Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del equipo de Cardiología del Hospital La Luz

  • Tengo Extrasístoles – ¿Qué debo hacer?.

    ExtrasístolesExtrasístoles

    En un buen número de ocasiones, las extrasístoles son un hallazgo casual que aparece en el electrocardiograma (ECG) realizado de forma rutinaria, ya sea en una revisión de empresa o en preoperatorio. Sin embargo, es en aquellos casos en los que vienen acompañados de síntomas cuando provocan una mayor angustia. Porque los pacientes que los sienten lo hacen como un vacío, un vuelco súbito en el corazón, que parece que no va a volver a latir de nuevo y que en cambio lo hace con un nuevo latido fuerte, a veces descrito como violento, que sacude el pecho y hasta llega a notarse en la garganta. Esta sensación, tan desagradable cuando es percibida, se manifiesta típicamente en los momentos de mayor tranquilidad y es muy típico que sean descritos como más frecuentes o intensos cuando ocurren por la noche, en la cama, en especial si uno está recostado sobre el lado izquierdo.

    Lo primero que es preciso aclarar es ¿qué es un extrasístole? Llamamos de esta forma a un latido que se adelanta al ciclo cardíaco normal. El nodo sinusal, una estructura que se encuentra en la aurícula derecha, es el encargado de marcar la frecuencia cardíaca generando un impulso eléctrico que desencadena la contracción del corazón. La velocidad a la que lo hace viene marcada por diversos factores y su objetivo es ajustar la frecuencia cardiaca a las demandas del cuerpo. Así, mientras dormimos, precisamos de un menor aporte de sangre, por así decirlo, y la frecuencia bajará. En cambio, cuando somos sometidos a un estrés físico o mental, el ritmo aumentará de frecuencia. No obstante, aunque es el nodo sinusal el que generalmente tiene el mando, todas las células del corazón tienen la capacidad de originar un impulso por sí mismas y desencadenar el latido. Cuando esto ocurre, se genera un latido «descompasado», que se adelanta al latido normal y que viene seguido de una pequeña pausa hasta que se reanuda de nuevo el ritmo normal. Esta pausa es la que se corresponde con la sensación de vacío o de que «el corazón se para un momento» que nos describen los pacientes.

    En segundo lugar, es importante dejar claro que en la mayoría de los casos, los extrasístoles, en sí mismos, son benignos, si bien pueden llegar a ser molestos, y aunque nos lo pueda parecer durante una fracción de segundo, el corazón no se va a parar después de uno de ellos. Es cierto que cuando aparecen en un número elevado durante el día (prácticamente todos tenemos unas pocas decenas a lo largo del día, lo cual es completamente normal) en ocasiones pueden relacionarse con otro tipo de arritmias o, en un porcentaje relativamente bajo, con la presencia de cardiopatías. Por todo ello, en caso de descubrirlos en un ECG o por los síntomas, es necesario hacer un estudio cardiológico completo que descarte la presencia de alguna anomalía. Este estudio, en general, debe consistir en un ecocardiograma que permita evaluar anomalías estructurales del corazón, una prueba de esfuerzo en la que podamos ver la respuesta de los extrasístoles al ejercicio (si aumentan o si, por el contrario, desaparecen) y un Holter ECG, que consiste en un dispositivo que se lleva durante 24 horas y que permite establecer si efectivamente existen extrasístoles o no y, en caso de haberlos, si su número entra dentro de los parámetros normales o y es mayor y debe hacerse un seguimiento u otras pruebas complementarias, entre las que habitualmente se encuentra la resonancia magnética cardiaca.

    Incluso en aquellos casos en los que en un Holter se pueden observar miles de extrasístoles al día, su comportamiento es benigno y su pronóstico excelente. De hecho, el tratamiento que puede aplicarse y que va desde el farmacológico hasta la ablación (procedimiento que permite, accediendo desde la vena femoral, alcanzar el foco donde se origina el extrasístole en el corazón y eliminarlo), solo se consideran en pacientes cuyos síntomas interfieren con su vida habitual o en aquellos en los que se asocian otras alteraciones del corazón o arritmias.

    Por todo ello, en caso de que nos diagnostiquen que tenemos extrasístoles en el ECG o bien si tenemos síntomas compatibles, hay que estar tranquilos, no obstante es necesario consultar con un cardiólogo que pueda evaluar adecuadamente su naturaleza, número, que descarte patologías cardiacas y que, dado el caso, proponga un plan de tratamiento y seguimiento, el cual, idealmente, debería ser establecido por un cardiólogo especialista en arritmias, también llamados electrofisiólogos.

    Dr. Álvaro Lozano

    Cardiólogo de la Unidad de Arritmias Hospital La Luz

  • ¿En casa debido a la Pandemia? No descuidemos la salud del corazón.

