Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del equipo de Cardiología del Hospital La Luz

  • ¿Qué diferencia hay entre una angina de pecho y un infarto del miocardio?


    Foto 1Foto 1

    La Angina de pecho y el Infarto Agudo del Miocardio son formas distintas de un mismo conjunto de enfermedades cardiovasculares conocido como Cardiopatía Isquémica.

    El corazón es el músculo que bombea la sangre rica en oxígeno y nutrientes al resto de los órganos y tejidos. Para poder contraerse y funcionar adecuadamente, también el músculo cardiaco (miocardio) tiene que recibir continuamente oxígeno y nutrientes, los cuales están proporcionados por las arterias coronarias, las cuales nacen de la aorta y que, como un sistema de tuberías, llevan sangre al miocardio.

    Cuando por algún motivo no llega la sangre suficiente a una parte del miocardio, se produce isquemia, que se define como un estado de sufrimiento de las células que forman el miocardio por falta de oxígeno y materias nutritivas en la parte afectada.

    Cuando el estado de isquemia es transitorio y no llega a producirse muerte de células cardiacas, llegando a causar de todas formas dolor torácico, se habla de angina de pecho. Sin embargo, si la isquemia se prolonga, puede llegar a provocar la muerte irreversible de las células cardiacas, situación que se define como infarto. Por tanto, el infarto del miocardio se define como la muerte de las células cardiaca causado por un estado de isquemia prolongado, es decir cuando durante un cierto periodo de tiempo no llega la sangre y los nutrientes suficientes al miocardio.

    La causa principal de la angina y del infarto del miocardio es la obstrucción de una o más arterias coronarias. Como se ha dicho anteriormente, las arterias coronarias son como tuberías y si se acumulan productos de descarte o suciedad en su interior, se produce un estrechamiento y un atasco que no deja pasar la sangre suficiente a una parte del musculo cardiaco. En el caso de las arterias, esto se produce sobre todo por depósitos de colesterol, además de otros productos de descarte (lípidos, calcio y células inflamatorias), en las paredes de los vasos, depósito que suele ser progresivo, aunque se puede acelerar en presencia de factores de riesgo cardiovasculares clásicos como el tabaco, el colesterol, la diabetes y la hipertensión.

    Cuando el estrechamiento de las arterias es suficiente para causar una falta transitoria de oxigeno a una parte del miocardio, se produce una angina de pecho, es decir un dolor intenso que se describe en la mayor parte de las ocasiones como una opresión o malestar en el centro del pecho o en la boca del estomago, que se puede extender hasta los brazos (sobretodo izquierdo), la mandíbula o la espalda, acompañándose en ocasiones de falta de aire, una marcada ansiedad o angustia, sudoración, mareo y palidez.

    Si la arteria no está del todo obstruida y el estrechamiento ha sido progresivo, la angina se suele desencadenar por el esfuerzo o en situaciones de estrés y aliviarse en reposo, sin llegar a causar muertes de las células cardiacas.

    Sin embargo, cuando la obstrucción es repentina y total, se produce el Infarto Agudo del Miocardio, que se puede considerar como la manifestación más aguda y severa de la angina de pecho y en el que sí hay muerte irreversible de células cardiacas.

    Los síntomas del Infarto Agudo del Miocardio son parecidos a los de la angina de pecho, aunque generalmente de comienzo brusco, más prolongados y que no ceden con el reposo.

    Aunque la manifestación típica del infarto es un dolor en el centro del tórax opresivo (como una sensación de un peso en el centro del pecho o de un puño que retuerce el corazón), existen otras formas de presentación "menos típicas", sobre todo en pacientes diabéticos, mayores o en mujeres. Se puede manifestar como una sensación repentina de angustia y de malestar general, o presentarse con nausea y vómitos, dependiendo de la localización del infarto y de la arteria que se ha obstruido.

    Por estos motivos, es importante que ante la aparición de síntomas bruscos y prolongados, que no mejoran con el reposo o con analgésicos convencionales, se contacte rápidamente con un servicio médico urgente para que se realicen las pruebas necesarias para descartar un infarto y empezar tratamiento lo antes posible.

