Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog Materno infantil de los Hospitales Quirónsalud Murcia y Valencia

  • Razones por las que acudir a tus revisiones ginecológicas anuales

    Muchas mujeres postponen la visita al ginecólogo por diferentes razones, entre ellas el miedo. A día de hoy sigue existiendo cierto tabú, incomodidad, pereza, angustia, con respecto a las visitas al ginecólogo.


    Diferentes sensaciones negativas surgen en la mente de las mujeres cuando piensan en un chequeo ginecológico. La mayoría de las cuales vienen de la mano de ideas preconcebidas, falta de información y la sensación de no poder depositar toda su confianza en un médico especialista en ginecología.



    Revisiones ginecológicas anuales



    Para empezar, decir que desde el punto de vista de la medicina curativa (o dirigida a tratar la enfermedad), su finalidad es la de detectar alteraciones en el aparato reproductor (de nacimiento o adquiridas) y tratarlas cuando proceda. Esto incluye malformaciones, infecciones, cáncer y lesiones precancerosas…


    Desde el punto de vista preventivo, tiene importancia para recordar hábitos saludables, dar recomendaciones acerca de salud sexual, Este enlace se abrirá en una ventana nuevacomo es la prevención de infecciones, enfermedades, planificar embarazo, nutricionales… Y también aclarar dudas posibles dudas que le surgen a la paciente.


    ¿Por qué realizarse la revisión anual en el ginecólogo?


    Las revisiones anuales a las que se someten las mujeres tienen dos objetivos principales.


    La prevención, muchas enfermedades que pueden aparecer en el aparato reproductor femenino no tienen síntomas aparentes, en estas revisiones ayudarán a detectarlo a tiempo, ya que cuando estos aparecen quiere decir que la enfermedad está avanzada y por tanto el tratamiento puede ser más complicado.


    Por tanto, detectar los factores de riesgo es importante para prever cualquier problema de salud.


    Por otra parte, estas visitas anuales al ginecólogo facilitan el diagnóstico precoz ya que se realiza una evaluación para poder comprobar el estado y detectar patologías que puedan requerir tratamiento.


    Gracias a las revisiones anuales ginecológicas se pueden detectar enfermedades tanto de transmisión sexual, como cáncer ginecológico o de mama.



    Razones por las que realizarte una revisión ginecológica


    Además de por tu salud, es importante que sepas cuáles son las señales que tu cuerpo te da para que acudas a tu revisión con el ginecólogo.


    • Después de tu primera relación sexual.
    • Dolores durante el periodo.
    • Dolor durante las relaciones sexuales.
    • Molestias al orinar.
    • Mal olor y comezón en tu zona íntima.
    • Bultos en el pecho.
    • Bultos en los labios vaginales.
    • Sangrado irregular.
    • Menopausia.

    Cuándo ir al ginecólogo por primera vez



    La edad de inicio o la ideal para comenzar con las revisiones ginecológicas hoy en día es relativa. En casos en los que se presenten alteraciones menstruales, anormalidad del desarrollo genital o mamario habría que visitar al ginecólogo antes de las primeras relaciones sexuales.


    Es importante para la mujer acudir antes del inicio de las relaciones sexuales para tener información acerca de prevención de infecciones o embarazo.


    Una vez iniciada la actividad sexual, conviene hacer controles periódicos, la frecuencia de las revisiones ginecológicas variará en función de cada mujer.


    Una de las preguntas más frecuentes es justamente la periodicidad de las mismas. Si se trata de revisiones rutinarias en una mujer sin síntomas y sin patología, es decir, sin la presencia de enfermedades, puede variar según el ámbito (público, privado), los antecedentes familiares o personales de la mujer y su edad. Como norma general y pensando en el ginecólogo como médico de cabecera de la mujer, sería ideal hacerla cada año, aunque no se requiera de realizar siempre pruebas especiales.



    ¿Cómo son las revisiones ginecológicas?


    Las revisiones ginecológicas son muy temidas entre las mujeres ya que se tiene la creencia de que van a ser dolorosas y molestas. Debido a esto muchas mujeres posponen sus revisiones con el ginecólogo por ese temor.


    En la visita al ginecólogo se pueden hacer diferentes exploraciones para comprobar tu estado de salud.


    Puede que realicemos exploración mamaria, tanto de forma visual para descartar asimetrías o lesiones en la piel, pezones, así como la palpación de los pechos para detectar masas, dolor, o cualquier secreción anormal. Es importante la autoexploración mamaria para poder detectar a tiempo cualquier anomalía, por ello también es importante que tu médico lo haga.


    También te realizaremos una exploración de los genitales, externamente, con la que podemos comprobar la distribución del vello o detectar la presencia de bultos.


    En el caso de que la mujer haya iniciado su vida sexual, se le realizará una valoración con espéculo en busca de: secreciones anormales, lesiones en el cuello del útero y toma de muestras, para la citologíaEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Por otra parte, se le podrá realizar pruebas como el ultrasonido o ecografía (abdominal o vaginal) para valorar el útero (tamaño, forma, tumores) y los ovarios.


    Citología en las revisiones ginecológicas



    Una de las pruebas que realizamos durante la visita, a partir de inicio de relaciones sexuales y de los 25 años, suele ser la citología. Con esta prueba lo que buscamos es la obtención de células procedentes del cuello del útero y de la vagina para su análisis en el microscopio y su utilidad consiste en la identificación precoz de anomalías que podrían progresar a lesiones cancerosas.


    Desde hace unos años ha cobrado importancia la prueba de VPH (Virus de Papiloma Humano)Este enlace se abrirá en una ventana nueva, para identificar a mujeres con riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino, y cuya realización recomendamos a partir de los 35 años (o antes en caso de alteraciones en la citología) y con una periodicidad de 5 años en caso de ser negativa.


    La muestra puede tomarse durante la realización de la toma citológica y no resulta dolorosa.


    Para finalizar, se suele prescribir la realización de pruebas complementarias, a realizar por otros departamentos, como analítica sanguínea, mamografía ( a partir de los 40-45 años o antes en caso de considerarse necesario) , ecografía mamaria (como complemento a la mamografía) y las pruebas de imagen o analíticas que se requieran para completar el diagnóstico.


    El temor a los hallazgos anormales muchas veces retrasa la asistencia de la mujer a la consulta, pero debemos tener en mente que un diagnóstico precoz puede mejorar el pronóstico en muchos casos.


    En Quirónsalud contamos con una Unidad de Ginecología en la que realizamos revisiones ginecológicas, recuerda que el miedo a realizarte una revisión puede retrasar el diagnóstico de cualquier problema de tu salud.


    Texto elaborado por la doctora Natalia SiegertEste enlace se abrirá en una ventana nueva, ginecóloga del hospital Quirónsalud Torrevieja y AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Buscador de La gran aventura de ser madre
Sobre este blog

Un espacio materno infantil donde se resuelven las dudas frecuentes sobre la aventura de ser madre, desde el inicio hasta que nace el bebé. Hablamos de Pediatría, partos, lactancia, reproducción asistida, etc... Cómo cuidarte antes, después y durante el embarazo, qué necesitas y cómo prepararte para la llegada de tu bebé, sus cuidados, su alimentación y todo lo que quieras saber para esta nueva etapa que comienza lo encontrarás en nuestro blog. Un espacio donde cambiamos pañales, tenemos chupetes y te ayudamos a preparar el biberón para tu pequeño. Bienvenid@ a nuestra aventura, bienvenid@ a la etapa más emocionante de tu vida, ser mamá.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.