Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog Materno infantil de los Hospitales Quirónsalud Murcia y Valencia

  • Lista de imprescindibles de una madre primeriza

    El primer embarazo es un momento importante en la vida de cualquier mujer, y estar sana durante este proceso es la principal preocupación de ser madre. Para ello, aquí os dejamos un decálogo de consejos que toda mamá primeriza debería saber:

    Claves para un embarazo feliz: madres primerizasmadres primerizas

    - Comer sano durante el embarazo es doblemente importante, lo que no implica necesariamente que debamos comer mucho más. La dieta ha de ser variada y siempre muy equilibrada incluyendo verduras, frutas, cereales, lácteos, legumbres y proteínas, evitando siempre la "comida basura" que contiene muchas calorías pero pocas vitaminas y minerales para ti y tu bebé.

    - La importancia de la hidratación durante este periodo. En el embarazo se producen algunos cambios en el cuerpo de la mujer que incrementan la necesidad de agua que nos ayudará al trasporte de nutrientes, la formación del líquido amniótico, previene las náuseas y nos ayuda a tolerar mejor las altas temperaturas.

    - Tomar los suplementos vitamínicos recomendados. Para completar esa dieta equilibrada debemos apoyarnos en complementos alimenticios como el ácido fólico o el hierro, ayudando al feto a desarrollarse y reduciendo el riesgo de que esta carencia pueda causar complicaciones tanto al bebe como a la madre.

    - Es necesario realizar ejercicio moderado durante todo el embarazo. Salir a andar, la natación o el pilates son actividades que no implican ningún riesgo para el feto y que ayudarán a la madre a sentirse mejor, corrigiendo su postura, fortaleciendo la musculatura y mejorando su condición física.

    -Relaciones sexuales son positivas durante el embarazo. Las relaciones sexuales durante un embarazo normal no dañan al bebé, ya que el cuello del útero está cerrado mediante un tapón mucoso que protege al bebé de cualquier infección y se encuentra rodeado de una bolsa llena de líquido que actúa como colchón.

    - Evita los hábitos tóxicos. El consumo de bebidas alcohólicas durante la gestación puede provocar problemas de desarrollo en el feto. Si fumas es un buen momento para dejarlo, ya que aumentará las complicaciones durante el embarazo. También es conveniente reducir el consumo de cafeína ya que todo lo que tú consumas también afectará a tu bebé.

    -Acude periódicamente al médico. Es necesario que un ginecólogo haga el seguimiento del embarazo y realice las pruebas pertinentes con el fin de controlar la salud del bebe y de la madre. Es importante elegir a un médico con el que te sientas cómoda y que pueda resolver todas las dudas que surjan durante el proceso.

    - El descanso es imprescindible. Es muy probable que te sientas enormemente cansada durante los primeros meses del embarazo, pero dormir durante esta etapa es necesario, por lo que debes hacer caso a tu cuerpo y respetar como mínimo las 8 horas de sueño diarias.

    - Prevenir infecciones durante el embarazo. Lavarse las manos con agua y jabón a menudo, no compartir cubiertos, cocinar las carne bastante, evitar la leche sin pasteurizar, no tocar a los roedores ni la arena sucia de la caja de los gatos, así como llevar un control sobre las vacunas son los principales consejos que debemos aplicar más estrictamente en el caso de estar embarazada para que una infección no afecte al bebé.

    - Comunicarnos con el bebé nos ayudará durante todo el embarazo. El bebé oye la voz de la madre, así que podemos hablar con él o ponerle música. Incorporar al bebé a nuestra vida puede facilitar todo el proceso enormemente.

    Doctora Paula Soriano, especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud Murcia

  • Ser madre después de un cáncer

    Cada día aumentamos el grado de supervivencia de las pacientes menores de 40 años afectadas por un cáncer de mama, el más frecuente entre las mujeres. Es importante que sepamos los efectos que los tratamientos oncológicos tendrán sobre nuestra capacidad reproductiva y, en consecuencia, de las posibilidades de preservar una fertilidad que tenemos a nuestro alcance. De esta manera, y una vez superado el cáncer, podremos afrontar unembarazoEste enlace se abrirá en una ventana nuevasin que la calidad de sus gametos u óvulos, y por tanto de su capacidad reproductiva, se vea afectada.

