Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del equipo de Cardiología del Hospital La Luz

¿Qué diferencia hay entre una angina de pecho y un infarto del miocardio?


Foto 1Foto 1

La Angina de pecho y el Infarto Agudo del Miocardio son formas distintas de un mismo conjunto de enfermedades cardiovasculares conocido como Cardiopatía Isquémica.

El corazón es el músculo que bombea la sangre rica en oxígeno y nutrientes al resto de los órganos y tejidos. Para poder contraerse y funcionar adecuadamente, también el músculo cardiaco (miocardio) tiene que recibir continuamente oxígeno y nutrientes, los cuales están proporcionados por las arterias coronarias, las cuales nacen de la aorta y que, como un sistema de tuberías, llevan sangre al miocardio.

Cuando por algún motivo no llega la sangre suficiente a una parte del miocardio, se produce isquemia, que se define como un estado de sufrimiento de las células que forman el miocardio por falta de oxígeno y materias nutritivas en la parte afectada.

Cuando el estado de isquemia es transitorio y no llega a producirse muerte de células cardiacas, llegando a causar de todas formas dolor torácico, se habla de angina de pecho. Sin embargo, si la isquemia se prolonga, puede llegar a provocar la muerte irreversible de las células cardiacas, situación que se define como infarto. Por tanto, el infarto del miocardio se define como la muerte de las células cardiaca causado por un estado de isquemia prolongado, es decir cuando durante un cierto periodo de tiempo no llega la sangre y los nutrientes suficientes al miocardio.

La causa principal de la angina y del infarto del miocardio es la obstrucción de una o más arterias coronarias. Como se ha dicho anteriormente, las arterias coronarias son como tuberías y si se acumulan productos de descarte o suciedad en su interior, se produce un estrechamiento y un atasco que no deja pasar la sangre suficiente a una parte del musculo cardiaco. En el caso de las arterias, esto se produce sobre todo por depósitos de colesterol, además de otros productos de descarte (lípidos, calcio y células inflamatorias), en las paredes de los vasos, depósito que suele ser progresivo, aunque se puede acelerar en presencia de factores de riesgo cardiovasculares clásicos como el tabaco, el colesterol, la diabetes y la hipertensión.

Cuando el estrechamiento de las arterias es suficiente para causar una falta transitoria de oxigeno a una parte del miocardio, se produce una angina de pecho, es decir un dolor intenso que se describe en la mayor parte de las ocasiones como una opresión o malestar en el centro del pecho o en la boca del estomago, que se puede extender hasta los brazos (sobretodo izquierdo), la mandíbula o la espalda, acompañándose en ocasiones de falta de aire, una marcada ansiedad o angustia, sudoración, mareo y palidez.

Si la arteria no está del todo obstruida y el estrechamiento ha sido progresivo, la angina se suele desencadenar por el esfuerzo o en situaciones de estrés y aliviarse en reposo, sin llegar a causar muertes de las células cardiacas.

Sin embargo, cuando la obstrucción es repentina y total, se produce el Infarto Agudo del Miocardio, que se puede considerar como la manifestación más aguda y severa de la angina de pecho y en el que sí hay muerte irreversible de células cardiacas.

Los síntomas del Infarto Agudo del Miocardio son parecidos a los de la angina de pecho, aunque generalmente de comienzo brusco, más prolongados y que no ceden con el reposo.

Aunque la manifestación típica del infarto es un dolor en el centro del tórax opresivo (como una sensación de un peso en el centro del pecho o de un puño que retuerce el corazón), existen otras formas de presentación "menos típicas", sobre todo en pacientes diabéticos, mayores o en mujeres. Se puede manifestar como una sensación repentina de angustia y de malestar general, o presentarse con nausea y vómitos, dependiendo de la localización del infarto y de la arteria que se ha obstruido.

Por estos motivos, es importante que ante la aparición de síntomas bruscos y prolongados, que no mejoran con el reposo o con analgésicos convencionales, se contacte rápidamente con un servicio médico urgente para que se realicen las pruebas necesarias para descartar un infarto y empezar tratamiento lo antes posible.

Tanto una angina de pecho de reciente aparición como el infarto son dos importantes urgencias médicas. En particular el manejo del infarto tiene que ser rápido y considerarlo una carrera contra el tiempo, ya que más se tarda en diagnosticarlo y en tratarlo, más tejido cardiaco se muere de forma irreversible y más complicaciones podemos tener, tanto en la fase aguda en el momento mismo del infarto, como en la fase crónica de recuperación tras el infarto.

Puntos claves:

- Angina de pecho: dolor torácico causado por una falta transitoria de riego sanguíneo y de aporte de oxigeno a una parte del músculo cardiaco, habitualmente debido a un estrechamiento severo de una arteria coronaria que no está del todo ocluida. Suele desencadenarse por un esfuerzo o una situación de estrés y aliviarse con el reposo. No hay muerte de células cardiacas.

- Infarto Agudo del Miocardio: muerte irreversible de células cardiaca causada por una oclusión completa y repentina de una o más arterias coronarias. Los síntomas son parecidos a los de la angina de pecho, aunque de comienzo brusco, en reposo como con esfuerzo, de mayor duración, sin que se alivien con el reposo.

- Síntomas:

- Dolor torácico opresivo (como una sensación de un peso en el centro del pecho o de un puño que retuerce el corazón) o malestar en el centro del pecho o en la boca del estomago, que se puede extender hasta los brazos (sobretodo izquierdo), la mandíbula o la espalda. Puede acompañarse de falta de aire, una marcada ansiedad o angustia, sudoración, mareo y palidez. Presentación "atípica" en diabéticos, personas mayores o mujeres: ansiedad sin un claro motivo o desencadenante, cansancio brusco excesivo, náuseas, vómitos e indigestión...

- La Infarto Agudo del Miocardio y la angina de pecho de reciente aparición son urgencias médica y ante la aparición de síntomas hay que acudir a Urgencias para un pronto diagnóstico y tratamiento.

Dr. Daniele Gemma

Unidad de Hemodinámica Hospital La Luz

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de CardioBlog
Sobre este blog

CardioBlog es el resultado del esfuerzo de un equipo de profesionales altamente motivados en resolver numerosas interrogantes y problemas de la vida diaria en pacientes cardiológicos; y facilitar consejos a aquella población sana interesada en mejorar sus hábitos de vida y controlar sus factores de riesgo cardiovascular. Nuestro objetivo es combinar la experiencia clínica con las últimas actualizaciones científicas en cardiología y prevención cardiovascular, para ayudar a resolver preocupaciones habituales de la población en riesgo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.