Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Arochena y Dra. Fernández-Nieto. Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

  • 10 respuestas sobre las vacunas de la alergia

    Ahora que llega una de las épocas más peligrosas del año para los pacientes alérgicos, la primavera, nos proponemos resolver algunas de las dudas más comunes que se plantean a la hora de hablar de la inmunoterapia o vacunas de la alergia, como suelen conocerlas los pacientes.

    2019 05 14 10 respuestas sobre las vacunas de la alergiaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2019 05 14 10 respuestas sobre las vacunas de la alergia

    1. ¿A partir de qué edad se puede recibir inmunoterapia con alérgenos?

    El consenso actual de las sociedades científicas sobre este tema la fija en 5 años, pero una edad inferior no seria una contraindicación para la inmunoterapia. La inmunoterapia es un tratamiento personalizado y como tal debe prescribirse. Se fija esa edad por entender que, hasta entonces, el inmaduro sistema inmune de los niños puede no manifestar a través de las pruebas en piel o sangre sus sensibilizaciones alérgicas.


    2. ¿Las vacunas se preparan con todo aquello que nos da positivo en las pruebas en la piel?

    NO. La positividad de unas pruebas de alergia en la piel o en la sangre no indica enfermedad por sí mismas. Indica que el paciente está sensibilizado y que tiene inmunoglobulina E contra ese alérgeno, pero no que ese alérgeno (polen, gato, etc) sea el responsable de sus síntomas. Por esa razón es tan importante que la inmunoterapia con alérgenos sea prescrita por un profesional de la alergología, ya que el éxito de la vacuna depende de dicha prescripción.


    3. ¿Quién fabrica las vacunas de la alergia?

    Los laboratorios farmacéuticos, multinacionales, muchos de ellos con departamentos médicos, de investigación y desarrollo adaptados a las más modernas y seguras normativas. Su alergólogo sabrá reconocer cuáles son.


    4. ¿Todas las vacunas de la alergia son iguales?

    No. Igual que con los laboratorios fabricantes, su alergólogo sabrá reconocer qué vacuna es la mejor se adapta a su caso y necesidades. No todos los laboratorios tienen vacunas eficaces para todas las alergias (animales, pólenes de distintas variedades etc).


    5. ¿En qué consisten las vacunas en pastillas?

    Desde hace varios años se comercializan dos tipos de vacunas en pastillas sublinguales dispersables (se ponen debajo de la lengua y se disuelven). En concreto, existen para el polen de gramíneas y para los ácaros del polvo. Están comercializadas como fármacos, es decir, no se fabrican como el resto de vacunas que se inyectan. Han seguido el mismo proceso y ensayos que otro tipo de fármaco.


    6. ¿Cuánto cuestan las vacunas de la alergia?

    El precio de las vacunas lo fija el Ministerio de Sanidad y el paciente, con la prescripción de la Seguridad Social, paga entre un 40 y un 60 por ciento de su precio (como ocurre con el resto de los medicamentos), en función de su renta. Los parados de larga evolución no pagan por los medicamentos.


    7. ¿Se pueden congelar las vacunas de la alergia?

    NO. Las vacunas de la alergia se conservan en el frigorífico entre 4-6 grados, lejos de los alimentos y aisladas de olores y vapores. Si su vacuna de la alergia se ha congelado, debe desecharla y proceder a sustituirla por otra. En el caso de que no haya estado conservada a la temperatura adecuada puede no estar garantizada la seguridad ni la eficacia de la vacuna.


    8. ¿Se puede un paciente vacunar con varias vacunas de la alergia a la vez?

    No es lo usual. Los protocolos actuales de las sociedades científicas aconsejan vacunas que contenga uno o dos componentes. Si se demuestra que existe relación con las enfermedades del paciente, su alergólogo valorará en cada caso si más de una vacuna es pertinente.


    9. ¿Las vacunas de la alergia son eficaces?

    Rotundamente sí. Numerosos estudios científicos así lo avalan. Pero esa eficacia depende de un buen diagnóstico personalizado y de una elección adecuada de la vacuna para cada paciente. Consulte siempre a su alergólogo de confianza.


    10. ¿Qué efectos secundarios puedo sufrir con las vacunas de la alergia?

    La inmunoterapia con alérgenos que se utiliza actualmente es muy segura, pero aun así pueden existir reacciones. Las más comunes son las reacciones locales, que se producen en el lugar de la inyección o, si son sublinguales, en la boca. Picor, escozor y aumento de volumen en la zona del pinchazo suelen ser los síntomas más comunes y se tratan de forma muy eficaz con antihistamínicos orales. También pueden existir reacciones sistémicas, es decir, que afectan a todo el cuerpo, provocando rinitis, asma, urticaria... y que son extremadamente raras con las nuevas vacunas. Para evitarlas su alergólogo le recomendará que las primeras dosis sean administradas en su propia consulta para su observación. Asimismo, se recomienda una observación de 30 minutos posterior a las siguientes dosis, que se deben administrar en su centro de salud.


    Esperamos que con este post hayamos despejado algunas de las dudas mas frecuentes sobre el tratamiento con inmunoterapia con alérgenos.

  • Cuando tu mascota te da alergia

    Se cree que el ser humano adoptó su primera mascota, un perro/lobo hace unos 40.000 años. Asociado al inicio de la ganadería, estos dos hechos ponen en conexión la vida humana con la animal. Desde entonces, la humanidad siempre se ha rodeado de mascotas para compartir su vida y ocio. Como en todo, también han existido las modas en cuanto al tipo más solicitado. Los alergólogos vemos en nuestra consulta a pacientes que poseen todo tipo de mascotas: desde los tradicionales perros y gatos, hasta reptiles como el geco, aves o mamíferos poco comunes como las ardillas. Ya nada nos sorprende.