    Pero, ¿cómo sabemos que una paciente es candidata a un tratamiento de con­servación de la fertilidad? Para ello deberemos tener en cuenta varios aspectos: de una parte, las posibilidades de curación que tiene la paciente a priori y, por otra parte, la probabilidad de que la técnica sea exitosa.

    En el primer punto se valoramos el tipo de tumor y los factores clásicos pronósticos (tamaño, afectación o no de la axila, subtipo intrínseco, etc.) y en el segundo apartado la edad de la paciente, el tipo de técnica que se puede plantear, la reserva ovárica que tenga, etc.

    Otros factores a discutir con la paciente, la pareja y el resto del equipo son la demora de tiempo para iniciar el tratamiento onco­lógico (en general asumible), si la mujer ya ha tenido o no descen­dencia o el momento en el que se iniciará en el futuro la técnica de reproducción asistida.

    Otra pregunta común es saber si la preservación de la fertilidad tiene algún riesgo para nuestra salud.

    En general, ninguna técnica de reproducción asistida ha sido vin­culada con un mayor riesgo de cáncer de mama ni en la paciente sana ni en aquella que se somete a dicha técnica tras un diagnós­tico de cáncer de mama.

    El único factor que se debe tener en cuenta es que el tratamiento de conservación no demore demasiado el inicio del tratamiento sistémico. Hoy en día, con la introducción de tratamientos de es­timulación rápidos, podemos tener buenos resultados demoran­do la quimioterapia tan solo 12-14 días lo que es perfectamente aceptable.


    La técnica de lavitrificación de ovocitos es la más frecuente que se utiliza para la preservación de la fertilidad y consiste en la estimulación de los ovarios mediante hormonas inyectables y la extracción de los ovocitos maduros a través de una punción folicular ecoguiada y bajo sedación. Una vez extraídos se criopreservan mediante una técnica de congelación ultrarrápida llamada vitrificación, en la que un medio con alto contenido en crioprotectores se enfría rápidamente sin que se formen cristales de hielo, lo que evita daños celulares en los ovocitos.

    Las ventajas que supone preservar ovocitos frente a otras técnicas como la vitrificación de embriones, es que no se precisa pareja con un proyecto reproductivo y no se generan embriones, de modo que se evitan posibles problemas ético legales. ..

    Pero, ¿quién puede beneficiarse de la técnica de vitrificación? Cualquier mujer con o sin pareja que desee llevar a cabo en un momento más adecuado la maternidad. Aunque, la cuestión más importante sería saber hasta cuándo es aconsejable. Para ello hay que explicar el concepto de que la mujer "tiene fecha de caducidad". La mujer nace con una dotación de óvulos que se van consumiendo a lo largo de la vida, de forma que a partir de los años 35 años se produce un declive en la fertilidad femenina, dato que puede variar en función de la dotación folicular al nacimiento, factores genéticos, ambientales, tóxicos, etc. De esta forma se "aconseja" preservar la fertilidad hasta los 35-38 años. En casos de más edad es prudente explicar a la mujer las opciones reales que hay de reserva ovárica y de gestación para que conjuntamente con el ginecólogo se tomen las medidas más adecuadas.

  • El éxito de la Fecundación In Vitro si quieres ser mamá

    ¿Qué es la Fecundación In Vitro?

    La Fecundación es la unión del gameto femenino (el óvulo) y el gameto masculino (el espermatozoide) dentro del cuerpo de la mujer.

    En el caso de la fecundación in Vitro o FIV,Este enlace se abrirá en una ventana nueva el propio término "In Vitro" indica, que la fecundación se produce fuera del aparato reproductor femenino, en este caso un laboratorio especializado.

    Estos laboratorios están dotados de unos sistemas de microscopía y aparatos de incubación muy complejos, con el fin de reproducir las mismas condiciones que tendría este proceso en el interior del organismo femenino.

