Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Juan Marín Calahorrano, cirujano general en Hospital Quirónsalud Zaragoza

Postoperatorio de la cirugía de cáncer de colon


foto 1foto 1El cáncer de colorrectal (CCR) es uno de los tumores más frecuentes en países occidentales. Es la segunda causa más frecuente de cáncer detrás del cáncer de pulmón y de mama en hombres y mujeres respectivamente.

Cada año, en España, diagnosticamos 26000 casos nuevos.

La cirugía del cáncer de colon se realiza por laparosocopia.En nuestro equipo (Dr. Marín Calahorrano/Dr. Ruiz Marcuello/Dra. Morollón) que tenemos una amplia experiencia con muy buenos resultados.

La cirugía laparoscópica es mejor tolerada por el paciente y conlleva una mejor recuperación para el paciente.

Nos referiremos a la posoperatorio de la cirugía del cáncer de colon, sin generalizar a la cirugía del cáncer de recto que puede tener otras peculiaridades o características.

Habitualmente el cáncer de colon se confirma con una colonoscopia: es la prueba principal para el diagnóstico del cáncer de colon. Precisa de preparación limpiando el colon con una solución evacuante. Se realiza con una pequeña sedación, introduciendo el colonoscopio por el ano que visualiza con una cámara toda la superficie del colon. Con esta prueba se biopsia el tumor para confirmar su naturaleza y se determina en que parte del colon está: colon derecho, transverso, izquierdo, sigma o recto.

foto 2foto 2

TAC toracoabdominal: Podemos confirmar la localización y el tamaño del tumor y si se ve extensión del tumor a distancia (metástasis) más frecuentes en hígado y pulmón.

La cirugía:

  • foto 3foto 3Habitualmente ingresamos al paciente el día anterior y la intervención la realizamos por la mañana el día siguiente.
  • En la mayoría de los casos la cirugía se realiza por laparoscopia, se utiliza anestesia general (anestesia "completa"). Son cuatro incisiones pequeñas en el abdomen, de menos de 1cm, y una incisión de unos 4-5 cm tipo Pfannestiel encima del pubis, estética y poco molesta por la que se extrae el colon extirpado.
  • La laparoscopia facilita una recuperación más temprana que la cirugía abierta tradicional.
  • Es raro que se necesite realizar un estoma/colostomía ("ano artificial", "ano contra natura") en una cirugía programada de cáncer de colon. En esta cirugía casi siempre restauramos la continuidad digestiva, extirpando el colon afectado y anastomosando ("uniendo") el colon restante.
  • La cirugía dura alrededor de unos 90-120 min, aunque puede variar según pacientes y tumores. Se realiza una cirugía laparoscópica en la que se extirpa el tumor y el segmento de intestino grueso (colon) en el que se encuentra con la grasa y vasos sanguíneos correspondientes.
  • foto 4foto 4Habitualmente dejamos un drenaje (un tubito que sale del abdomen), que se retira durante la hospitalización.
  • Después el paciente se recupera en la sala de reanimación con nuestro equipo de anestesia y luego sube a planta a su habitación.
  • En la planta el paciente puede empezar a tomar agua o líquidos esa misma tarde y levantarse. Al día siguiente progresamos la dieta a comida más solida y promovemos que el paciente se movilice más.
  • Habitualmente la hospitalización es de 4 a 6 días, dependiendo de la edad del paciente, tipo de tumor y otras variables.
  • El paciente se va de alta a su domicilio, caminando y moviéndose con normalidad, evitando coger pesos y hacer esfuerzos.

Dieta
Después de la cirugía, se recomienda reintroducir progresivamente la dieta habitual, bebiendo agua abundante sin realizar comidas copiosas ni bebidas gaseosas los 10 primeros días. Después el paciente no tiene limitaciones dietéticas.

Medicación
La principal medicación que se precisa son los analgésicos para el dolor. Habitualmente analgésicos menores, por ejemplo Nolotil, Paracetamol o Enantyum. Una vez pasados los tres o cuatro días posoperatorios, habitualmente es suficiente con tomarlos "de rescate" (sólo si parece el dolor).

Por protocolo deben llevar heparina inyectada subcutánea hasta 28 días después de la cirugía.

