Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Pilar Cots Marfil. Alergología. Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo

  • ¿Por qué hay gente que se hace alérgica y por qué no todos lo somos?

    En estos últimos años he observado una gran curiosidad por parte de los pacientes, a las preguntas lógicas sobre su alergia en particular, se han ido añadiendo otras más generales como: ¿por qué hay tantas alergias ahora?, ¿por qué me he hecho alérgico si antes no lo era?, ¿si tengo hijos serán alérgicos?...por qué hay gente alérgica y gente que nopor qué hay gente alérgica y gente que no

    La verdad es que poder dar una respuesta de forma clara y sencilla es complicado hasta para nosotros, los especialistas en la materia. Actualmente todo son hipótesis en estudio y aún tendrán que pasar años para que se vea un poco más de luz al respecto. A pesar de eso voy a intentar explicarlo de la misma forma que lo hago con los pacientes en mi consulta.

    Todas las personas, desde que nacemos hasta que nos morimos, estamos expuestos al medio ambiente que nos ha tocado vivir, y de nuestra capacidad de respuesta inmunológica dependerá nuestra salud y también las enfermedades que padezcamos. El sistema inmunológico es el que vigila que todo funcione bien en nuestro organismo, como las fuerzas de seguridad, nuestro ejército-policía, el que controla nuestra aduana, permitiendo el paso de las sustancias beneficiosas y evitando la de agentes nocivos que nos perjudican como los virus y las bacterias.

    En la alergia ocurre una "reacción equivocada" frente a "cosas", alérgenos, con las que estamos en contacto de forma habitual (polvo, plantas, animales, alimentos, fármacos, etc) y que no tendrían por qué alterar nuestro sistema inmunológico, se producen así reacciones inflamatorias que originan los síntomas típicos de la alergia. Estos síntomas van a depender de cuál haya sido la sustancia responsable, por ejemplo: rinitis y conjuntivitis por polen de olivo (se inflaman la nariz y los ojos), asma por ácaros del polvo (se inflaman los bronquios) o urticaria por comer melocotón (se inflama la piel).

    Pero… ¿por qué se produce esta equivocación? Realmente no existe una causa única, probablemente sea debido a una combinación entre factores genéticos y ambientales que, además, han de ocurrir en un momento determinado de la vida de esa persona. ¡Muy complicado!

    Así tenemos por un lado los factores genéticos, con los que nacemos heredados de nuestros padres. No existe un solo gen implicado, sino varios, esto hace que los hijos de padres alérgicos tengan más probabilidad de tener alergia, pero no todos tienen porqué llegar a desarrollarla, algunos serán alérgicos y otros no. Esa tendencia hereditaria que tienen algunas familias de padecer alergia es lo que conocemos como atopia.

    Además tenemos que tener en cuenta los factores ambientales como la exposición a infecciones, la higiene, el contacto con animales, el uso de vacunas, antibióticos, la contaminación, el tabaco, la alimentación,…

    El estilo de vida occidental y sus adelantos nos lleva a controlar muchas de las enfermedades infecciosas existentes originando un descenso de dichas infecciones en los primeros años de vida. Nuestro sistema inmunológico (el ejército) se aburre al no tener enfermedades contra las que luchar, no se activa de forma adecuada y empieza la batalla frente a elementos habituales de nuestra vida contra los que no tendría que defendernos (alimentos, animales, plantas,…) originando las enfermedades alérgicas. Esta es la "teoría de la higiene", muy aceptada hasta hace pocos años, pero que ahora comienza a ponerse en entredicho también.

    Como veis, aún no hay respuestas definitivas a estas preguntas.

    Lo realmente cierto es que lo que heredamos y el medio en el que vivimos nos moldean y dibujan nuestra existencia…desde que nacemos…hasta que nos morimos…

  • Aeroalergenos: la vida suspendida en el aire

    Recuerdo cuando era niña observar con interés como a través del sol que se filtraba por una rendija de la ventana aparecían de repente miles de partículas minúsculas flotando dentro del aire. Parecía algo mágico, como un baile de los habitantes de la luz.aeroalergenosaeroalergenos Esos habitantes minúsculos, la mayoría de ellos invisibles a nuestros ojos, forman parte también de la vida, de la naturaleza. Además de partículas de contaminación, bacterias y virus, también encontramos en esa danza a los llamados aeroalérgenos, es decir, partículas capaces de producir alergia cuando las respiramos, entre ellos los más importantes son los ácaros del polvo, los epitelios de animales de compañía, los pólenes de las plantas y las esporas de los hongos.

