Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog Materno infantil de los Hospitales Quirónsalud Murcia y Valencia

  • Cómo podemos favorecer el establecimiento de la lactancia materna desde el principio

    Comienzo lactanciaComienzo lactancia

    El tipo de parto ya nos va a influir en la lactancia. Si tenemos un niño a término, sano, en un parto sin medicalización y sin separación, al ponerlo sobre su madre, pondrá en marcha unos mecanismos reflejos instintivos, de forma que será capaz de alcanzar el pecho de su madre y ponerse a succionar por sí mismo. Si esto ocurre así, llevamos muchísimo avanzado ya que ese primer agarre espontáneo es óptimo y además, crea impronta por lo que es mucho más probable que esa lactancia sea exitosa a largo plazo. Sin embargo, cuando hay intervención (epidural, oxitocina sintética o separación) este proceso, puede no darse con la misma facilidad y puede ser necesario contar con algún tipo de ayuda. Cuanto más fisiológico y menos intervenido el parto, más fácil será la lactancia tal y como respalda la evidencia científica.

    Si tuviéramos que dar un consejo fundamental, este sería el Piel con Piel inmediato tras el parto y sin separación de ningún tipo al menos durante dos horas. Tanto si es parto como cesárea e insistiendo en que la cesárea no contraindica el Piel con Piel.

    ¿Por qué es tan beneficioso el Piel con Piel?

    En Quirónsalud Valencia tanto si es parto como cesárea el bebé es colocado inmediatamente sobre el pecho de su madre. El pediatra lo verá encima de su madre de forma muy delicada, la vitamina K se le administrará sobre su madre y no se separa para pesar o poner profilaxis ocular hasta pasadas cuatro horas.

    Cuando el bebé se encuentra Piel con Piel con su madre (ninguno de los dos lleva ropa), permanece fisiológicamente más estable. Su frecuencia respiratoria, cardiaca y su temperatura se mantiene constante. Es decir, el pecho de la madre mantendrá al bebe a la misma temperatura. Esto ayudará a que el bebé mantenga la glucemia más alta.

    Por otro lado, la madre con gran sensibilidad en ese momento, al tener al bebé moviéndose encima de su cuerpo y durante las primeras succiones, libera un gran pico de oxitocina que ayuda a que se vincule fuertemente con su bebé a y la involución del útero por lo que se disminuye considerablemente la hemorragia postparto.

    Aprovechar esas primeras horas tras el parto, en las que el bebé se encuentra en el llamado "Periodo Sensitivo" en un estado de alerta tranquilo, nos va a ayudar a comenzar con buen pie. Si se pasa todo el tiempo mamando, llevaremos mucho adelantado. No hay que tener prisa en separarlo y esperaremos hasta que, tras pasar estas dos horas, se quede dormido y no quiera mamar más puesto que luego, entrará en una especie de letargo y estará menos dispuesto a ser amamantado. Por eso, esas primeras 24 horas puede ser normal que el bebé esté más dormido y cueste despertarlo para que mame.

    Sin embargo, pasadas estas primeras 24 horas, es normal que este bebé que estaba tan dormido, se transforme y comience a demandar con muchísima frecuencia lo que suele ser motivo de gran preocupación para padres y familiares. Esto es un mecanismo de estímulo para la subida de la leche. El bebé está haciendo bien el trabajo que le toca. Tanto es así, que solemos prevenir a los padres el segundo día para que sepan que les espera la llamada "noche de las vacas flacas". Que es importante atender las señales tempranas de hambre del bebé sin esperar a que llore, sin mirar la hora desde que terminó la toma anterior.

    Es necesario que estos días de estancia hospitalaria tengamos paciencia y tranquilidad pues, todos estamos aprendiendo y el bebé está calibrando la producción para un futuro.

