Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Servicio de Alergología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid

  • ¿Qué es la esofagitis eosinofílica?

    Hoy voy a hablaros de un tema un tanto complejo que está aumentando mucho en los últimos años. Cuando le decimos a nuestros pacientes que tienen una esofagitis eosinofilica lo primero que nos dicen es: ¿Que tengo una esofaque...? ¡La verdad es que la palabra se la trae! Voy a intentar explicaros lo mas sencillamente posible en qué consiste y cuando la sospechamos.

    eosinofiloeosinofilo

    La esofagitis eosinofilica es una enfermedad reciente (las primeras descripciones son de no hace más de 25-30 años) caracterizada por la presencia de unas células llamada eosinofilos en el esófago. Estas células son un tipo de leucocitos sanguíneos que participan en enfermedades alérgicas como la rinitis o asma estacional. Cuando los eosinofilos infiltran el esófago este comienza a funcionar mal.

    En los últimos años estamos viendo como esta patología va en aumento posiblemente porque somos capaces de diagnosticarla mejor y que el paciente acude a nuestra consulta antes.

    No sabemos a ciencia cierta porque aparece pero en los últimos años se ha considerado una forma de alergia alimentaria aunque en algunos casos se cree puede estar provocada por alérgenos ambientales como los pólenes. Y aquí estamos los alergólogos junto con nuestros compañeros digestivos en intentar buscar una solución al paciente.

    La esofagitis se detecta principalmente en niños (mas varones) y en adultos jóvenes (30-40 años). ¿Y cuáles son sus síntomas? Son muy diversos: en los niños solemos ver rechazo del alimento, vómitos, dolor abdominal o torácico (¡se ha llegado a ingresar a algún niño con sospecha de infarto!). En los adultos vemos más dificultad para tragar (disfagia) o atragantamiento. Seguramente hay muchos casos infradiagnosticados. Hay muchas personas que se acostumbran a comer bebiendo mucho líquido para que el alimento pase o que se atragantan con frecuencia y podrían tener esta patología.


    ¿Como diagnosticamos la esofagitis?

    Pues ahí está el problema. Para diagnosticarla tenemos que recurrir a realizar una endoscopia. El endoscopio es un tubo que se introduce en el esófago par verlo por dentro y se toma una pequeña muestra (biopsia) que se analiza posteriormente. No siempre los padres son partidarios de realizar esta prueba a sus hijos pero es necesario para llegar a un diagnostico certero. La presencia de más de 20 eosinofilos por campo es el criterio diagnostico definitivo.

    Una vez que se demuestra la infiltración por eosinofilos en el esófago se le pone al paciente un medicamento (un inhibidor de la bomba de protones) durante un periodo de dos meses y se repite posteriormente la endoscopia. Si sigue habiendo eosinofilos se confirma el diagnostico de esofagitis eosinofilica. Es entonces cuando nuestros compañeros digestivos nos piden ayuda.

    A partir de aquí los alergólogos tenemos que hacer una labor de detectives para ver si puede estar relacionado con la toma de algún alimento concreto. Esto lo realizamos mediante pruebas cutáneas para varios alimentos y alérgenos ambientales y un análisis de sangre.

    Los alimentos que con más frecuencia se ha relacionado esta patología son la leche y el trigo pero es frecuente que el paciente presente múltiples alergias simultáneamente. Si un alimento es la causa de esta patología debería eliminarse de la dieta y no sabemos si para siempre. Tenemos que estar seguros de que la esofagitis es debida a un alimento concreto porque si no podríamos retirar gran cantidad de alimentos y esto llevaría a restricciones alimentarias excesivas. En ocasiones también tenemos que pedir a ayuda a los nutricionistas para asegurarnos que el paciente no tenga algún déficit nutricional al retirar alimentos de la dieta.