    La reacción alérgica va a originar diferentes síntomas y enfermedades según afecte a una determinada parte de nuestro organismo, o a varias a la vez.

    1. Rinitis cuando existe afectación de la zona nasal: en este caso es muy típica la presencia de estornudos en salvas (muchos y muy seguidos), mucosidad transparente muy líquida (agüilla) y picor intenso que se extiende desde la nariz hasta los oídos y el cielo de la boca.

    2. Conjuntivitis cuando la alergia afecta a nuestros ojos: aparece también picor intenso ocular con lagrimeo y enrojecimiento. Suele asociarse a la rinitis.

    3. Asma bronquial extrínseca o alérgica: en este caso la inflamación afecta a los bronquios produciendo síntomas más importantes como dificultad para respirar, tos seca continua y ruidos como silbidos por la dificultad del paso del aire.

    Todas estas enfermedades alérgicas se complican y se agravan en las grandes ciudades por culpa de la contaminación, ya que las partículas contaminantes confieren una mayor agresividad a los pólenes y a las esporas de los hongos, produciendo mucho más daño en nuestro organismo.

    En los últimos años los especialistas de alergia hemos observado también un aumento en los casos de personas polisensibilizadas, es decir, que presentan alergia a varias cosas a la vez (pólenes de diferentes plantas, ácaros y hongos), lo que les produce un agravamiento de sus síntomas y una mayor duración de los mismos, pudiendo estar mal casi todo el año.

    En Alergia lo más importante es poder prevenir para controlar la enfermedad y que no derive en procesos más graves. Para ello es fundamental realizar de forma precoz el estudio y el diagnóstico adecuado por un especialista en Alergología. Las pruebas de alergia se pueden efectuar a cualquier edad de la vida, son muy sencillas, no producen nada de dolor y en unos 20 minutos tienen el resultado. A partir de ahí su médico le explicará cómo puede prevenirla, evitarla y tratarla de la forma más adecuada para usted.

    Generalmente el tratamiento va a consistir en la administración de medicación sintomática, es decir, encaminada a aliviar esos síntomas tan molestos de la alergia (picor, mucosidad, tos, estornudos, ahogo, lagrimeo) mediante fármacos antihistamínicos, inhaladores para la nariz y/o el pulmón, colirios para los ojos, etc. Pero lo fundamental es poder realizar un tratamiento específico que ayude a curar o por lo menos, rebajar el nivel de alergia. Dicho tratamiento es lo que conocemos como vacunas de alergia o inmunoterapia. Su administración consigue evitar que los síntomas de alergia progresen hacia un asma de difícil control y lo más importante, es capaz de modificar la respuesta del sistema inmunológico de la persona afectada de forma que disminuya o anule la sensibilización a los diferentes aeroalérgenos con los que convive día a día.

  • Consejos importantes para alérgicos al polen

    Si tenemos alergia a un polen, o a varios, y estamos en la época en que salir a la calle significa no parar de estornudar, ni de rascarnos los ojos, de llorar o de toser, es fundamental realizar una serie de medidas para poder hacer nuestra vida diaria sin "morir en el intento".alergia al polenalergia al polen

    1. Lo más importante es conocer los pólenes a los que tenemos alergia. Se puede tener alergia a un solo polen o a varios a la vez (diferentes plantas), será el Alergólogo el que nos hará el estudio y nos lo confirmará. Cada planta libera el polen en determinadas épocas del año, si conocemos la planta a la que tenemos alergia, podemos saber cuándo libera el polen y por tanto, en qué época tenemos que ir con especial cuidado. Disponemos de páginas webs (www.polenes.comEste enlace se abrirá en una ventana nueva, www.seaic.orgEste enlace se abrirá en una ventana nueva) y aplicaciones para móviles (Alertapolen, Polencontrol) donde ofrecen información actualizada y detallada. Aquí tenéis las épocas de polinización más comunes:

    • Invierno: arizónicas, tuyas y cipreses.
    • Marzo-abril: platanero de sombra.
    • Mayo-junio: gramíneas y olivo.
    • Otoño y primavera: parietaria.
    • Otoño: artemisa.

