Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Cardiología de los Hospitales Quirónsalud Alicante, Murcia, Torrevieja y Valencia

  • Un estilo de vida saludable, la mejor apuesta para la salud de tu corazón


    Las enfermedades cardiovasculares son unas de las principales causas de muerte en nuestra sociedad. Algunos de sus factores de riesgo son fácilmente prevenibles, sin embargo el alcance mundial de este tipo de dolencias es muy elevado. Los problemas de corazón a día de hoy son una de la primera causa de mortalidad en el mundo, superando cualquier tipo de cáncer.

    Las enfermedades cardiovasculares pueden manifestarse de muchas formas: presión arterial alta, enfermedad arterial coronaria, enfermedad valvular, accidente cerebrovascular y arritmias (latidos irregulares)...

    CorazónCorazón

    Con motivo del Día Mundial del Corazón, que se celebra cada 29 de septiembre y con la finalidad de concienciar a nuestra sociedad, vamos a hablar sobre los posibles factores que pueden provocarte algún tipo de problema cardíaco y algunos consejos para apostar por un estilo de vida saludable.

    Principales factores de riesgo cardiovascular


    Presión arterial alta (hipertensión arterial).

    La hipertensión arterial aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón, un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.

    Las personas hipertensivas que además son obesas, fuman o tienen niveles elevados de colesterol en sangre, tienen un riesgo mucho mayor de sufrir una enfermedad del corazón o un accidente cerebrovascular.


    Colesterol elevado.

    Uno de los Principales factores de riesgoes factores de riesgo cardiovascular para la sociedad es el colesterol elevado.

    Cuando la sangre contiene demasiadas lipoproteínas de baja densidad (LDL o «colesterol malo»), estas comienzan a acumularse sobre las paredes de las arterias formando una placa e iniciando así el proceso de la enfermedad denominada «aterosclerosis».

    Cuando se acumula placa en las arterias coronarias que riegan el corazón, existe un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón.

    Diabetes.

    Los problemas del corazón son la principal causa de muerte entre diabéticos, especialmente aquellos que sufren de diabetes del adulto o tipo II .


    Obesidad y sobrepeso.

    El exceso de peso puede elevar el colesterol y causar presión arterial alta y diabetes. Todas estas situaciones son factores de riesgo importantes de las enfermedades del corazón.

    Tabaquismo.

    La mayoría de la gente sabe que fumar aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, pero pocos saben que también aumenta apreciablemente el riesgo de enfermedad cardiovascular y de enfermedad vascular periférica (enfermedad de los vasos sanguíneos que riegan los brazos y las piernas).

    El tabaquismo eleva la frecuencia cardíaca, endurece las grandes arterias y puede causar irregularidades del ritmo cardíaco. Todos estos factores hacen que el corazón trabaje más. Además, el tabaquismo eleva la presión arterial, que es otro factor de riesgo importante.

    Inactividad física.

    Las personas inactivas tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón que las personas que hacen ejercicio regular.

    La práctica de ejercicio fortalece el músculo cardíaco y hace más flexibles las arterias.

    Sexo.

    En general, los hombres tienen un riesgo mayor que las mujeres de sufrir un ataque al corazón. La diferencia es menor cuando las mujeres comienzan la menopausia.

    Después de los 65 años de edad, el riesgo cardiovascular es aproximadamente igual en hombres y mujeres cuando los otros factores de riesgo son similares.

    Día Mundial Salud cardiovascularDía Mundial Salud cardiovascular

    Podemos decir que múltiples estudios avalan la relación entre vida saludable y buena salud cardiovascular. Crear una serie de hábitos sanos ayudarán a mejorar y fortalecer la salud de tu corazón.

    Llevar un estilo de vida cardio-saludable, implica cuidar aspectos como la dieta, ejercicio físico y controlar los factores de riesgo cardiovascular.

    Los beneficios de la dieta mediterránea han sido claramente contrastados en estudios poblacionales con muchos pacientes. En la base de esta dieta encontramos alimentos como el aceite de oliva virgen, sofrito de tomate y consumo de pescado. Si añadimos una ingesta baja en sal (menos de 3 gramos al día), el beneficio es aún mayor.

