Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Sº de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular. Hospital La Luz

  • Telemedicina Vascular en tiempos de COVID

    Dr. Enrique Puras Mallagray

    Dra. Marta Ramírez Ortega

    telemedicina-coronavirus-728Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextotelemedicina-coronavirus-728El término Telemedicina, se acuñó en la década de los 70 y literalmente significa "curación a distancia". La Organización Mundial de la Salud ha adoptado la siguiente descripción general: "la prestación de servicios de atención médica, donde la distancia es un factor crítico, por parte de todos los profesionales de la salud que utilizan tecnologías de información y comunicación para el intercambio de información válida para el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades".

    Con la evolución de la pandemia de COVID-19 y su impacto en el acceso a la atención médica, se ha creado una situación ideal para ayudar a los médicos y en general a todo el sistema sanitario a implementar la telemedicina en sus prácticas y mejorar su capacidad para atender a los pacientes, sin necesidad de presencia física. También en Cirugía Vascular nos hemos zambullido de lleno en esta piscina multimedia, comenzando con llamadas telefónicas, fotos por mail hasta las video llamadas, que en estos tiempos de mascarillas y pantallas, también ayudan a vernos las caras y así a humanizar la Medicina. A través de la telemedicina, podemos clasificar a los pacientes y ayudar a evitar visitas innecesarias a los entornos de consulta médica habitual, reduciendo así la exposición al virus COVID-19 y ayudando a mantener nuestras líneas de contagio seguras, asegurando la mayoría de los recursos necesarios para enfrentar este inmenso desafío. Y de esta manera, ya enfocamos al paciente, y en caso de necesidad le citaremos para que optimice su visita al Hospital, tanto si necesita alguna prueba por nuestra parte como si sospechamos dela necesidad de valoración por otro especialista.

    Una visita de telemedicina se debe realizar de manera idéntica, que una visita presencial. Pero no hay duda de que los médicos previamente a iniciarse en la práctica de la salud digital, necesitan tener claro una serie de requisitos clave para la adopción de estos programas. Así, contar un sistema con un funcionamiento de videoconferencia que asegure la privacidad; poder solicitar y tener acceso a las pruebas diagnósticas en tiempo real y las velocidades de conexión, son elementos a tener en cuenta para el éxito del programa. Hemos añadido además la posibilidad de obtener informes médicos y recetas sin necesidad de acudir al Hospital.

    El panorama de la tecnología de salud digital es aparentemente interminable y abarca innumerables soluciones que no solamente se limitan a la video-consulta con el paciente. En la actualidad son ya numerosos los sistemas y tecnologías que a nivel práctico permiten el almacenamiento y reenvío de imágenes y datos para transmitir e interpretar más tarde. Asistimos ya a la aparición de herramientas remotas de monitorización del paciente, como monitores de presión arterial, electrocardiogramas y ritmo cardiaco obtenidos desde smartphones, balanzas digitales con Bluetooth y otros dispositivos portátiles que pueden comunicar datos biométricos para su revisión y seguimiento por parte de los médicos, asegurando así un control más preciso al aumentar la continuidad de la atención, extender el acceso más allá de las horas normales de la clínica, reducir la carga de viaje de los pacientes y ayudar a superar la escasez de médicos, especialmente en las poblaciones rurales y desatendidas. De esta forma, finalmente se ayuda a los sistemas de salud y a las prácticas médicas a centrarse más en el manejo de enfermedades crónicas, mejorar el bienestar del paciente, mejorar también la eficiencia, proporcionar una atención de mayor calidad y aumentar la satisfacción del enfermo. También se puede usar para ayudar a reducir la propagación de enfermedades infecciosas, cual es el caso de la pandemia que está sufriendo ahora nuestra sociedad.

    Resumiendo, las herramientas y pautas digitales que se están creando ahora ya están ayudando a muchos a usar la telemedicina y continuarán ayudando a definir su papel en este momento y a dar forma al futuro de la práctica médica.


  • Ejercicio físico y circulación-II

    Dr. Enrique Puras Mallagray

    Dra. Marta Ramírez Ortega

    Retomamos el tema del ejercicio donde lo dejamos, sopesando cuáles serían los riesgos de practicarlo y qué síntomas debemos buscar. Para la mayoría de las personas, los beneficios superan con creces cualquier riesgo.

