Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog Materno infantil de los Hospitales Quirónsalud Murcia y Valencia

  • Cuidados tras dar a luz, lo que necesitas para recuperarte

    Tener un bebé es uno de los momentos más felices. El periodo que viene tras dar a luz está lleno de primeras veces, disfrutar de los primeros días del bebé, llegar a casa y acostumbrarse a todo lo nuevo, es toda una aventura.

    Tras dar a luz la salud de la madre tiene que recuperarse. El posparto o puerperio, es el periodo después del nacimiento del recién nacido. Dura entre 6 y 8 semanas, es decir, alrededor de 40 días, por eso a este periodo se le conoce como cuarentena.

    Es un momento muy importante ya que, es el momento en el que el organismo recupera su situación previa al embarazo. Es una etapa de cambios físicos, psíquicos y emocionales. Existe una revolución hormonal, cuyos objetivos son: la producción de leche y la contracción del útero.

    Parto_QuironsaludParto_Quironsalud

    Días después de dar a luz

    Los días después de tener el bebé es el momento en el que el cuerpo empieza a recuperarse. Suelen darse lascontracciones uterinas, también conocidas como "entuertos". Este tipo de contracción, sobre todo a partir del segundo embarazo, puede causar dolor a la paciente.

    Durante el posparto o cuarentena se expulsan los loquios o pérdidas de sangre. Éstos irán cambiando de aspecto a medida que pasan los días. La cantidad va disminuyendo, pero es normal tener sangrados durante toda la cuarentena. Los primeros días son de color rojo incluso se puede ver algún coágulo, más tarde se observa un color marrón y, posteriormente suelen ser más amarillentos.

    Cuidados según el tipo de parto

    Si ha tenido un parto vaginal en el que se ha tenido que realizar algún tipo de sutura (episiotomía o desgarro), simplemente con realizarse lavados con agua y jabón neutro una vez al día es suficiente. Es muy importante secar bien la zona cada vez que se moje para mantenerla seca. Los puntos se caen solos o se reabsorben, por lo que no deben retirarse.

    En el caso de la cesárea, los lavados de la herida deben realizarse igualmente con agua y jabón neutro, pudiendo añadirse clorhexidina, pero siempre manteniendo bien seca la zona. Dependiendo del cirujano la sutura varía. Habitualmente se usa sutura intradérmica reabsorbible que no precisa ser retirada. En el caso de que se usen grapas o sutura no reabsorbible si se deben retirar.

    En cuanto al tiempo de recuperación, cada caso es distinto y cada mujer es diferente, no se puede generalizar. Por ejemplo, hay mujeres que, tras una cesárea, al día siguiente están estupendamente, sin embargo, otras necesitan más tiempo de recuperación tras un parto vaginal.


    Reposo después del parto

    Parto normal

    La estancia en el hospital cuando se ha producido un parto vaginal es de 48 horas salvo incidencias. Unas horas después del parto ya puede levantarse y darse una ducha.

    Parto por cesárea

    En el caso de la cesárea, la estancia en el hospital suele ser 72 horas. Tenemos que esperar a retirar la sonda para poder ir al baño y poder levantarnos, se intenta quitar lo más pronto posible.

    Para que la recuperación sea más rápida, es importante intentar incorporarse pronto de la cama, y sentarse en el sofá, para así poder andar lo antes posible.


    Cuidado del periné tras parto natural

    Para ayudar al suelo pélvico en el posparto inmediato, es decir, la primera semana tras dar a luz, es recomendable evitar el estreñimiento siguiendo dietas ricas en fibra. Del mismo modo, es importante cuidar la postura. No pasar mucho tiempo inmovilizada, ni mucho tiempo de pie para ayudar a la circulación, por ejemplo, dar paseos cortos puede ayudar.

    Tras el parto puede aparecer cierta incontinencia de orina, realizando suavemente ejercicios de Kegel podemos prevenir que se prolonguen en el tiempo.

    Transcurridas las seis semanas posparto, es recomendable acudir a los profesionales para continuar con el cuidado del suelo pélvico y seguir las instrucciones indicadas.

    En estos momentos es importante la salud tanto de la madre como la del bebé por ello los profesionales de Quirónsalud recomendamos evitar durante las seis semanas posparto:

    Cargar peso, no es recomendable hacer cargas por ejemplo a la hora de comprar o de llevar cosas. Se recomienda únicamente el peso del recién nacido.

    Realizar esfuerzo a la hora de ir al baño. Para evitar esto es necesario una dieta rica en fibra.

    Los baños de inmersión, es recomendable evitar la bañera, piscina o mar.