    Si tenemos en cuenta que la capacidad gástrica del bebé el día 1 es de unos 6ml, y que además vacía rápidamente, podemos entender la necesidad que tiene de hacer muchas tomas de poca cantidad. A la semana, la capacidad gástrica ya aumenta hasta aproximadamente 60ml. Es por esto que el volumen de leche irá aumentando de forma progresiva en función a cómo lo hace el estómago del neonato. El calostro o leche inicial está en el pecho desde aproximadamente la semana 16 de embarazo y cuenta con una composición única y específica para esos días. No necesita ingerir ninguna otra cosa que podría poner en peligro la lactancia. Sólo hemos de asegurarnos de que mame con frecuencia y eficacia.

    El Piel con Piel, atender la demanda del bebé en las primeras señales de hambre y buscar una posición en la que la toma sea indolora, son claves para un buen establecimiento de la lactancia.

    Texto elaborado por Paloma de Miguel, asesora de lactancia IBCLC de Hospital Quirónsalud Valencia

  • ¿Estás embarazada?, Toma nota de estos consejos para disfrutar del verano


    Embarazadas y viajeEmbarazadas y viaje

    El verano es una época ideal para disfrutar del buen tiempo, salir a pasear, disfrutar de comidas y cenas con amigos y familia, hace ejercicio al aire libre … Si además estamos embarazadas, podemos gozar de todas las ventajas de esta época del año, pero debemos tener en cuenta algunos consejos para que las altas temperaturas no nos hagan sufrir demasiado.


    1. Evitar la exposición solar en las horas centrales del día: Durante el embarazo, es frecuente que algunas mujeres presenten hipotensión o bajada de la tensión arterial. Si a esto le añadimos temperaturas elevadas en ciertos momentos del día, es posible que estos episodios sean más frecuentes e incluso mas intensos, acompañados en ocasiones de mareo o pérdida de conciencia.
    2. Adecuada hidratación: En verano es muy importante asegurar un adecuado aporta de líquidos porque el calor excesivo puede llegar a provocar deshidratación. Además, una hidratación adecuada ayuda a prevenir el estreñimiento, la hinchazón de las piernas y pies y las infecciones de orina, los cuales son muy frecuentes en el embarazo.
    3. Utilizar protección solar adecuada para cada tipo de piel, pues es frecuente que aparezcan las típicas manchas de la piel conocidas como cloasma. Éstas son debidas a los estrógenos durante el embarazo y tienen a ir desapareciendo poco a poco tras el parto, pero la exposición solar sin protección puede agravarlas.
    4. Llevar una dieta variada y saludable: En verano es frecuente que modifiquemos un podo la dieta, incrementando la ingesta de ensaladas, fruta y verdura. Esto es muy bueno durante el embarazo, y debemos aprovecharnos de la gran cantidad de frutas que hay de temporada. Sin embargo, también es la época de comer y cenar mas frecuentemente fuera de casa, los helados…. Es importante controlar nuestra alimentación y de forma puntual si queremos, darnos un capricho.
    5. Plantarle cara al insomnio. Muy difícil de combatir. Muchas veces no queda mas que resignarse a ver las horas pasar. Sin embargo, mantener la temperatura adecuada de la habitación, evitar cenas demasiado copiosas, ropa los más cómoda posible para dormir, evitar beber a partir de determinada hora para tratar de no ir tantas veces a orinar por la noche, podría ayudarnos a pasar mejor las noches de verano durante el embarazo.
    6. Aliviar la hinchazón de las piernas y la retención de líquidos. Este es un trastorno muy frecuente durante las semanas finales del embarazo y se agrava aún más con las temperaturas elevadas. Se recomienda elevar las piernas y realizar masajes en sentido ascendente con geles o cremas aptas que incluso se puedan poner un tiempo en el frigorífico para que estén mas frescas y mejoren las molestias. Evitar la ropa apretada y permanecer mucho tiempo en la misma posición también pueden ayudar.
    7. Si se va a viajar, es importante evitar largos trayectos sin parar. Se deben hacer paradas para caminar y mover las piernas. Si no es posible, se recomiendan medias de compresión, pues hay que disminuir el riesgo de la generación de trombos por la inmovilidad de la paciente. Además, hay que hidratarse bien durante el trayecto
    8. Lo más importante: disfrutar del ritmo relajado y tranquilo que parece acompañar siempre al verano y las vacaciones, relajarse todo lo posible y prepararse con mucha energía para la llegada del bebé.

