Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Fernández-Nieto. Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

  • Alergia y las vacunas contra el coronavirus

    Empezamos un nuevo año con la buena noticia del inicio de la vacunación, en gran parte del planeta, contra el coronavirus SARS Cov2, responsable de casi dos millones de fallecimientos en el mundo. El desarrollo de, no una, sino varias vacunas eficaces contra el coronavirus en un año constituye un hito histórico en la historia de la humanidad y de la medicina. La vacunación masiva en todo el planeta será un reto para los futuros meses.

    Desde este blog que escribimos profesionales de la alergia queremos ayudar a despejar las dudas que puedan tener nuestros lectores sobre las vacunas contra el coronavirus:

    2021 01 14 Alergia y las vacunas contra el coronavirus (1)Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2021 01 14 Alergia y las vacunas contra el coronavirus (1)

    1.¿El hecho de que el desarrollo de las vacunas haya sido tan rápido disminuye su posible seguridad o eficacia? ABSOLUTAMENTE, NO. Los tiempos de desarrollo se han minimizado al máximo por la situación de emergencia sanitaria mundial sin restar seguridad. Además, los resultados de dichas investigaciones han sido revisados por expertos para corroborar su rigor científico antes de ser publicados en prestigiosas revistas científicas. Esta investigación histórica se ha podido conseguir gracias a una inversión económica ingente en poco tiempo (además de a los excelentes científicos que respaldan cada una de las vacunas). La mayoría de fármacos en investigación se retrasan por la falta de soporte financiero. Este hecho justifica una vez más la necesidad imperiosa de INVERTIR EN CIENCIA. La Ciencia nos salvará, una vez más.

    2.¿Si tengo alergia al polen o asma me puedo vacunar contra el coronavirus? Esta duda surge porque, al principio de la comercialización de la primera vacuna contra el coronavirus, el laboratorio productor incluyó como contraindicación a la misma el tener antecedentes de alergia grave en general o anafilaxia. Como alergólogos sabemos dos cosas: una, que todos los fármacos de esta galaxia pueden causar alergia, y la otra, que tener una alergia a un medicamento, alimento, etc, no contraindica la administración de otro medicamento diferente. Esto ha quedado corroborado porque en la última ficha técnica de esta primera vacuna ya SÓLO se contraindica a las personas que pudieran haber tenido una reacción adversa con los excipientes de la vacuna.

    3.¿Qué es el PEG? El PEG, siglas del polietilenglicol, es un compuesto utilizado para estabilizar determinados fármacos. Si un paciente ha tenido alguna reacción previa con algún fármaco conteniendo este componente deberá advertirlo antes de que sea vacunado.

    4.¿Las sociedades médicas se han pronunciado sobre el tema de la alergia y las vacunas contra el coronavirus? Sí, tanto, la sociedad española como la europea de Alergología (SEAIC y EAACI) han emitido comunicados al respecto en los que se señala que las vacunas contra el coronavirus sólo están contraindicadas en personas con antecedentes de alergia a algunos de los componentes de las mismas. Padecer rinitis, asma, alergia alimentaria, alergia a las avispas, alergia a medicamentos, etc, no contraindica, a priori, la administración de las vacunas contra el coronavirus.

    5.Entonces, ¿hay que hacerse un estudio alergológico antes de ponerse la vacuna contra el coronavirus? TAJANTEMENTE, NO. Sólo en aquellas personas que hayan presentado de forma previa reacciones sospechosas con excipientes contenidos en las vacunas contra el coronavirus.

    6.¿Qué diferencia hay entre reacción adversa y alergia a la vacuna contra el coronavirus? El diagnóstico de alergia a la vacuna contra el coronavirus implica que se han hecho una serie de pruebas para llegar a tal diagnóstico. Las reacciones adversas entran dentro de lo previsto por la compañía que elabora las vacunas y están listadas en sus prospectos por orden de frecuencia. Una reacción común es el denominado síndrome vasovagal con mareo debido a la situación de estrés agudo. También es importante seguir las recomendaciones de administración de las vacunas a raja tabla. Por ejemplo, atemperando la vacuna, ya que la administración de una sustancia externa a tan bajas temperaturas puede desencadenar efectos adversos. En cualquier caso, los datos de reacciones son públicos. Hasta el 23 de diciembre en Estados Unidos se reportaron un 0,25% de efectos adversos (no siempre alérgicos) de las casi 2 millones de dosis administradas de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

    2021 01 14 Alergia y las vacunas contra el coronavirus (2)Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2021 01 14 Alergia y las vacunas contra el coronavirus (2)

    7.¿Los niños se pueden vacunar contra el coronavirus? Por el momento, las vacunas que se han desarrollado y aprobado son para pacientes adultos.