    Ejercicio y mejora de circulaciónEjercicio y mejora de circulación

    Al comenzar una nueva rutina de actividad es importante iniciarla lentamente y aumentar de forma gradual la intensidad y la duración. Mantenerse hidratado bebiendo agua antes y después de una sesión es importante; también lo es prestar atención a cómo nos sentimos y descansar cuando sea necesario.

    Ya hablamos en la entrada anterior de algunos ejercicios para realizar en casa de forma segura y que favorecen la circulación venosa.

    Con otros trastornos debemos tener en cuenta la actividad apropiada para evitar lesiones. La terapia física puede ser un buen motivo para comenzar si se está recuperando de una lesión y necesita ayuda para planificar un ejercicio.

    El dolor muscular leve y temporal es común después de la gimnasia; sin embargo, cualquier hinchazón o dolor inusual debe ser discutido con un especialista. El ejercicio aumenta la actividad en el corazón y los pulmones. Por lo tanto, otros síntomas que deberían provocar la atención incluyen dolor, presión en el pecho, dificultad para respirar, mareos o aturdimiento.

    Es importante determinar cuánto ejercicio aeróbico necesitamos porque si bien éste mejora la salud cardiovascular, las organizaciones médicas varían ligeramente en sus recomendaciones acerca de la cantidad apropiada por semana. En general, los adultos necesitan al menos 30 minutos cada día. Como guía, el objetivo es 150 minutos (2.5 horas) por semana de actividad aeróbica de intensidad moderada. En otras palabras, caminar enérgicamente por 15 minutos dos veces al día lograría el propósito: no es necesario hacerlo en 30 minutos consecutivos. Ni es recomendable empezar por tandas seguidas de ejercicio si nunca antes se ha practicado.

    Debemos tener en cuenta la frecuencia cardiaca, para eso hoy tenemos a nuestra disposición multitud de relojes con pulsímetro incorporado, "Smart watches", de diferentes marcas: Apple, Suunto, Garmin, TomTom, que después de cada ejercicio hace análisis de ritmos, frecuencias cardiacas, VO2 máximos y multitud de parámetros interesantes a la hora de la práctica de cualquier deporte.

    La frecuencia cardíaca es la cantidad de veces que el corazón late por minuto y todos debemos saber cuál es la ideal para cada uno. Una frecuencia cardíaca típica en reposo es de aproximadamente 60-90 latidos por minuto. Estimar el máximo es fácil restando a 220 la edad en años. Por ejemplo, máximo ritmo cardiaco para una persona de sesenta y cinco años sería 155 por minuto. Ciertos medicamentos, como los betabloqueantes pueden disminuir la frecuencia cardíaca máxima en reposo.

    Además de la actividad aeróbica, el entrenamiento de fuerza debe ser incluido en una rutina para la salud cardiovascular. Éste es el que utiliza pesas libres u otros medios de resistencia como bandas elásticas, el propio peso corporal y máquinas para fortalecer los músculos. De esta forma podemos mejorar el equilibrio y el metabolismo, así como la presión sanguínea.

    Ejemplos de entrenamiento de fuerza incluyen ejercicios como sentadillas, flexiones, yoga, o simples ejercicios con pesas. Son necesarias al menos dos sesiones por semana de entrenamiento de fuerza. Como siempre, los pacientes con problemas de salud deben planificar sus entrenamientos con su médico.

    En los pacientes con patología arterial recomendamos:

    1. Realizar un chequeo completo con estudio cardiológico y pulmonar antes de iniciar cualquier ejercicio físico por pequeño y poco intenso que parezca.
    2. Consultar a su Cirujano Vascular sobre los tipos de ejercicios según la patología que tenga y/o de la que se haya intervenido, no todos los ejercicios son buenos, ni están indicados.
    3. Control de sus constantes mediante pulsímetro de pulsera o pecho.
    4. Complementar el ejercicio físico recomendado con dieta sana: rica en vegetales y fruta, legumbres, pescados blancos y carnes magras.
    5. Abstenerse de hábitos poco saludables como el tabaco o el alcohol, y cambiarlo por bebidas hidratantes: agua, tés e infusiones.
  • Ejercicio físico y circulación I

    Dr. Enrique Puras Mallagray

    Dra. Marta Ramirez

    Cirujanos Vasculares

    El ejercicio y la actividad física son formas efectivas de mejorar la salud cardiovascular y general, y pueden proporcionar beneficios valiosos más allá de los medicamentos. La actividad física es cualquier tipo de movimiento que quema calorías. Cuanto más activo estés físicamente cada día, mejor.