    ¿En casa debido a la Pandemia? No descuidemos la salud del corazón.Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto¿En casa debido a la Pandemia? No descuidemos la salud del corazón.

    Mientras el número de casos de COVID-19 continúan subiendo en nuestro país, aumentan las restricciones a lo largo del territorio nacional, con controles más estrictos siendo necesario nos quedemos cada vez más en casa. Aunque estas medidas nos protegen de enfermarnos de coronavirus, pueden ser dañinas para nuestro corazón si no prestamos especial atención a nuestros hábitos y descuidamos otros aspectos de nuestra salud.

    Mientras pasamos cada vez más tiempo en casa, nos podemos olvidar de practicar nuestras rutinas de ejercicio y descuidar nuestra dieta, aumentando nuestro consumo de azúcar y comida rica en grasas. También aumentan nuestros niveles de estrés, y aunque es compresible que busquemos alivio en estos tiempos de incertidumbre, estos hábitos pueden perjudiciales para nuestro corazón. Ahora es el momento de prestar especial atención a nuestra salud, particularmente si sufre usted de alguna enfermedad cardiológica, lo cual además aumenta los riesgos de una enfermedad severa por coronavirus.

    Como cuidar la salud del corazón en casa

    1. Manténgase activo:

    En esta época con las restricciones y limitaciones para hacer ejercicio, probablemente estamos haciendo menos actividad física de la necesaria para mantener la salud de nuestro corazón. Para mantenernos activos no es indispensable vayamos al gimnasio o instalemos uno en casa. Un muy buen ejercicio es salir a caminar a un ritmo rápido, por lo menos media hora al día, utilizando nuestra mascarilla y manteniendo la distancia social, también podemos practicar yoga o estiramientos musculares en casa, también podemos practicar algunos ejercicios de fuerza con algunas pesas ligeras en casa y así evitar el desacondicionamiento físico.

    2. Comer Sano:

    Podemos utilizar este mayor tiempo en casa para cocinar comidas saludables. Cuando cocinamos en casa podemos controlar mejor los ingredientes y restringir la cantidad de sal, grasas y azúcar. Es recomendable planificar nuestros menús y basar nuestras comidas en vegetales fresco, frutas y mayor contenido proteico.

    3. Controle el estrés:

    Vernos obligados a permanecer en casa nos puede hacer sentir más estresados e incluso con rabia. Estas dos emociones pueden pasar factura a nuestro corazón. Es importante aprendamos a controlarlas, podemos recurrir a técnicas de relajación como meditación, yoga o incluso respirando profundo.

    4. Duerma lo suficiente:

    Dormir bien mantiene nuestro bienestar físico y psicológico, y contribuye a una mejor salud cardiovascular, en época de pandemia aunque pasemos más tiempo en casa se recomienda mantener nuestro horario de sueño, yendo a dormir a la misma hora por un periodo de por lo menos 7 – 8 horas.

    5. Vigile su salud:

    Aunque debido a la pandemia es posible no seamos capaces de visitar a nuestro médico tan frecuentemente como antes, esto no debería ser un motivo para impedirnos vigilar nuestra salud desde casa. Debemos continuar monitorizado nuestra presión arterial, pulsaciones y peso.

    6. Manténgase en contacto con su cardiólogo:

    Por motivos de seguridad es posible decida no acudir presencialmente a la consulta de su cardiólogo, no obstante muchos profesionales de salud cuentan ahora con telemedicina, siendo posible continuar con el seguimiento de su estado de salud y vigilar signos y síntomas de alarma y priorizar la atención medica presencial si fuera necesario.

    Dra. Angélica Romero

    Especialista en Cardiología del Hospital La Luz



  • El sueño y la salud del corazón: ¿existe alguna relación?

    sueño cardioblogImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextosueño cardioblog

    Dormir suficiente es importante, no sólo para descansar; de hecho, nuestros hábitos de sueño tienen un impacto directo sobre nuestra salud cardíaca.

    Un adulto normal necesita entre 7 u 8 horas de sueño, saltarse unas pocas horas de sueño puede no parecer importante; pero el hecho de no dormir toda la noche de forma rutinaria puede producir graves efectos sobre la salud, incluyendo la del corazón.

    Dormir menos de 7 horas, está asociado con una mayor probabilidad de desarrollar problemas del corazón; incluyendo hipertensión arterial, diabetes, obesidad, depresión, entre otros.

    La falta de sueño puede llevar al desarrollo de presión arterial elevada. El ciclo del sueño y el ritmo circadiano disminuyen la tensión arterial mientras dormimos; por lo tanto menos horas de sueño contribuyen al aumento de la misma. Siendo además la hipertensión arterial un factor contribuyente en el desarrollo de otras enfermedades cardiovasculares como ictus, infarto al miocardio, etc.