    Como veis en un tema complejo que va en aumento y que requiere de varios especialistas para llegar a un buen diagnostico. Afortunadamente cada vez la vamos conociendo mas y en un futuro (espero no muy lejano) podamos controlarla por completo.


    dra-ana_perez_monterodra-ana_perez_montero
  • Las pruebas de alergia ¿Cuándo podemos hacerlas?

    Existe la falsa creencia de que las pruebas cutáneas o prick-test para el diagnóstico de la alergia no pueden realizarse en primavera. Este falso mito lleva al paciente a retrasar la consulta al alergólogo una vez transcurrida y sufrida la primavera.

    prick-testprick-test



    En el caso de los niños en época escolar supone además el inconveniente de la coincidencia con la etapa fin de curso donde deben someterse a un elevado nivel de alerta y concentración que puede verse mermado, de cara a los exámenes finales, por los síntomas de la alergia.


    No cometáis ese error. Las pruebas cutáneas pueden realizarse a lo largo de todo el año.

    El único impedimento para realizarlas es la toma de antihistamínicos en el momento de hacer las pruebas o en días previos.

    Bien es cierto que si tenemos alergia a los pólenes que polinizan durante los meses de primavera (gramíneas y olivo en la zona centro de España) estaremos tomando antihistamínicos en forma de pastillas o jarabes para paliar los síntomas. En ese caso debemos esperar a que transcurra una semana desde la última toma para poder realizar los test cutáneos.
    Sin embargo, si el tratamiento es en forma de gotas para los ojos, sprays nasales o inhaladores para el asma, no es necesario esperar ni suspenderlos para hacer las pruebas.

    Además los alergólogos también solemos pedir una analítica en donde medimos la alergia en sangre y ésta no se ve afectada por la toma de antihistamínicos.


    ¡Ojo! en los meses de invierno, aunque no nos demos cuenta, tomamos también antihistamínicos en los tratamientos anticatarrales . Y es frecuente que el pediatra o el otorrino los prescriban durante largas temporadas en los niños muy mocosos o con otitis de repetición. Cuando acude el niño a consulta para descartar alergia debemos retirar ese antihistamínico una semana antes de hacerle el prick-test.

    De manera que os invitamos a que acudáis a la consulta del alergólogo en el momento en que aparezcan los síntomas de la alergia sin mirar el mes del calendario.



    aranzazu_plazaaranzazu_plaza
    • Dra. Aránzazu PlazaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, alergóloga del servicio de Alergología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid
  • ¿Alergia o intolerancia alimentaria?

    Cada vez son más los pacientes que acuden a las consultas de Alergología solicitando estudio para conocer el alimento o los alimentos que les sienta mal. Muchos de ellos creen que si un alimento les provoca síntomas , sean del tipo que sean es porque son alérgicos a él y nada más lejos de la realidad. Por ello, vamos a intentar explicar de una forma sencilla las distintas reacciones adversas que un alimento puede provocar.


    ¿Qué es una reacción adversa a un alimento?: Se define como cualquier reacción anómala que ocurre tras la ingestión, contacto o inhalación de un alimento. Se clasifican en tóxicas( pueden afectar a cualquier persona si se administran a dosis suficientes) y no tóxicas ( afectan sólo a individuos susceptibles).

    A su vez, las reacciones no tóxicas engloban las alergias alimentarias( mediadas por mecanismo inmunológico) y las intolerancias alimentarias ( mediadas por mecanismo no inmunológico).

    alergia_intoleranciaalergia_intolerancia

    • Alergia alimentaria: Los síntomas tras la exposición a un alérgeno alimentario se inician al poco tiempo ( generalmente en la primera hora) y pueden ser cutáneos, como picor y enrojecimiento cutáneo, urticaria, dermatitis atópica, edema de párpados, labios, lengua u otras localizaciones. Digestivos: náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, …. Síndrome de alargia oral: síntomas localizados exclusivamente en boca y faringe. Respiratorios: rinitis, conjuntivitis, asma,… Anafilaxia, que es la manifestación más grave de una reacción alérgica. Se considera una emergencia médica en la que se requiere una actuación urgente e inmediata para prevenir un desenlace fatal.
    • Para llegar al diagnóstico de alergia a uno o varios alimentos realizaremos las siguientes pruebas diagnósticas: Pruebas cutáneas con extractos comerciales y/o alimentos en fresco. Estudio analítico para determinación de IgE específica frente a alérgenos alimentarios. Test de provocación controlada de alimentos siempre bajo observación médica hospitalaria.

