Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Arochena y Dra. Fernández-Nieto. Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

  • Respirando bajo la lluvia

    Los días de lluvia, a veces, son terribles. En la ciudad provocan atascos interminables, estrés para llegar al trabajo, etc. ¿Y para las personas? A algunas les produce una gran melancolía. Más allá de las emociones que pueda causar, la lluvia, la humedad ambiental, puede empeorar muchas enfermedades como la rinitis y el asma.

    2018 11 06 Respirando bajo la lluviaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2018 11 06 Respirando bajo la lluvia

    Existen como alérgenos numerosos hongos que pueden estar en el ambiente. Algunos requieren de unas especiales condiciones ambientales de humedad y temperatura.

    Lo primero que nos gustaría es terminar de una vez con la "leyenda urbana" de que todos los hogares, y especialmente si se tienen niños, necesitan un humidificador ambiental (sobre todo en la seca zona central de nuestro país). Los especialistas médicos que trabajamos en el área del aparato respiratorio nunca los hemos prescrito como si fueran un medicamento. La temperatura ambiental es fácilmente regulabe en nuestras casas con los termostatos de las calefacciones. No hay necesidad de añadir humedad ambiental, ni con los humidificadores ni con recipientes con agua dentro de casa. Basta abrir las ventanas y ventilar adecuadamente varias veces al día para tener un aire saludable. Los humidificadores, por muy limpios que los tengamos, y aunque sean de frío, siempre almacenarán microorganismos, bacterias, virus, hongos, que se pueden vaporizar al medio ambiente de nuestro hogar y por ello inhalar por todos los habitantes de la casa. Esto puede causar sensibilizaciones a dichos hongos y en algunas ocasiones enfermedades infecciosas respiratorias como las neumonitis.

    En otras ocasiones los hongos ambientales se localizan en nuestros hogares muy a nuestro pesar. Esas manchas de humedad de coloración gris-verdosa oscura, que dan al ambiente un característico olor, y que pueden estar en los baños, dentro de armarios empotrados, etc, pueden causarnos patologías respiratorias. Por eso deben ser eliminadas y limpiadas cuanto antes para mantener un entorno respiratorio saludable. En nuestras actividades de ocio también podemos estar expuestos a los hongos, en las piscinas cubiertas o en los, muy de moda actualmente, centros de spa. Una adecuada desinfección del agua y del entorno ambiental, así como medidas de ventilación, evitarán la proliferación de los hongos. Medidas, todas estas, que las administraciones se ocupan de que sean cumplidas por estos establecimientos.

    Más allá de estas exposiciones puntuales están las que no se pueden evitar. Esto es, las derivadas de la exposición a determinados climas o estaciones del año, donde se dan las condiciones ideales de humedad y temperatura ambiental para que los hongos sean alergénicos. Los climas más húmedos, cerca de zonas de litoral u otras fuentes de agua, tienen mayor concentración ambiental de hongos. Durante los otoños, sobre todo si son húmedos, igual sucede.

    Existen más de 500.000 especies de hongos, siendo los más relevantes en cuanto a enfermedades respiratorias alérgicas, la alternaria, el aspergillus y el cladosporium. El hongo alternaria causa asma sobre todo en los niños. Los especialistas en Alergología pueden realizar las pruebas oportunas, desde las más clásicas en la piel hasta las más modernas en sangre, utilizando el llamado diagnóstico molecular, y a cualquier edad del paciente. Y la mejor noticia es que, además del tratamiento sintomático -esprays nasales, inhaladores para el asma…-, disponemos de una moderna inmunoterapia (vacunas) para las enfermedades alérgicas causadas por alternaria (el hongo más frecuente).

    Como siempre, si sospechas que tú o alguien de tu entorno puede estar sufriendo alguna patología alérgica por hongos, consulta con tu alergólogo de confianza.