    8.¿Puedo yo particularmente solicitar la vacunación contra el coronavirus? NO. La estrategia de vacunación la define cada gobierno. Como conocen, primero se ha procedido a vacunar a la población mayor, dependientes y trabajadores del sector. Posteriormente, se vacunará a todo el personal sanitario que trabaja en primera línea en la pandemia: médicos, enfermería, auxiliares, celadores, técnicos, investigadores, administrativos, etc. En concreto, en nuestro hospital hemos alcanzado casi ya el 75% de vacunación entre nuestros empleados. Posteriormente, las autoridades designarán la forma y modo de vacunación de la población general.

    9.¿Estas vacunas serán eficaces contra las nuevas variedades descubiertas del coronavirus? Los expertos han publicado de forma reciente que son eficaces frente a la variedad inglesa. En cualquier caso, lo importante es vacunar rápido para evitar que aparezcan nuevas variedades o mutaciones del SARS COV2.

    10. ¿La vacuna es eficaz desde la primera dosis? NO. La vacuna de Pfizer-BioNTecH REQUIERE DOS DOSIS para considerar una inmunización completa. Nuestro sistema inmune trabaja despacio, necesita su tiempo para producir las sustancias de defensa, y por eso necesita estas dosis de recuerdo. Por ello, aunque nos vacunemos, habrá que seguir llevando mascarilla, cumpliendo la distancia social durante al menos uno o dos años más. Además, las vacunas comercializadas hasta ahora contra el coronavirus no evitan la infección, EVITAN LA ENFERMEDAD GRAVE, las complicaciones y una posible muerte a causa del virus y no se sabe si, aunque estés vacunado, puedas contagiar a otra persona.

    MASCARILLA, DISTANCIA SOCIAL, LAVADO DE MANOS. Por favor, eviten aglomeraciones y reuniones con no convivientes. Estamos ante la tercera ola. Hay que ganar la batalla pero sólo lo haremos si actuamos TODOS A LA VEZ.

    NOTA IMPORTANTE PARA LOS LECTORES:

    Este blog tiene fines informativos y divulgativos, no es un consultorio y no podemos valorar casos particulares, diagnosticar patologías ni prescribir tratamientos por esta vía; tampoco responder dudas o preguntas de casos individuales sobre la vacuna del coronavirus. La información general sobre las posibles contraindicaciones de la misma vienen recogidas en documentos oficiales en España, www.facme.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Para cualquier consulta personal relacionada con las vacunas del coronavirus y situaciones particulares, le recomendamos que acuda a su médico o alergólogo correspondiente.

  • La poliposis naso-sinusal

    Los pólipos son unas formaciones blanquecinas-rojizas que podemos encontrar en el interior de las fosas nasales o de los senos paranasales (las cavidades llenas de aire que se encuentran en el interior del cráneo). Como otros pólipos en otras localizaciones del organismo, tienen un origen inflamatorio. Entre un 30-60% de pacientes con poliposis pueden asociar, además, asma. Existe un subgrupo de pacientes con poliposis que, además, son intolerantes a antinflamatorios no esteroideos (AINES) como el ibuprofeno etc.

    2021 03 24 La poliposis naso-sinusalImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2021 03 24 La poliposis naso-sinusal

    Aunque su localización, la nariz, puede hacer pensar que los síntomas son poco importantes para el paciente, nada más lejos de la realidad. Estos pacientes ver muy mermada su calidad de vida: se pierde la olfación y, por ende, el gusto, la congestión nasal persistente impide el sueño, el ejercicio, etc.

