Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Juan Marín Calahorrano, cirujano general en Hospital Quirónsalud Zaragoza

Postoperatorio de la hernia inguinal. ¿Qué esperar después de la operación?

Foto postFoto postUna parte importante en una cirugía, es lo que sucede después de ella. Después de la cirugía de la hernia inguinal, informamos al paciente de qué cuidados tomar después de la intervención y cuando podría reincorporarse a su actividad habitual.

Habitualmente la intervención la realizamos por la mañana y el paciente puede irse de alta ese mismo día por la tarde o el día siguiente por la mañana.

La cirugía puede realizarse por laparoscopia, la cual facilita una recuperación más temprana o por técnica abierta tradicional.

En la cirugía laparoscópica se utiliza anestesia general (anestesia "completa", dormido del todo) y en la cirugía abierta habitualmente anestesia intradural (dormido de cintura para abajo. En ambos casos esa misma tarde el paciente se puede levantar, tomar líquidos y sólidos y tener controlado el dolor. Si cumple estos criterios el paciente puede irse de alta a su domicilio.

Dieta
Después de la cirugía, se puede realizar una dieta blanda la primera semana, reintroduciendo progresivamente la dieta normal.

Se recomienda comida rica en fibra, beber agua abundante…para evitar el estreñimiento, porque los esfuerzos abdominales pueden desencadenar dolor en la zona quirúrgica.

Medicación
La principal medicación que se precisan son los analgésicos para el dolor. Habitualmente analgésicos menores, por ejemplo Nolotil, Paracetamol o Enantyum.

Tomarlos 2 o 3 días pautados cada 8 horas, y después tomarlos de rescate si hay dolor. Habitualmente estas pautas suelen ser suficiente para controlar el dolor en la mayoría de los pacientes.

En el caso de cirugía laparoscópica, las heridas son más pequeñas y la malla no se fija con puntos, por lo que los pacientes suelen referir pocas molestias o un dolor leve.

Cura postoperatoria
Para evitar la aparición de un hematoma (acumulación de sangre) en la herida, es recomendable que lleve ropa interior (bragas o calzoncillos) ajustados, tipo slip o boxer y ligeramente apretados. Es normal que la herida manche un poco de líquido o sangre.

Hay que mantener las heridas limpias y secas, es decir, el paciente se puede duchar, pero secando después la herida y limpiándola con povidona iodada o similar, poniendo un apósito limpio después. La herida no debe quedarse húmeda. NO se debe sumergir la herida, no deben tomar baños ni usar jacuzzis (hidromasajes) ni ir a nadar durante la primera semana después de la cirugía.

Nosotros revisamos las heridas en la consulta 7-10 días después de la cirugía, para retirar las tiras de aproximación. Habitualmente no utilizamos puntos de sutura ni grapas, ponemos tiras de aproximación, conseguimos así una herida más estética y no se provocan molestias cuando se retiran las tiras.

Actividad física
Puede reanudar gradualmente las actividades normales, como caminar, conducir y la actividad sexual, cuando se sienta preparado. Sin embargo, probablemente no sentirá ganas de hacer ninguna actividad extenuante por un par de semanas.

  • Evitar coger pesos (más de 4 kg) y realizar esfuerzos abdominales durante 3 a 6 semanas (en cirugía laparoscópica se recomiendan de 3 a 4 semanas y en cirugía abierta de 5 a 6 semanas para reincorporarse a trabajos que precisen esfuerzos). De ser posible, evite realizar cualquier actividad que cause dolor o que tire de la zona de la cirugía.
  • Puede caminar distancias no muy largas, aumentando progresivamente a partir del 3-4 día.
  • Para conducir recomendamos esperar unos 15 días, mientras no le produzca dolor. Habitualmente conducir un coche no es una actividad que perjudique a la intervención pero al movilizar la ingle puede conllevar molestias o dolores.
  • En caso de acceso de tos, ponga la mano sobre la herida y presione ligeramente.
  • Proteja la zona de la incisión del sol durante 1 año para evitar que la cicatriz se marque tiñéndose de color rojo o rosado.

Es frecuente y no debe preocuparle

  • Dolor leve a la movilidad.
  • Sensación de que la herida le tira, pinchazos…
  • Malestar y rigidez en un principio, sobre todo al moverse.
  • Se pueden sentir cansados después de la cirugía, esto puede durar por algunas semanas.
  • Los hombres pueden presentar hinchazón y dolor en los testículos.
  • Es frecuente la aparición de hematomas alrededor de la ingle y la zona testicular.

Control
La revisión con le cirujano la realizamos 7-10 después de la cirugía para revisar las heridas y un mes después de la cirugía para valorar la situación del paciente antes de darle de alta.

Cuando consultar con el cirujano:
Nosotros facilitamos un email a los pacientes, para responder posibles dudas previas y posteriores a la cirugía. Habitualmente respondemos en 24-48 h.

Debe consultar con su cirujano si:

  • La herida ha cambiado de aspecto y se ha puesto roja, se ha inflamado, está caliente, se ha endurecido o supura.
  • Sangrado abundante de la incisión quirúrgica.
  • Fiebre de 38 °C o superior
  • Dolor o inflamación testicular que están empeorando.
Buscador de Cirugía Online
Sobre este blog

El propósito de este blog es acercar la cirugía al paciente y resolver las dudas que puedan surgir en relación a las enfermedades quirúrgicas, de una manera sencilla y cercana, abriendo un canal de comunicación más accesible entre el cirujano y sus pacientes

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.