  • El asma en el siglo XXI y más allá

    El pasado 1 de mayo se celebró el Día Mundial del Asma. Una oportunidad excelente para recordar esta patología respiratoria crónica que, a pesar de la aparición cada año de nuevos medicamentos, la divulgación de guías diagnósticas y terapéuticas, etc, sigue sin tener buenos resultados en cuanto a su control. Más de 300 millones de personas en todo el mundo sufren esta enfermedad, estimándose que en el año 2025 llegarán a 400 millones.

    En España, el coste anual medio del paciente asmático es de entre 1.533€ (SNS) y 1.726€ (sociedad médica privada). A esos costes directos, hay que sumar los indirectos por absentismo laboral, presentismo etc. Tampoco hay que ignorar que el asma también tiene mortalidad asociada: en 2015 se produjeron 430.000 muertes por asma en el mundo. Solo en España, se produjeron 1.024 muertes en 2016, y lo más preocupante es la tendencia al alza de esta cifra en los últimos años.

    Existen dos grandes caballos de batalla que los especialistas tenemos de cara al abordaje de esta enfermedad:

    1. El correcto diagnóstico; es decir, existe infradiagnóstico (personas con asma no diagnosticado y, por ende, no tratado, con los riesgos que eso conlleva) y supradiagnóstico (personas que están recibiendo tratamiento para el asma de forma crónica que no necesitan).
    2. El cumplimiento terapéutico. Se estima que casi un 50 por ciento de los pacientes no sigue su medicación.

    Las especialidades involucradas en el tratamiento del asma no hemos sabido enviar un mensaje claro y único respecto a su definición y forma de control. El asma es una enfermedad crónica inflamatoria de las vías respiratorias, y su tratamiento, por tanto, es crónico. Los pacientes suelen abandonar la medicación inhalada en cuanto empiezan a mejorar, pero no deben hacerlo. Es como si el paciente hipertenso o el diabético abandonará su tratamiento.

    La mayoría de los casos de asma tienen una causa alérgica, pero otros no. En este contexto hay que pensar también que hasta el 15 por ciento de los asmas de aparición en el adulto pueden tener alguna relación con el medio laboral del paciente.

    Durante los últimos años ha cobrado fuerza en la Medicina en general la creación de unidades multidisciplinares para el abordaje por varios especialistas de una enfermedad. Este es el caso de las Unidades de Asma que funcionan en nuestro país, acreditadas por las sociedades españolas de Alergia e Inmunología Clínica (SEAIC) y de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Esta acreditación otorga un reconocimiento institucional en cuanto al abordaje de la enfermedad: pruebas diagnósticas modernas y actualizadas, tratamiento personalizado del paciente, etc, y en cuanto a la calidad del personal que lo forma en los aspectos de investigación, publicaciones científicas…

    Hace más de un año salieron al mercado los primeros fármacos biológicos para el tratamiento del asma, que supondrán un gran avance para su abordaje. En principio, estos tratamientos están reservados para los casos de asma más grave, pero ya veremos lo que el futuro nos deparará en esta línea.

    En la Fundación Jiménez Díaz contamos desde hace un año con la Unidad Multidisciplinar de Asma acreditada por la SEPAR, con nivel de alta complejidad y grado de excelencia, y por la SEAIC, donde utilizamos las técnicas diagnósticas más punteras y los últimos tratamientos para el asma.

    Y, para terminar, algunos tips:

    1. La tos persistente es el síntoma más común del asma, acompañada o no de fatiga. Si presenta tos de forma incesante durante más de un mes, consulte a un especialista.
    2. Lo anterior se aplica tanto a niños como a adultos.
    3. Si está diagnosticado de asma, cumpla su tratamiento inhalador de forma diaria y a las dosis que le indicó su especialista. Aunque usted crea que se encuentra bien, necesita el tratamiento diario, del mismo modo que una persona hipertensa o diabética necesitan el suyo.
    4. El tratamiento de mantenimiento con inhalador contiene corticoesteroides, pero se depositan de manera local en el bronquio, con lo cual los efectos secundarios son mínimos.
    5. Con cada ataque de asma se pierde función respiratoria; por ello debe cumplir su tratamiento de asma de forma diaria.
  • Alergia, rinitis, gripe… ¿cómo distinguirlas?