    Es indiscutible el efecto positivo del ejercicio físico moderado para la salud: prevención de enfermedad cardiovascular, disminución de la obesidad y depresión, menores tasas de cáncer... En comparación con individuos sedentarios, las personas que hacen ejercicio moderado viven 6 años más. Los beneficios aparecen con ejercicios tan "asequibles" como caminar a 6 km/hora.

    Así mismo, es igual de importante identificar y controlar los llamados factores de riesgo cardiovascular, puesto que su efecto sobre la salud es muy significativo.

    Estos factores pueden ser no modificables como la edad y el género. A mayor edad y género masculino, mayor probabilidad de sufrir problemas cardiovasculares. Otros sí que pueden modificarse como: hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes y tabaco.

    Los factores de riesgo se identifican fácilmente con medidas simples y poco costosas. A partir de los 40 años, y especialmente si tenemos antecedentes familiares, debemos medir la tensión, el colesterol y la glucosa en sangre de forma regular.

    Cuanto antes detectemos estos problemas, más fácil será controlarlos y evitar sus efectos perniciosos. Así mismo, si somos fumadores debemos abandonar este hábito. Hoy en día tenemos tratamientos que hacen más fácil el que los individuos dejen de fumar.

    Recuerda la importancia de cuidar tu salud y la de tu corazón. Llevar una vida saludable, hacer actividades que te gusten y realizarte chequeos periódicos para controlar la salud de tu corazón.

    Texto elaborado por el doctor Rafael Florenciano, jefe de cardiología de Quirónsalud Torrevieja

  • El estrés, uno de los principales factores que provocan daño a tu corazón

    Qué es el estrés

    Desde un punto de vista médico el estrés es la respuesta adaptativa del cuerpo a una presión física o mental.

    Pueden provocar estrés desde situaciones simples como el llanto de un bebé a una situación más grave como un robo o un accidente de coche. Es posible que hasta experiencias positivas, como el casarse, puedan ser estresantes.

    El estrés es una realidad en nuestra vida, sin embargo cuando este se va acumulando puede afectar a la salud física y mental, pudiendo ser perjudicial para el corazón.

    Unidad Cardiología Qurónsalud ValenciaUnidad Cardiología Qurónsalud Valencia

    El estrés es un elemento indispensable para enfrentarnos a los retos de la vida como aprobar un examen, hablar en público o hacer frente a una ruptura. Pero, como decíamos, cuando es excesivo o nos acompaña en todo tipo de situaciones se vuelve en nuestra contra.

    El estrés y la respuesta de nuestro cuerpo

    La reacción principal depende de una proteína producida principalmente por el hipotálamo y en menor medida por la corteza cerebral y la médula espinal llamada hormona liberadora de corticotropina (CRH).

    El CRH activa una pequeña glándula ubicada en el sistema nervioso central, la hipófisis, que finalmente actúa sobre las glándulas suprarrenales que aumentan la secreción de cortisol y catecolaminas(adrenalina y noradrenalina). Este complejo sistema neuro-hormonal está pensado para sobrevivir a situaciones amenazadoras, como por ejemplo prepararse para la huida frente al ataque de una fiera, sin embargo, el estrés mantenido puede ser perjudicial para el funcionamiento del organismo.

    El aumento de los niveles de catecolaminas ocasionado por el estrés produce sobre el sistema cardiovascular el incremento de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial.


    El estrés y cómo afecta a tu salud

    Nuestro cuero responde al estrés de diferentes formas. En primer lugar, se suelen liberar las hormonas del estrés lo que provoca que respires más rápido, haciendo que la presión arterial suba, los músculos se tender y la mente corra a gran velocidad.

    El cuerpo reacciona de la misma forma a todo tipo de estrés. Entre los síntomas comunes del estrés podemos mencionar:

    • Malestar estomacal
    • Incapacidad para concentrarse
    • Problemas para dormir
    • Dolores de cabeza
    • Ansiedad
    • Cambios del estado anímico

    Síntomas del estrés

    Las palpitaciones, es decir la sensación de latido acelerado, representan uno de los principales síntomas por los que las personas acuden a una consulta de cardiología.