    2. Utilizar mascarillas o filtros nasales para evitar respirar los granos de polen. Así mismo, utilizar gafas de sol para limitar el contacto directo del polen con los ojos. Las personas que utilicen lentillas deben dejar de usarlas durante esos días ya que el polen se acumula alrededor de ellas y puede llegar a producir daño ocular importante. Se aconseja utilizar lágrimas artificiales que contengan ácido hialurónico para limpiar e hidratar muy bien el ojo sensible.

    3. Extremar la higiene de manos y cara, limpiando con agua fresca la nariz y los ojos frecuentemente. Al llegar a casa de la calle, desprendernos de toda la ropa, echarla a lavar y darnos una ducha para eliminar los restos de pólenes.

    4. Seguir la medicación y las pautas prescritas por el médico. No olvidar que existen fármacos antihistamínicos que pueden provocar somnolencia, por lo que debe tenerse en cuenta a la hora de conducir o de realizar actividades que requieran concentración.

    5. Evitar el contacto directo con las plantas productoras del polen al que se es alérgico. En personas muy sensibles pueden producir eccemas y habones en la piel.

    6. Viajar en coche con las ventanillas cerradas. Evitar los desplazamientos en moto o en bicicleta.

    7. Utilizar filtros anti polen en el aire acondicionado del coche, y revisarlos antes de la época de polinización.

    8. En el domicilio limpiar con el polvo con bayeta húmeda, utilizar aspirador, ventilar la casa durante poco tiempo (unos 5 minutos es suficiente) y mejor al mediodía que es cuando la concentración de polen es menor. La concentración mayor ocurre por la noche.

    9. Vigilar especialmente los días de tormenta de alto contenido eléctrico y los días de viento, ya que las concentraciones de pólenes aumentan mucho.

    10. No colgar ni tender ropa en el exterior ya que el polen se puede quedar pegado en la tela.

    11. Lavar y/o pelar muy bien la fruta y verdura antes de comerla. El polen se encuentra con frecuencia adherido a la piel. Los productos obtenidos de las abejas (miel, propoleo) también pueden contener polen en su interior.


    Además de intentar cumplir bien todos estos consejos, lo ideal es poder realizar un tratamiento adecuado de la causa mediante vacunas específicas que eviten el progreso de la enfermedad alérgica: es decir, que lo que era sólo una rinitis se convierta en asma, y lo que era una alergia a un solo polen, se convierta en una alergia a varios de ellos originando un empeoramiento importante en la calidad de vida de la persona afectada.

  • Vacaciones con alergia a alimentos

    Ya sea al Caribe, al Mar del Norte o a la casa del pueblo que está a 50 km, las vacaciones suponen una aventura y una ruptura con nuestra rutina diaria. También puede ocurrir a veces que sea la familia la que aproveche las fiestas para venir a visitarnos; los abuelos, tíos, primos, se unen a nuestro día a día y originan una serie de "alteraciones" en la convivencia de nuestro hogar.

    Si esto supone una situación diferente para cualquier persona, en el caso del alérgico todavía más. Toda su estructura se tambalea y la vigilancia se afloja, sin embargo el peligro permanece siempre porque no podemos olvidar que la alergia no hace vacaciones.

    De todos los tipos diferentes de alergia, es la de los alimentos la que nos produce más estrés cuando salimos fuera de casa. Al cambiar la rutina es cuando se produce el miedo a una equivocación.

    Organizar un viaje teniendo en cuenta los cuidados para prevenir una reacción alérgica a alimentos puede ser una tarea difícil y preocupante, pero no es imposible. En esta entrada del blog os quiero transmitir tranquilidad, siguiendo una serie de consejos básicos todos los alérgicos a alimentos podréis disfrutar del verano sin sobresaltos.

    Allergy TranslationAllergy Translation

    Existen diversos factores a tener en cuenta para hacer un viaje si tienes alergia a alimentos:

    1. El conocimiento sobre tu enfermedad te da seguridad:

    • Antes de embarcarte en una aventura debes conocer muy bien el tipo de alergia que tienes, los alimentos responsables de la misma, su manejo, cómo prevenirla y sobre todo como tratarla en caso de reacción.
    • Estos conocimientos son transmitidos por tu médico alergólogo. Pregúntale siempre todas las dudas que te puedan surgir antes de marchar.