    Texto elaborado por la doctora Paula Soriano, ginecóloga del Hospital Quirónsalud Murcia

  • ¿Qué precauciones debemos tomar con los más pequeños en la piscina?

    PiscinaPiscina

    En verano los niños disfrutan de un bien merecido descanso, y para ello, la piscina es uno de los lugares más populares. Sus beneficios son muchos: se trata de un lugar divertido donde pueden relajarse y refrescarse, socializar y realizar ejercicio físico. Sin embargo, las actividades en piscinas también entrañan una serie de riesgos, por lo que los pediatras recomendamos seguir una serie de precauciones para que nada estropee unas vacaciones inolvidables junto a vuestros hijos:

    • Mantén supervisión directa en todo momento.Especialmente en el caso de niños pequeños incluso aunque lleven flotadores o manguitos, pero también en los más mayores y sobre los que ya saben nadar. Todos los veranos tenemos casos de ahogamientos que lamentar, además de accidentes en niños que realizan saltos peligrosos cerca del bordillo o en zonas de poca profundidad. En la piscina debemos dejar a un lado los dispositivos electrónicos y fijar la vista en lo que más importa. O mejor aún… ¡báñate y juega con ellos!
    • Protégelos del sol.Aplícales crema solar al menos 30 minutos antes de la exposición al sol, y si van a pasar mucho tiempo, renueva la aplicación de crema cada hora y media o dos horas. Es aconsejable evitar las horas centrales del día y utilizar también métodos de barrera (gorras, sombreros, sombrillas, ropa…).
    • Atención con el… ¿corte de digestión?En el mal llamado corte de digestión ocurre una redistribución de nuestro flujo sanguíneo cuando nos sumergimos demasiado rápido en agua muy fría, pudiendo llegar a afectarse el flujo sanguíneo cerebral con las complicaciones que ello puede conllevar (náuseas, vómitos, pérdida de conocimiento…). Aunque no es un cuadro frecuente, aumenta su probabilidad después de una comida copiosa, y cuando el contraste de temperatura entre el cuerpo y el agua es mayor (días de mucho calor, después de hacer ejercicio físico, agua muy fría…). Para prevenirlo: basta con entrar en el agua poco a poco y esperar unas dos horas para bañarnos después de una comida pesada.
    • Ponles gafas de bucear. Evitarás más de una conjuntivitis, ya sea infecciosa o irritativa por el cloro.

    • Ponles sandalias para transitar duchas y zonas húmedas. Con el calor, las zonas húmedas se convierten en una fuente importante de infecciones por hongos.

    • Sécales bien los oídos tras el baño.Sin introducir bastoncillos ni otros utensilios, después del baño sécales bien los oídos con una toalla. Las otitis externas u otitis del nadador son extremadamente frecuentes en verano y están muy relacionadas con la humedad persistente en el conducto auditivo. Aunque habitualmente son infecciones leves, pueden llegar a ser muy dolorosas. Como medidas preventivas en ocasiones también se pueden usar los tapones óticos o los gorros de natación.

    Texto elaborado por la doctora María Mínguez Muñoz, jefa de Servicio de Pediatría Hospital Quirónsalud Torrevieja


  • Qué es y cómo puede afectarme la endometriosis

    La endometriosis es una enfermedad benigna que afecta a las mujeres durante su vida reproductiva. El nombre tiene su origen en la palabra endometrio, que es el tejido que reviste el interior del útero y que se descama cada mes con la menstruación y se produce cuando tejido endometrial sale del útero y se asienta en cualquier parte del abdomen.

    EndometriosisEndometriosis

    En la mujer con diagnóstico de endometriosis sus posibilidades de quedar embarazada se reducen considerablemente por lo que muchas de las mujeres con esta patología deben recurrir a tratamientos de reproducción asistida. En nuestro centro, a las pacientes diagnosticadas con endometriosis, les sugerimos como tratamiento de primera elección la fecundación in vitro (FIV), no sin antes realizar un estudio completo que incluya, en síntesis, comprobación de la ovulación, analítica hormonal, anatomía del útero y trompas y calidad del semen para conocer el estado de la pareja y descartar otros posibles tratamientos.

