Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog Materno infantil de los Hospitales Quirónsalud Murcia y Valencia

  • Planifica tu embarazo, paso a paso

    Planificar embarazoPlanificar embarazo¿En qué consiste planear un embarazo?

    La planificación del embarazo consiste en una serie de medidas preventivas que ambos miembros de la pareja, deben adoptar unos tres meses antes de comenzar la búsqueda del bebé. No se trata de suspender el método anticonceptivo y esperar a que el test de embarazo sea positivo, sino que va más allá.

    El motivo de que sea este tiempo es ya que los gametos se forman y maduran antes de la fecundación, y en concreto el espermatozoide necesita, precisamente, de unos tres meses para completar dichos procesos.

    La salud de la mujer durante la gestación depende en gran medida de su estado de salud antes de la concepción. Dado que el periodo de mayor vulnerabilidad para el embrión es el primer trimestre de gestación, el consejo reproductivo antes de quedar embarazada constituye un aspecto importante para ambos.


    ¿Cómo empezar a planear un embarazo?

    Una vez que se ha decidido comenzar la búsqueda del embarazo, existen una serie de medidas a adoptar. Estas medidas tienen que ver con el estilo de vida y el entorno, te comentamos algunas de ellas:

    1. Se recomienda empezar a tomar suplementos de ácido fólico. Este enlace se abrirá en una ventana nueva

    Una dosis de 0,4 mg al día suele ser suficiente, a no ser que el médico recomiende algo diferente.

    Se ha demostrado que la administración de suplementos de ácido fólico (solo o en combinación con otras vitaminas y minerales) dos-tres meses antes de quedar embarazada disminuye significativamente la prevalencia de defectos del tubo neural en el feto.

    2. Si hay antecedentes de alguna enfermedad genética en la familia, la pareja debe buscar asesoramiento genético adecuado para valorar los riesgos y las distintas opciones reproductivas.

    3. Mantener una dieta equilibrada, con frutas y verduras y pocas grasas saturadas.

    4. Se recomienda la ingesta de alimentos ricos en yodo como lácteos, pescado y el consumo de sal yodada.

    3-4 gramos de sal yodada al día cubre las necesidades diarias de yodo. En caso de que sea necesario la suplementación farmacológica la dosis recomendada es de 200μg/día.

    5. No fumar ni estar en ambientes con humo de tabaco. Evitar las bebidas alcohólicas y el consumo de otras drogas.

    6. Si la futura madre padece alguna enfermedad crónica debe consultar con su médico para que valore los riesgos potenciales que la enfermedad tiene para el embarazo, el feto y los asociados con su tratamiento.

    Lo más deseable es que su patología esté lo mejor controlada posible antes de iniciar la gestación. Si la futura madre toma habitualmente alguna medicación debe saber si puede seguir con el mismo tratamiento o si de lo contrario es mejor modificarlo por otro que conlleve el menor riesgo posible para el feto.

    7. Asegurarse de haber completado adecuadamente el calendario de vacunación, especialmente si la futura madre trabaja con niños o enfermos.

    8. Seguir las normas de protección de riesgos laborales, sobre todo en aquellos trabajos relacionados con temperaturas extremas, radiaciones ionizantes, sustancias químicas y otros factores físicos.

    9. Y procurar llevar unos hábitos de vida saludable, que consisten en cuidar la dieta y el peso, dormir lo suficiente y hacer ejercicio.

    ¿A qué edad se planifica un embarazo?

    La edad media a la que las mujeres tienen su primer hijo en España es a los 31 años. Tan solo el 34% de las madres primerizas son menores de 30 años y más del 7% de las madres primerizas tienen más de 40 años.

    Se ha vuelto bastante frecuente en estas últimas décadas el embarazo en mayores de 35 años como consecuencia de cambios sociales y el deseo también de la mujer de poder dedicar más tiempo a sus estudios, carrera y vida personal.

    Aunque la tendencia es que las mujeres retrasen cada vez más la maternidad, no debemos pasar por alto que después de los 35 años disminuye la fertilidad y que pasados los 40 las posibilidades de concebir se reducen notablemente.

    ¿Se puede preparar un embarazo?

    Como decíamos, cada vez hay más mujeres que deciden ser madres a los 40 y no es ninguna locura.

    Sin embargo, se debe tener en cuenta que la cantidad y calidad ovocitaria disminuye con la edad y por tanto aumenta el riesgo de aborto espontáneo, de alteraciones cromosómicas y el riesgo de infertilidad.