    Tanto una angina de pecho de reciente aparición como el infarto son dos importantes urgencias médicas. En particular el manejo del infarto tiene que ser rápido y considerarlo una carrera contra el tiempo, ya que más se tarda en diagnosticarlo y en tratarlo, más tejido cardiaco se muere de forma irreversible y más complicaciones podemos tener, tanto en la fase aguda en el momento mismo del infarto, como en la fase crónica de recuperación tras el infarto.

    Puntos claves:

    - Angina de pecho: dolor torácico causado por una falta transitoria de riego sanguíneo y de aporte de oxigeno a una parte del músculo cardiaco, habitualmente debido a un estrechamiento severo de una arteria coronaria que no está del todo ocluida. Suele desencadenarse por un esfuerzo o una situación de estrés y aliviarse con el reposo. No hay muerte de células cardiacas.

    - Infarto Agudo del Miocardio: muerte irreversible de células cardiaca causada por una oclusión completa y repentina de una o más arterias coronarias. Los síntomas son parecidos a los de la angina de pecho, aunque de comienzo brusco, en reposo como con esfuerzo, de mayor duración, sin que se alivien con el reposo.

    - Síntomas:

    - Dolor torácico opresivo (como una sensación de un peso en el centro del pecho o de un puño que retuerce el corazón) o malestar en el centro del pecho o en la boca del estomago, que se puede extender hasta los brazos (sobretodo izquierdo), la mandíbula o la espalda. Puede acompañarse de falta de aire, una marcada ansiedad o angustia, sudoración, mareo y palidez. Presentación "atípica" en diabéticos, personas mayores o mujeres: ansiedad sin un claro motivo o desencadenante, cansancio brusco excesivo, náuseas, vómitos e indigestión...

    - La Infarto Agudo del Miocardio y la angina de pecho de reciente aparición son urgencias médica y ante la aparición de síntomas hay que acudir a Urgencias para un pronto diagnóstico y tratamiento.

    Dr. Daniele Gemma

    Unidad de Hemodinámica Hospital La Luz

  • Sintrom: 10 recomendaciones para mi vida diaria.

    Captura de pantalla 2020-06-01 a las 12.31.27Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCaptura de pantalla 2020-06-01 a las 12.31.27

    El acenocumarol actualmente comercializado con el nombre de Sintrom es un anticoagulante, hace que disminuya la viscosidad de la sangre impidiendo así su coagulación; su forma de actuar es inhibiendo la síntesis de factores de la coagulación dependientes de la vitamina K. En 1942 por Karl Paul Link en Wisconsin descubrió el dicumarol un precursor del acenocumarol y se introdujo para su uso clínico en 1955, siendo el presidente Americano Eisenhower uno de los primeros pacientes tratado con esto.

    El sintrom esta aprobado para utilizarlo en patologías asociadas a trombosis como pueden ser la tromboembolia pulmonar, arritmias cardiacas como la fibrilación auricular y pacientes portadores de prótesis mecánicas valvulares son las indicaciones mas comunes de su uso. El Sintrom se mide los niveles en sangre con el INR (Razón normalizada internacional) los rangos terapéuticos habituales suelen estar entre 2 - 3.5 y se decide los valores que debe alcanzar el paciente en función de la indicación, por lo tanto, es muy importante que respetes la dosis que te ha recomendado tu médico.

    10 recomendaciones para seguir durante el tratamiento Sintrom:

    1.-No hay dosis fijas para el Sintrom, esta debe de ser ajustada por tu médico en función de los niveles de INR.

    2.-Se metaboliza por vía hepática y puede tener interacción con muchos fármacos, por lo que es importante que antes de tomar cualquier medicamento lo consultes con tu médico.

