Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog Materno infantil de los Hospitales Quirónsalud Murcia y Valencia

  • Parto en el agua, beneficios para la madre y el bebé

    Durante el embarazo la mujer se crea una serie de expectativas sobre la maternidad y su partoEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Uno de los aspectos que más preocupa normalmente, es el dolor y la capacidad de controlarlo.

    La vivencia del mismo varía de una mujer a otra y está influenciada por múltiples factores: fisiológicos, psicológicos-emocionales, culturales y ambientales.

    Muchas mujeres demandan algún tipo de analgesia para el alivio del dolor. La elección del método analgésico va a depender de la percepción individual del dolor y, entre otros factores, del apoyo profesional que reciba donde la matrona juega un papel muy importante.

    Actualmente la analgesia epidural es el método más demandado y eficazEste enlace se abrirá en una ventana nueva, pero no deja de ser una técnica invasiva que conlleva una serie de riesgos y efectos sobre el parto, requiriendo mayor vigilancia, dificultando la movilidad y disminuyendo la sensación de pujo; en consecuencia, la mujer pasa a tener un papel más pasivo durante el parto.

    Una mujer que desee un parto natural, sin el uso de analgesia epidural, podrá gozar además de libertad de movimientos, usando las distintas instalaciones de la sala, como es por ejemplo el uso de la pelota de pilates, la silla de partos, las lianas, la hidroterapia, etc.

    Cada vez son más los hospitales, entre ellos los centros de Quirónsalud, que se están centrando en la humanización de los cuidados con respeto de la participación y capacidad de decisión de la mujerEste enlace se abrirá en una ventana nueva sobre ciertos aspectos acerca del parto y posparto reduciendo considerablemente la intervención obstétrica y respetando así la fisiología del parto, garantizando en todo momento la seguridad de la madre y del futuro/a recién nacido/a.

    En lo que se refiere al alivio del dolor durante el parto se ofrecen técnicas menos analgésicas que la epidural pero más participativas para la mujer como por ejemplo, el uso de las bañeras de agua caliente, esferodinamia o uso de pelota de pilates, lianas, deambulación, etc.

    Dilatación en bañera

    La dilatación en el agua es igual de segura que cualquier otro procedimiento, el uso de agua caliente permite reducir los dolores de la dilatación, preparando a la madre para luego dar a luz en la cama o en cualquier otra posición que la mujer decida.

    En qué casos se puede recurrir a la inmersión en agua caliente

    Para que una mujer pueda optar al uso de la bañera es indispensable el haber tenido un embarazo de bajo riesgo. Además, es importante el deseo de la mujer de tener un parto mínimamente intervenido, ya que el uso de la bañera no es compatible con el uso de medidas farmacológicas de reducción del dolor.

    Puede darse el caso, de que alguna madre que haya decidido dilatar en la bañera cambie de parecer y solicite hacerlo de manera convencional, pero es muy importante que las madres que elijan la dilatación en el agua sean conscientes de que esta opción es la culminación de todo un proceso de preparación durante el embarazo.

    Paritorio Quirónsalud valenciaParitorio Quirónsalud valencia

    Beneficios de la dilatación en el agua

    Por su parte la hidroterapia o inmersión en agua caliente, genera en el momento de la dilatación los siguientes beneficios:


    · Una sensación de ingravidez, de disminución del peso corporal lo que facilita los cambios posturales y la libertad de movimiento, ayudando al descenso fetal y favoreciendo la relajación y el confort.

    · El calor del agua produce relajación muscular, reduciendo la sensación de dolor, la ansiedad, disminuyendo la liberación de adrenalina… y aumentando los niveles de oxitocina y endorfinas.

    · El agua caliente produce una mejora de la perfusión útero placentaria lo que resulta beneficioso para el bienestar fetal. El aumento de la perfusión uterina también afecta a su contractilidad, las contracciones se hacen más eficaces por lo que se favorece el trabajo de parto y se reduce en el tiempo la primera y segunda fase del parto.