    Desde la década de los 70 las mejoras y los avances técnicos, han permitido mejorar la propia técnica, con la micro-inyección espermática (ICSI). Actualmente el término FIV se refiere a la inseminación de los ovocitos en el laboratorio y FIV/ICSI cuando se micro-inyecta el espermatozoide en el óvulo.

    FIVFIV

    Casos en los que está indicado el FIV

    La primera FIV realizada en el mundo fue en 1978, sobre un caso de una mujer con imposibilidad de concebir por una obstrucción de las trompas.

    Las indicaciones podríamos agruparlas según las causas, estas pueden ser de origen femenino, masculinas y en ocasiones converger ambos factores.

    Causas femeninas.

    Alteraciones de las trompas de Falopio.

    En el caso de haya en el aparato reproductor femenino obstrucción, alteraciones anatómicas como endometriosis, inflamación o malformaciones congénitas.

    Alteraciones ovulación.

    Casos en los que existe unas condiciones de baja fertilidad o bien por reserva ovocitaria comprometida y trastornos de la ovulación.

    Edad avanzada.

    La edad en la mujer es un factor especialmente importante en la fertilidad y que afecta de sobremanera a la mujer. A mayor edad de la mujer el número y la calidad de los ovocitos disminuyen.

    Tratamientos anteriores sin resultado.

    En caso de que otros tratamientos de menor complejidad como inseminaciones artificiales (IA) no consiguen el resultado debe de plantearse terapias más importantes como la FIV.

    Alteraciones anatómicas.

    Existen alteraciones anatómicas que afectan al cérvix y a la cavidad uterina que precisan tratamiento FIV.


    Causas masculinas.

    Se pueden dar casos en los que se encuentran alterados los parámetros seminales, por recuentos bajos o muy bajos, motilidad alterada en grados severos, si esto ocurre será preciso recurrir a FIV.

    También incluimos aquellas alteraciones de los conductos excretores testiculares, en las que se obtienen los espermatozoides mediante biopsia testicular.


    El diagnóstico genético pre-implantacional (DGPI)

    Consiste en la realización de un análisis genético a los embriones antes de proceder a la transferencia. En estos casos es necesario la realización de una FIV para poder realizar una biopsia a los embrionesque permita estudiar genéticamente y seleccionar aquellos embriones libres de alteraciones, antes de ser transferidos al útero.

    Proceso de Fecundación In Vitro

    La FIV precisa de unas fases que permitan culminar el procedimiento, este proceso consta de 5 partes.

    ESTIMULACIÓN

    La estimulación se lleva a cabo administrando unas hormonas denominadas gonadotrofinas.

    Estas provocan en el ovario, una activación y desarrollo folicular múltiple, con el fin de conseguir recuperar un mayor número de ovocitos y aumentar las probabilidades de fecundación.

    Esta fase dura aproximadamente 9 días de media.


    MADURACIÓN FINAL

    Alcanzado los criterios de madurez adecuados se procede a la administración de otra hormona que permita alcanzar la madurez del ovocito en su última fase.


    PUNCIÓN ASPIRACIÓN FOLICULAR

    Tras la maduración final de los ovocitos, se realiza la recuperación de los óvulos mediante la punción y aspiración de los múltiples folículos conseguidos.

    Esta pequeña intervención se lleva a cabo bajo sedación y mediante la punción guiada por ecografía de los ovarios.


    FECUNDACIÓN

    Tras la aspiración del líquido de los folículos maduros, se realiza la recuperación de los ovocitos que se encuentran en el líquido folicular. Una vez aislados se realiza la fecundación de cada uno de los ovocitos maduros obtenidos.

    La fecundación se puede obtener mediante la inseminación incubando espermatozoides y óvulos, denominado FIV convencional o microinyectando un espermatozoide en el ovocito, FIV ICSI.


    CULTIVO

    Después de realizada la inseminación o microinyección de los ovocitos tras 24 horas en incubaciónEste enlace se abrirá en una ventana nueva se comprueba el resultado de la fecundación. Las tasas de fecundación por FIV ICSI alcanzan porcentajes del 70 – 80%. Comprobada la fecundación los pre-embriones obtenidos, se mantienen en cultivo hasta la transferencia.