    Durante estos días de frío, lluvia, subidas y bajadas de temperaturas y cambios entre el interior y la calle, atendemos en consulta a pacientes que en ocasiones llegan con dudas sobre si el cuadro que presentan es por un simple resfriado, una gripe o algún tipo de alergia. En todos los casos el paciente presenta mocos y estornudos, y en muchos casos incluso recuerda que en años anteriores ha presentado algún cuadro similar.

    2018 04 24 Alergia, rinitis, gripe… cómo distinguirlasImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2018 04 24 Alergia, rinitis, gripe… cómo distinguirlas

    Ante todo, es importante recordar que la alergia al polen no se limita a la primavera, tenemos partículas de polen en el ambiente todos los meses del año, variando la especie y concentración en función de la localización geográfica. Así, en Madrid, por ejemplo, en los meses fríos de diciembre a marzo hay una alta concentración de polen de la familia de las cupresáceas (ciprés, arizónicas, enebro) y durante un periodo corto de unas pocas semanas en marzo-abril podemos encontrar polen del platanero de sombra.

    A veces, es difícil diferenciar esos síntomas con exactitud y hay que dejar evolucionar el proceso durante unos días para averiguar si se trata de un cuadro alérgico o no.

    Estos son algunos de los síntomas que nos ayudan a diferenciarlos:


    Alergia

    Gripe o Resfriado

    Mucosidad clara, líquida, transparente

    Mucosidad densa o espesa, amarilla o verdosa

    Asocia picor de ojos y/o nariz

    Picor ausente o muy leve en ojos y/o nariz

    Lagrimeo ocular frecuente

    Ausencia de lagrimeo

    Estornudos frecuentes y agrupados

    Estornudos aislados

    Ausencia de fiebre

    Fiebre en caso de infección

    (sinusitis, otitis, bronquitis..)

    Si aparece tos, suele ser seca

    Tos con mucosidad asociada

    Síntomas de aparición súbita

    Duración < 24 horas

    Síntomas de aparición lenta

    Duración > 24 horas

    Cuadro de larga duración, con

    síntomas intermitentes

    Cuadro de una semana de duración, con recuperación total

    **Suele asociar malestar general, dolor muscular, cansancio y/o dolor de garganta


    En cualquiera de los casos, lo más importante es acudir al médico

    Tanto si es un proceso alérgico como si es un cuadro catarral, es importante actuar a tiempo y tratar los síntomas para evitar que progresen a cuadros más importantes como infecciones (sinusitis, bronquitis, neumonía) o una crisis asmática. En los casos de alergia es fundamental hacer un correcto diagnóstico para poder prevenir su aparición.

    Esto es de especial importancia en los niños, para evitar que reciban tratamientos inadecuados y para asegurar que puedan recibir atención inmediata en el caso de una crisis alérgica. La mejor manera de distinguir estos procesos en los menores es el picor de nariz. En el cuadro catarral es leve, pero en la rinitis alérgica es intenso, muy molesto y persistente, por lo que puede alterar mucho la calidad de vida del niño, afectando incluso a su rendimiento escolar, al sueño e incluso a la relación social. La rinitis afecta a uno de cada tres niños, siendo más frecuente en menores de 5 años, y con frecuencia se confunden los cuadros catarrales virales con cuadros de alergia.

    Por tanto, en caso de duda, consulte con siempre con su médico. Es posible que precise tratamiento específico o que esté siguiendo un tratamiento incorrecto.

  • Cuando el trabajo nos produce asma

    Tras las fiestas navideñas la vuelta al trabajo se hace muy difícil, y para un grupo de personas lo es aún más, pues su trabajo les produce asma.

