Quirónsalud

Jump to content

Blog de los Servicios de Oncología de los Hospitales Quironsalud de Murcia, Torrevieja y Valencia

¿Cómo saber si un lunar es maligno? Te damos las claves para detectarlo.

Texto elaborado por el doctor Juan José Andrés LencinaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, dermatólogo de la Unidad de Dermatología de Quirónsalud de Alicante.Este enlace se abrirá en una ventana nueva


Un lunar es una mancha o nódulo de color marrón compuestos por nidos de células (melanocitos o nevocitos). Los lunares o nevus son comunes en la mayoría de las personas y son normalmente inofensivos.



Si dichas estas células se malignizan, crecen de una manera descontrolada, invadiendo incluso otros órganos y tejidos. En estos casos hablamos de "lunar maligno" o melanoma.Este enlace se abrirá en una ventana nueva Dicha capacidad malignización depende de circunstancias internas del individuo (genética, predisposición…) y externas (exposición solar, exposición a sustancias…).



¿Cómo se ve un lunar maligno?



Los lunares normales son de color uniforme, simétricos y tienen una serie de características macro y microscópicas que nos indican su benignidad. Por el contrario para identificar los lunares malignos, de forma rápida e intuitiva podemos pensar en la regla del ABCDE:

· "A" de asimetría. lunares con forma irregular, dos mitades que tienen un aspecto muy diferente.



· "B" de borde irregular. lunares con bordes irregulares, cortes u ondas, características de los melanomas.



· "C" de cambios de color. Lunares con muchos colores o una distribución desigual de estos.



· "D" de diámetro. lunares que tengan más de 6 milímetros.




· "E" de evolución. cambios en el tiempo, como un lunar que crece de tamaño o que cambia de color o de forma. Los lunares también pueden evolucionar para desarrollar nuevos signos y síntomas, como picor o sangrado.



Otra regla común es la del "Patito feo", que se trata de aquel lunar completamente distinto al resto y que destaca de forma evidente.



Síntomas de un lunar maligno


Inicialmente un lunar maligno puede no dar ningún síntoma.


Es más importante fijarnos, como comentábamos antes, en su aspecto y su crecimiento.



Un síntoma importante a tener en cuenta, puede ser el sagrado o ulceración espontánea de los mismos.



Si el melanoma se ha extendido, puede dar todo tipo de síntomas, en función del órgano al que haya diseminado.



¿Cuándo sospechar de un melanoma?



Como comentábamos antes, cuando vemos un lunar o nevus que cumple la regla del ABDCE, del patito feo o cualquier lunar de características extrañas.


Lo mejor ante la duda es acudir al dermatólogo para descartar. En la Unidad de Dermatología de Quirónsalud contamos con un equipo de especialistas en dermatología Este enlace se abrirá en una ventana nuevaque detectarán este tipo de melanomas y propondrán un plan de tratamiento para el mismo.



Causas del melanoma


No existe una causa única y unívoca de melanoma.


De hecho existen distintos tipos de melanoma, cada uno con sus posibles causas y factores de riesgo. Pero, en general, la mayoría de melanomas están relacionados con la exposición solar aguda e intermitenteEste enlace se abrirá en una ventana nueva (quemaduras en la infancia o juventud). Evitando dicha exposición y con una protección adecuada, reducimos considerablemente la posibilidad de melanoma o lunar malignos.


Otros factores de riesgo son, los antecedentes familiares del mismo o alguna mutación genética predisponente, los fototipos bajos, el número de lunares…


¿Qué especialista lo diagnostica?



Si bien los especialistas de medicina familiar son fundamentales en la detección de casos sospechosos, el dermatólogo es el especialista más adecuado para la detección y tratamiento de los mismos.



Tratamiento melanoma o lunares malignos


Los tratamientos varían en función del tipo y agresividad del melanoma.


En muchos casos, afortunadamente, y gracias al diagnóstico precoz, la cirugía suele ser el tratamiento de elección y en muchas ocasiones curativo de los mismos.Este enlace se abrirá en una ventana nueva En casos en los que el melanoma haya podido diseminarse a otros órganos o tejidos, puede ser necesario el uso de tratamientos de inmunoterapia o quimioterapia, además de cirugía de las metástasis linfáticas y/o a distancia.


Riesgos de un lunar maligno



Al igual que comentábamos antes, dependiendo del tipo de melanoma los riesgos pueden ser mayores o menores.



En general un paciente con un lunar maligno o melanoma tiene un riesgo aumentado de tener otro melanoma, y en casos de diseminación o metástasis a distancia puede tener riesgo incluso vital, por ello es muy importante concienciarse del problema y ante la duda acudir al dermatólogo para intentar un diagnóstico lo más precoz posible.


Es importante revisar los lunares y manchas que van apareciendo en nuestra piel. Si tras leer este artículo has detectado alguno de los síntomas, te recomendamos que consultes con un especialista en dermatología, ya que el diagnóstico precoz puede ayudarte a evitar problemas a futuro.


Consulta con nuestros especialistas en dermatología.Este enlace se abrirá en una ventana nueva






Insert new comment
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
[RECAPTCHA2_SCRIPT]
Mandatory fields are marked with an asterisk (*)
Searcher of Tengo cáncer, ¿Y ahora qué?
Sobre este blog

Este Blog pretende ser una guía para pacientes y familiares donde encontraran información acerca de esta enfermedad, últimos avances en su tratamiento así como consejos de estilo de vida saludables para prevenir la enfermedad

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.