    Hasta hace pocos años, la única forma de prevenir la aparición de una reacción alérgica frente a un alimento era la evitación del alimento. Actualmente, podemos actuar, modificando el curso natural de la enfermedad alérgica mediante la Inmunoterapia oral con alimentos. Es el único tratamiento curativo de alergia a alimentos que existe en la actualidad, cuyas características y experiencia en nuestro Hospital ya fueron comentadas en otro capítulo de nuestro blog.


    • Intolerancias alimentarias: son reacciones alimentarias cada vez más frecuentes, cuyo diagnóstico por las características clínicas de las mismas, es complicado en muchos casos y de hecho nos traen de cabeza a médicos y pacientes. Destacar entre otras por su frecuencia las intolerancia a la lactosa y fructosa y una entidad surgida hace poco: sensibilidad al gluten no celiaca.

    Mención especial merece la enfermedad celiaca, enfermedad sistémica inmunomediada, que afecta a individuos genéticamente susceptibles y que es provocada por el gluten, es decir es algo más que una simple intolerancia a gluten.

    Considero que hay dos alimentos que se han ganado tener capítulos propios en este blog por ser alimentos cada vez más implicados en trastornos de alergia o intolerancia así como por la confusión que para los pacientes supone diferenciar si son alérgicos, intolerantes o qué … Son el gluten y la leche . ¡Hablaremos largo y tendido de ellos!

    Las intolerancias alimentarias suelen manifestarse preferentemente con síntomas digestivos variados (dolor abdominal, vómitos, náuseas, digestiones pesadas, diarrea, estreñimiento,…), que aparecen varias horas tras la ingesta del alimento lo que dificulta localizar que alimento es el sospechoso. Otras manifestaciones no digestivas pueden ser cefalea, pérdida o ganancia de peso, falta de energía, cansancio…


    Existen algunos test analíticos para poder diagnosticar algunas de ellas, tales como el test de intolerancia a lactosa y fructosa, perfil inmunológico y genético de Enfermedad Celiaca, estudios en heces ( cuerpos reductores) y poco más …

    Destacar los llamados Test IgG de Intolerancias Alimentarias, test que no han sido validados mediante métodos científicos rigurosos y, que por tanto, no son fiables. Es importantísimo interpretarlos con cautela para así evitar establecer restricciones dietéticas que puedan ser perjudiciales.

    Resumiendo que existe mucho desconocimiento en relación a este campo y, por tanto mucho camino por recorrer para llegar a diagnósticos mucho más fiables y exactos de estos trastornos que pueden mermar considerablemente la calidad de vida de estos pacientes. Entre ellos destacar el estudio de la Microbiota Intestinal y cuyos desequilibrios jugarían un papel protagonista en la aparición de las llamadas Intolerancias Alimentarias.


    Para finalizar mencionar un tipo especial de Reacción tóxica alimentaria que, a veces puede confundirse con una alergia a pescados. Es la escombroidosis: una intoxicación alimentaria por pescados escombroideos (atún, bonito, caballa) y no escombroideos (sardina, arenque y salmón), que son ricos a nivel de su musculatura en L-histidina. Si se mantiene en condiciones inadecuadas de conservación y refrigeración, las bacterias convierten la L-histidina en histamina. Los síntomas serían de malestar, diarrea, enrojecimiento cutáneo, mareos y taquicardias pocas horas después de comer un pescado en mal estado de conservación.




    elena_sierraelena_sierra
    • Elena SierraEste enlace se abrirá en una ventana nueva, alergóloga del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid



  • Asma infantil

    El asma del niño es un motivo muy frecuente en las consultas de Alergia. De hecho, según la OMS (que de contar enfermos sabe mucho…) el asma es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia.