    Cuando el trabajo nos produce asma

    Hasta un 15% de los casos de asma que aparecen en la edad adulta pueden tener alguna relación con la exposición laboral. Clásicamente, uno de los primeros agentes encontrados como responsables de asma ocupacional fueron las harinas de cereales, por lo que el "asma del panadero" es un ejemplo tradicional de esta enfermedad. Actualmente, con el empleo de nuevos materiales y aparición de nuevos procesos de manufacturación, los agentes químicos son los nuevos responsables de los casos de asma ocupacional, entre los que cabe destacar los isocianatos, que son empleados en numerosas industrias, como la fabricación de palas eólicas, aislantes, pinturas, barnices, etc.

    Un grupo de enfermos afectados de forma muy frecuente son los trabajadores de la rama de la peluquería y estética, que manejan productos que tienen en su composición varias sustancias susceptibles de causar asma, como son el formaldehido (utilizado en procesos de alisado capilar y también en el esmaltado permanente de uñas), los acrilatos (pegamentos de uñas artificiales) o los persulfatos (decolorantes capilares).

    Los síntomas más frecuentes del asma ocupacional son los típicos del asma: tos, fatiga, opresión torácica, a veces ruidos respiratorios (sibilancias o pitos) … y estos pueden aparecer en el mismo lugar de trabajo u horas más tarde, ya de vuelta en su hogar. A veces, la sintomatología mejora en vacaciones y fines de semana, pero otras muchas, especialmente cuando la evolución de la enfemerdad es larga, no hay mejoría.

    Si usted padece algún síntoma de los referidos en su entorno laboral debe consultar de forma precoz con su mutua laboral puesto que se trata de descartar una patología en relación con el entorno profesional del trabajador. Es la mutua laboral la que debe escuchar al trabajador, iniciar el estudio médico pertinente y adoptar las medidas adecuadas para evitar la exposición al agente o agentes sospechos de su asma profesional.

    El diagnóstico del asma profesional suele requerir en muchas ocasiones de la provocación respiratoria con el/los agentes sospechosos de ser la causa de la patología. Dichos estudios se realizan en servicios de Alergia o Neumología altamente especializados en la patología respiratoria laboral. Las mutuas laborales son conocedoras de la existencia de estos centros de referencia y suelen derivar a sus trabajadores a los mismos para completar el estudio respiratorio.

    Una vez confirmado el diagnóstico de asma profesional, la mutua laboral explicará al paciente sus opciones. Pueden reincorporarle a un puesto de trabajo donde no haya ninguna exposición inhalada al producto responsable o solicitar algún tipo de incapacidad.

    En cuanto al pronóstico de la enfermedad, éste depende de los años de evolución de la patología, entre otros factores. En algunos estudios, hasta un 70% de los pacientes persiste con asma a pesar de abandonar su actividad laboral debido a que los cambios en las vías respiratorias ya se han hecho permanentes y la ausencia de exposición no los modifica. Por eso es tan importante el diagnóstico precoz del asma profesional. En esta enfermedad, como en otras muchas, el diagnóstico precoz y las revisiones periódicas laborales en industrias de riesgo pueden suponer la diferencia entre tener trabajadores sanos y trabajadores enfermos.

Buscador de Alergiate el día
Sobre este blog

Seguro que conoces a alguien que tenga alergia al polen, o a los ácaros, o al pescado, la leche, la aspirina... La alergia se ha convertido en un problema global, que aparece en muchos aspectos de la vida cotidiana, en general haciéndola algo más engorrosa. Aunque no es una enfermedad nueva, si existe en general gran desinformación sobre como manejarla, sobre los tratamientos posibles, y sobre los estudios que se deben llevar a cabo para un buen diagnóstico. Creemos que es fundamental que el paciente esté formado e informado en este tema, y con ese objetivo en mente hemos puesto en marcha este blog.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.