Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Juan Marín Calahorrano, cirujano general en Hospital Quirónsalud Zaragoza

Mejorando el dolor posoperatorio: cirugía mínimamente invasiva y analgesia multimodal

Artículo del Dr. Fernando Beltrán, especialista en Anestesia (Aragón Anestesia) y el Dr. Juan Pablo Marín, Cirujano General de Quirónsalud

Uno de los problemas que nos suscita cualquier cirugía es intentar alterar lo menos posible la vida del paciente. Cualquier paciente, ante una intervención quirúrgica experimenta miedo, preocupación e incertidumbre.

El principal papel del médico, además de tratar el problema, es proporcionar toda la información posible al paciente, explicándole el procedimiento y resolviendo las dudas que le puedan surgir.

El objetivo de la cirugía mínimamente invasiva (como por ejemplo, la cirugía laparoscópica o cirugías con empleo de laser) es llevar a cabo intervenciones quirúrgicas de la forma menos agresiva posible.

Con estas técnicas, además de realizar la intervención, conseguimos una mejor y más rápida recuperación del paciente y que se pueda reincorporar antes su vida habitual.

im1im1La cirugía laparoscópica que realizamos hoy en día en la mayoría de las intervenciones es un gran avance para lograr estos objetivos. Consiste en realizar varias pequeñas incisiones y mediante el empleo de una cámara de video y diverso instrumental llevar a cabo la intervención.

De esta manera se evita realizar el procedimiento de forma más agresiva y con grandes incisiones que, retrasan la recuperación y producen más incomodidad y dolor al paciente.

En otras intervenciones, como en la cirugía proctológica, el empleo de láser para llevar a cabo la misma nos permite igualmente ser menos agresivos y una recuperación más rápida y con menos dolor.

Aun así, y aunque en mucha menor medida, la cirugía minimamente invasiva no está exenta de molestias y cierto grado de dolor.

La forma más efectiva de tratar dichas molestias es empleando varios tipos de analgesia en el posoperatorio.

Esto se conoce como: Analgesia multimodal.

Es decir, emplear diferentes tipos de medicamentos y técnicas para administrarlos con el objetivo de conseguir un alivio más eficaz del dolor.

De este modo empleamos:

  • im2im2Analgesia endovenosa. Es la forma más frecuente de tratar el dolor tras una cirugía. Consiste en administrar varios medicamentos de diferentes tipos por via endovenosa. La combinación de diferentes medicamentos permite un mejor control del dolor que si solo empleásemos un solo medicamento. Con frecuencia, empleamos también bombas de analgesia o dispositivos que administran de forma continua los medicamentos para aliviar el dolor. De esta manera, evitamos que se produzcan picos de dolor al estar estos dispositivos administrando medicación de forma continua e ininterrumpida.
  • Bloqueos nerviosos periféricos. Son técnicas mediante las cuales, guiándonos por ecografía, inyectamos medicación en la proximidad de los nervios que transmiten el dolor. Es decir, anestesiamos los nervios que transmiten el dolor procedente de la zona donde se ha llevado a cabo la cirugía.
  • im3im3Infiltraciones de la herida quirúrgica. Consisten en inyectar medicación directamente en la incisión de la cirugía (piel, musculos) de modo que la zona permanece anestesiada y evitamos que produzca dolor.

Colaborando con nuestro equipo de Anestesiología, Anestesia Aragón, elegimos la combinación de técnicas y analgésicos más adecuada para cada paciente y tipo de cirugía, consiguiendo una analgesia óptima para cada paciente.

Cuando el paciente se va de alta, suele ser necesario unos días de analgésicos orales, habitualmente 2- 3 días, dependiendo del tipo de cirugía.

im4im4

Buscador de Cirugía Online
Sobre este blog

El propósito de este blog es acercar la cirugía al paciente y resolver las dudas que puedan surgir en relación a las enfermedades quirúrgicas, de una manera sencilla y cercana, abriendo un canal de comunicación más accesible entre el cirujano y sus pacientes

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.