    Esta patología requiere de una valoración multidisciplinar. Esto es, de varias especialidades: otorrinos, alergólogos, neumólogos, inmunólogos, etc, como en el caso de nuestra Unidad Multidisciplinar de Asma (UMA) de la Fundación Jiménez Díaz, donde abordamos de forma global al paciente y su enfermedad para que nada se pase por alto. Así, la exploración adecuada mediante la endoscopia nasal o el scanner de senos paranasales son básicos para determinar la gravedad y clasificación de los pólipos. Tampoco podemos olvidarnos de valorar el olfato y el gusto mediante tests específicos. Por supuesto, una valoración alergológica es imprescindible para determinar la sensibilización a aeroalérgenos (pólenes, animales, alérgenos del medio laboral del paciente, etc), la posible relación con la intolerancia a antinflamatorios etc. Además, se debe analizar el perfil inmunológico e inflamatorio del paciente con pólipos, la presencia de eosinófilos en la mucosa nasal, en las muestras del esputo inducido. Tanto los alergólogos como los neumólogos realizarán pruebas funcionales respiratorias para establecer si, además de la poliposis, el paciente tiene un asma asociada.

    El tratamiento básico consiste en la aplicación, mediante dispositivos en gotas, de corticoesteroides tópicos nasales. En los casos en los que la obstrucción es muy grave, se valorará la resección quirúrgica del pólipo o pólipos. Afortunadamente, el tratamiento con fármacos biológicos también ha llegado a esta enfermedad. Algunos ya están comercializados desde hace años, como el omalizumab, y otros llegarán pronto. Con estos nuevos tratamientos se logra reducir la necesidad de cirugía a medio y largo plazo de los pólipos y, además, pueden ser tratamientos eficaces si existe asma asociada a los pólipos.

    En este vídeoEste enlace se abrirá en una ventana nueva pueden ver una endoscopia nasal realizada por la Dra. Jessica Santillan Coello, especialista del Servicio de Otorrinolaringología e la Fundación Jiménez Díaz y miembro de nuestra UMA.

  • Las vacunas y el asma

    Hoy os queremos hablar, queridos lectores, de la importancia de las vacunas para infecciones respiratorias en los pacientes con enfermedades crónicas respiratorias, en concreto, en los pacientes asmáticos.

    Se estima que la gripe estacional puede afectar a entre el 5 y el 30 por ciento de la población general. Los grupos más vulnerables a sufrir las complicaciones derivadas de la gripe son los lactantes, las personas mayores, las personas inmunodeprimidas y las personas que padecen enfermedades crónicas. Entre dichos grupos debemos incluir a los pacientes con asma y otros (EPOC, etc).

    2021 12 14 Las vacunas y el asmaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2021 12 14 Las vacunas y el asma

    Según algunos estudios, menos del 30 por ciento de los pacientes con asma se vacunan de la gripe. Las infecciones víricas, entre ellas las de los virus de la gripe, puede producir exacerbaciones del asma. Dichas exacerbaciones, a menudo, llevan aparejadas estancias en Urgencias e incluso ingresos hospitalarios. La gripe produjo 1.459 muertes en España el año 2019. Dicho número se redujo a 883 el año 2020 debido a las medidas preventivas, como el uso de mascarilla y el lavado de manos, durante el inicio de la pandemia del coronavirus.

    La vacuna de la gripe es perfectamente segura, disminuye infecciones graves en personas vulnerables y salva vidas. Sobre el mito de que la administración de la vacuna de la gripe puede producir gripe, tenemos que decir que es un hecho que no está demostrado científicamente. Claro está que podemos tener efectos secundarios derivados de su administración: dolor local, cefalea, febrícula, mialgias. En cualquier caso, si presenta algún síntoma con posterioridad a la administración de la vacuna de la gripe u otras, no dude en consultar a un alergólogo.

    Todo lo anterior, también lo podemos aplicar a la recomendación de la vacuna contra el neumococo, otro microorganismo capaz de producir exacerbaciones graves del asma, sobre todo en los pacientes con un asma más complicada.

    Sobre la vacunación de la gripe, existe una campaña en todo el estado que se inicia por cada comunidad autónoma cada otoño. Consulte en sus respectivas páginas web. Respecto la vacuna del neumococo, se suele administrar una dosis cada cinco años.