    · Aumento de la elasticidad del canal del parto y periné lo que reduce el trauma perineal, la severidad de los desgarros y el uso de episiotomías.

    Todos estos beneficios ayudan a disminuir la demanda de anestesia epidural y la administración de oxitocina sintética.

    Además de una sensación de empoderamiento de la mujer sobre su cuerpo, sobre su parto, y por tanto el grado de satisfacción personal.

    El objetivo principal con el uso de la hidroterapia es contribuir en la relajación y el alivio del dolor de la gestante aprovechando los beneficios de la inmersión en agua caliente, favoreciendo las posiciones que ayudan al descenso fetal, de manera que se reduzcan las intervenciones innecesarias y la medicalización del parto.

    ¿Es recomendable la dilatación en el agua?

    Desde la Unidad de partos del hospital Quirónsalud Valencia es una opción muy recomendable para las madres ya que de este modo consiguen tener un papel activo en el momento del alumbramiento.

    Aunque las madres se declinan en su mayoría por la analgesia epidural. son pocas mujeres las que optan por la dilatación en bañera, pero es un servicio que se ha de tener por todos los avances en obstetricia en la forma de tratar el dolor.

    En el hospital Quirónsalud de Valencia contamos con un equipo de profesionales que ayudan a los padres a planificar cómo será el momento del alumbramiento, un momento especial en el que la madre estará acompañada de un equipo profesional y humano que le ayudará en el momento de dar a luz al bebé.


    Texto elaborado por la Unidad de Partos de Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva








  • La lactancia materna y su beneficios para el bebé

    ¿Qué es la lactancia materna?

    Podemos decir, que la lactancia materna es lo que ha previsto la naturaleza para la supervivencia de las especies de mamíferos.A nivel inmunológico, nutricional y de vinculación.

    La leche materna Este enlace se abrirá en una ventana nuevaes específica de la especie. Es un fluido vivo que se adapta en todo momento a las necesidades del recién nacido. Las hembras de cada especie producen la leche adaptada para el óptimo desarrollo de sus hijos.

    mama amamantandomama amamantando

    Como bien defiende la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leche materna no sólo es importante a nivel nutricional si no que, es fundamental como protección inmunológica, para el desarrollo neurológico y vinculación con la madre.

    En cuanto a las recomendaciones de la OMS en base a la evidencia científica sobre la alimentación de nuestros hijos, es una lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses y complementada con otros alimentos, hasta el mínimo 2 años. De ahí en adelante hasta que madre e hijo quieran.

    ¿Cómo hacer una lactancia adecuada?

    Hoy en día los profesionales que trabajamos con la lactancia ya no hablamos tanto de beneficios de amamantar y tomar leche materna como de riesgos de no hacerlo ya que la lactancia materna es una cuestión de salud pública.

    Cuando nace un bebe su sistema de defensa o inmunológico no está bien desarrollado y es el sistema de la madre el que produce defensas específicas contra todo lo que hay en su ambiente y el de su bebe.

    Estas defensas que el recién nacido necesita, es la madre quien se las proporciona a través de la leche materna. Es por esto que se suele decir que el sistema inmunológico de un bebe es la leche de su madre.

    ¿Hay refuerzos para la lactancia materna?

    Aunque existen numerosas infusiones comercializadas que prometen a las madres producir más leche, no solamente no son efectivas sino que pueden contener algunos componentes de alto riesgo para el bebé.

    Para tener una producción adecuada debemos tener una buena técnica y que el bebé mame con eficacia de esta manera, la glándula se va adaptando produciendo la cantidad que necesita el bebé en función de lo que él vaya sacando.


    ¿Existe la lactancia artificial?

    La lactancia artificial es un sucedáneo de lactancia materna pensado para aquellos casos en que las mujeres no puedan amamantar. al no ser un fluido vivo, no tiene la capacidad de adaptarse al bebé y no contiene todos los componentes a nivel en inmunólogico que este precisa.