    Las personas que no duermen suficiente también tienen un mayor riesgo de Diabetes tipo 2, causando aumento de los niveles de glucosa en sangre acelerando la enfermedad cardiovascular. Existe evidencia que buenos hábitos de sueño se relacionan con mejor control del azúcar en sangre.

    Además de todo lo anterior, existen patologías del sueño como apnea del sueño e insomnio, que también pueden afectar negativamente su salud.

    La apnea del sueño se refiere a interrupción de la respiración durante el sueño debido a bloqueo de la vía aérea. Esto causa que la persona deje de respirar por cortos periodos de tiempo, lo que disminuye los niveles de oxigeno en sangre. Patologías como insuficiencia cardíaca y obesidad contribuyen al desarrollo de apnea del sueño, lo cual se traduce en mayor probabilidad de desarrollar secundariamente hipertensión arterial, un infarto al miocardio o un ictus.

    Por otro lado, el insomnio se refiere a la incapacidad de quedarse o mantenerse dormido; esta alteración del sueño afecta de forma crónica al 10% de la población adulta, aumentado también el riesgo de enfermedad cardiovascular e hipertensión.

    Dentro de las recomendaciones básicas para conseguir unos mejores hábitos de sueño se encuentran:

    - Evitar bebidas alcohólicas, estimulantes o estresantes cerca de la hora de dormir: bebidas estimulantes o energizantes ricas en cafeína, o alimentos como el chocolate pueden alterar el sueño, por lo que evitarlos por la noche cerca de la hora de dormir es fundamental si tenemos problemas de sueño. Las bebidas al alcohólicas se cree nos ayudan a relajarnos y dormir mejor, pero pueden alterar el ciclo del sueño y hacer que el descanso sea menos reparador.

    - Mantener una rutina: es recomendable ir a la cama siempre a la misma hora, aún durante las vacaciones o fines de semana.

    - Cenar ligero y prontito: también es muy importante evitar cenas pesadas y copiosas, especialmente cerca de la hora de dormir.

    - Practicar deporte es recomendable, pero es mejor practicarlo durante el día, es una buena idea para ayudarnos a dormir mejor, pero hay que evitarlo por la tarde y noche, ya que nos puede estimular, subir nuestra temperatura y dificultarnos el descanso.

    Si usted está preocupado por sus hábitos de sueño y salud cardiovascular es recomendable que acuda a su medico tratante y cardiólogo de referencia, para completar una evaluación más amplia de esta patología y sus posibles complicaciones.

    Dra. Angélica Romero

    Especialista en Cardiología del Hospital La Luz

  • Insuficiencia cardíaca. ¿Qué debo saber?

    CardioblogImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCardioblog

    La insuficiencia cardíaca es un conjunto de signos y síntomas cuya presentación clínica más frecuente es la acumulación de líquidos, ya sea por acumolo de líquidos en los pulmones o en las extremidades inferiores o abdomen. La causa fundamental es un corazón que ya no es capaz de gestionar de forma adecuada la normal el volumen de sangre. En su forma más avanzada, la insuficiencia cardíaca también puede manifestarse como la incapacidad del corazón enfermo de suplir las demandas del organismo, lo que se conoce como situación de "bajo gasto cardíaco" y que se presenta como disminución de la producción de orina, generalmente hipotensión arterial, lentitud o disminución de las capacidades cognitivas y malestar general.

    ¿Cuáles son las causas que llevan a la insuficiencia cardíaca?

    Las causas más frecuentes son la cardiopatía isquémica avanzada (pérdida de capacidad contráctil del miocardio por enfermedad de las arterias coronarias) y la hipertensión arterial mal controlada durante largo tiempo. Otras causas posibles son la enfemedad avanzada de las válvulas cardíacas, trastornos del ritmo cardíaco arritmias cardíacas, miocardiopatías hereditarias (enfermedad del músculo cardíaco de origen genético) y la elevación crónica de las presiones intrapulmonares (hipertensión pulmonar, ya sea de causa primaria o secundaria a patología pulmonar previa), entre otras.


    ¿Todo primer episodio de insuficiencia cardíaca requiere ingreso hospitalario? ¿Qué debo esperar si soy hospitalizado?

    No necesariamente todo primer episodio de insuficiencia cardíaca requiere ingreso, pero en general la mayoría sí, por dos motivos:

    - Primero: Para compensar al paciente con medicación lo más rápido posible y evitar que la situación progrese a un nivel más serio. Esto generalmente se consigue con tratamiento diurético (los primeros días en general vía endovenosa) y utilizando medicación específica para la insuficiencia cardíaca (varias familias farmacológicas diferentes agrupadas dentro de un gran grupo común denominado ¨tratamiento neurohormonal¨).