    Uso de tampones y las relaciones sexuales con penetración.

    Lactancia en los centros de Quirónsalud

    Los beneficios de la lactancia maternas son múltiples. La lactancia materna comienza desde el mismo momento del nacimiento, con "el piel con piel".

    Si se decide por dar el pecho, en la sala de hospitalización contará con todo el apoyo por parte del equipo de la sala de Maternidad.

    Además, contamos con Paloma de Miguel Aguilar, asesora de Lactancia materna que realiza las visitas tras el nacimiento en la sala de maternidad, dando la posibilidad de resolver todas las dudas que puedan surgir posteriormente en su propia consulta.

    Visita al ginecólogo tras el parto

    Una de las consultas frecuentes de las mujeres en la preparación al parto es tras dar a luz cuándo deberían de visitar a su ginecólogo.

    La revisión tras el parto o la cesárea depende de cada ginecólogo, habitualmente varía entre 10 días y 4 semanas.

    En caso de que surjan contratiempo o algo fuera de lo normal los médicos de Quirónsalud recomendamos acudir a los servicios de urgencia de ginecología si se presenta tras el parto:

    - Fiebre mayor 38º

    - Dolor intenso en la zona de la episiotomía, de la cicatriz de la cesárea con enrojecimiento, o supuración de líquido.

    - Dolor en el abdomen o en la cicatriz que no cede con los analgésicos pautados al alta.

    - Dolor en las mamas, o zona enrojecida y dura.

    - Hemorroide muy dolorosa.

    - Cambio en el estado de ánimo predominando sentimientos de tristeza continuos o ansiedad.


    Texto elaborado por Cristina Juarez, ginecóloga de la Unidad de Partos de Quirónsalud Valencia









  • Parto natura o cesárea, ¿Qué es mejor?

    Una de las preocupaciones comunes durante la etapa del embarazo es acerca del tipo de método que se utilizará para propiciar el parto. ¿Qué es mejor, parto normal o cesárea?

    Parto Natural o CesáreaParto Natural o Cesárea

    La decisión de dar a luz a un bebé, parto natural o cesárea, involucra a los futuros padres y al médico especialista que será quien lleve un seguimiento del embarazo y que asistirá al alumbramiento. Elegir el mejor método para dar a luz irá en función de las características de la mujerEste enlace se abrirá en una ventana nueva, del bebé y de cada situación en particular.

    Puede darse el caso en el que llegado el momento del parto, sea necesario cambiar de método con el fin de evitar riesgos. Esto suele suceder cuando en un primer momento se había programado un parto vaginal y, a continuación, en el momento del parto toma la decisión de hacerlo por cesárea.

    Parto natural

    El parto natural también es conocido como "parto normal" o "parto vaginal". Este tipo de parto consiste en dar a luz con pleno control de tu cuerpo a través de la vagina.

    Para ello, es necesario que este orificio se dilate, dando lugar al característico dolor del parto. Las contracciones uterinas que ayudan a expulsar al feto también son responsables de este dolor.

    Cabe destacar que, aunque los términos parto vaginal y parto natural hacen referencia a lo mismo, el parto vaginal no siempre es natural, ya que es posible utilizar anestesia epiduralEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

    Se entiende por parto natural cuando tiene lugar un parto vaginal sin intervención de ningún fármaco que alivie el dolor causado por la dilatación.

    Para muchas mujeres, el parto natural es una experiencia única, ya que pueden estar conscientes durante todo el proceso y ver al bebé nada más nacer.

    Parto cesárea

    El parto por cesárea es aquel en el que el bebé sale del vientre materno a través de un corte realizado en el abdomen y útero de la mujer. La cesárea debe realizarse bajo anestesia. Actualmente, se suele utilizar la epidural.

    Cuando el parto es por cesárea, no hay ningún tipo de dolor durante el parto debido a la anestesia. Con este tipo de parto, la intervención es más corta, puede durar unos 30 minutos si todo va bien y con una programación se puede con exactitud el día que nacerá el bebé. Además existe menor riesgo de complicaciones para el bebé y la madre.

    Cómo es el parto por cesárea

    El parto por cesárea sigue los siguientes pasos:

    En primer lugar, se administra la anestesia para evitar sentir dolor durante la cirugía. La sensación de movimientos o "tirones" se mantendrá durante la intervención. A continuación, se realiza una incisión habitualmente dos dedos por encima del pubis. Tras la incisión en la piel, se van abriendo los tejidos por capas hasta alcanzar el útero que se abre para la extracción del bebé y la placenta. Por último, se cierra por planos todos los tejidos cerrando en última instancia la piel con grapas o sutura.

