Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del equipo de Cardiología del Hospital La Luz

Dieta sin sal, Verdades y mentiras

SalImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoSal

- ¿Necesitamos la sal?

La sal (cloruro de sodio) es indispensable para la vida, pero nuestro cuerpo necesita pequeñas dosis para su normal funcionamiento. La sal participa en multitud de procesos metabólicos de nuestras células y es fundamental para mantener la hidratación de nuestro cuerpo, pero el consumo excesivo puede ser perjudicial para nuestra salud.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las necesidades medias de sal al día para una persona sana es de 5 gramos, el equivalente a la sal que cabe en una cucharadita de café (unos 2 gramos de sodio). De este modo, es fácil entender que consumimos diariamente mucha más sal de la que necesitamos (generalmente duplicamos la cantidad diaria recomendada).

- ¿Cuál es el riesgo del consumo excesivo de sal?

El consumo excesivo de sal favorece el desarrollo de hipertensión arterial así como impedir el control adecuado en las personas hipertensas. Según la OMS, la hipertensión es la causante del 60% de los accidentes cerebrovasculares y del 40% de las enfermedades del corazón. Por otra parte, en las personas con enfermedades cardiacas, hepáticas (como la cirrosis) y renales el consumo excesivo de sal produce retención de líquidos y descompensaciones.

- ¿Cuáles son los beneficios de comer con poca sal?

Al disminuir el consumo diario de sal vamos a favorecer la eliminación de líquidos, evitando la hinchazón, vamos a ayudar al funcionamiento de nuestros riñones consiguiendo mayor energía y vamos a cuidar la salud de nuestro corazón con un mejor control de la presión arterial. Con un consumo reducido de sal, la OMS estima que se podrían evitar más de dos millones de muertes al año.

- ¿Cómo sigo una dieta con poca sal sin que resulte insípido?

Comer con poca sal no tiene que privarnos del sabor de los alimentos. De hecho se pueden potenciar los sabores empleando otros condimentos que se pueden adaptar a los gustos personales de cada uno, como el vinagre, zumo de limón, determinados picantes (pimienta, cayena, jengibre, nuez moscada…), hierbas aromáticas (tomillo, romero, cilantro, perejil…), albahaca, menta, ajo (en polvo, picado o asado) o cebolla.

Dr. Cristian Iborra

Servicio de Cardiología

Hospital La Luz

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de CardioBlog
Sobre este blog

CardioBlog es el resultado del esfuerzo de un equipo de profesionales altamente motivados en resolver numerosas interrogantes y problemas de la vida diaria en pacientes cardiológicos; y facilitar consejos a aquella población sana interesada en mejorar sus hábitos de vida y controlar sus factores de riesgo cardiovascular. Nuestro objetivo es combinar la experiencia clínica con las últimas actualizaciones científicas en cardiología y prevención cardiovascular, para ayudar a resolver preocupaciones habituales de la población en riesgo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.