    Éxito de la Reproducción In Vitro

    La tasa de éxito de la FIV / ICSI deben de medirse en relación al número de gestaciones o embarazos y nacimientos sobre el número de procedimientos y transferencias realizadas.

    El éxito de este tipo de reproducción depende de factores y condiciones personales de cada caso. Entre estos factores cabe destacar:

    Edad. La edad es uno de los principales factores que afectan a la fertilidad en general. El paso del tiempo disminuye progresivamente el potencial fértil de las personas, siendo esta disminución es especialmente patente en la mujer y en menor medida en el hombre.


    Calidad seminal. Las características seminales junto con la calidad ovocitaria condicionan el éxito de la FIV ICSI.


    Patologías asociadas. Determinadas patologías relacionadas con el aparato reproductor, serán responsables de mayor o menor tasa de éxito. Endometriosis, Enfermedades endocrinas, Patologías anatómicas y Adenomiosis.


    Condiciones psíquico-fisicas. Las condiciones personales de la pareja condicionan una mayor o menor efectividad de la FIV ICSI como el estado anímico o el estrés pueden ser factores negativos que influyan en el resultado.


    Situaciones particulares, como el sobrepeso genera unas condiciones metabólicas y endocrinas desfavorables.


    El consumo de tóxicos, tabaco, alcohol, cafeína, es un factor que influye negativamente sobre la fertilidad, tanto en el hombre como en la mujer.


    Condiciones del laboratorio y personal. Es imprescindible disponer de los medios técnicos adecuados y personal experto para trabajar en estos laboratorios. Debe cuidarse especialmente la calidad del aire, mantener condiciones estrictas y rigurosas de limpieza.


    Si queréis ser padres pronto, la reproducción In vitro puede ser para vosotros. En Quirónsalud Valencia contamos en la Unidad de Reproducción Asistida con un equipo de médicos especializados en este tratamientos.

    Texto elaborado por los doctores Javier Díaz y María Sebastiá de la Unidad de Reproducción Asistida de Quirónsalud Valencia


  • Los mejores anticonceptivos para tu salud sexual

    AnticonceptivosAnticonceptivos

    Los anticonceptivos o método contraceptivo es aquel que impide o reduce significativamente las posibilidades de una fecundación, es decir la posibilidad de un embarazo en las relaciones sexuales.

    Estos métodos contribuyen al control de la natalidad, es decir, el número de hijos que se desea tener o no, la prevención de embarazos, así como la disminución de los embarazos no deseados.

    Una duda frecuente suele ser el mejor método anticonceptivo, los expertos en la materia podemos decir que ningún anticonceptivo es mejor que otro, ni totalmente seguro. Cada método tiene sus indicaciones y se debe buscar el idóneo para cada persona y que permita una mejor salud sexual.

    Consideraciones para elegir tu método anticonceptivo.

    A la hora de elegir un método anticonceptivo, lo mejor es consultarlo con tu médico para hacer una valoración sobre cuál es la opción que mejor te puede servir.

    Entre algunos aspectos que entran en consideración para su elección son:


    • Estado de salud general del paciente.
    • Frecuencia de las relaciones sexuales.
    • Número de parejas sexuales.
    • Si se desea tener hijos (deben descartarse los métodos irreversibles).
    • Eficacia de cada método en la prevención del embarazo.
    • Efectos secundarios de los anticonceptivos.
    • Facilidad y comodidad de uso del método elegido.

    Tipos de métodos anticonceptivos

    A día de hoy podemos encontrar dos tipos de anticonceptivos, los hormonales y los no hormonales.

    Los métodos anticonceptivos hormonales.

    La función principal de los métodos hormonales es el control de la fertilidad, pero a veces también se usan anticonceptivos hormonales para tratar los períodos menstruales abundantes y la endometriosis, así como para aliviar los síntomas premenstruales severos.

    Los anticonceptivos hormonales no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual.

    Tipos de anticonceptivos hormonales.