    Ejercicio físico y circulaciónEjercicio físico y circulación

    En esta época de confinamiento, se barajan dos situaciones completamente opuestas: el sedentarismo máximo asociado a ingesta excesiva de azúcares y el ejercicio físico en casa incentivado por redes sociales (Instagram, YouTube…) con el que nos prometen esa figura esbelta con tres series de 15 repeticiones y sin salir de casa.

    El ejercicio, sin embargo es algo más: es un movimiento planificado, intencional, estructurado y repetitivo con el objetivo de mejorar el estado físico y emocional. El ejercicio regular mejora los síntomas de las piernas relacionados con la enfermedad de arterial periférica y ayuda a aliviar el dolor crónico y la rigidez para mejorar la movilidad general. Ayuda también a tonificar nuestros músculos consiguiendo mejorar el retorno venoso, disminuye la sensación de pesadez y cansancio que aparecen al final del día.

    Ser físicamente activo, evitando un estilo de vida sedentario, es muy importante para la salud en general y particularmente para la salud cardiovascular (vasos sanguíneos y corazón). Actúa sobre los factores de riesgo vascular tan popularmente conocidos como la hipertensión arterial, el colesterol o la diabetes. Todas estas mejoras sirven para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, y reducen el riesgo de muerte prematura debido a estos problemas. Incluso ayuda a reducir la cantidad de medicamentos necesarios para tratar estas enfermedades. Mantener un peso saludable reduce aún más la carga de estas condiciones a largo plazo. Además desencadena la liberación de endorfinas (hormonas naturales que mejoran el estado de ánimo), lo que mejora sensiblemente la salud mental y reduce los efectos de la depresión. La calidad del sueño y la calidad de vida tienden a mejorar con el ejercicio regular.

    Pero es necesario hacer una valoración previa a la práctica del ejercicio, así como valoraciones periódicas de nuestro estado de salud, incluso si no se padece ninguna enfermedad grave. Un chequeo deportivo en el que se estudia la reacción del corazón a una sobrecarga, un estudio pulmonar básico y un estudio analítico completo. Sólo de esta forma podremos iniciar una actividad física de una manera segura y saludable.

    Mientras tanto para mejorar la circulación recomendamos 5 ejercicios básicos y sencillos que cualquiera puede realizar en casa:

    Ejercicio/Actividad nº1: Poner piernas en alto.

    Es una actividad bastante eficiente que se puede hacer con un simple escaloncito de unos 20 cm de altura cuando estamos sentados (en la oficina, o en cualquier lugar cotidiano). Podemos asociar unos movimientos circulares de los tobillos o de flexo-extensión en esta posición.

    Esta posición se puede mantener durante unos 5-10 minutos con los ejercicios en 2 series de 15 repeticiones.

    Con este ejercicio vamos a ayudar al retorno venoso, ya que nuestras venas por si mismas no son capaces de enviar la sangre en sentido ascendente, y necesitan de la contracción muscular y si asociamos la posición de elevación, es mucho más efectivo.

    Ejercicio/Actividad nº2: Darnos un ducha de agua fría en los pies y gemelos

    Recomendamos finalizar nuestra ducha diaria con unos 2-3 minutos de ducha fría desde los pies hasta la rodilla en sentido ascendente.

    El agua fría consigue una contracción tanto de los capilares como de los músculos, mejorando el circuito que recorre la sangre en esa zona.

    Ejercicio/Actividad nº3: Darnos un masaje

    Los masajes en las piernas se pueden hacer perfectamente a nosotros mismos.

    Recomendamos comenzar desde abajo hacia arriba a lo largo de la pierna, rodeándola con ambas manos y apretando suavemente de manera continua o intermitente hasta el muslo. Estos masajes con geles fríos hacen que la sensación de descarga de la pierna sea mayor.

    Recomendamos hacerlos al menos una vez al día, antes de ir a la cama para mejorar todo ese cansancio acumulado de todo el día.

    Ejercicio/Actividad nº4: Andar de puntillas

    Al caminar de puntillas estamos estimulando la contracción de los gemelos que a su vez comprimen las venas favoreciendo el retorno venoso. Es lo que conocemos como "bomba muscular" y su activación es lo que más va a influir en la circulación en las piernas.

    El ejercicio de caminar de puntillas siempre es bueno, pero al realizarlo sobre una superficie blanda o irregular además estimularemos la musculatura de la planta del pie lo que va a contribuir a una mayor estabilidad de las fuerzas musculares.