    3.-Puede interaccionar con alimentos ricos en vitamina K como: Hígado de res, hígado de cerdo, té verde y vegetales de hoja verde como alfalfa, espárragos, brócoli, coles de Bruselas, repollo, coliflor, tés verdes, col rizada, lechuga, espinacas, nabos, berros etc. Por lo tanto, debes mantener a la semana la misma cantidad de ingesta de estos alimentos ya que un consumo mayor o menos de lo habitual se puede reflejar en cambios en los niveles de INR.

    4.-La ingesta de alcohol interactúa en le metabolismo del sintrom, por lo que no es recomendable su ingesta.

    5.-Los flavonoides, aceites de pescado o ácidos grasos omega-3 y el arándano puede interaccionar, por lo tanto, cualquier producto natural que estés tomando debes consultar también con tu médico.

    6.- Se han informado efectos teratogénicos con después de la exposición en el primer trimestre y pueden incluir embriopatía por cumarina. No debe usarse durante el embarazo debido a riesgos significativos.

    7.- Se pueden detectar cantidades muy pequeñas de acenocumarol en la leche materna y no se prevén efectos indeseables en los lactantes. Se recomienda profilaxis con fitonadiona (1 mg administrado una vez a la semana) y el monitoreo del bebé en busca de signos de sangrado.

    8.-Debe tomarse siempre a la misma hora, una sugerencia es que sea entre las 17:00 y 19:00, ya que los controles de INR y visitas al médico suelen hacerse por la mañana y su médico podrá hacer modificaciones con más facilidad, en caso de olvido puede tomarlo un poco después de la hora, pero nunca mas de 8 horas pasadas.

    9.-En caso de intervenciones quirúrgicas o de ir al dentista es importante consultar a tu médico para recibir instrucciones de cuantos días hay que suspender el sintrom y tu médico que puede dejar unos días con heparina en función de la patología por la que estés tomando el sintrom.

    10.-En caso de hemorragia espontánea, traumatismo o cualquier otro síntoma grave hay que acudir a urgencias.

    Dr. Artemio García.

    Cardiólogo

  • Tengo más riesgo de complicaciones con la pandemia por COVID-19 si tengo alguna enfermedad cardiaca?

    Covid 19Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCovid 19

    Con la reciente pandemia que azota el mundo desde el pasado diciembre 2019 existen muchas dudas, temores, preguntas entre pacientes, profesionales, incluso personas jóvenes sin patologías.

    Es conocido por todos, que el mecanismo de trasmisión es a través de partículas de saliva que albergan el virus (toser, estornudar), así como al tocar superficies donde pueden haber quedado dichas partículas.

    Vamos a hablar de el porqué deben extremar las medidas de prevención, que es la principal forma de evitar complicaciones, los pacientes cardiópatas.

    El principal factor de riesgo que se ha podido observar para desarrollar una complicación grave tras adquirir una infección por el nuevo coronavirus (infección conocida como SARS-CoV-2) es la edad avanzada y muchos pacientes cardiópatas en nuestra sociedad tienen más de 80 años.

    ¿Qué le ocurre a nuestro corazón y a nuestro cuerpo cuando el virus penetra, que puede empeorar el pronóstico y la evolución de la enfermedad en un paciente que sufre del corazón?

    Como cualquier otra infección, provoca que el corazón tenga que esforzarse más, trabajar más, para compensar la mayor demanda de oxígeno del organismo, debido al aumento de la temperatura, las alteraciones que se producen en la sangre por la infección con mayor acidez, alteraciones de los iones como sodio, potasio, con aumento además de la frecuencia cardiaca, todo esto conlleva a que el corazón estando previamente estable se pueda descompensar y aumentar la retención de liquido pulmonar y en el resto del cuerpo.

    También parece existir la sospecha que algunos pacientes independientemente de su edad pueden tener un daño directo sobre el musculo del corazón ocasionado por el propio virus o las defensas del cuerpo, daño que inflama el tejido cardíaco, conocido como miocarditis, que en formas graves lo debilita y puede favorecer una insuficiencia cardiaca grave o arritmias peligrosas.