    Las palpitaciones por estrés pueden ser la traducción de una simple taquicardia sinusal hasta arritmias más peligrosas. La taquicardia sinusal es la aceleración rítmica del corazón que todos experimentamos cuando realizamos un esfuerzo físico, sin embargo, en condiciones de estrés puede generarse en reposo.

    A menudo el estrés se encuentra detrás de la aparición de extrasístoles, unos latidos que adelantan al "latido cardiaco normal" y se manifiestan como un latido más fuerte o la falta de latido (vuelco en el corazón). Si bien se trata generalmente de fenómenos benignos que no requieren tratamiento la sensación experimentada puede ser muy desagradable. En personas predispuestas, pueden degenerar en taquicardias más prolongadas y potencialmente peligrosas si no se tratan a tiempo.

    Diagnóstico del estrés

    Para el correcto diagnóstico de las taquicardias y distinguir aquellas primarias de aquellas causadas por el estrés puede ser útil el Holter ECG, un aparato que registra durante 24-72 horas el ritmo cardiaco.

    No hay pruebas de que el estrés continuo cause por sí sólo hipertensión arterial (presión alta), sin embargo, puede contribuir al mal control de la tensión en sujetos hipertensos. Asimismo, podría llevar a un diagnóstico errado de hipertensión en sujetos normotensos, por ejemplo, cuando nos tomamos la tensión en un momento estresante y observamos cifras más altas de las habituales. Por este motivo se recomienda medir la tensión en situaciones de tranquilidad emocional y reposo. Cuando existen dudas nos es de gran ayuda el MAPA (monitorización ambulatoria de la presión arterial) que toma y registra cada media hora la tensión arterial, incluso cuando estamos durmiendo. De este modo se puede diferenciar un verdadero hipertenso de un falso hipertenso y evitar administrar un tratamiento inútil e incluso perjudicial.

    Si por un lado el estrés continuo representa una amenaza para el corazón, el estrés agudo puede llegar a ser un peligro para la propia vida.

    Miocariopatía por estrés

    El síndrome de tako tsubo, también conocido como miocardiopatía de estrés o síndrome del corazón roto, se desarrolla después de una emoción intensa, normalmente negativa, que produce la liberación de una gran cantidad de catecolaminas.

    Se presenta con los mismos síntomas de un infarto del corazón y requiere ingreso hospitalario. El curso es casi siempre favorable, no obstante, a veces se complica con insuficiencia cardiaca (incapacidad del corazón de cumplir con sus funciones), arritmias malignas y muerte del paciente.

    El estrés y las enfermedades del corazón

    Ante situaciones de estrés solemos poner en práctica malos hábitos, tales como fumar, beber demasiado, ingerir alimentos ricos en grasas o azúcar…

    Además de esto, el estrés puede provocar tensión en el corazón de diferentes formas:

    Aumentando la presión arterial.

    Aumentando la inflamación en el cuerpo.

    Aumentando el nivel de colesterol y triglicéridos en la sangre.

    Palpitaciones fuera de ritmo.

    Cómo manejar el estrés

    Como hemos dicho hasta las situaciones cotidianas nos pueden generar estrés, por ello es importante aprender a manejarlo para que no nos afecte de forma negativa a nuestra salud.

    Encontrar la forma saludable de manejar el estrés puede ayudarnos a mejorar nuestro estado de ánimo y evitar comportamientos dañinos para la salud, como fumar o los atracones de comida.

    Para poder controlar la ansiedad se recomienda:

    • Practicar deporte de forma regular.
    • Dedicarse momentos para la meditación o yoga.
    • Sentarse y tomar conciencia de la respiración durante 10 minutos cada día.
    • Pasar tiempo haciendo actividades que nos gusten.
    • Relacionarnos con la gente.
    • La práctica de cualquier actividad que ayude a la mente a calmarse y desconectar.

    Texto elaborado por el Dr. Paolo Racugno, cardiólogo del hospital Quirónsalud Valencia

  • Qué es tener líquido en el corazón y cuáles son sus síntomas

    El derrame pericárdico es la acumulación de exceso de líquido en la estructura en forma de saco alrededor del corazón.