    2. La elección del destino: al irte de vacaciones saldrás de tu "zona de confort" y es importante que tengas en cuenta varios factores a la hora de decidir tu lugar de vacaciones:

    • En caso de que se hable otro idioma, el dominio que tengas del mismo, o al menos del inglés.
    • La gastronomía y las tradiciones de la zona de destino.
    • El tipo de viaje: no es lo mismo un viaje de estudios o campamento con profesores y amigos, que un viaje en familia o en solitario.
    • Si no organizas tú directamente el viaje asegúrate que la persona (amigo, profesor, familiar) que lo organiza conoce los requerimientos de la alergia a alimentos y tus necesidades de prevención.

    3. La medicación:

    • Viaja siempre con un informe médico actualizado donde conste tu alergia y la necesidad de llevar tratamiento (especialmente adrenalina autoinyectable). Deberás mostrarlo en los controles de seguridad.
    • Un botiquín de viaje resistente y ligero que situarás en los lugares más frescos y secos posibles. Debes tenerlo siempre a mano para poder acceder a ellos de forma rápida y fácil. NUNCA deben ir en la maleta. Siempre fuera del alcance de los niños.
    • También es aconsejable llevar un juego de medicamentos extra en el equipaje de mano de otra persona que viaje en el grupo, para prevenir una posible pérdida del propio.
    • Todos los medicamentos deben estar etiquetados, acompañados de sus recetas médicas, en sus envases originales, con sus prospectos y sabiendo la fecha de caducidad exacta. Toda esta información será muy útil para el personal médico del país de destino.
    • Es recomendable saber los nombres genéricos de los medicamentos, es decir, los nombres de las sustancias químicas o principios activos que contienen, por si hay que comprarlos en otro país, ya que es posible que se vendan con nombres o marcas comerciales diferentes.
    • Si la persona es adulta debe enseñar a su compañero/o a un familiar a poner la adrenalina. Si es un niño, todos los familiares que lo rodean deberían saber ponérsela.
    • Si viajas en avión, barco o tren, lleva encima siempre el informe médico exponiendo la necesidad de llevar el autoinyector de adrenalina en el equipaje de mano, así como tu tipo de alergia y el tratamiento en caso de emergencia.
    • Infórmate sobre la asistencia sanitaria que hay en el lugar de destino. Tienes que conocer dónde acudir y a qué teléfono llamar en el caso de una emergencia médica. Muchos hoteles suelen ofrecer información sobre ello.
    • Es recomendable siempre llevar el informe médico traducido al idioma del país de destino o al inglés. Es importante que la persona con alergia lleve un brazalete o medalla de alerta médica, así como una tarjeta de alerta médica en inglés o en el idioma del país a visitar.

    Al final de este artículo encontrareis varias direcciones de internet disponibles para poder realizar dicha traducción y haceros tarjetas de viaje personalizadas con vuestras alergias en diferentes idiomas.

    4. La comida y las compras durante el viaje:

    • Lleva en el equipaje comida apta al menos para un día por si tienes dificultades para adquirir productos seguros en el país al que viajarás.
    • Si vas en avión, barco o tren, pide a la compañía información sobre como tratan la alergia a alimentos. Si sirven comida informa previamente sobre tus necesidades.
    • Debes disponer de un vocabulario básico para leer las etiquetas si tienes que comprar en cualquier supermercado, y también para comer fuera. Ten preparadas unas cuantas frases básicas que te permitan informar o advertir de tus necesidades y explicarlas mejor.
    • Desde el 13/12/2014 los establecimientos de restauración colectiva de la Unión europea deben ofrecerte información alimentaria sobre sus productos. Especialmente deben informarte sobre los alérgenos de declaración obligatoria relacionados en el Anexo del reglamento sobre Información alimentaria al Consumidor UE1169/2011. En el siguiente enlace disponéis de información al respecto: http://www.aepnaa.org/podemos-ayudar/normativa-etiquetado-e-informacion-al-consumidor-25Este enlace se abrirá en una ventana nueva
    • Recuerda que la legislación donde se obliga a la información sobre alérgenos alimentarios en establecimientos y en el etiquetado, sólo es vigente en la Unión europea. Si viajes a otros países fuera de la UE debes tener en cuenta su legislación sobre etiquetado.
    • Prepara varias copias de documentos o tarjetas donde se explique la alergia que sufres y los alimentos que debes evitar en la lengua del país o en inglés. Asegúrate que tu interlocutor ha comprendido lo que intentas explicarle. Las tarjetas plastificadas son un formato ideal.
    • Habla con el responsable del establecimiento y aclara que la alergia no es una "preferencia" ni una "aversión" a un alimento. La prevención es una necesidad ya que tu vida está en juego.
    • Si dudas sobre la atención que recibirás ofrece la posibilidad de aportar tu propia comida o pide lo más básico en condiciones de seguridad.
    • Ante la más mínima duda el sentido común nos ayuda y siempre funciona la siguiente recomendación: NO COMAS, NO MANIPULES NI COMPRES NADA DE LO QUE NO ESTÉS ABSOLUTAMENTE SEGURO.

