Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Juan Marín Calahorrano, cirujano general en Hospital Quirónsalud Zaragoza

Problemas en el suelo pélvico

El 37% de las mujeres tienen algún tipo de incontinencia o disconfort en el suelo pélvico. Teniendo en cuenta que en Zaragoza tenemos unas 310.000 mujeres mayores de 20 años, supone que al menos unas 110.000 van a tener problemas relacionados con el suelo pélvico.
El suelo pélvico es una zona compleja que involucra un conjunto de músculos y ligamentos, que sostienen los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina; y recto), por lo que es necesario el trabajo de Unidades Multidisplinares: Urólogos, Ginecólogos, Fisioterapeutas, Cirujanos Generales…

¿Qué aporta el Cirujano General/Coloproctólogo en el suelo de la pelvis?
Los ginecólogos observan con frecuencia patología anal, que muchas veces va relacionada con el embarazo y el parto. Aunque no existan cifras exactas, se calcula que aproximadamente el 85% de las mujeres con enfermedades anorrectales presentaron sus primeros síntomas durante el embarazo.

Proctología

Hemorroides

Las hemorroides son muy frecuentes. El 25% de las embarazadas van a sufrirlas y el 50% de las mujeres mayores de 50 años. Hay que realizar tratamiento individualizado, buscando técnicas menos invasivas y menos dolorosas:

  • Tratamiento conservador: medidas higiénico-dietéticas.
  • Banding: el cual se puede realizar con sedación o anestesia local y de manera ambulatoria.
  • Técnicas Laser
  • En casos más avanzados, cirugía convencional

Fisura anal

Los datos indican que hay una incidencia del 9% de fisuras anales en el postparto y un 1% en el embarazo. Se pueden realizar tratamientos conservadores con medidas higiénico dietéticas y pomadas rectales y en el caso de que sea necesario se acudirá al tratamiento quirúrgico.

Fistulas anales

El tratamiento será dirigido con Ecografía endoanal valorando si es una fístula simple o compleja y la localización del orificio interno fistuloso. Se puede realizar tratamiento tradicional o con láser.

Proctología avanzada

Prolapsos

El prolapso de órganos pélvicos ocurre cuando los músculos y tejidos que soportan los órganos pélvicos (útero, vejiga o el recto) se debilitan.

Actualmente se ha concienciado mucho en la realización de Ejercicios hipopresivos, pero aún así se calcula que afecta a más del 50% de las mujeres que han tenido un parto natural, siendo mayor su incidencia en mujeres entre 60 y 69 años.

En estos casos, se realiza cirugía del suelo pélvico, colaborando cirujanos, ginecólogos, fisioterapeutas y urólogos para poder ofrecer un tratamiento más completo. Concretamente el cirujano realiza el tratamiento del compartimiento posterior del suelo pélvico.

Prolapsos rectales complejos

El prolapso rectal completo es un trastorno complejo que involucra no solamente al recto, sino también al piso pélvico. A medida que comprendemos más su fisiopatología, parece ser evidente que la prevención de la invaginación mediante fijación, resección o una combinación de ambas es indispensable para prevenir las recurrencias y mejorar la continencia.

Su tratamiento es quirúrgico, aunque continúa habiendo una importante controversia en cuanto a la técnica más adecuada. Se realizan rectopexias laparoscópicas, porque son una técnica factible, mínimamente invasiva y con escasa morbimortalidad. Los resultados de la vía laparoscópica son satisfactorios a largo plazo.

Rectoceles

Se trata de un problema muy común por debilidad de los músculos, esto se debe a factores como la edad, genética, obesidad y a veces el parto o el estreñimiento crónico.

Esta patología suele desarrollarse en mujeres de avanzada edad aunque ocasionalmente en las mujeres jóvenes. Habitualmente el rectocele es asintomático y no precisa de tratamiento. En el caso de que se produzcan síntomas , es necesaria una valoración conjunta con ginecología, y valorar la necesidad de intervención quirúrgica.