    Llegados a este punto, y coincidiendo con el inicio de la campaña de vacunación para el coronavirus en la población menor de 12 años, debemos recomendar su administración. Es una vacuna segura, evita el contagio entre los menores y que este pase a los adultos, disminuyendo la incidencia acumulada. Evita la posibilidad de la llamada Covid persistente, que también puede producirse en la población pediátrica, y evita los ingresos, complicaciones y posibles muertes asociadas al coronavirus. Desde luego, en los pacientes pediátricos con asma u otras enfermedades respiratorias crónicas no hay ninguna duda, pero tampoco en el resto de niñas y niños.

    Las vacunas actuales frente al coronavirus, aunque no evitan el contagio, junto con el uso de las mascarillas, son nuestras armas para intentar mantener controlada la propagación del virus.

    Os animamos a ello y os deseamos unas Felices Fiestas.

    Más información:

  • La alergia alimentaria en el colegio

    Ha comenzado un nuevo curso escolar y, junto a las medidas anti-covid, otros niños y padres deben implementar las medidas de evitación porque su hijo-a ha sido diagnosticado-a de una alergia alimentaria.

    2021 10 13 La alergia alimentaria en el colegioImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2021 10 13 La alergia alimentaria en el colegio

    Según Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (Seicap), se estima que hasta el 18 por ciento de las reacciones alimentarias suceden en el entorno escolar. Al principio parecerá que nuestros hijos estarán en riesgo vital cada vez que se alejen de nosotros para hacer vida social: ir al colegio, fiestas de cumpleaños, excusiones, etc. Por ello, siempre aconsejamos que pregunten a su alergólogo hasta que le agotemos. Pregunten, consulten, verbalicen todas sus dudas.

    Esto se extiende también a los niños. A partir de los 4 años, los niños deben ser tenidos en cuenta en la consulta del alergólogo. Con lenguajes y técnicas adaptadas a cada edad, hay que explicarles su alergia, su tratamiento y las actitudes a tomar en caso de una urgencia.

    Las asociaciones de pacientes y padres de pacientes alérgicos son una gran ayuda en estos casos. Organizan charlas en los colegios, talleres prácticos para padres, madres, cuidadores, para los propios pacientes y sus compañeros de clase.

    En muchas comunidades autónomas existen planes específicos de abordaje de la alergia alimentaria en el colegio. La clave fundamental siempre es la información y la educación. Ante lo desconocido, la primera respuesta suele ser el rechazo y el miedo. Debemos informar todos los colectivos implicados al colegio y a profesores: médicos, padres y madres. También se pide una actitud proactiva en los centros escolares, organizando charlas para formar al profesorado y monitores de comedor etc.

    Existen dos claves principales en cuanto a la evitación de los alimentos en los niños alérgicos en los centros educativos. Una es la información clara y detallada de lo que se debe evitar para no incurrir en errores o malentendidos que pueden resultar fatales (como confundir intolerancia a la lactosa con alergia a la leche, la ingestión de alimentos proporcionada por otros alumnos, el desconocimiento de las "alergias cruzadas", etc) y la otra, disponer de la adrenalina. No debemos tener ningún miedo a la hora de aprender a manejar los autoinyectores de adrenalina. Salvan vidas como los cinturones de seguridad.

    Fundamental, también, no incluir actividades en el colegio que impliquen manipulación de alimentos de posible riesgo de alergia, como los frutos secos, las frutas, etc, porque un porcentaje amplio de niños puede iniciar su alergia alimentaria en el colegio.

    Un aspecto a cuidar en los niños alérgicos es el psicológico. En muchos centros educativos suelen comer en mesas apartadas. Dado el aumento de la frecuencia de la alergia alimentaria en niños, es deseable no incurrir en esta segregación que les puede hacer sentir "raros" o con una "discapacidad" frente a sus compañeros. No por juntar niños con diferentes alergias alimentarias estamos más seguros de no cometer errores.

    Sería deseable disponer de un protocolo médico para los niños alérgicos supervisado por la enfermería escolar donde se registren sus alergias, sus enfermedades asociadas, como rinitis o asma, sus tratamientos, etc.

    Esperamos haber sido de ayuda si su hijo-a ha sido diagnosticado recientemente de alergia alimentaria.