    Todo esto se ha podido demostrar al observar la elevación en la sangre de marcadores cardiacos en pacientes grave,s que traducen un daño sobre el músculo o sobrecarga del mismo.

    Por otro lado los pacientes con enfermedad de las arterias coronarias (angina de pecho o infarto previo) también pueden tener mala evolución, con esta infección se puede provocar como mencionamos anteriormente un estado de inflamación que afecte a muchos tejidos del cuerpo incluyendo los vasos sanguíneos del corazón (arterias coronarias) y se pueden romper placas de colesterol que estaban estables con la aparición de infarto o isquemia cardiaca.

    Otro problema puede surgir porque algunos de los tratamientos necesarios para la infección pueden alterar el electrocardiograma y favorecer algunos tipos de arritmia.

    Por todo lo anterior es muy importante tomar el tratamiento pautado para mantener un estado estable, beber la cantidad de liquido indicado por su médico, no abusar de la sal. Tomar las medidas de higiene conocidas y ante síntomas de infección ponerse en contacto con su medico

    No queríamos terminar sin antes hacer mención a un tema difundido recientemente respecto a un probable mayor riesgo de complicaciones en pacientes que toman antihipertensivos de los grupos conocidos como IECAS o ARA II. Hasta la fecha no se ha documentado con evidencia científica que exista peor pronóstico, por lo que los pacientes deben mantener su tratamiento previo porque si son bien conocidos los efectos beneficiosos de estos tratamientos en pacientes con patología cardiaca.

    Dr. Abraham López.

    Cardiólogo Hospital La luz.

  • ¿Es tan bueno hacer deporte?

    DeporteImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoDeporte

    Comenzaré mencionando un comentario que emplean algunas personas que no realizan actividad física: "Hay mas problemas de salud corriendo que en un bar".

    Puede suceder que se presenten acontecimientos no deseados durante la práctica deportiva, pero ocurre generalmente o bien en personas que tienen alguna patología no conocida que contraindica el tipo de actividad que realizan o bien, si el ejercicio no es regulado y controlado. Es importante saber que para un máximo beneficio no solo la cantidad importa, sino la calidad del mismo y la orientación de cómo realizarlo.

    Para obtener mejores resultados debe realizarse con equilibrio, la rutina mas completa incluiría los ejercicios aeróbicos, los de fuerza y de flexibilidad.

    Son bien conocidos los múltiples beneficios que aporta a nuestro estado físico y mental la práctica deportiva.

    Por enumerar algunos mencionaremos que no solo existen ventajas físicas para el cuerpo, sino también a nivel mental, por la liberación de sustancias llamadas endorfinas, capaces de proporcionar relajación, tranquilidad y mejor calidad del sueño.

    Otros beneficios sobradamente demostrados son la reducción del riesgo a padecer ciertas enfermedades muy frecuentes y peligrosas como la hipertensión, diabetes, obesidad, algunos tipos de cáncer como el de colon y mama, disminuye las probabilidades de desarrollar osteoporosis y el riesgo de fracturas con el envejecimiento. Ayuda a mantener un peso saludable con reducción de la grasa y para algunas personas incluso mejora la autoestima.

    A nivel sanguíneo reduce los niveles de grasas (triglicéridos y colesterol malo) y aumenta los niveles del colesterol bueno.

    Por tanto el ejercicio físico actúa como un agente protector para las enfermedades tan temidos del corazón y el cerebro.

    En qué condiciones podemos pasar de un estado protector a un estado de daño? Cuando puede dejar de ser "bueno" el deporte?

    La sobredosis de ejercicio, como cualquier otra sobredosis sea de alimentos, medicinas, trabajo puede terminar siendo perjudicial.

    Por supuesto si no hay descanso entre los entrenamientos estamos más expuestos a lesiones articulares y musculares.

    Si se practica en exceso puede ocurrir rotura de fibras musculares en grandes cantidades y liberarse a la sangre sustancias que pueden afectar la función del riñón y la salud en general. Por lo que la intensidad y la carga de trabajo debe estar ajustada a las posibilidades físicas de cada persona.