    ¿Qué es el asma infantil? ¿Qué tipos de asma hay?
    La tos seca persistente, mucha veces nocturna, los pitos en el pecho, la fatiga…indican que el niño tiene asma. Esos síntomas se deben a la inflamación de las vías respiratorias. El bronquio es un tubo hueco por donde pasa el aire que llega a los pulmones. Por dentro está tapizado por un revestimiento llamado mucosa bronquial. Esa mucosa bronquial es la que se inflama en el asma y dificulta el paso del aire al disminuirse la luz del bronquio.
    Podemos dividir el asma del niño en dos grupos:


    • Asma alérgico: aquel que se debe a alérgenos que inhalamos (pólenes, ácaros de polvo, hongos de la humedad y pelo de las mascotas)
    • Asma no alérgico: el que se debe a estímulos inespecíficos siendo el principal las infecciones por virus, como los catarros…. Otros son el humo del tabaco, ejercicio físico, etc.

    fant-asmafant-asma


    ¿El asma se hereda?
    No existe un único gen sino varios genes que determinan la predisposición a padecer asma en la infancia. Este factor hereditario es mucho más relevante en el caso de la atopía que es la predisposición a ser alérgico. Hasta el 80% de los niños asmáticos tienen o han tenido alergia a algo ¡incluidos alimentos como leche y huevo!

    ¿Qué ocurre en el bronquio?
    En niños predispuestos genéticamente a tener asma, la exposición a agentes comunes, (como los virus del cole y de la guardería…) producen una inflamación bronquial exagerada y prolongada.
    Además, la mucosa bronquial lesionada por la inflamación no se repara en estos niños de forma adecuada y da lugar a lo que llamamos hiperreactividad bronquial. Eso significa que los bronquios son muy reactivos a estímulos irritativos; otro catarro, más ejercicio, etc y se vuelven a inflamar y vuelta a empezar.


    Influyen también las características anatómicas del bronquio del niño. Son tubos más pequeños y estrechos, con gran cantidad de glándulas productoras de moco, que también contribuye a que se tapone el bronquio. De hecho cuando el niño crece el bronquio crece con él y el número de crisis asmáticas va disminuyendo.
    Por eso la mayoría de estos niños se cura en la etapa escolar.


    ¿Y si el asma se debe a la alergia?
    ¡Pues más fácil todavía! Los alergólogos, hábiles detectives, descubrimos la causa de la alergia -polen, mascotas, etc…- y ponemos la solución (de la cual se hablará en otros blogs para no cansaros).


    ¿Cuál es el tratamiento del asma?
    El tratamiento idóneo del asma son los inhaladores.
    Los podemos dividir en 2 tipos:

    • Los que alivian lo síntomas: broncodilatadores (abren el bronquio).
    • Los que controlan la enfermedad: corticoides (eliminan la inflamación del bronquio).

    ¡Ojo! Los corticoides inhalados no tienen efectos secundarios nocivos porque sólo actúan en el bronquio. La única precaución que hay que tener es enjuagarse la boca después de inhalarlos.


    Algunos consejos para controlar el asma
    Los padres, los cuidadores y cuando sea capaz, el niño deben conocer:
    Para qué sirven los distintos inhaladores (si entendemos lo que nos pasa en el bronquio y cómo lo solucionamos, controlaremos nuestro asma.)