    Entre los métodos hormonales podemos encontrar:

    La píldora.

    La mayoría de estas se toman durante 21 días. A ello le sigue un descanso de siete días antes del próximo tratamiento de 21 días con el siguiente ciclo de pastillas hormonales. Tendrás pérdida de sangre cuando dejes de tomar las tabletas. A esto se le llama sangrado de retiro.

    La píldora anticonceptiva oral combinada está diseñada para tomarse todos los días. Si dejas de tomar una tableta, ello podría significar que tienes riesgo de quedar embarazada.

    Antes de tomarla te recomendamos que consultes con tu médico para valorar si es la mejor opción para tu salud.

    Minipíldora Progestágeno

    Las píldoras de progestágeno es un método hormonal que se toma cada día y no se toma un descanso.

    Si tomas la píldora de progestágeno, el efecto de este anticonceptivo hormonal puede perderse tan solo unas horas después de dejar de tomar una píldora (o 12 horas en el caso de Cerazette). Lo que significa que es importante tomar la píldora a la misma hora todos los días.

    Si dejas de tomar una píldora y te das cuenta unas horas después, sería necesario usar métodos anticonceptivos no hormonales de barrera masculinos (condón) o femeninos (condón, diafragma, espermicida) durante los dos días siguientes para evitar el embarazo.

    Adhesivo anticonceptivo

    Estos se colocan cada semana durante tres semanas y luego se descansa una semana sin parche.

    Los parches hormonales son muy adhesivos y deben mantenerse en su lugar incluso si se está tomando una ducha, nadando o haciendo ejercicio. Sin embargo, si el parche se desprende, quedarás protegida de quedar embarazada si lo reemplazas en las siguientes 48 horas. Si el parche ha estado desprendido durante más de 48 horas, necesitarás usar otro método anticonceptivo no hormonal de barrera durante los siete días siguientes.

    Anillo vaginal

    Este método anticonceptivo hormonal se coloca en tu vagina. Con las manos limpias, puedes colocar y sacar el anillo con tus dedos.

    Debes mantener el anillo en tu vagina durante tres semanas para que haga su efecto y pasado este tiempo sacarlo. Entonces pasarás una semana sin el anillo, antes de colocar otro nuevo.

    Anticonceptivo inyectable

    Las inyecciones anticonceptivas hormonales, se inyectan en uno de tus músculos grandes, como las nalgas o brazos. La frecuencia de inyección suele ser de 8 a 12 semanas.

    Implante anticonceptivo

    Los implantes de progestágeno son varillas flexibles estrechas que se inserta bajo la piel de tu brazo usando anestesia local, para que no sientas ningún dolor. El implante puede permanecer adentro por hasta tres años.

    Método anticonceptivo no hormonal

    Hay una amplia gama de opciones no hormonales que varían en costo, efectividad y duración

    Los condones son el único anticonceptivo que ofrece protección contra el embarazo y las ITSs (infecciones de transmisión sexual)

    No existe un método anticonceptivo perfecto: la clave está en conocer las diferentes opciones y encontrar el que mejor se ajuste a ti.

    Entre las opciones encontramos

    Preservativo masculino y femenino

    Éstos impiden que los espermatozoides tengan acceso al aparato reproductor femenino e impiden que los microorganismos (Enfermedades de Transmisión Sexual -ETS-, incluyendo el VIH) pasen de un miembro de la pareja al otro (sólo los condones de látex y vinilo.)

    No tiene efectos perjudiciales para ningún miembro de la pareja, salvo que alguno de los dos tenga alergia al látex. En ese caso existen preservativos hechos de otro tipo de material.

    Preservativo femenino

    Los condones femeninos son un recubrimiento delgado de plástico poliuretano con aros de poliuretano en extremos opuestos.

    Éstos se introducen en la vagina antes del coito. Al igual que los condones masculinos, los femeninos impiden que los espermatozoides tengan acceso al aparato reproductivo femenino e impiden que los microorganismos (Enfermedades de Transmisión Sexual -ETS-, incluyendo el VIH) pasen de un miembro de la pareja al otro.