    Es un suplemento que debe ser prescrito por un profesional teniendo en cuenta que, para las madres que quieren amamantar, la primera opción para suplementar sería la leche de la propia madre extraída.

    En los centros de Quirónsalud contamos con un amplio equipo de pediatras que te acompañan durante todo el proceso y llevan un seguimiento post parto para el desarrollo óptimo de tu bebé.

    Comienzo lactanciaComienzo lactancia

    Por eso es tan importante para el bebe ser amamantado. Los niños que no reciben leche materna son cinco veces más hospitalizados, presentan mayor riesgo de contraer diferentes enfermedades como respiratorias, como son catarros, bronquitis, broquiolitis, neumonía, asma, atopia, otitis media recurrente, enfermedades gastrointestinales, obesidad, cáncer, infecciones urinarias, meningitis, enterocolitis necrotizante...

    En caso de prematuros no amamantados, aumenta de 6 a 20 veces el riesgo o síndrome de muerte súbita del lactante.

    En general los niños que son amamantados presentan coeficientes intelectuales más altos y esto se atribuye a los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga que se encuentran únicamente en la leche materna y actúan sobre el desarrollo neurológico.

    Por ejemplo la madre de un niño prematuro que es más inmaduro presenta en su leche hasta un 30% más de estos ácidos grasos respecto a la leche de una madre que tiene un bebe a término.

    Esta protección no se limita a la infancia si no que va más allá a la edad adulta. Los adultos que han sido amamantados también presentan menor incidencia de muchas enfermedades.

    Respecto a la madre, hay evidencia sobre la importancia de amamantar para las mujeres. Sabemos que las madres que amamantan presentan menor riesgo de padecer depresión postparto. Esto es gracias a las hormonas que se liberan durante la lactancia, las cuales, ayudan a poner en marcha "los mecanismos de cuidado de la cría" y además causa en ellas un efecto relajante.

    Respecto a esto hay estudios muy interesantes sobre el sueño de la madre que amamanta, y es que aunque se ha visto que el número de despertares nocturnos de los niños que toman pecho y biberón no difiere mucho, las madres que amamantan duermen de media, media hora más, que tienen más periodos de sueño profundo y estos son más largos que las que no lo hacen.

    La leche materna por la noche además contiene melatonina, hormona que induce al sueño y ayuda con el ritmo circadiano.

    Gracias a esto el niño que es amamantado consolida más precozmente los patrones de sueño.

    La madre que amamanta además tiene menos riesgo de hemorragia postparto, cáncer de útero, pecho y ovario, menos riesgo de padecer anemia, diabetes, hipertensión y recupera antes el peso previo al nacimiento.


    Texto elaborado por Paloma de Miguel, Asesora de Lactancia IBCL del Hospital Quirónsalud de Valencia, Servicio de pediatría

  • Mi parto con o sin epidural

    Puede que la palabra dolor, sea probablemente la sensación que asocian las mujeres cuando se habla del parto. La mayoría tiene un temor arraigado en su mentalidad y es que parir duele, ya sea por experiencias de familiares o propias, las mujeres piensan en dolor cuando se habla de dar a luz.

    Parto con o sin epiduralParto con o sin epidural

    En la etapa final del embarazo se produce un cambio hormonal que aumenta el umbral del dolor, es decir la mujer podrá soportar mejor ese dolor a la hora de dar a luz, aunque este sigue siendo muy superior al que produce, por ejemplo, al de una fractura ósea.

    Con el paso de los años y numerosos estudios, la medicina ha conseguido poner al alcance de las futuras madres opciones, como la epidural que reducen ese dolor en el momento del parto.

    Aunque la mayoría de mujeres sabe de la existencia de la epidural, las dudas invaden la mente de muchas embarazadas. Es frecuente que busquen por internet, pregunten a amigas que ya han sido madres y han pasado por eso, y también es una consulta frecuente a sus doctores en el momento de hablar sobre el parto. No obstante, son muchas las mujeres llegan con dudas al paritorio y desconocen todo lo que rodea a este tipo de anestesia.