    Además algunos estudios han puesto de manifiesto el riesgo de sufrir arritmias cardiacas y mayor arteriosclerosis (rigidez y calcificación en las arterias del corazón y cerebro) cuando se realiza ejercicio con demasiada frecuencia, es decir 6 o 7 veces a la semana. Parece estar en relación con mayor dilatación y zonas de fibrosis o pequeñas cicatrices en el tejido cardiaco, es más frecuente entre varones de 40 a 60 años que han practicado deporte durante muchos años (más de 10 o 20), y ocurre sobre todo entre los deportes de resistencia como corredores de maratón y ciclistas.

    Por tanto es recomendable en personas que realicen actividad física intensa, una valoración médica para conocer riesgos: si presenta alguna enfermedad, si tiene familiares con patología cardiaca que pueda ser hereditaria, alteraciones en el examen físico, un electrocardiograma patológico y en algunos casos es necesario realizar una ecografía del corazón y una prueba de esfuerzo que nos puede dar información adicional para la programación deportiva.

    De allí que los que no practican deporte por estar con frecuencia en el bar, sedentarios, tendrán mayor probabilidad de tener alguna enfermedad que aquellos que realizan ejercicio físico con regularidad.

    Dr. Abraham López

    Cariólogo Hospital La Luz

  • Mi vida con un marcapasos. Cinco cosas que debo saber

    MarcapasosImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoMarcapasos

    Cada año se implantan en España cerca de 40.000 marcapasos. Esta cifra unida a los pacientes que ya son portadores de algún dispositivo de estimulación cardiaca hace que el hecho de tener un marcapasos sea algo relativamente común. Tal vez usted haya sufrido un síncope o el ritmo de su corazón presentaba algún tipo de trastorno que hizo que su médico le recomendara el implante de uno de estos dispositivos. Sea cual fuere la causa de que usted haya acabado siendo portador de uno de ellos se preguntará indudablemente ¿y ahora qué? ¿Puedo llevar una vida normal?¿Qué cosas puedo hacer y cuáles debo evitar? A continuación trataré de responder a alguna de las preguntas que con mayor frecuencia nos hacen los pacientes después de un implante.

    Actividad física.

    Hoy en día, afortunadamente, llevamos una vida más activa y practicamos deporte de forma habitual. Cada vez es más frecuente que los pacientes nos pregunten sobre qué deportes pueden seguir realizando. En general se puede llevar a cabo casi cualquiera de ellos teniendo en cuenta una serie de precauciones. En primer lugar hay que evitar aquellos en los que se puedan producir impactos directos sobre el dispositivo, como por ejemplo en los deportes de contacto. También es recomendable evitar movimiento amplios del brazo más cercano al generador, el izquierdo en la mayoría de los casos. Esta precaución es fundamental en las primeras semanas tras el implante para evitar que los electrodos, que todavía tienen que acabar de asentarse en el interior del corazón, puedan sufrir algún desplazamiento.

    Viajar con un marcapasos.

    Una de las primeras inquietudes que surgen tras un implante es cuándo se puede volver a conducir. Las normas actuales de tráfico establecen un periodo de 2-4 semanas dependiendo de cada caso particular. Una vez superado este tiempo y si su médico no le indica lo contrario puede conducir con normalidad.

    Los arcos de seguridad de aeropuertos, bancos y similares no deben ser cruzados. Para ello es necesario llevar siempre encima la tarjeta de portador de marcapasos que le acredita como tal. No se preocupe, es algo tan frecuente que el personal está completamente acostumbrado a esta eventualidad y tienen sus protocolos de actuación. En cualquier caso recuerde que si los arcos deben ser evitados los detectores manuales son todavía menos recomendables.