    2018 09 06 Cuándo tu mascota te da alergiaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2018 09 06 Cuándo tu mascota te da alergia

    A través de nuestros tips (ya tradicionales en nuestro blog, vamos a intentar aclarar las cuestiones más comúnmente consultadas por nuestros pacientes.

    • Siempre he tenido perro y nunca he tenido alergia. Es frecuente ver en pacientes atópicos, es decir, sensibilizados a otros neumoalérgenos (con o sin síntomas) por ejemplo, pólenes, también una sensibilización a los animales que tienen en su hogar, pero que no manifiestan síntomas mientras siga esa exposición. Cuando se van a vivir a otra casa, sin el animal, o están un tiempo sin exponerse a la mascota y, de repente, vuelven a tener contacto con dicha mascota pueden comenzar a manifestar los síntomas.
    • Tener un perro o gato en la casa donde hay un bebé es bueno para su salud. Los estudiosos de este tema no se ponen de acuerdo en si la exposición temprana a animales evita el desarrollo posterior de enfermedades alérgicas. La rinitis y asma por animales se puede desarrollar, y por tanto diagnosticar, en cualquier edad de la vida.
    • Durante el día apenas noto ningún síntoma con mi mascota. Es por la noche cuando me pongo peor. Durante el día, solemos estar fuera de casa realizando nuestra labor profesional. Por la noche, durante el sueño, se suelen alcanzar los valores ambientales de alérgenos de las mascotas más altos, por lo que es más frecuente la aparición de síntomas graves como los ataques de asma.
    • Tengo alergia a los perros, pero ¿puedo tener un gato? Desgraciadamente, los alérgenos que causan la alergia a los mamíferos son muy similares entre sí. Eso significa que es muy probable que también el paciente se haga alérgico al gato.
    • Si me compro un perro hipoalergénico el problema está resuelto, ¿no? No existen las, así publicitadas en internet, razas hipoalergénicas de ningún animal. Sí existen variaciones en la concentración de alérgenos en función del sexo del animal, macho o hembra. Castrados son menos alergénicos. Tampoco existen diferencias en cuanto a la raza del animal, por ejemplo, en el caso del perro.
    • Si no toco a mi gato/perro evitaré mi alergia. Los alérgenos que causan la alergia a los mamíferos no sólo están en su epitelio, pelos. De hecho, están en mayor concentración en su saliva, orina, etc.
    • Las pruebas para el gato me han dado positivas, pero yo no tengo gato en mi casa. La exposición del paciente debe ser valorada de forma global. Es decir, el lugar de exposición no sólo es su casa. La casa de familiares, amigos, su trabajo, etc, pueden ser focos de exposición a los animales. Las personas con gato o perro pueden transportar sus alérgenos en el pelo, la ropa, etc.
    • El diagnóstico de la alergia a los animales sólo se hace mediante una prueba en la piel. Afortunadamente, hoy en día, utilizamos el llamado diagnóstico molecular en nuestra especialidad. Mediante un simple análisis de sangre somos capaces de determinar qué alérgeno o proteína causa la alergia a nuestros pacientes. De este modo, recientemente se ha descrito un alérgeno (proteína) muy importante en el desarrollo de la alergia al perro macho, procedente de su próstata.
    • ¿El único tratamiento para la alergia a los animales es evitar la exposición? El sentido común indica que esa es la principal medida de tratamiento. Pero, como sabemos, el ser humano no siempre se guía por el sentido común y lucha por imponer sus deseos. Además, existen casos de pacientes que no pueden realizar esa evitación, pues es su profesión -veterinarios e investigadores (en este caso, además, su alergia es una enfermedad profesional) o están sometidos a terapias con animales (invidentes con perros-guía, etc). Otros pacientes, sin embargo, no se resignan a este diagnóstico y quieren poder disfrutar de su mascota. Para todos ellos existe la posibilidad de la inmunoterapia (vacunas), de la que ya hemos hablado en nuestro blog. Siempre debe acudirse aun alergólogo, y la indicación de vacuna es individual; es decir, habrá pacientes que puedan beneficiarse de dicho tratamiento y otros que no. Tal y como indicamos en nuestro post sobre vacunas, no todas las vacunas para la alergia a animales son iguales, existiendo muy buenos productos en el mercado para la alergia al perro, gato, caballo, pero otros sin ninguna eficacia. Consulte siempre a su alergólogo de confianza. Para otros animales (no incluimos aquí los himenópteros, avispas, abejas) no existen inmunoterapias.
    • Ya me estoy vacunado para mi alergia al gato, así que ya no hago ningún otro tratamiento. No. Además de la inmunoterapia, debe seguir el tratamiento pautado por su alergólogo, ya sea para su rinitis, o, sobre todo, para su asma (inhalador).

    Esperamos haber resuelto vuestras dudas. Disfrutad de vuestras mascotas.

Buscador de Alergiate el día
Sobre este blog

Seguro que conoces a alguien que tenga alergia al polen, o a los ácaros, o al pescado, la leche, la aspirina... La alergia se ha convertido en un problema global, que aparece en muchos aspectos de la vida cotidiana, en general haciéndola algo más engorrosa. Aunque no es una enfermedad nueva, si existe en general gran desinformación sobre como manejarla, sobre los tratamientos posibles, y sobre los estudios que se deben llevar a cabo para un buen diagnóstico. Creemos que es fundamental que el paciente esté formado e informado en este tema, y con ese objetivo en mente hemos puesto en marcha este blog.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.