    Cómo saber si tengo endometriosis

    Los síntomas de la endometriosis suelen ser variables y dependen de cada caso y se puede presentar un solo síntoma aislado, varios al mismo tiempo o incluso ninguno, de ahí a la importancia de las revisiones ginecológicas periódicas.

    Síntomas:

    • Dolor pélvico crónico.
    • Dolor con las relaciones sexuales.
    • Menstruaciones más abundantes.
    • Dolor con la defecación.
    • Problemas de fertilidad.
    • Náuseas y vómitos
    • Intenso dolor abdominal.
    • Debilidad, mareos y fatiga.

    Consecuencias:

    • Inflamación dentro del abdomen que impida la unión entre el óvulo y el espermatozoide.
    • Adherencias pélvicas que impidan el movimiento normal de las trompas o incluso las obstruyan.
    • Endometriosis en los ovarios que altere la reserva ovárica.
    • Secreción de sustancias dentro del abdomen que no sean habituales y entorpezcan el proceso normal de fertilidad.

    Doctora Paula Soriano, especialista en ginecología y obstetricia del Hospital Quirónsalud Murcia

  • Cómo evitar las dolorosas grietas en el pecho durante la lactancia

    Las heridas o grietas del pezón pueden producirse por factores como una talla inadecuada de embudo en el extractor de leche o una infección por algún estafilococo. Sin embargo, la causa principal es una mala posición del bebé en el pecho de la madre.

    Mujer amantando bajo un arbolMujer amantando bajo un arbol

    Lo más importante para comenzar con buen pie y establecer la lactancia de forma adecuada, es conseguir un buen agarre del bebé al pecho. Si hay un buen agarre, el pezón se sitúa dentro de la boca del bebé en la llamada "zona confortable". Esto es así puesto que no resulta doloroso. Al iniciar la toma es posible notar algo de molestia los primeros segundos, hasta que el pezón se sitúa en este lugar pero, resulta fundamental que la toma sea indolora. De esta manera, nos aseguramos que el pezón no se traumatiza y que el bebé puede tomar bien la leche. Si por el contrario, el agarre no es bueno, la lengua puede rozar el pezón haciendo un "efecto lija" o bien se va a ver sometido a una presión excesiva, que dará lugar a heridas y traumatismos del pezón. Cuando esto ocurre, la toma es dolorosa y puesto que al bebé le está costando sacar la leche, se pueden dar tomas interminables y niños que no se sueltan por sí mismos puesto que suelen cansarse antes de terminar.

    El manejo principal de las grietas es eliminar el agente causal, es decir, modificar la posición del bebé para conseguir que esté muy pegado al pecho de su madre con el eje del pezón en dirección paladar coronilla hasta que la toma resulte indolora.

    No es buena idea aplicar diferentes ungüentos con lanolina puesto que pueden favorecer proliferación bacteriana según algunos estudios. Tampoco lo es aplicar cremas en el pezón durante el embarazo como prevención. La mejor manera de prevenir las grietas es la información adecuada durante el embarazo sobre la técnica de la lactancia.


    Texto elaborado por Paloma de Miguel, Consultora de Lactancia IBCLC del Hospital Quirónsalud de Valencia

35 resultados
Buscador de La gran aventura de ser madre
Sobre este blog

Un espacio materno infantil donde se resuelven las dudas frecuentes sobre la aventura de ser madre, desde el inicio hasta que nace el bebé. Hablamos de Pediatría, partos, lactancia, reproducción asistida, etc... Cómo cuidarte antes, después y durante el embarazo, qué necesitas y cómo prepararte para la llegada de tu bebé, sus cuidados, su alimentación y todo lo que quieras saber para esta nueva etapa que comienza lo encontrarás en nuestro blog. Un espacio donde cambiamos pañales, tenemos chupetes y te ayudamos a preparar el biberón para tu pequeño. Bienvenid@ a nuestra aventura, bienvenid@ a la etapa más emocionante de tu vida, ser mamá.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.