    ¿Qué es y cómo funciona la epidural?

    Es una técnica para controlar el dolor de la zona de útero y vagina. Este tipo de anestesia consiste en inyectar anestésicos locales o analgésicos a través de un catéter muy fino introduciéndolo en la columna vertebral lumbar, concretamente en una zona conocida como espacio epidural.

    Una vez colocado el catéter, se administra la medicación necesaria a la embarazada a medida que avance el trabajo de parto. Esta técnica se puede usar incluso si finalmente el parto es con cesárea.

    El dolor es algo subjetivo y cada mujer lo siente en diferentes grados por ello, a la hora de administrar la epidural siempre se intenta que la dosis sea la justa para permitir aliviar el dolor más intenso pero permitiendo que la madre note las contracciones y que pueda colaborar en el trabajo de parto y los pujos, en lo que ya denominamos ‘walking epidural’ o ‘epidural ambulante’, dado que la movilidad de las piernas y mitad inferior del cuerpo no se limita totalmente, aunque está dificultada.

    El momento idóneo de la colocación del catéter es cuando el trabajo de parto ya está iniciado y se han alcanzado al menos 3-4cm de dilatación. Es por ello que, durante el parto, la ginecóloga o anestesióloga estudiaran el avance de cada parto y serán quienes decidan cuándo es el mejor momento de suministrar la dosis a la futura madre.

    ¿El parto con epidural duele?

    El dolor es probablemente la palabra asociada más frecuentemente al parto.Sin embargo, cada mujer vive el dolor de manera diferente dependiendo de sus expectativas respecto al proceso de parto, de su grado de tolerancia o ‘umbral’ del dolor que ella tenga, del momento en el que se encuentre dentro del proceso de parto, de la experiencia de partos anteriores en caso de que no sea primeriza y otros muchos y diversos condicionantes, añade.

    La analgesia epidural, y sus variantes, como la analgesia intradural o la intradural-epidural combinada, es la técnica más utilizada actualmente por los ginecólogos a la hora del parto, pues es la que ofrece un mejor equilibrio entre eficacia y seguridad durante todo el proceso tanto para la madre como para el bebé.

    ¿Qué se siente en un parto con epidural?

    La analgesia epidural disminuye las sensaciones de la zona inferior del cuerpo, pero no las elimina totalmente, de manera que la madre está despierta en todo momento y puede colaborar en el proceso de parto.

    La futura madre nota el alivio del dolor de manera gradual, pasados entre 10 y 20 minutos de la inyección de la primera dosis. Una vez suministrado, se puede producir un cierto grado de debilidad, pesadez o adormecimiento de las piernas, que variará en función de la mujer y de la dosis administrada.

    Una vez la analgesia hace efecto, el dolor por las contracciones se aligera bastante o desaparece, aunque se puede continuar notando sensación de presión o una leve molestia. En un 5% de los casos ocurre que la anestesia no se completa, de manera que hay que repetir la técnica.

    Una vez se ha terminado el parto se retira el catéter peridural y los efectos analgésicos sobre la madre desaparecen en pocos minutos/horas.

    ¿Es recomendable la epidural en madres primerizas?

    Muchas madres primerizas consultan a sus ginecólogos sobre si es recomendable o no el uso de la epidural en el momento del parto, ya que tienen inquietudes sobre si puede afectar al bebé o a ellas durante el alumbramiento.

    La principal ventaja de la analgesia epidural es el alivio del dolor, sin afectar sustancialmente a la madre ni al feto,, al mismo tiempo se disminuye la ansiedad asociada a todo el proceso, por lo que es altamente recomendable para madres primerizas.

    Actualmente existen alternativas a esta anestesia.Como terapias alternativas se contempla el parto en el agua, diversas técnicas de relajación o el uso de óxido nitroso inhalado, pero sólo algunas de estas han demostrado algo de eficacia, a pesar de estar muy lejos de la calidad analgésica proporcionada por la analgesia epidural.

