Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Pilar Cots Marfil. Alergología. Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo

  • Alergia a los ácaros del polvo: desmontando mitos.

    Cuando en la consulta de Alergia los especialistas diagnosticamos una alergia a los ácaros, nos solemos encontrar con reacciones variadas por parte del paciente. La mayoría ya conoce que los ácaros son "unos bichitos feísimos que no se ven pero que existen", y les preocupa especialmente cómo poder convivir con ellos sin tener síntomas de alergia.

    La Alergología es una ciencia relativamente joven, lo que a veces conlleva cierta desinformación en la sociedad sobre estas enfermedades. Este artículo tiene como propósito derribar los mitos que existen sobre la alergia a los ácaros.

    Acaros del polvo_1Acaros del polvo_1

    Mitos o falsas creencias instauradas entre la población:

    1. La alergia a los ácaros no es peligrosa y hay que acostumbrarse a vivir con ella. La realidad es que la alergia a los ácaros puede afectar a la salud de diferentes formas, alterando la calidad de vida de las personas que la sufren. Dentro de estas alteraciones se pueden producir reacciones importantes, como episodios de asma severos, de difícil control. Es una alergia que debe tomarse en serio.

    2. Aunque tengo alergia a los ácaros puedo tener animales de compañía en casa sin problemas. Todo lo contrario, es preferible no tener mascotas de pelo ni pluma en casa de una persona alérgica a los ácaros del polvo, ya que éstos se alimentan de restos procedentes de humanos y de animales (escamas, pelo, etc.), lo cual ocasiona que la población de ácaros sea mayor mientras más personas y animales haya dentro de la vivienda.

    3. El polvo que viene de la calle y el que se produce en las obras también causan alergia a los ácaros. Para que los ácaros puedan sobrevivir necesitan unas condiciones de vida especiales: nada de sol ni sequedad. La temperatura ha de rondar los 22ºC y la humedad tiene que ser muy elevada (alrededor del 70%). Prefieren sitios oscuros, cerrados y húmedos, por lo que sólo sobreviven en el interior de las viviendas que tienen estas condiciones. No existen ácaros en el polvo de la calle, ni en el que se levanta en la arena ni en el de las obras. Este tipo de polvo puede producir síntomas respiratorios por su efecto irritativo directo, pero no a través del sistema inmunológico, como en el caso de la alergia a los ácaros.

    4. La alergia a los ácaros predomina en otoño y primavera. Al necesitar ambientes húmedos siempre decimos que el otoño y la primavera son las peores épocas debido a que son las más húmedas y lluviosas; pero lo cierto es que el alérgico a ácaros puede estar mal en cualquier estación del año si se dan las condiciones ambientales necesarias. Un invierno lluvioso será peor que un otoño seco. Una habitación mal ventilada, con animales, o con problemas de humedad será un nido constante de ácaros. Además, aunque el número de ácaros muestre fluctuaciones durante el año, las partículas alergénicas producidas por ellos pueden permanecer tiempo en el ambiente, por lo que los síntomas suelen ser perennes.

    Acaros del polvo_2Acaros del polvo_2

    5. La alergia al polen en primavera produce más problemas respiratorios que la alergia a los ácaros. Esto es falso. La realidad es que la sensibilización a los ácaros es más importante para el desarrollo de asma que la sensibilización a los pólenes. Los pólenes predominan en épocas muy determinadas del año y sólo en exterior, por lo que el tiempo que los respiramos es menor en comparación con el polvo de casa. En algunas regiones de nuestro país, la sensibilización a los ácaros afecta a más del 30% de la población y al 90% de los asmáticos.

    6. Las normas de prevención ambientales evitan la alergia a los ácaros. Los ácaros son habituales en nuestras casas y su presencia es imposible de eliminar totalmente a pesar de extremar las normas de limpieza. Los estudios demuestran que la aplicación de las medidas de prevención sí pueden ser beneficiosas sobre la aparición y la gravedad del asma pero, en cambio, no parece que sean muy útiles para retrasar o prevenir la aparición de la sensibilización de alergia a los ácaros en una persona previamente no alérgica.