    Espermicidas

    Es una sustancia que se aplica en el interior de la vagina cerca del cuello uterino o cérvix antes de las relaciones sexuales. El espermicida es capaz de ralentizar o destruir a los espermatozoides.

    Se pueden encontrar en forma de crema (solo para su uso en diafragmas), gel, espuma, supositorios o láminas. Se deben utilizar con otro método anticonceptivo como, por ejemplo, los preservativos.

    Esponja vaginal

    La esponja anticonceptiva es un tipo de método anticonceptivo que impide que los espermatozoides ingresen en el útero.

    Esta esponja es suave, tiene forma de disco y está hecha de espuma de poliuretano. Este método anticonceptiva contiene espermicida, que bloquea o destruye los espermatozoides.

    Antes de tener relaciones sexuales, introduce la esponja en el fondo de la vagina de manera que cubra el cuello uterino. Los músculos vaginales la sostienen en su lugar. La esponja anticonceptiva tiene una cinta en un lado para extraerla con mayor facilidad.

    La esponja anticonceptiva puede prevenir el embarazo; sin embargo, no protege contra las infecciones de transmisión sexual.

    En Quirónsalud contamos con un equipo cualificado para conocer cuáles son tus necesidades y recomendarte el mejor método anticonceptivo para tu caso.


    Texto elaborado por la doctora Solanye Navas, Este enlace se abrirá en una ventana nuevaginecóloga del hospital Quirónsalud de MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

  • Planifica tu embarazo, paso a paso

    Planificar embarazoPlanificar embarazo¿En qué consiste planear un embarazo?

    La planificación del embarazo consiste en una serie de medidas preventivas que ambos miembros de la pareja, deben adoptar unos tres meses antes de comenzar la búsqueda del bebé. No se trata de suspender el método anticonceptivo y esperar a que el test de embarazo sea positivo, sino que va más allá.

    El motivo de que sea este tiempo es ya que los gametos se forman y maduran antes de la fecundación, y en concreto el espermatozoide necesita, precisamente, de unos tres meses para completar dichos procesos.

    La salud de la mujer durante la gestación depende en gran medida de su estado de salud antes de la concepción. Dado que el periodo de mayor vulnerabilidad para el embrión es el primer trimestre de gestación, el consejo reproductivo antes de quedar embarazada constituye un aspecto importante para ambos.


    ¿Cómo empezar a planear un embarazo?

    Una vez que se ha decidido comenzar la búsqueda del embarazo, existen una serie de medidas a adoptar. Estas medidas tienen que ver con el estilo de vida y el entorno, te comentamos algunas de ellas:

    1. Se recomienda empezar a tomar suplementos de ácido fólico. Este enlace se abrirá en una ventana nueva

    Una dosis de 0,4 mg al día suele ser suficiente, a no ser que el médico recomiende algo diferente.

    Se ha demostrado que la administración de suplementos de ácido fólico (solo o en combinación con otras vitaminas y minerales) dos-tres meses antes de quedar embarazada disminuye significativamente la prevalencia de defectos del tubo neural en el feto.

    2. Si hay antecedentes de alguna enfermedad genética en la familia, la pareja debe buscar asesoramiento genético adecuado para valorar los riesgos y las distintas opciones reproductivas.

    3. Mantener una dieta equilibrada, con frutas y verduras y pocas grasas saturadas.

    4. Se recomienda la ingesta de alimentos ricos en yodo como lácteos, pescado y el consumo de sal yodada.

    3-4 gramos de sal yodada al día cubre las necesidades diarias de yodo. En caso de que sea necesario la suplementación farmacológica la dosis recomendada es de 200μg/día.

    5. No fumar ni estar en ambientes con humo de tabaco. Evitar las bebidas alcohólicas y el consumo de otras drogas.

    6. Si la futura madre padece alguna enfermedad crónica debe consultar con su médico para que valore los riesgos potenciales que la enfermedad tiene para el embarazo, el feto y los asociados con su tratamiento.

