Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Servicio de Cirugía general y Aparato digestivo del Hospital Quirónsalud Zaragoza

Cáncer de recto, ¿es posible prevenirlo?

Artículo del Dr. Fernando Ruiz Marcuello y del Dr. Juan P. Marin Calahorrano, especialistas en cirugía general en Hospital Quirónsalud Zaragoza (con la colaboración de la doctora Sonia Gallego, especialista en aparato digestivo)

ca de rectoca de rectoEl cáncer rectal por su localización, en los últimos 20-15 cm del intestino grueso, tiene unos síntomas característicos, y por lo tanto un tratamiento específico que hace que la cirugía sea más compleja o tenga unas características especiales.


¿Cuando consultar? ¿Que síntomas da el cáncer de recto?

El cáncer de recto puede dar los mismos síntomas del cáncer de colon:

  • Cambios del ritmo deposicional: estreñimiento o diarreas persistentes en el tiempo, Rectorragia: la emisión de sangre roja por ano o emisión de sangre oscura con las heces. Anemia: por sangrado del tumor. Cansancio y pérdida de peso inexplicable.

Síntomas rectales característicos:

  • Tenesmo rectal: sensación de necesidad de "deposición incompleta"
  • Incontinencia fecal: si el tumor afecta a los esfínteres anales, puede provocar que no funcionen correctamente y por lo tanto incontinencia a heces o gases. Esto ocurre cuando el tumor es muy bajo, en los 4 últimos centímetros del recto, que se denominan canal anal.
  • Dolor anal.
  • Supuración anal: emisión de pus por el ano o alrededor del mismo por infección del tumor.


¿Qué pruebas son necesarias?

colonocolonoEn el cáncer de recto toma mucha importancia la exploración clínica por el especialista. El tacto rectal da información sobre la distancia del tumor al margen anal, distancia a los esfínteres, tamaño del tumor, fijación a estructuras vecinas…

  • La sangre oculta en heces se utiliza como despistaje del cáncer de colorrectal, si bien en el cáncer de recto es más frecuente la rectorragia.
  • Colonoscopia: Precisa de preparación limpiando el colon con una solución evacuante. Se realiza con una pequeña sedación, introduciendo el colonoscopio por el ano que con una cámara visualiza toda la superficie del colon. Si es preciso toma biopsias para analizar zonas sospechosas.
  • TAC toracoabdominal: es una prueba de imagen que utiliza un equipo especial de rayos X, con la que observamos el interior del cuerpo y podemos examinar las características del tumor. En el caso del cáncer de recto es importante la relación con las estructuras de alrededor (próstata, vía urinaria, vejiga, pelvis..) porque el tumor tiene un espacio pequeño y delimitado donde crecer y puede afectar a esas otras vísceras. Detecta también tumores a distancia (metástasis) más frecuentes en hígado y pulmón.
  • Resonancia pélvica: Aporta información sobre la infiltración o penetrancia del tumor en las capas del recto y su relación con los órganos vecinos y ganglios afectados.
  • Ecografía endoanal/endorrectal: Es una exploración más accesible y aporta información sobre la extensión del tumor a diferentes capas del recto y sobre los ganglios linfáticos afectados.

Tratamiento del cáncer de recto

El cáncer de recto precisa de tratamiento oncológico y quirúrgico en muchos casos por lo que requiere de coordinación entre ambos.

Se ha demostrado que en tumores avanzados la quimiorradioterapia aumenta las posibilidades de curación y mejora los resultados quirúrgicos.

¿Cómo se realiza la cirugía?

laparolaparoLa cirugía del cáncer de recto se realiza por laparoscopia, cirugía mínimamente invasiva con incisiones pequeñas. Es una cirugía segura, en la que tenemos amplia experiencia y que se ha constatado que tiene beneficios de recuperación para el paciente y con los mismos riesgos que la cirugía abierta por laparotomía.



¿Hay que poner colostomía/ileostomía ("bolsa para las heces")?

Dependiendo de la distancia del tumor al ano, se diferencia tumor de recto alto, recto medio y recto bajo.

  • Recto alto: más de 10-12 cm desde al ano, no es necesaria la quimiorradioterapia y habitualmente se puede realizar la unión del intestino sin ser necesaria colostomía.
  • Recto medio: de 4-10 cm, si el tumor es avanzado se debe dar quimiorradioterapia, y aunque se puede realizar la unión intestinal, es más compleja técnicamente, y puede precisar de una ileostomía temporal.
  • Recto bajo: los últimos 4 cm de recto, el canal anal. El tumor afecta a los esfínteres anales. Si es avanzado necesitará quimiorradioterapia. En este caso es más complicado realizar la unión intestinal porque se suele ver afectada la continencia y el paciente tiene escapes de heces, por lo que tiene mejor calidad de vida con una colostomía (bolsa para las heces). Además a veces es necesario extirpar el ano para extirpar el tumor completamente.

Postoperatorio

Los programas de rehabilitación multimodal y de recuperación rápida han demostrado que es beneficioso para el paciente reintroducir la ingesta oral y la deambulación de manera temprana.

Gracias a la cirugía laparoscópica y a sus beneficios (menos dolor, menos paralización intestinal por menor manipulación) esa misma tarde o el día siguiente a la cirugía, el paciente comienza tolerando líquidos y levantándose. Se procede al alta a domicilio del tercer al quinto día posoperatorio.
La ileostomía temporal se cierra ("se quita la bolsa") a partir del mes de la cirugía previa, con una intervención más sencilla, con 2-3 días de ingreso.

Conclusión

  • El cáncer de recto es una enfermedad CURABLE.
  • Para ello es necesario un diagnóstico temprano.
  • La cirugía laparoscópica del cáncer de recto es más compleja, pero en equipos expertos es una cirugía segura y conlleva una recuperación rápida para el paciente con poca alteración de su calidad de vida.
Buscador de Cirugía Online
Sobre este blog

El propósito de este blog es acercar la cirugía al paciente y resolver las dudas que puedan surgir en relación a las enfermedades quirúrgicas, de una manera sencilla y cercana, abriendo un canal de comunicación más accesible entre el cirujano y sus pacientes

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.