Cura postoperatoria
Hay que mantener las heridas limpias y secas, es decir, el paciente se puede duchar, pero secando después la herida y limpiándola con povidona iodada o similar, poniendo un apósito limpio después. Las heridas no deben quedarse húmedas. NO se deben sumergir las heridas, no deben tomar baños ni usar jacuzzis (hidromasajes) ni ir a nadar durante la primera semana después de la cirugía.

Se retiran las grapas de las heridas en la consulta 7-10 días después de la cirugía, habitualmente las retiramos nosotros en la consulta para realizar un seguimiento más estrecho del paciente los primeros días.

Actividad física

  • Puede reanudar gradualmente las actividades normales, como caminar, conducir y la actividad sexual, cuando se sienta preparado. Sin embargo, probablemente no sentirá ganas de hacer ninguna actividad extenuante por un par de semanas. Es normal que durante el primer mes se encuentre bien, pero pierda un poco de peso y se encuentre cansado, es una cirugía mayor y su cuerpo se está recuperando.
  • Empiece a caminar después de la cirugía. Comience sus actividades cotidianas tan pronto como se sienta capaz de hacerlo. Dé una vuelta por la casa, dúchese y use las escaleras durante la primera semana en el hogar. Si le duele cuando hace algo, suspenda esa actividad.
  • Posiblemente pueda conducir después de aproximadamente en 15 días si no está tomando analgésicos fuertes (opiáceos) y si puede moverse rápidamente sin que lo detenga el dolor en caso de que necesite reaccionar ante una emergencia.
  • Evitar coger pesos (más de 4 kg) y realizar esfuerzos abdominales durante 3 a 6 semanas. De ser posible, evite realizar cualquier actividad que cause dolor o que tire de la zona de la cirugía. Puede caminar distancias no muy largas, aumentando progresivamente a partir del 3-4 día.En caso de acceso de tos, ponga la mano sobre las heridas y presione ligeramente. Proteja las heridas del sol durante 1 año para evitar que las cicatrices se marquen tiñéndose de color rojo o rosado.

Es frecuente y no debe preocuparle

  • Dolor leve en el abdomen. También puede sentir dolor en uno o ambos hombros. Este dolor proviene del gas que aún queda en el abdomen después de la cirugía. Ese dolor suele durar 2 ó 3 días y debe ir aliviándose con el paso de los días.
  • Un dolor de garganta a causa del tubo respiratorio, desaparece en 2- 3 días.
  • Heces sueltas/diarreas después de comer. Esto puede durar un tiempo después de la cirugía, dependiendo de la zona del colon extirpada.
  • El ritmo deposicional puede cambiar tras la cirugía, puede tener diarreas 2-3 meses, pero después será un ritmo deposicional dentro de la normalidad, aunque puede que no sea el mismo que tenía antes de la cirugía.
  • Hematoma alrededor de las heridas. Esto desaparecerá por sí solo.
  • Enrojecimiento de la piel alrededor de las heridas. Esto es normal si es solo alrededor de la incisión.
  • Sensación de que las heridas le tiran, pinchazos…
  • Se pueden sentir cansados después de la cirugía, esto puede durar por algunas semanas.

Control
La revisión con el cirujano la realizamos 10-12 después de la cirugía para revisar las heridas. El resultado de la biopsia lo recibimos de 12 a 15 días después de la cirugía. Revisamos al paciente al mes después de la cirugía. Dependiendo de la biopsia puede necesitar tratamiento con quimioterapia y valoración por el oncólogo y se realizará una colonosocopia en el año siguiente a la cirugía y ecografías y tac si son necesarios.

Cuando consultar con el cirujano:
Nosotros facilitamos un email a los pacientes, para responder posibles dudas previas y posteriores a la cirugía. Habitualmente respondemos en 24-48 h.

Debe consultar con su cirujano si:

  • La herida ha cambiado de aspecto y se ha puesto roja, se ha inflamado, está caliente, se ha endurecido o supura.
  • Sangrado abundante por las heridas quirúrgicas.
  • Fiebre de 38 °C o superior
  • Tiene dolor que está empeorando y no mejora con analgésicos.
  • No puede beber ni comer.
Buscador de Cirugía Online
Sobre este blog

El propósito de este blog es acercar la cirugía al paciente y resolver las dudas que puedan surgir en relación a las enfermedades quirúrgicas, de una manera sencilla y cercana, abriendo un canal de comunicación más accesible entre el cirujano y sus pacientes

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.