    ¿Duele la cesárea?

    Durante la intervención, no se debe sentir dolor ya que la zona debe estar anestesiada.

    En ocasiones, en caso de que la madre sienta dolor, es necesario administrar medicación endovenosa durante la intervención para controlarlo y que sea más llevadero.

    Tras la cirugía, se administrarán analgésicos endovenosos y posteriormente, vía oral. La incisión abdominal cicatrizará en unas semanas, esto dependerá de cada mujer . Durante este tiempo, puede haber dolor tipo contracciones leves, sangrado, insensibilidad en la zona de la cicatriz. La recuperación completa puede tardar hasta 6 semanas.

    Parto natural o cesárea, qué es más recomendable

    Hay muchas teorías acerca de cómo debe ser el parto. Cabe destacar que el parto vaginal es un proceso natural. El cuerpo de la mujer está preparado hormonal y mecánicamente para poderlo llevar a cabo aún sin intervención médica. Sin embargo, pueden surgir imprevistos en el momento del parto que obliguen a los profesionales a tomar la decisión de hacer una cesárea.

    El parto por vía vaginal es el proceso fisiológico de dar a luz a un bebé. En cambio, la cesárea tiene sus indicaciones en función de si es electiva o urgente.

    La cesárea electiva se realiza por la presencia de alguna patología materna o fetal como placenta previa, presentación de nalgas, transversa u oblicua, macrosomía fetal, infecciones activas del canal del parto, 2 cesáreas anteriores, algunos casos de alteración en el crecimiento y gestaciones múltiples.

    La cesárea urgente, es aquella en la que corre peligro la vida de la madre y el feto como consecuencia de una patología aguda grave. Tales como alteraciones en la monitorización fetal durante el parto, desprendimiento de placenta, prolapso de cordón.

    Hay mujeres que prefieren dar a luz por cesárea porque tienen miedo al dolor, pero hay que tener en cuenta que la recuperación es mucho más lenta que con el parto natural.

    En cualquier caso, en el momento del parto siempre se actuará teniendo en cuenta la salud tanto del futuro bebé como de la madre que va a dar a luz.

    Los cuatro factores que determinarán el haber tenido una experiencia de parto satisfactoria, independientemente de si es un parto o una cesárea, son: las expectativas personales y la cantidad de apoyo que recibe la gestante, la calidad de la relación embarazada-obstetra-matrona y lo involucrada que esté la gestante en la toma de decisiones.

    ¿Por qué se realizan las cesáreas programadas?

    Las cesáreas son programadas por razones médicas, obstétricas o a petición de la paciente. Entre las indicaciones de cesárea electiva podemos encontrar: alteraciones en la placentación, sospecha de macrosomía, obstrucciones mecánicas como miomas o fracturas pélvicas, cirugías uterinas con entrada en cavidad endometrial.

    ¿Se puede tener un parto natural tras una cesárea?

    Sí, las mujeres con cesárea anterior pueden intentar un parto vaginal. La probabilidad de parto vaginal exitoso tras cesárea previa es del 70.4% en mujeres y del 51.4% en aquellas con dos o más cesáreas previas.

    El factor más determinante para un nuevo fracaso en el intento de parto vaginal tras cesárea va a ser la razón por la cuál se indicó la cesárea previa.

    Parto sin dolor, ¿existe?

    La tolerancia al dolor es muy variable de unas gestantes a otras. Existen métodos no farmacológicos para el alivio del dolor como: masajes, inyección subcutánea de agua estéril, diferentes técnicas de relajación y/o respiración, esferodinamia y uso termoterapia. Por otro lado, disponemos de métodos farmacológicos como el óxido nitroso, los opiáceos o la anestesia loco-regional.

    Solicita más información acerca de la Unidad de Partos de Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

    Texto elaborado por la doctora Elia García, ginecóloga y obstetra del Hospital Quirónsalud Valencia

Buscador de La gran aventura de ser madre
Sobre este blog

Un espacio materno infantil donde se resuelven las dudas frecuentes sobre la aventura de ser madre, desde el inicio hasta que nace el bebé. Hablamos de Pediatría, partos, lactancia, reproducción asistida, etc... Cómo cuidarte antes, después y durante el embarazo, qué necesitas y cómo prepararte para la llegada de tu bebé, sus cuidados, su alimentación y todo lo que quieras saber para esta nueva etapa que comienza lo encontrarás en nuestro blog. Un espacio donde cambiamos pañales, tenemos chupetes y te ayudamos a preparar el biberón para tu pequeño. Bienvenid@ a nuestra aventura, bienvenid@ a la etapa más emocionante de tu vida, ser mamá.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.