Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Sº de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular. Hospital La Luz

Ejercicio físico y circulación-II

Retomamos el tema del ejercicio donde lo dejamos, sopesando cuáles serían los riesgos de practicarlo y qué síntomas debemos buscar. Para la mayoría de las personas, los beneficios superan con creces cualquier riesgo.

Ejercicio y mejora de circulaciónEjercicio y mejora de circulación

Al comenzar una nueva rutina de actividad es importante iniciarla lentamente y aumentar de forma gradual la intensidad y la duración. Mantenerse hidratado bebiendo agua antes y después de una sesión es importante; también lo es prestar atención a cómo nos sentimos y descansar cuando sea necesario.

Ya hablamos en la entrada anterior de algunos ejercicios para realizar en casa de forma segura y que favorecen la circulación venosa.

Con otros trastornos debemos tener en cuenta la actividad apropiada para evitar lesiones. La terapia física puede ser un buen motivo para comenzar si se está recuperando de una lesión y necesita ayuda para planificar un ejercicio.

El dolor muscular leve y temporal es común después de la gimnasia; sin embargo, cualquier hinchazón o dolor inusual debe ser discutido con un especialista. El ejercicio aumenta la actividad en el corazón y los pulmones. Por lo tanto, otros síntomas que deberían provocar la atención incluyen dolor, presión en el pecho, dificultad para respirar, mareos o aturdimiento.

Es importante determinar cuánto ejercicio aeróbico necesitamos porque si bien éste mejora la salud cardiovascular, las organizaciones médicas varían ligeramente en sus recomendaciones acerca de la cantidad apropiada por semana. En general, los adultos necesitan al menos 30 minutos cada día. Como guía, el objetivo es 150 minutos (2.5 horas) por semana de actividad aeróbica de intensidad moderada. En otras palabras, caminar enérgicamente por 15 minutos dos veces al día lograría el propósito: no es necesario hacerlo en 30 minutos consecutivos. Ni es recomendable empezar por tandas seguidas de ejercicio si nunca antes se ha practicado.

Debemos tener en cuenta la frecuencia cardiaca, para eso hoy tenemos a nuestra disposición multitud de relojes con pulsímetro incorporado, "Smart watches", de diferentes marcas: Apple, Suunto, Garmin, TomTom, que después de cada ejercicio hace análisis de ritmos, frecuencias cardiacas, VO2 máximos y multitud de parámetros interesantes a la hora de la práctica de cualquier deporte.

La frecuencia cardíaca es la cantidad de veces que el corazón late por minuto y todos debemos saber cuál es la ideal para cada uno. Una frecuencia cardíaca típica en reposo es de aproximadamente 60-90 latidos por minuto. Estimar el máximo es fácil restando a 220 la edad en años. Por ejemplo, máximo ritmo cardiaco para una persona de sesenta y cinco años sería 155 por minuto. Ciertos medicamentos, como los betabloqueantes pueden disminuir la frecuencia cardíaca máxima en reposo.

Además de la actividad aeróbica, el entrenamiento de fuerza debe ser incluido en una rutina para la salud cardiovascular. Éste es el que utiliza pesas libres u otros medios de resistencia como bandas elásticas, el propio peso corporal y máquinas para fortalecer los músculos. De esta forma podemos mejorar el equilibrio y el metabolismo, así como la presión sanguínea.

Ejemplos de entrenamiento de fuerza incluyen ejercicios como sentadillas, flexiones, yoga, o simples ejercicios con pesas. Son necesarias al menos dos sesiones por semana de entrenamiento de fuerza. Como siempre, los pacientes con problemas de salud deben planificar sus entrenamientos con su médico.

En los pacientes con patología arterial recomendamos:

  1. Realizar un chequeo completo con estudio cardiológico y pulmonar antes de iniciar cualquier ejercicio físico por pequeño y poco intenso que parezca.
  2. Consultar a su Cirujano Vascular sobre los tipos de ejercicios según la patología que tenga y/o de la que se haya intervenido, no todos los ejercicios son buenos, ni están indicados.
  3. Control de sus constantes mediante pulsímetro de pulsera o pecho.
  4. Complementar el ejercicio físico recomendado con dieta sana: rica en vegetales y fruta, legumbres, pescados blancos y carnes magras.
  5. Abstenerse de hábitos poco saludables como el tabaco o el alcohol, y cambiarlo por bebidas hidratantes: agua, tés e infusiones.

Dr. Enrique Puras, Jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular Hospital La Luz

Dra. Marta Ramírez, Jefa asociado del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular Hospital La Luz


Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Circula, no te pares
Sobre este blog

La Angiología y Cirugía Vascular es una especialidad relativamente joven, comparada con otras como Cardiología, Cirugía General, Cirugía Cardiaca… y que ha reunido poco a poco todas esas características que la hacen diferente, única y peculiar dentro de las superespecialidades médicas y quirúrgicas, y por otro lado es una de las que más rápido ha ido transformándose en lo que hoy se llama "minimamente invasiva" y que no es más que hacer la menor agresión posible para tratar problemas muy graves.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.