    7. Las alergias no se curan. Mucha gente cree que una vez que aparece la alergia es imposible curarla, razón por la cual suponen que deberán soportar sus ataques de forma crónica durante su vida. Afortunadamente, hoy en día esto no es así ya que los alergólogos disponemos de tratamientos eficaces para controlar los síntomas, evitar la evolución de la enfermedad e incluso disminuir la sensibilización existente, como es el caso de la inmunoterapia o vacunas para la alergia. Las vacunas son el único tratamiento capaz de modificar la evolución de la enfermedad alérgica; su porcentaje de éxito es alto si se escoge bien el paciente y la vacuna que se va a administrar. Por este motivo es muy importante que sea un médico especialista quien las prescriba.

    Nos podríamos quedar con una realidad que engloba a todas las demás: En las enfermedades alérgicas, cuanto más rápido se llegue al diagnóstico y se inicie el tratamiento, mayores serán las probabilidades de éxito y menores las de sufrir complicaciones.

  • Alergia a polen de ciprés: una alergia de invierno

    Aunque estamos acostumbrados a asociar la alergia al polen con la primavera, realmente esto no es del todo cierto. La mayoría de las plantas que existen en nuestro país polinizan en primavera y por este motivo es cuando encontramos más cantidad de personas afectadas por síntomas alérgicos; pero también tenemos pólenes en otras estaciones del año, de hecho podríamos decir que la alergia puede aparecer en cualquier época dependiendo de la estación en la que poliniza cada planta y de la alergia que desarrolle cada persona.

    Entramos pronto en el invierno y durante estos meses más fríos el polen del ciprés constituye la principal causa de procesos alérgicos respiratorios, tanto es así que se ha observado un fuerte incremento de la alergia producida por estas plantas en los últimos años en nuestro país.

    CiprésCiprésLos cipreses forman parte de la familia de las cupresáceas. Además del ciprés también pertenecen a esta familia otras plantas como son la arizónica, la tuya y el enebro. Cada una de ellas poliniza en diferentes épocas, por lo que si una persona presenta sensibilización alérgica a la familia de las cupresáceas puede manifestar síntomas a lo largo de muchos meses del año.

    Especies frecuentes en nuestro país:

    - Ciprés (Cupressus sempervirens): es el árbol de los paseos y los cementerios en todo el Mediterráneo. Poliniza durante marzo y abril.

    - Arizónica (Cupressus arizónica): es una planta procedente de Norteamérica que se utiliza mucho en nuestro país como seto en los jardines. Su época de floración comprende varios meses, desde noviembre hasta marzo, y es la principal responsable de alergia en invierno en la zona centro de España.

    - Tuya (Thuja orientalis): utilizada también como seto en los jardines, suele florecer en marzo.

    - Enebro (Juniperus oxycedrus, Juniperus communis): son especies espontáneas. La primera vive en los encinares de las laderas soleadas de las montañas y florece en febrero; la segunda vive en todo tipo de terrenos y su polinización suele ocurrir en abril o mayo.

    Durante los últimos años ha aumentado mucho el uso de estas plantas de forma ornamental en cementerios y jardines, especialmente las arizónicas, esta es la causa principal del gran incremento de la alergia a este polen en nuestro país. Los síntomas, al ocurrir durante los meses de frío, se suelen confundir con procesos catarrales y la persona "cree estar resfriada" todo el invierno.

    Los síntomas de la alergia al polen de cupresáceas son idénticos a los producidos por otros alérgenos inhalantes (ácaros del polvo, epitelio de animales, polen de gramíneas, etc) siendo capaces de producir rinitis alérgica, conjuntivitis e incluso asma; afectando de forma importante la calidad de vida de la persona sensibilizada.

    Es una alergia con muy buena respuesta al tratamiento alergológico, por lo que frente a la sospecha de alergia al polen del ciprés nuestro consejo es que acuda al alergólogo para que lo valore y prescriba de forma personalizada la mejor forma de tratarla.

Buscador de Alergia al día
Sobre este blog

Actualmente la alergia se ha convertido en una epidemia en los países desarrollados afectando a casi el 40% de la población. Todos solemos conocer a alguien que tiene alergia o somos nosotros mismos los que la padecemos. Al ser un problema crónico hace que nos acompañe durante el resto de nuestra vida y suele influir de forma frecuente en muchos aspectos del día a día. Por este motivo es muy importante que el paciente y los que lo rodean (padres, abuelos, maestros, compañeros, etc) puedan acceder a toda la información disponible, de forma clara y actualizada. Espero que todo lo que escriba en este blog os pueda ayudar a convivir mejor con la alergia. Estaré encantada de resolver todas vuestras dudas.

Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.