Fístulas recto vaginales

Estas puedes ser a consecuencia de una lesión durante cirugía anal, el parto, enfermedad de Chron u otra enfermedad intestinal. Son casos que alteran mucho la calidad de vida de la paciente, por lo que hay que realizar una valoración temprana del caso y un tratamiento precoz.

Incontinencia anal

La incontinencia anal/fecal, está definida por la incapacidad para demorar la deposición hasta encontrar un lugar adecuado, engloba síntomas que van desde la urgencia defecatoria a la incontinencia fecal completa.

La incontinencia fecal es una patología frecuente con consecuencias devastadoras para aquellos pacientes que la presentan. Un mejor conocimiento de los factores asociados en conjunto a nuevas técnicas diagnósticas y tratamientos emergentes permitirán un mejor enfrentamiento ante esta patología.

La incontinencia fecal puede provocarse por daño musculares de los esfínteres tras cirugía anal, tras partos vaginales o instrumentales. Otras causas incluyen la diarrea, estreñimiento, y se ven agravadas con la edad.

Hay que conseguir ofrecer un diagnóstico y tratamiento adecuado a pacientes con incontinencia fecal que en estos momentos no consultan por desconocimiento, pudor o timidez. Estas pacientes suelen haber asumido los episodios de incontinencia y evitan consultar a su médico.
La historia clínica y el examen físico detectan un factor asociado a la Incontinencia Fecal sólo en el 11% de los pacientes, mientras los exámenes complementarios pueden revelar una anormalidad en el 66% de los pacientes. Además estos test pueden cambiar la estrategia terapéutica hasta en el 76% de los casos.
La incontinencia fecal altera de forma importante la calidad de vida de la paciente, por lo que
el apoyo psicológico y el conocimiento de pacientes con el mismo problema mejora la comprensión de la enfermedad y ayuda a su mejoría. (Asociación ASIA (para la incontinencia anal).

El tratamiento abarca desde mediadas conservadoras, con medidas higiénicodietéticas hasta distintas opciones quirúrgicas.

El tratamiento con el fisioterapeuta, con ejercicios del suelo pélvico, biofeedback es esencial como tratamiento definitivo o coadyuvante.

Se valorará la necesidad de un tratamiento quirúrgico: esfinteroplastia, agentes "bulking", sphinkeeper… remitir a neuromodulación de raíces sacras.

Ecografía endoanal, ¿que nos aporta?

eco endoeco endo

Actualmente, este estudio se considera indispensable para el estudio de la Incontinencia Fecal.

  • Anatomía del canal anal: comprobar integridad de esfínteres (externo e interno), canal anal alto, medio o bajo y en caso de incontinencia fecal para clasificarla en incontinencia de origen neurógeno o muscular. Valorar integridad del aparato esfinteriano con patologías asociadas como rectocele o prolapsos rectales.
  • Fistulas y abscesos anales: para valorar trayectos, orificios internos de las fístulas, abscesos…
  • Tratamiento dirigido (ecoguiado) : Exploración durante la cirugía de la fístula, toxina botulínica en canal anal, colocación de agentes bulking, Sphinkeeper….

¿Cuándo remitir a la paciente al coloproctólogo o para realizarle una ecografia endoanal?

  • Indiscutiblemente: Cuando tiene síntomas soiling, incontinencia fecal a líquidos o sólidos, escapes de gases….
  • En caso de desgarros perineales grado 3 o 4, no hay consenso para realizar la ecografía de manera protocolizada, sí en caso de que aparezcan síntomas o en caso de dudas sobre la reparación, esperando siempre un tiempo prudencial para que disminuya la inflamación (alrededor de un mes).

desgarrodesgarro

Buscador de Cirugía Online
Sobre este blog

El propósito de este blog es acercar la cirugía al paciente y resolver las dudas que puedan surgir en relación a las enfermedades quirúrgicas, de una manera sencilla y cercana, abriendo un canal de comunicación más accesible entre el cirujano y sus pacientes

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.