    ¿Es recomendable la epidural en el parto?

    Como ocurre con cualquier otra técnica, hay algunas situaciones en las que la analgesia epidural está contraindicada:

    • Alergia a los anestésicos locales.
    • Alteraciones de la coagulación.
    • Infección generalizada o del punto de punción.

    En el caso de otras enfermedades neurológicas o hematológicas, alteraciones anatómicas o la presencia de tatuajes en la espalda se realizará una valoración individual de la indicación.

    Aunque se esté en la fase final de la dilatación la analgesia epidural puede ponerse. Sin embargo, dado que tarda unos 15-20 minutos en hacer efecto, si el parto progresa rápidamente puede ser que el bebé nazca antes de notar plenamente el efecto, por lo que, en fases avanzadas del parto, será necesario evaluar adecuadamente los riesgos de la técnica ante los beneficios que pueda aportar.

    ¿Tiene efectos secundarios la epidural?

    Como recomendación general, ante cualquier intervención médica, hay que leer muy bien el consentimiento informado, y preguntar todas las dudas al respecto de la técnica a emplear.

    Hay una proporción de efectos secundarios asociados a esta técnica, habitualmente en las mujeres que la han usado durante su parto, si estos se dan son efectos leves. Es importante que las mujeres conozcan estos posibles efectos secundarios de la técnica previamente a la toma de decisiones.

    Estas son las complicaciones más frecuentes, y menos graves de la epidural:

    • Disminución de la presión arterial de la madre que sólo en algunos casos esto puede provocar un descenso de la frecuencia cardíaca fetal de forma transitoria.
    • Disminución de la contractilidad uterina, esto puede requerir el uso de oxitocina intravenosa y una mayor incidencia de parto instrumentado.
    • Punción accidental de la duramadre, una membrana que envuelve la médula espinal. Puede provocar dolor de cabeza intenso y requerir tratamiento específico con colocación de la madre en posición horizontal y necesidad de antiinflamatorios, lo cual puede dificultar el posterior amamantamiento del bebé.
    • Dolor en la zona de punción posterior al parto, lo cual se relaciona también con la punción de la duramadre.
    • Picor, temblores, sensación de calor, dificultad para orinar después del parto o torpeza motora en miembros inferiores durante las siguientes horas.

    A parte de estos leves efectos que pueden aparecer tras el uso de la epidural durante el parto, existen otros que son más graves pero en muy raros casos se dan como son las neurológicas, hemorrágicas, es decir, aparición de un hematoma epidural, una Infección en el lugar de punción que puede llegar a producir meningitis, o dificultades cardio-respiratorias.

    En relación con la lactancia, la epidural no afecta directamente a la misma, pero indirectamente hay que tener en cuenta que puede favorecer el edema de las mamas (por los líquidos infundidos intravenosos) y con ello dificultar el ‘agarre’ del pezón, así como la limitación de movilidad de la madre referida previamente.

    Texto elaborado por la doctora Elia García, ginecóloga y obstetra de la Unidad de Partos del Hospital Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Buscador de La gran aventura de ser madre
Sobre este blog

Un espacio materno infantil donde se resuelven las dudas frecuentes sobre la aventura de ser madre, desde el inicio hasta que nace el bebé. Hablamos de Pediatría, partos, lactancia, reproducción asistida, etc... Cómo cuidarte antes, después y durante el embarazo, qué necesitas y cómo prepararte para la llegada de tu bebé, sus cuidados, su alimentación y todo lo que quieras saber para esta nueva etapa que comienza lo encontrarás en nuestro blog. Un espacio donde cambiamos pañales, tenemos chupetes y te ayudamos a preparar el biberón para tu pequeño. Bienvenid@ a nuestra aventura, bienvenid@ a la etapa más emocionante de tu vida, ser mamá.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.