    Enlaces interesantes:

    www.aepnaa.orgEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    https://www.comunidad.madrid/servicios/salud/alergias-e-intolerancias-alimentariasEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    https://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/educacion/p1206_guia_comedores_escolares_programa_perseo.pdfEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/promocion/saludJovenes/docs/Alergia_Alimentos_latex.pdfEste enlace se abrirá en una ventana nueva

  • ¿Se puede evitar ser alérgic@?

    "Antes pensábamos que nuestro futuro estaba en las estrellas. Ahora sabemos que está en nuestros genes". Son palabras del biólogo James Watson, unos de los descubridores de la estructura del ADN. En el año 2003 se completó la secuencia del genoma humano, aunque no se conocen de forma pormenorizada todas sus funciones

    En el caso de las enfermedades alérgicas -rinitis, asma, alergia alimentaria…-, se acepta la existencia de múltiples genes, con efectos sumatorios que interaccionarían con el medio ambiente del individuo y otras exposiciones para causar como resultado la enfermedad alérgica.

    2021 07 05 Se puede evitar ser alérgic@Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2021 07 05 Se puede evitar ser alérgic@

    Durante muchos años se extendió la llamada "hipótesis de la higiene", que pretendía explicar el aumento en la prevalencia de las enfermedades alérgicas relacionándolo con una menor exposición a los gérmenes durante los primeros años de la vida. Esta teoría hoy día ya no se contempla pues la explicación a ese hecho parece más compleja.

    "La interacción con el medio ambiente" se debe entender como un concepto amplio que abarque el clima, las exposiciones a aeroalérgenos del sitio donde nacemos y vivimos (animales, pólenes, ácaros, hongos, etc.), la comida que consumimos, los fármacos que tomamos, los tóxicos a los que estemos expuestos (tabaco, contaminación...), etc.

    En ese sentido, la exposición al tabaco de forma prenatal y durante los primeros años de vida se ha correlacionado con una menor función pulmonar y un aumento del riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias infecciosas o el asma.

    Existen algunas estrategias intervencionistas cuya eficacia sí tiene evidencia científica. Entre ellas, la fundamental y más importante en las últimas décadas es la de la introducción precoz de los alimentos más alergénicos: leche, huevo, pescados, frutos secos, etc, antes de los seis meses de vida del lactante. Varias asociaciones científicas de Alergología y Pediatría así lo aconsejan. Consulte a su alergólogo para cada caso particular.

    Respecto al uso de los llamados probióticos todavía no hay una clara evidencia científica como para recomendar su uso, según las guías de las sociedades científicas de Alergología.

    ¿Y qué sucede con la alergia a los animales? Se han sucedido diferentes corrientes de opinión a lo largo de estos años: las que decían que tener un animal en el hogar protegía de padecer rinitis o asma, y las contrarias. Por el momento, parece que tener o no un animal en casa no modifica esa tendencia, ni en un sentido ni en el otro. Sí parece proteger frente a la rinitis o el asma el criarse en un entorno rural rodeado de animales y vegetación desde el período prenatal.

    Por último, un aspecto interesante para el futuro: la alergia alimentaria y respiratoria está aumentando en las personas mayores (por encima de 60 años). Hasta ahora el diagnóstico de estas patologías era más frecuente en niños y adolescentes, pero en los últimos años está aumentando en las personas mayores. La explicación puede residir tanto en factores externos (contaminación, industrialización, cambios en los hábitos dietéticos…), como en los propios de las personas mayores y sus cambios fisiopatológicos.

    Queridos lectores, con este post, nos despedimos hasta después del verano. Les deseamos un feliz descanso y los animamos a vacunarse contra el coronavirus.

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Alergiate el día
Sobre este blog

Seguro que conoces a alguien que tenga alergia al polen, o a los ácaros, o al pescado, la leche, la aspirina... La alergia se ha convertido en un problema global, que aparece en muchos aspectos de la vida cotidiana, en general haciéndola algo más engorrosa. Aunque no es una enfermedad nueva, si existe en general gran desinformación sobre como manejarla, sobre los tratamientos posibles, y sobre los estudios que se deben llevar a cabo para un buen diagnóstico. Creemos que es fundamental que el paciente esté formado e informado en este tema, y con ese objetivo en mente hemos puesto en marcha este blog.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.