    Hay que mencionar también que hay más complicaciones durante el embarazo como la aparición de diabetes gestacional, hipertensión, preeclampsia, parto prematuro o de cesárea. Pero ser madre o padre a los 40 también tiene sus ventajas. A esta edad lo más habitual es tener mayor estabilidad personal y tranquilidad económica que puede ser beneficioso para la crianza de un hijo.

    Si después de 6 meses de búsqueda no se consigue embarazo se recomienda acudir a un ginecólogo especialista eEste enlace se abrirá en una ventana nuevan reproducción para realizar un estudio de fertilidad.

    Existen distintas técnicas de reproducción asistidaEste enlace se abrirá en una ventana nueva coEste enlace se abrirá en una ventana nuevamo la inseminación artificial, la fecundación in vitro y la ovodonación y en función del resultado del estudio fertilidad se recomendará una u otra para que tanto las mujeres como las parejas puedan ver su deseo genésico satisfecho.

    Si estás pensando en quedarte embarazada, puedes acudir a nuestros servicios de Ginecología y Obstetricia para una evaluación inicial. El equipo de médicos revisará tu historial médico, valorará tu estado de salud y te indicará qué hábitos saludables debes tener, también te recetará complejos vitamínicos prenatales que disminuyen el riesgo de malformaciones y enfermedades en el bebé y ayudan al organismo a asimilar mejor la gestación.

    Además de ayudarte y orientarte a planificar tu embarazo.

    Texto elaborado por la doctora María Sebastián, especialista de la Unidad de Reproducción Asistida Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva


  • Fecundación in vitro, qué es y cuánto cuesta

    FIVFIV

    La fecundación in vitro (FIV) es una técnica de reproducción asistida para ayudar a las parejas o mujeres solas que presentan dificultad para conseguir un embarazo.

    Muchos son los factores que intervienen para un tratamiento exitoso, como es la edad de la mujer, además de ello influirá la calidad de los espermatozoides masculinos.

    ¿Qué es la fecundación In Vitro?

    La fecundación in vitro es un tratamiento de fertilidad que consiste en extraer extraer los óvulos de los ovarios de la mujer mediante punción folicular y, a continuación, fecundarlos en el laboratorio con los espermatozoides del varón.

    Una vez extraídos, se observa la evolución de los embriones en cultivo hasta que se transfieren al útero de la futura madre a fin de lograr el embarazo.

    Actualmente se distinguen dos tipos de FIV:

    Fecundación In Vitro convencional.

    Con esta técnica se ponen en la misma placa de cultivos los óvulos y los espermatozoides a la espera de que sean capaces de fusionarse por sí solos.

    ICSE. Inyección Intracitoplasmática de espermatozoides.

    Trabajar con esta técnica supone la introducción del espermatozoide directamente en el interior del óvulo a través de una microinyección.

    Elegir uno u otro método para la fecundación dependerá de las condiciones de infertilidad de cada pareja.

    ¿Cuándo se necesita la FIV?

    Las situaciones de esterilidad pueden llevar a una pareja a necesitar la técnica de FIV para poder conseguir el embarazo y estas pueden ser muy variadas.

    Las causas de la infertilidad puede deberse tanto a problemas masculinos como femeninos o incluso por una combinación de ambos.

    Infertilidad masculina.

    En estos casos puede que el embarazo no se produzca por diferentes causas como son: pocos espermatozoides en el eyaculados, espermatozoides lentos o inmóviles, con formas anormales en cabeza, cuello y/o cola, entre otras.

    Infertilidad femenina.

    La infertilidad en las mujeres se puede presentar en diferentes puntos, como son: los problemas hormonales que causan alteraciones del ciclo menstrual, anovulación, etc. Alteraciones en las trompas de Falopio que provocan una obstrucción. Malformaciones en el útero, tumoraciones como pólipos o miomas, endometriosis, etc. Alteraciones en el cuello uterino que impiden el paso de los espermatozoides hasta la cavidad uterina.

    ¿Cómo funciona la FIV?

    La fecundación in vitro es un proceso compuesto por varios pasos para lograr el éxito final del tratamiento.

    Estimulación ovárica controlada.

    En primer lugar, la mujer recibe medicación hormonal durante un periodo de 10 días para estimular la producción de óvulos y poder obtener así un mayor número de ellos. Esta medicación permite controlar el momento de la ovulación, aumentando así las probabilidades de que los óvulos obtenidos sean maduros y aptos para la fecundación.

