
  • Actividad física prolongada a la que no se está acostumbrado.
  • Problemas cardiacos.
  • Enfermedad infecciosa crónica (hepatitis, sida, etc.).
  • Afección neuromuscular, musculo-esquelética o reumatoidea que se exacerbe con el ejercicio.
  • Gestación avanzada o complicada.

Será el propio médico el que se encargue de prescribir el ejercicio físico (tipo, duración, frecuencia e intensidad) en función de los antecedentes médicos, forma física y estado de salud del paciente, así como en función del grado de control glucémico.

¿Cuáles son los síntomas de alarma durante la práctica del ejercicio físico?

  • Acortamiento de la respiración durante el ejercicio.
  • Náuseas o vómitos.
  • Dolor en el tórax, brazo, cuello, mandíbula.
  • Desfallecimientos o desmayos.
  • Debilidad o movimientos descoordinados.
  • Cambios inexplicables en la tolerancia al ejercicio.

En estos casos, debe interrumpir inmediatamente el ejercicio, y, según su posible resolución, solicitar atención médica con mayor o menor urgencia.

Ejercicio aeróbico y anaeróbico

En ausencia de contraindicaciones, se recomienda realizar ejercicios de resistencia, por lo menos dos veces por semana y realizar al menos 150 minutos a la semana de actividad física aérobica de intensidad moderada, repartida en 3 días a la semana.

Los programas de ejercicios de intensidad aeróbicos y anaeróbicos son eficaces en la mejora del control glucémico y producen un mayor incremento en la sensibilidad a la insulina y un mejor aprovechamiento de las grasas.

Consejos generales antes de realizar ejercicio físico

Es recomendable siempre practicar ejercicio en grupo y alguno de los integrantes debe conocer posibles eventualidades y sus soluciones. Así mismo es importante:

  • Inspeccionar los pies y calzado antes y después del ejercicio.
  • Administrar la insulina en un lugar diferente al que se va a ejercitar.
  • Evitar que coincida la práctica del ejercicio con el periodo de máxima acción de la insulina.
  • Comenzar el ejercicio lentamente y aumentarlo de forma gradual.
  • Disponer de equipo adecuado: calzado cómodo, calcetines de lana o algodón, ropa holgada, suplementos de agua e hidratos de carbono.
  • No establecer objetivos demasiado ambiciosos y poco reales.

Captura de pantalla 2020-06-01 a las 12.23.10Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCaptura de pantalla 2020-06-01 a las 12.23.10

Ajustes del tratamiento para prevenir la hipoglucemia durante el ejercicio

Los pacientes en tratamiento con insulina basal (lenta) deberán ajustarse la insulina si el ejercicio va a ser de larga duración, y aquellos que estén en tratamiento con múltiples dosis de insulina (insulina rápida y lenta) deberán además, ajustar la insulina rápida (bolus) si se va a realizar ejercicio después de las comidas.

Los pacientes que estén en tratamiento con fármacos orales que pertenezcan al grupo de las sulfonilureas o glinidas, deberán comunicárselo a su médico antes de realizar ejercicio, para que éste les indique cómo reducir la dosis del fármaco en esas situaciones.

Estas son unas recomendaciones generales de reducción de dosis de insulina según la intensidad y duración del ejercicio físico:

Captura de pantalla 2020-06-01 a las 12.23.14Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCaptura de pantalla 2020-06-01 a las 12.23.14

Suplementación con hidratos de carbono (según intensidad y duración del ejercicio)

En pacientes diabéticos tratados con insulina o estimulantes de la secreción de insulina, existe riesgo de hipoglucemia, por lo que será necesario suplementar con carbohidratos previo al ejercicio.

En el caso de ejercicios de intensidad baja, por cada hora de ejercicio será necesario 0,2-0,3g de hidratos de carbono por kg de peso corporal. Si el ejercicio es de intensidad media 0,4g hidratos de carbono por kg de peso corporal y si es de intensidad alta 0,7g hidratos de carbono por kg de peso corporal.

Por ejemplo, un deportista de 50 kg de peso corporal necesitará 0,4g x 50kg = 20g de hidratos de carbono por cada hora de ejercicio a intensidad media.

Dra. Beatriz Torres

Especialista en Endocrinología y Nutrición

Hospital La Luz

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Actualidad endocrina
Sobre este blog

Sitio web de contenido científico y divulgativo con objetivo didáctico, preventivo y promotor de la salud en el ámbito de la Endocrinología. Fomentando el conocimiento sobre el diagnostico y tratamiento de las enfermedades de origen endocrino. Igualmente promoverá las pautas de alimentación saludable en población general (adulta e infantil) , específica según patología y en el ámbito deportivo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.