Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Sº de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular. Hospital La Luz

Tromboflebitis

TromboflebitisImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoTromboflebitis

En esta época que nos está tocando vivir, con la infección por Coronavirus, sus síntomas, sus pruebas, sus números, una de las cosas que más inquieta tanto al paciente como a nosotros como comunidad médica y en concreto como Cirujano Vasculares, es la estrecha relación con la enfermedad tromboembólica, así que en estas próximas entradas vamos a ir explicando y diferenciando unos trombos de otros, ya que ni todo trombo es igual, ni el territorio en el que este trombo va a producir sus síntomas es igual.

La trombosis venosa superficial o tromboflebitis es un coágulo en una vena superficial que puede provocar dolor, enrojecimiento e hinchazón en la parte afectada del cuerpo. El término "flebitis" significa inflamación de la vena, que puede ocurrir cuando no hay coágulo presente, a menudo en casos en que una vena se irrita por un traumatismo o después de una vía intravenosa y puede confundirse con la tromboflebitis venosa superficial, que, aunque generalmente no es peligrosa para la vida o la salud, es importante que los pacientes con síntomas sean examinados por un especialista.

Estos casos se presentan cuando un coágulo de sangre o trombo se forma en una de las venas superficiales del cuerpo, típicamente en las piernas o los brazos, pero ocasionalmente en el tórax o el abdomen. Como sabemos las venas son los tubos que transportan la sangre desde el cuerpo de regreso al corazón, y se dividen en "superficiales" y "profundas". Las superficiales están más cerca de la superficie de la piel y drenan hacia las venas profundas. En las piernas, las superficiales drenan en las profundas detrás de la rodilla y en la ingle, y en los brazos las superficiales drenan en las profundas en la parte superior del brazo y el hombro.

Los factores de riesgo los presentan pacientes que han tenido cirugía en los últimos tres meses, enfermedad médica con hospitalización o reposo en cama durante más de 3 días, o un trauma en los brazos o las piernas. El embarazo, el parto reciente y las hormonas (incluidas las píldoras anticonceptivas y el reemplazo hormonal) aumentan el riesgo. El cáncer es también un estado de hipercoagulabilidad que puede aumentar el riesgo de coagulación. Una razón común para desarrollar tromboflebitis de las venas del brazo es una punción venosa reciente para extraer sangre o la inserción de una vía intravenosa o catéter. Y en esta época ya sabemos que tener Coronavirus en infección actual o haberlo pasado también es un factor de riesgo.

En la actualidad se diagnostica con Eco-Doppler, una prueba que crea imágenes de las venas afectadas usando un ultrasonido, que no utiliza radiación y generalmente es indoloro, aunque presionar las venas afectadas a veces puede ser un poco incómodo.

En la mayoría de los casos, la tromboflebitis desaparece por sí sola y el enfoque del tratamiento se centra en aliviar los síntomas. El médico tratante puede recomendar compresas tibias y medicamentos antiinflamatorios como ibuprofeno o diclofenaco, ya sea por vía oral o en forma de gel directamente sobre la piel. Para los pacientes que presentan hinchazón, puede ser útil elevar la parte del cuerpo afectada por encima del nivel del corazón, así como el uso de vendajes de compresión o medias elásticas de compresión. Cuando los síntomas son graves o el coágulo es extenso, el médico puede recomendar un anticoagulante durante varias semanas para detener el proceso de coagulación y ayudar al cuerpo a resolverlo más rápido. El anticoagulante puede ser una pastilla o un medicamento que se inyecta bajo la piel del abdomen una vez al día.

Los pacientes se recuperan durante varias semanas sin consecuencias graves, aunque a veces puede haber una decoloración oscura de la piel sobre la vena que se vio afectada, algo que, generalmente, se resuelve con el tiempo. En raras ocasiones, cuando la tromboflebitis viaja al sistema profundo o a los pulmones, el médico prescribe anticoagulantes durante varios meses, según los factores de riesgo subyacentes para padecer coágulos en el futuro.

Los enfermos que están hospitalizados o se someten a cirugía a menudo tienen un mayor riesgo de coágulos de sangre, por lo que mientras estén ingresados reciben un tratamiento corto con anticoagulantes. En pacientes con venas varicosas, el uso diario de medias de compresión puede ser útil como sistema preventivo.

Dr. Enrique Puras, Jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular Hospital La Luz

Dra. Marta Ramírez, Jefa asociado del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular Hospital La Luz

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Circula, no te pares
Sobre este blog

La Angiología y Cirugía Vascular es una especialidad relativamente joven, comparada con otras como Cardiología, Cirugía General, Cirugía Cardiaca… y que ha reunido poco a poco todas esas características que la hacen diferente, única y peculiar dentro de las superespecialidades médicas y quirúrgicas, y por otro lado es una de las que más rápido ha ido transformándose en lo que hoy se llama "minimamente invasiva" y que no es más que hacer la menor agresión posible para tratar problemas muy graves.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.