    • Cómo se manejan los dispositivos de inhalación (fundamental saber que estamos haciendo bien el tratamiento y nos está entrando la medicina en el bronquio)
    • Cuáles son los síntomas iniciales que desembocan en una crisis de asma (para frenarlos a tiempo…)
    • Cuáles son los desencadenantes (para evitarlos si se puede…)

    Esperemos con estas explicaciones haber puesto las cadenas a vuestro FANTASMA para al menos, tenerlo controlado.



    arancha_plazaarancha_plaza
    • Dra. Aránzazu PlazaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, alergóloga del servicio de Alergología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid
  • Alergia al polen, también en invierno

    Tradicionalmente, se identifica la alergia al polen con los meses de primavera, sin embargo, no todos los pólenes aparecen en esta época.

    Hay plantas que polinizan en épocas diferentes, y que, como es el caso de la familia de las cupresáceas, han adquirido mucha importancia en los últimos años, sensibilizando a un gran número de personas.

    La familia de las cupresáceas, incluye numerosos géneros y especies, entre ellas, destacan, en la zona centro, el cupressus Arizonica (cipres arizónica) y el cupressus sempervirens (cipres común), que se encuentran con mucha frecuencia en viviendas, parques y jardines para formar setos y como árboles ornamentales. Otras especies, como enebros y sabinas (género juníperus) se encuentran ampliamente distribuidos en el área mediterránea.

    alergia ciprésalergia ciprés

    Su periodo de polinización es amplio, abarca de noviembre a marzo, alcanzando los niveles más altos en enero y febrero, que es cuando la mayoría de los pacientes presentan los síntomas.

    En los últimos veinte años, el volumen de polen de ciprés por metro cúbico de aire se ha multiplicado . Algunos inviernos se han llegado a registrar 1.000 granos de polen por metro cúbico de aire, cuando la cantidad media hace 20 años era de 50 granos por metro cúbico.

    El problema es mayor en las ciudades, pues los agentes contaminantes procedentes de vehículos y calefacciones aumenta la capacidad de los pólenes de producir síntomas de alergia.

    En algunas zonas, como Madrid, el número de alérgicos a arizónicas ha igualado en los últimos años, al de alérgicos a pólenes típicos de primavera (gramíneas y olivo).

    Otros árboles que también polinizan en invierno son avellano, aliso y fresno. Este último, de la familia de las oleáceas, puede provocar síntomas por reacción cruzada en pacientes alérgicos a olivo.

    Los síntomas principales son rinitis (estornudos, congestión nasal, moco líquido) y conjuntivitis (prurito y enrojecimiento conjuntival). También pueden causar asma.

    Estos síntomas, por la época en que se producen, con frecuencia pueden ser confundidos con los de un catarro invernal, aunque tienen mayor duración y oscilaciones a los largo de las semanas. Muchos pacientes acuden a consulta después de semanas de padecer los síntomas y de haber realizado tratamientos para el "catarro" que no han resultado eficaces.

    El diagnóstico, se basará en una historia clínica compatible, se realizarán también pruebas cutáneas (prick test) con los reactivos específicos y puede añadirse un estudio en sangre para detectar IgE específica.

    El tratamiento de los síntomas puede incluir antihistamínicos orales, colirios, espráis nasales e inhaladores, si se ha desarrollado asma.

    Además, se valorará la indicación de una vacuna específica, que es el único modo de modificar realmente el curso de la enfermedad.

    Las vacunas, en la actualidad, son muy eficaces, existiendo diversas formas de administración que permiten adaptar mejor el tratamiento a cada paciente. Este tratamiento durará un periodo de entre 3 y 5 años. La mejoría se puede observar ya desde el primer año de tratamiento y puede llegar a alcanzar, al final del tratamiento, a un 80% de los pacientes.


    ana_novalbos. Este enlace se abrirá en una ventana nuevaana_novalbosEste enlace se abrirá en una ventana nueva




36 resultados
Buscador de Alergología infantil
Sobre este blog

Se dará información y se resolverán dudas sobre las alergias en niños en especial a las alergias alimentarias

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.