    Acabo de mencionar una de las utilidades de la tarjeta de portador de marcapasos, pero es necesario remarcar su importancia. LLÉVELA SIEMPRE CONSIGO. Ahora es más importante incluso que su DNI, ya que identifica qué tipo de dispositivo lleva, lo cual resulta fundamental en caso de que deba consultar en otro centro médico que no disponga de sus datos. Si es posible memorice al menos la marca comercial. Mi recomendación para evitar el deterioro de la tarjeta, es hacer una copia, idealmente escanearla y guardarla en el ordenador o similar, y plastificarla.

    Puede ir a la playa y puede bañarse. El agua no va a interferir con el dispositivo, pero evite la exposición directa del sol sobre el generador, por un lado para no sobrecalentarlo y por otro contribuirá a tener una cicatriz más estética.

    Dispositivos electrónicos.

    Se aconseja usar el móvil con el brazo contrario al del implante. De la misma forma hay que intentar no permanecer demasiado cerca de los microondas o de las cocinas de inducción (no hay problema con la vitrocerámica convencional) pero únicamente cuando estén encendidos. El resto de electrodomésticos habituales no suponen ningún riesgo. En caso de otro tipo de aparatos menos frecuentes consulte con su médico.

    Pruebas médicas e intervenciones.

    La única prueba diagnóstica que puede suponer un problema es la resonancia magnética. Hoy en día el desarrollo de la tecnología nos ha permitido contar con marcapasos que son compatibles con esta exploración. En caso de que se la haya indicado una no se olvide de recordar que es usted portador de marcapasos. Es necesario consultar con su médico implantador para confirmar que se puede llevar a cabo y en ocasiones es necesario programar antes el dispositivo, por lo que idealmente debe preverse con la suficiente antelación.

    En caso de intervenciones con bisturí eléctrico puede ser necesario también realizar ajustes en algunos casos. El médico que llevará a cabo la intervención o el anestesista debe ser informado de que usted tiene un marcapasos para que en caso de duda pueda consultar con un experto.

    Cuándo consultar con mi médico.

    Una de las potenciales complicaciones que aunque poco frecuentes puede ser grave es el decúbito de marcapasos. El decúbito consiste en la erosión de la piel hasta exponer el dispositivo. La infección también es otra de las complicaciones que más de cerca deben ser vigiladas. Si usted nota la zona del implante inflamada, enrojecida o caliente, o bien nota que el generador en vez de moverse bajo la piel se encuentra adherido a ella consulte inmediatamente en el centro en el que se realizó el implante o si no es posible en otro donde se lleven a cabo este tipo de intervenciones y cuenten con profesionales con experiencia.

    También es importante consultar con rapidez si los síntomas por los que le fue indicado el marcapasos vuelven a aparecer ya que puede significar que haya algún tipo de disfunción del dispositivo, los electrodos hayan sufrido algún daño o simplemente se deba ajustar la programación.

    De todas formas tenga en cuenta que cada uno tiene una vida completamente diferente e infinitud de preocupaciones o inquietudes pueden surgir, por lo que no dude en consultar a su médico, siempre es mejor que tratar de encontrar información por nuestra cuenta en Internet sin saber si la fuente es fiable.

    En cualquier caso piense que no solo su vida tal y como la conocía no termina con el implante del marcapasos sino que es más bien al contrario y su calidad de vida va a mejorar. Piense en todas las cosas que va poder a hacer que antes no podía y no en las pocas cosas con las que debe tener precaución. Van a ser más felices juntos de lo que usted se piensa.

    Dr. Álvaro Lozano

    Servicio Cardiología Hospital La Luz

9 resultados
Páginas: 1 2 Página siguiente
Buscador de CardioBlog
Sobre este blog

CardioBlog es el resultado del esfuerzo de un equipo de profesionales altamente motivados en resolver numerosas interrogantes y problemas de la vida diaria en pacientes cardiológicos; y facilitar consejos a aquella población sana interesada en mejorar sus hábitos de vida y controlar sus factores de riesgo cardiovascular. Nuestro objetivo es combinar la experiencia clínica con las últimas actualizaciones científicas en cardiología y prevención cardiovascular, para ayudar a resolver preocupaciones habituales de la población en riesgo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.