    SI TENÉIS ALERGIA A ALIMENTOS Y OS MARCHÁIS DE VIAJE NO OS PODÉIS OLVIDAR:

    1. Informe médico actualizado
    2. Seguro médico en regla
    3. Tarjeta con los alimentos prohibidos en el idioma correspondiente
    4. Medicación necesaria en caso de reacción pautada por el especialista (antihistamínicos, corticoides, broncodilatador, adrenalina). Llevar mínimo dos dispositivos de adrenalina autoinyectable.
    5. Llevar siempre la medicación en un bolso de mano con el informe médico correspondiente.

    Familia_VacacionesFamilia_Vacaciones


    Os dejo algunos enlaces de interés que os pueden servir de ayuda para planificar con seguridad y disfrutar plenamente vuestras vacaciones.

    Páginas webs para poder realizar tarjetas en todos los idiomas:

    http://www.allerglobal.com/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

    https://allergytranslation.com/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

    https://www.selectwisely.com/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

    https://www.allergyuk.org/getting-help/translation-cardsEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    http://www.anaphylaxis.org.uk/living-with-anaphylaxis/travelling/Este enlace se abrirá en una ventana nueva


    Consejos en la web de la Academia Europea de Alergia. Incluye un modelo de informe médico para viajar en avión con autoinyector de adrenalina:

    http://www.eaaci.org/patients/practical-advice/travelling-with-allergies.htmlEste enlace se abrirá en una ventana nueva


    Diccionarios gratuitos relacionados con Alergia en numerosos idiomas:

    http://www.food-info.net/allergy.htmEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    http://www.evz.de/en/consumer-topics/health/allergy-dictionnary/Este enlace se abrirá en una ventana nueva


    Información sobre hoteles y restaurantes adaptados para personas alérgicas:

    http://www.specialgourmets.com/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

    https://www.allergychef.es/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

    http://www.amigodelalergico.com/Este enlace se abrirá en una ventana nueva


  • Alergia a anisakis: un huésped indeseado (Segunda parte)

    ¿Cuáles son las medidas que tengo que tener en cuenta para evitar ingerir estas larvas vivas de anisakis?

    AnisakisAnisakis

    Son larvas muy pequeñas, generalmente no visibles para el ojo humano, por lo que su eliminación manual es imposible. La única manera de evitarlas consiste en no comer pescado o cefalópodos frescos que estén crudos o poco cocinados. También se debe evitar la ingesta de pescado poco procesado como: ahumado, en vinagre, en escabeche, ceviche, marinado, carpaccio y sushi.

    Las larvas de anisakis se mueren con el frío y el calor extremos. La larva muerta, aunque la comamos, no es capaz de producir alergia ya que no secreta la sustancia capaz de activar la respuesta de nuestro sistema inmunológico. Así que basta simplemente con matar las larvas antes de consumir el pescado.

    Para matar la larva tenemos dos opciones:

    1. Cocinar a una temperatura superior a 60ºC al menos durante dos minutos. Preferible horno, cocción o fritura. Evitar microondas y plancha.

    2. Congelar el pescado a -20ºC durante siete días mínimo. Recomendación de la AECOSAN (Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria).

    Estas mismas medidas se han establecido como obligatorias para los establecimientos de restauración (bares, comedores, hoteles, restaurantes, etc). En España según Real Decreto 1420/2006. A pesar de eso, no existe control por parte del gobierno por lo que esta normativa no se cumple en muchos sitios donde debería ser obligatorio. Por este motivo deben asegurarse que el pescado ha sido previamente congelado preguntando a la persona responsable, si no les da seguridad al respecto, no deben de ingerirlo.

    ¿Qué tengo que hacer si me aparece una reacción alérgica?

    Si le han diagnosticado una alergia a anisakis su alergólogo le habrá explicado qué tipo de medicación tiene que tener siempre consigo y cómo la debe utilizar. Las recomendaciones varían en función de los síntomas que presente pero de forma general son las siguientes:

    - Si la reacción es leve y afecta solo a la piel (picor, ronchas, inflamación de labios o párpados): es suficiente con tomar un antihistamínico oral. Puede administrarse también un corticoide para ayudar a bajar la inflamación.