    - Segundo: Para intentar llegar al diagnóstico de la causa fundamental que provoca la disfunción cardíaca, con la intención de guiar el tratamiento de forma más rápida, precisa y dirigida posible.

    Importante hacer mención a que no toda insuficiencia cardíaca es irreversible; con un diagnóstico precoz se puede conseguir, según la etiología, evitar la progresión de la enfermedad e incluso, en algunos casos, conseguir la recuperación de la función cardíaca.

    Dr. Miguel E. Jáuregui-Abularach

    Especialista en Cardiología del Hospital La Luz

  • ¡He tenido un síncope! ¿Debo Consultar?

    SíncopeImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoSíncope

    El síncope es una causa frecuente de consulta médica con importantes implicaciones diagnósticas, aunque en la mayoría de los casos es la manifestación de una entidad benigna, en ocasiones puede ser síntoma de patologías mas graves. Por lo tanto es fundamental una correcta valoración médica para intentar determinar la causa. De hecho se considera que el principal factor que condiciona un peor pronóstico en un paciente con sincopes es no estudiar la causa de los mismos y especialmente una causa cardiológica de los mismos.

    Se define como sincope a aquella pérdida súbita y temporal de la conciencia y del tono postural, debido a una disminución repentina del flujo sanguíneo cerebral. La mayoría de los síncopes aparecen sin que exista una enfermedad asociada. La causa más frecuente del síncope es una reacción vasovagal y sólo en un bajo porcentaje es debido a problemas cardiovasculares o neurológicos.

    El síncope vasovagal ocurre cuando se desencadena un reflejo desproporcionado en reacción a determinados factores desencadenantes, como ver sangre, sentir mucha angustia emocional, un dolor intenso... este reflejo nervioso vagal hace que la frecuencia cardíaca y/o la presión arterial disminuyan abruptamente. Como consecuencia, el flujo sanguíneo al cerebro disminuye y genera unos síntomas premonitorios de malestar y mareo intenso (presíncope) que si prosiguen pueden terminar en la perdida de conciencia (sincope). A veces el reflejo es muy rápido y el paciente no es capaz de reconocer los pródromos resultando en un síncope más o menos brusco. En general, el síncope vasovagal es inofensivo y no requiere tratamiento mas allá de unas importantes recomendaciones para intentar reducir los episodios o minimizar sus consecuencias.

    Sin embargo, en otras ocasiones el sincope puede ser la manifestación de una patología cardiológica grave. El mecanismo en estos casos puede ser por un enlentecimiento severo de la frecuencia cardiaca que genere la falta de latidos necesarios para garantizar la perfusión sanguínea del cerebro. Así sucede en los trastornos de la conducción eléctrica del corazón que aparecen frecuentemente con el envejecimiento. Generalmente existen síntomas premonitorios como mareos fugaces que frecuentemente son banalizados hasta que finalmente desembocan en un síncope. En estos casos, el diagnóstico puede ser un reto pues los trastornos pueden ser fugaces y no estar presentes cuando el paciente es evaluado por los servicios sanitarios. Cuando finalmente son diagnosticados el tratamiento de estos trastornos implica el implante de un marcapasos que corrige de una manera eficaz el defecto y mejora el pronóstico y calidad de vida de estos pacientes. En otras ocasiones, el mecanismo son ritmos excesivamente rápidos, tan rápidos que impiden que el corazón se llene y los latidos bombeen efectivamente sangre al cerebro. Así sucede en arritmias que padecen pacientes con patología cardiaca como infartos, prótesis valvulares o ciertas cardiopatías familiares. Igualmente en estos casos el diagnóstico puede ser un reto por manifestarse de nuevo de manera fugaz.

    Sin duda, el mensaje mas importante para un paciente que haya padecido un sincope es que sea valorado y estudiado cardiológicamente y ante la sospecha de una causa arrítmica (bradicardias o taquicardias severas) sea remitido a una Unidad de Arritmias con experiencia para completar el estudio y proporcionarle el mejor consejo y tratamiento.

    Dr. Juan Benezet

    Unidad de Arritmias del Hospital La Luz

17 resultados
Páginas: 1 2 3 4 Página siguiente
Buscador de CardioBlog
Sobre este blog

CardioBlog es el resultado del esfuerzo de un equipo de profesionales altamente motivados en resolver numerosas interrogantes y problemas de la vida diaria en pacientes cardiológicos; y facilitar consejos a aquella población sana interesada en mejorar sus hábitos de vida y controlar sus factores de riesgo cardiovascular. Nuestro objetivo es combinar la experiencia clínica con las últimas actualizaciones científicas en cardiología y prevención cardiovascular, para ayudar a resolver preocupaciones habituales de la población en riesgo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.