Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Arochena y Dra. Fernández-Nieto. Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

  • Intolerancia vs alergia alimentaria

    Alimentarse, a lo largo de la evolución del ser humano, ha pasado de ser una mera realización del instinto de supervivencia a todo un acto sociocultural. Como tal manifestación social, está sujeta a las modas, mitos, leyendas y bulos. Por eso creemos necesario hoy hablar de este tema que se nos está escapando de las manos.

    2018 03 12 Intolerancia vs alergia alimentariaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2018 03 12 Intolerancia vs alergia alimentaria

    Cada vez con más frecuencia nos llegan a la consulta pacientes con resultados de algún "test de intolerancia alimentaria" en el que se enumeran múltiples alimentos a los que el paciente es "intolerante" y que se equiparan a resultados positivos en una prueba de alergia. La alergia alimentaria se produce por un mecanismo inmunológico sobre una predisposición del individuo, por ejemplo, la alergia a las frutas en los pacientes alérgicos a los pólenes. En cambio, en la intolerancia alimentaria, lo que existe es un déficit enzimático para digerir ese alimento.

    Se puede ser alérgico a cualquier alimento y, en caso de serlo, la herramienta fundamental es la evitación de dicho alimento. La prohibición de su consumo debe hacerse por el especialista en Alergia y con pruebas objetivas documentadas en sangre o en piel, junto con una historia de síntomas en relación con su ingesta. Es decir, para prohibir el consumo del alimento se deben dar las dos circunstancias obligatoriamente: que al individuo le sucedan síntomas al comerlo compatibles con síntomas alérgicos, tales como picor en la boca, lengua, hinchazón de los labios, urticaria, dolor abdominal, e incluso anafilaxia; y que las pruebas en piel o sangre sean positivas. Cuando existen dudas a tal respecto, el alergólogo puede realizar una prueba de provocación oral controlada con el alimento en cuestión para determinar su tolerancia.

    En cuanto a las intolerancias, existen tres tipos:

    • La intolerancia al gluten, que en realidad es una enfermedad inmunológica en la que los individuos no pueden digerir el gluten presente en los cereales. Sus síntomas son mayoritariamente digestivos. Su diagnóstico se realiza mediamente la comprobación de determinados anticuerpos en la sangre y, a veces biopsia digestiva.
    • La intolerancia a la lactosa se produce por un déficit de lactasa, que es la enzima que metaboliza la lactosa (el azúcar de la leche). Sus síntomas son digestivos: dolor abdominal, diarrea, hinchazón, etc… El diagnóstico se puede realizar mediante una prueba del aliento que valora si en ese momento el paciente tiene intolerancia a la lactosa. Un paciente puede tener una intolerancia a la lactosa por una diarrea aguda o crónica, una gastritis con o sin colonización por H Pylorii, y otras alteraciones digestivas transitorias que creen un disbalance en la flora intestinal. En estos casos se trata de una intolerancia transitoria que suele remitir en 4-6 meses al realizar una dieta sin lactosa. Existe además un test genético que diagnostica la intolerancia a la lactosa como enfermedad genética, hereditaria y definitiva, que habitualmente da síntomas clínicos desde la infancia.
    • La intolerancia a la fructosa, que también se puede diagnosticar mediante una prueba del aliento en centros especializados.

    Debido a nuestra forma de vida actual, con estrés y en muchas ocasiones mala alimentación, es frecuente que tengamos síntomas digestivos tales como pesadez, gases y a veces dolor abdominal. Antes de retirar cualquier alimento de su dieta consulte a su médico, que valorará que pruebas son oportunas para cada caso.

    Huya de los llamados tests de alimentos que cuantifican inmunoglobulina G frente a alimentos. No tienen ninguna validez científica. Múltiples sociedades científicas se han posicionado en contra de su uso, entre ellas la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). La retirada del gluten, la lactosa u otros alimentos sin prescripción facultativa y sólo por "recomendaciones" de determinadas "celebrities" no sólo altera nuestra flora intestinal, sino que además puede producir déficits nutricionales, sobre todo en determinados grupos poblacionales: niños, adolescentes, embarazadas, etc. Siempre confíe en los profesionales de la salud que estudian, se preparan e investigan por y para sus pacientes.

Buscador de Alergiate el día
Sobre este blog

Seguro que conoces a alguien que tenga alergia al polen, o a los ácaros, o al pescado, la leche, la aspirina... La alergia se ha convertido en un problema global, que aparece en muchos aspectos de la vida cotidiana, en general haciéndola algo más engorrosa. Aunque no es una enfermedad nueva, si existe en general gran desinformación sobre como manejarla, sobre los tratamientos posibles, y sobre los estudios que se deben llevar a cabo para un buen diagnóstico. Creemos que es fundamental que el paciente esté formado e informado en este tema, y con ese objetivo en mente hemos puesto en marcha este blog.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.