    Punción ovárica o folicular.

    Es la intervención quirúrgica en la que se extraen los óvulos maduros. Esto se realiza a través de la aspiración, la cual suele durar unos 20 o 30 minutos. Para este proceso se requiere de anestesia.

    Recogida y preparación del semen.

    Se recoger la muestra del hombre y a continuación, el esperma pasa por un proceso de capacitación espermática que hará que los espermatozoides sean capaces de fecundar y dar lugar al embrión.

    Fecundación.

    En este paso, el óvulo y espermatozoide se fusionan, ya sea por ellos mismos (FIV convencional) o mediante la microinyección (ICSI).

    Cultivo de embriones.

    Una vez el óvulo ha sido fecundado, se dejan los embriones en un incubador que mantiene las condiciones óptimas de desarrollo embrionario.

    Se observa su evolución hasta la transferencia, que podrá realizarse en día 3 o en día 5-6 de desarrollo.

    Preparación endometrial.

    La mujer recibe estrógenos y progesterona para que en el momento de la implantación de los embriones, su endometrio tenga el aspecto y grosor adecuados para favorecer la implantación.

    Transferencia de embriones.

    Los embriones de mayor calidad se transfieren al útero de la futura madre esperando la implantación y se inicie con ello el embarazo.

    Congelación de embriones.

    Los embriones no transferidos son criopreservados por el método de vitrificación para su uso posterior.

    Prueba de embarazo.

    Pasados unos 14 días después de la punción folicular, se puede realizar el test de embarazo.

    ¿Sirve para todos la FIV?

    Para poder aplicar la fecundación in vitro es necesario que tanto la mujer como el hombre cumpla con una serie de requisitos referentes a su salud.

    Es necesario que la mujer sea capaz de producir óvulos, además de no tener problemas o anomalías uterinas que impidan la implantación del embrión o la ovulación de la gestación.

    En el caso del hombre, los requisitos varían en función del tipo de FIV que se vaya a realizar. Si la calidad seminal lo permite, es decir, si tiene un recuento de espermatozoides móviles, entre 1 y 3 millones/ml, se realizará la FIV convencional. Si por el contrario, el esperma tiene problemas graves de movilidad, morfología o concentración, se escogerá la ICSI.

    ¿Qué porcentaje de éxito tiene la FIV?

    El éxito del tratamiento se mide en función de varios factores, siendo la edad de la paciente uno de los más influyentes, y la calidad de los espermatozoides.

    Se han logrado estipular ciertos parámetros de éxito del Tratamiento de FIV:

    • Un 40% en mujeres menores de 35 años.
    • Entre un 27-36% en mujeres de 35 a 37 años.
    • Entre un 20-26% en mujeres de 38 a 40 años.
    • Entre un 10-13% en mujeres mayores de 40 años.

    ¿Cuál es el éxito real de la FIV?


    El éxito real de la FIV hace referencia al nacimiento de un niño sano y no únicamente al hecho de lograr el embarazo.

    Precio del tratamiento

    La fecundación In vitro tiene un coste aproximado entre 3000 y 5000€. Hay que tener en cuenta que el precio variará en función de las necesidades de cada situación, de las pruebas, de la evolución…

    Generalmente, la medicación de la paciente no está incluida en el presupuesto inicial.

    Hay que tener en cuenta que el embarazo no siempre se logra en el primer intento de FIV, por lo que es conveniente consultar el coste de la congelación de embriones y la transferencia en ciclo sustituido para futuros intentos.

Buscador de La gran aventura de ser madre
Sobre este blog

Un espacio materno infantil donde se resuelven las dudas frecuentes sobre la aventura de ser madre, desde el inicio hasta que nace el bebé. Hablamos de Pediatría, partos, lactancia, reproducción asistida, etc... Cómo cuidarte antes, después y durante el embarazo, qué necesitas y cómo prepararte para la llegada de tu bebé, sus cuidados, su alimentación y todo lo que quieras saber para esta nueva etapa que comienza lo encontrarás en nuestro blog. Un espacio donde cambiamos pañales, tenemos chupetes y te ayudamos a preparar el biberón para tu pequeño. Bienvenid@ a nuestra aventura, bienvenid@ a la etapa más emocionante de tu vida, ser mamá.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.