    - En el caso de aparecer síntomas de asma con dificultad respiratoria y tos seca, debe aplicarse un inhalador broncodilatador y acudir al médico.

    - Si los síntomas son graves compatibles con una anafilaxia (inflamación de garganta, mareo, pérdida conocimiento, etc) debe ponerse adrenalina autoinyectable y acudir de forma URGENTE al centro Hospitalario más cercano llamando al 112.

    - Si aparecen síntomas digestivos (dolor abdominal, vómitos, diarreas)debe acudir al médico y comentarlo para realizar una endoscopia de forma precoz y poder observar si existe la larva de anisakis en el interior del aparato digestivo y extraerla en ese mismo momento.

    AnisakisAnisakis

    En el día a día de la consulta los pacientes me suelen hacer preguntas muy específicas sobre lo que pueden o no comer con seguridad. Creo que algunas son muy interesantes, os las traslado aquí por si os pueden servir de ayuda:

    ¿Existe algún tipo de pescado que pueda comer sin congelarlo previamente? Sí, pero sólo el que es exclusivamente de río o de pantano, como la trucha y la carpa.

    ¿Puedo comer pescado envasado como el que viene en las latas de conserva? Las semiconservas en lata, o en vidrio como las anchoas, el atún, etc. No suelen dar problemas. Tampoco los suelen dar los pescados desecados salados como el bacalao o las mojamas.

    ¿Puedo comer marisco? Puede comer moluscos (almejas, coquinas, ostras, mejillones) y crustáceos (gambas, langostinos, percebes, cangrejos, cigalas, centollos, camarones), pero no puede comer cefalópodos (calamar, sepia, pulpo) que no hayan sido previamente congelados. Ni siquiera puede comer alimentos que hayan estado en contacto con cefalópodos frescos (arroz de una paella que lleve sepia por ejemplo).

    ¿Puedo comer salmón ahumado envasado? Aunque los salmones se crían en piscifactorías, las granjas no están cerradas y durante una fase de su crecimiento se ponen en zonas del mar resguardadas con agua de alta calidad. A pesar de eso en dicha agua pueden existir restos fecales de focas con larvas de anisakis que pueden contaminar a los salmones si los ingieren. Por seguridad se aconseja congelar en casa el salmón ahumado que vayamos a consumir.

    ¿Hay alguna forma de poder comer los boquerones en vinagre? Este plato tan español es una de las primeras causas de anisakis en nuestro país. El problema es que se consume fresco y la larva de anisakis sobrevive hasta dos meses en vinagre. Se puede comer sin problemas si una vez elaborados los boquerones en vinagre, los congelamos el tiempo establecido (mínimo 7 días), posteriormente los descongelamos y ya están listos para consumir sin problemas.

    AnisakisAnisakis

    Para acabar este post os resumo en cinco párrafos lo más importante de la alergia a anisakis:

    • El anisakis no provoca alergia al pescado. Se puede ser alérgico a anisakis y no al pescado.
    • El anisakis se encuentra en todos los pescados (excepto los de río y pantano) y en todos los cefalópodos (como el calamar).
    • Se puede comer pescado poco cocinado siempre que haya sido previamente congelado a una temperatura adecuada un mínimo de tiempo (-20ºC mínimo 7 días).
    • Si aparecen síntomas de alergia tras comer pescado debe acudir al alergólogo para que efectúe las pruebas adecuadas y confirme si se trata de una alergia al anisakis o al pescado en sí.
    • Los alérgicos a anisakis deben llevar siempre consigo la medicación pautada por el alergólogo, especialmente en caso de precisar adrenalina. Le puede salvar la vida.
Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Alergia al día
Sobre este blog

Actualmente la alergia se ha convertido en una epidemia en los países desarrollados afectando a casi el 40% de la población. Todos solemos conocer a alguien que tiene alergia o somos nosotros mismos los que la padecemos. Al ser un problema crónico hace que nos acompañe durante el resto de nuestra vida y suele influir de forma frecuente en muchos aspectos del día a día. Por este motivo es muy importante que el paciente y los que lo rodean (padres, abuelos, maestros, compañeros, etc) puedan acceder a toda la información disponible, de forma clara y actualizada. Espero que todo lo que escriba en este blog os pueda ayudar a convivir mejor con la alergia. Estaré encantada de resolver todas vuestras dudas.

Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.