    La mejor técnica es de pie, sin caminar ponerse de puntillas 10 veces. Es muy interesante combinar este ejercicio con el mismo pero de talones, de tal forma que se contraen los músculos opuestos.

    Ejercicio/Actividad nº5: Pedaleo

    Tumbado en una superficie dura, elevamos las piernas y realizamos el mismo gesto que haríamos si estuviésemos pedaleando en una bicicleta.

    Se deberían hacer 3 series de 10-15 repeticiones, de manera energética para favorecer el retorno venoso.

    Es importante evitar los movimientos bruscos de la espalda ya que podríamos hacernos daño.

    Para hacer correctamente el ejercicio recomendamos apoyar completamente la espalda en el suelo o colchoneta así como las palmas de las manos con los brazos estirados a lo largo del cuerpo y solo mover las piernas. Es mejor hacer un movimiento menos amplio y mas controlado que muy rápido y sin control.

  • Presentación del blog 'No te pares, circula'

    Hoy inauguramos este blog en el que nos gustaría acercar nuestra especialidad a todos los públicos.

    Beneficios del ejercicioBeneficios del ejercicio

    La Angiología y Cirugía Vascular es una especialidad relativamente joven, comparada con otras como Cardiología, Cirugía General, Cirugía Cardiaca… y que ha reunido poco a poco todas esas características que la hacen diferente, única y peculiar dentro de las superespecialidades médicas y quirúrgicas, y por otro lado es una de las que más rápido ha ido transformándose en lo que hoy se llama "mínimamente invasiva" y que no es más que hacer la menor agresión posible para tratar problemas muy graves.

    Si preguntamos a la gente de a pie sobre las enfermedades que trata nuestra especialidad, algunos hablan de varices, otros de by-passes, algunos pocos pueden hablar de trombos, pero una palabra clave es común en todas las respuestas: "circulación": mala circulación, problemas de circulación, dificultad de circulación.

    Pero en general se sabe muy poco de la naturaleza de esta especialidad.

    La circulación comprende un complejo y perfecto entramado de vasos que distribuyen y recogen la sangre por todo nuestro organismo, aquellos de mi generación recuerdan los capítulos de "La vida es así" con "Hemo" y "Globina" transportando moléculas de oxigeno en su espalda hacia los órganos y volviendo con dióxido de carbono. Y los túneles por los que viajaban eran los vasos sanguíneos. Una red de carreteras y autopistas de tres carriles o caminos de cabras que hacen posible la vida y correcto funcionamiento de cada uno de los órganos de nuestro cuerpo.

    Nuestra especialidad se dedica al estudio y reparación de esta compleja red de carreteras: confirmamos que funcionan, que todo va en su correcto sentido de circulación, que no existen obstrucciones ni alteraciones en su forma y que la sangre va a la velocidad precisa, ni más ni menos. Y cuando algo falla, lo arreglamos.

    Y si preguntamos de nuevo qué enfermedades trata nuestra especialidad, muchos nos contestan varices, algunos hablan de trombos, otros de ulceras. Sin embargo, nuestra especialidad trata muchas más patologías: aneurismas, arteritis, obstrucciones arteriales y venosas, trastornos pélvicos crónicos, hipertensión de origen vasculo-renal, accesos para hemodiálisis, enfermedad arterial periférica, embolias..

    Y desde hace unos años comenzamos en el campo de investigación molecular con células madre, factores de crecimiento endotelial, factores promotores de vasculogenesis.

    Con este Blog os vamos a enseñar la traducción de vuestros síntomas, os vamos a confesar los secretos de la "mala circulación" y os vamos a ayudar a identificar problemas y a cómo actuar cuando empiezan a aparecer síntomas.

    Nuestro interés es que "no te pares, circula", y por eso bautizamos así a nuestro recién nacido Blog.

    Dr. Enrique Puras, Jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular

    Dra. Marta Ramírez, Jefa asociado del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular

Buscador de Circula, no te pares
Sobre este blog

La Angiología y Cirugía Vascular es una especialidad relativamente joven, comparada con otras como Cardiología, Cirugía General, Cirugía Cardiaca… y que ha reunido poco a poco todas esas características que la hacen diferente, única y peculiar dentro de las superespecialidades médicas y quirúrgicas, y por otro lado es una de las que más rápido ha ido transformándose en lo que hoy se llama "minimamente invasiva" y que no es más que hacer la menor agresión posible para tratar problemas muy graves.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.