    Lo más deseable es que su patología esté lo mejor controlada posible antes de iniciar la gestación. Si la futura madre toma habitualmente alguna medicación debe saber si puede seguir con el mismo tratamiento o si de lo contrario es mejor modificarlo por otro que conlleve el menor riesgo posible para el feto.

    7. Asegurarse de haber completado adecuadamente el calendario de vacunación, especialmente si la futura madre trabaja con niños o enfermos.

    8. Seguir las normas de protección de riesgos laborales, sobre todo en aquellos trabajos relacionados con temperaturas extremas, radiaciones ionizantes, sustancias químicas y otros factores físicos.

    9. Y procurar llevar unos hábitos de vida saludable, que consisten en cuidar la dieta y el peso, dormir lo suficiente y hacer ejercicio.

    ¿A qué edad se planifica un embarazo?

    La edad media a la que las mujeres tienen su primer hijo en España es a los 31 años. Tan solo el 34% de las madres primerizas son menores de 30 años y más del 7% de las madres primerizas tienen más de 40 años.

    Se ha vuelto bastante frecuente en estas últimas décadas el embarazo en mayores de 35 años como consecuencia de cambios sociales y el deseo también de la mujer de poder dedicar más tiempo a sus estudios, carrera y vida personal.

    Aunque la tendencia es que las mujeres retrasen cada vez más la maternidad, no debemos pasar por alto que después de los 35 años disminuye la fertilidad y que pasados los 40 las posibilidades de concebir se reducen notablemente.

    ¿Se puede preparar un embarazo?

    Como decíamos, cada vez hay más mujeres que deciden ser madres a los 40 y no es ninguna locura.

    Sin embargo, se debe tener en cuenta que la cantidad y calidad ovocitaria disminuye con la edad y por tanto aumenta el riesgo de aborto espontáneo, de alteraciones cromosómicas y el riesgo de infertilidad.

    Hay que mencionar también que hay más complicaciones durante el embarazo como la aparición de diabetes gestacional, hipertensión, preeclampsia, parto prematuro o de cesárea. Pero ser madre o padre a los 40 también tiene sus ventajas. A esta edad lo más habitual es tener mayor estabilidad personal y tranquilidad económica que puede ser beneficioso para la crianza de un hijo.

    Si después de 6 meses de búsqueda no se consigue embarazo se recomienda acudir a un ginecólogo especialista eEste enlace se abrirá en una ventana nuevan reproducción para realizar un estudio de fertilidad.

    Existen distintas técnicas de reproducción asistidaEste enlace se abrirá en una ventana nueva coEste enlace se abrirá en una ventana nuevamo la inseminación artificial, la fecundación in vitro y la ovodonación y en función del resultado del estudio fertilidad se recomendará una u otra para que tanto las mujeres como las parejas puedan ver su deseo genésico satisfecho.

    Si estás pensando en quedarte embarazada, puedes acudir a nuestros servicios de Ginecología y Obstetricia para una evaluación inicial. El equipo de médicos revisará tu historial médico, valorará tu estado de salud y te indicará qué hábitos saludables debes tener, también te recetará complejos vitamínicos prenatales que disminuyen el riesgo de malformaciones y enfermedades en el bebé y ayudan al organismo a asimilar mejor la gestación.

    Además de ayudarte y orientarte a planificar tu embarazo.

    Texto elaborado por la doctora María Sebastián, especialista de la Unidad de Reproducción Asistida Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de La gran aventura de ser madre
Sobre este blog

Un espacio materno infantil donde se resuelven las dudas frecuentes sobre la aventura de ser madre, desde el inicio hasta que nace el bebé. Hablamos de Pediatría, partos, lactancia, reproducción asistida, etc... Cómo cuidarte antes, después y durante el embarazo, qué necesitas y cómo prepararte para la llegada de tu bebé, sus cuidados, su alimentación y todo lo que quieras saber para esta nueva etapa que comienza lo encontrarás en nuestro blog. Un espacio donde cambiamos pañales, tenemos chupetes y te ayudamos a preparar el biberón para tu pequeño. Bienvenid@ a nuestra aventura, bienvenid@ a la etapa más emocionante de tu vida, ser mamá.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.