Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Cristina Ortega Casanueva. Unidad de Alergia y Neumología Infantil. Hospital Quirónsalud San José.

Precauciones de los alérgicos a los hongos (II)

Si os habéis detenido a leer la primera entrega sobre la alergia a los hongos seguro que tenéis una pregunta: ¿A quién y cómo se realiza el diagnóstico de la misma? Pues, inicialmente, a cualquier niño que presente clínica de rinoconjuntivitis o asma, o ambas, y cuyos síntomas aparezcan de forma anárquica sin guardar un claro patrón estacional.

Hongos y alergiaHongos y alergia

Esta sospecha clínica se puede ver reforzada si en la historia del menor se recoge la aparición o el marcado incremento de sus síntomas al entrar en recintos (piscinas climatizadas, establos...) donde, por su microclima (humedad alta, almacenamiento de materia orgánica, calor y, en ocasiones, falta de luz), las concentraciones de esporas fúngicas pueden alcanzar niveles elevados.


Tras la historia clínica, los métodos de confirmación, al igual que con otros aeroalérgenos (pólenes, ácaros, caspa o epitelios de animales), son las pruebas cutáneas y de laboratorio (IgE especifica).


¿Qué precauciones debe tener el paciente alérgico a los hongos?


Los niños alérgicos a los hongos deben intentar, en la medida de lo posible:

• Estar en contacto con vegetación muerta o en estado de descomposición.

• Remover las hojas caídas en el suelo en otoño.

• Manipular cualquier tipo de granos o entrar en lugares de almacenamiento de estos, de vegetales y de alimentos en general.

• Caminar por zonas rurales los días soleados y ventosos, sobre todo en las épocas de cosecha.


Como recomendaciones a los padres de estos niños alérgicos a los hongos os dejo las siguientes:

En el exterior, hay que evitar tener vegetación densa próxima a su lugar de residencia.

En el interior de la vivienda se debe procurar:


• Mantener seca la ducha o el baño, las mamparas, las cortinas, las alfombrillas, las toallas y, en general, todo el cuarto de aseo.

• No usar esponjas de baño.

• No guardar la ropa o el calzado húmedos en armarios o zonas poco ventiladas.

• Preferencia por las fibras sintéticas sobre el algodón u otros productos textiles en alfombras y cortinas.

• Evitar la formación de manchas de humedad en paredes o ventanas.

• Usar pinturas antifúngicas o aerosol de fungicidas si hay zonas con tendencia a presentar humedad.

• No dejar alimentos fuera del frigorífico durante mucho tiempo.

• Eliminar las bolsas de basura diariamente.

• Si se poseen plantas de interior, vigilar el buen estado de las hojas y de la tierra, asegurándose de que no haya signos de putrefacción o contaminación por hongos.

• Evitar la presencia y la acumulación de polvo en la vivienda.

• Aspirar el dormitorio diariamente.

• Es recomendable mantener una humedad relativa por debajo del 60%, absteniéndose del uso de humidificadores ambientales.

• Usar, si es necesario, deshumidificadores, pero con estrecha vigilancia del aparato para evitar contaminaciones.

• Si hay aire acondicionado, limpiarlo con frecuencia y cambiar regularmente los filtros de agua.


En mi próxima entrega os contaré cómo tratar la alergia a los hongos que, como veis, tiene mucha literatura.


Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Alergia en la mochila
Sobre este blog

Blog sobre alergia y neumología infantil en la que se describen los síntomas y se ofrecen consejos útiles y prácticos a los padres de niños alérgicos para detectar y tratar este trastorno de sus hijos.

Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.