    En condiciones normales, existe una cantidad pequeña de líquido que envuelve el corazón (10-50 ml), llamado líquido pericárdico. Cuando hay un exceso de dicho líquido, se habla de derrame pericárdico.

    El pericardio tiene dos capas. El espacio entre las capas normalmente contiene una fina capa de líquido. Pero si el pericardio está afectado por la enfermedad o se lesiona, la inflamación resultante puede llevar a un exceso de líquido.

    El líquido también puede acumularse alrededor del corazón sin inflamación, por ejemplo, por una hemorragia después de un traumatismo torácico.

    El derrame pericárdico ejerce presión sobre el corazón, lo que afecta su función. Si no se trata, puede producir una insuficiencia cardíaca o la muerte.

    pericarditis_quironsalud_torreviejapericarditis_quironsalud_torrevieja

    Causas del derrame pericárdico

    Las causas son múltiples. Las más frecuentes son: infecciones víricas, tumores, enfermedades autoinmunes e insuficiencia cardíaca.

    En general, lo que subyace es un proceso inflamatorio que genera líquido en exceso.


    Síntomas de derrame

    Los síntomas principales son: falta de aire con el ejercicio, sensación de fatiga, dolor torácico

    El derrame pericárdico puede darse sin síntomas ni signos, esto sucede cuando el líquido ha aumentado lentamente.

    Si se presentan signos, los más frecuentes suelen ser:

    Dificultad para respirar o falta de aire.

    Malestar cuando se está tumbado.

    Dolor en el pecho, generalmente en la parte de detrás del esternón o en el lado izquierdo del pecho.

    Hinchazón en piernas, abdomen o pecho.


    La sintomatología va a depender de la velocidad de instauración del derrame pericárdico. En los casos en que la acumulación de líquido es muy paulatina, el derrame pericárdico puede pasar desapercibido y no dar síntomas, descubriéndose por casualidad con una radiografía o un ecocardiograma.

    Sin embargo, si el desarrollo del derrame es rápido, puede aparecer el llamado taponamiento cardíaco, un cuadro potencialmente mortal que se produce por compresión del corazón debido al líquido, y que impide la correcta entrada de sangre al corazón.


    Pruebas diagnósticas del taponamiento cardíaco

    Entre las puedas que pueden servir a los doctores para detectar este tipo de problema se encuentras:

    Radiografía de tórax, ya que puede mostrar una silueta cardíaca aumentada de tamaño.

    Ecocardiograma, en caso de presencia de líquido en el saco pericárdico, lo mostrará, determinará su localización y se podrá estimar su cuantía.

    El TC de tórax y la Resonancia magnética, permitirá diagnosticar y valorar los derrames pericárdicos.


    Tratamiento derrame pericárdico

    El tratamiento es variable y va a depender de cuál sea el origen que sospechemos. Si creemos que el origen es una inflamación por una infección vírica, emplearemos antiinflamatorios. Sin embargo, si pensamos que el origen es un tumor o existe taponamiento, hay que extraer el líquido.


    ¿Qué tan grave es la pericarditis?

    La pericarditis es una inflamación del pericardio que puede cursar o no con derrame pericárdico. Lo más normal es que no produzca derrame pericárdico. Suele ser de origen vírico, producir dolor en el pecho, tratarse con antiinflamatorios y ser un proceso leve.

    Formas de sacar el líquido del corazón

    El líquido pericárdico lo podemos drenar de dos maneras. La más habitual y rápida es la llamada pericardiocentesis, que consiste en la extracción del líquido con una jeringa, normalmente guiada con ecocardiograma.

    En casos recurrentes se emplea la cirugía, realizando lo que se llama una ventana pericárdica, que consiste en abrir un orificio en el pericardio para que el líquido se dirija hacia la pleura pulmonar, y allí se puede reabsorber.

    En los centros de Quirónsalud contamos con una Unidad de Cardiología con los especialistas en detectar este tipo de problemas cardíacos.

    Texto elaborado por el doctor Rafael Florenciano, jefe del servicio de cardiología de Quirónsalud Torrevieja


  • Consejos para viajar y evitar trombos con el síndrome del viajero de clase turista

    Cuando viajamos y hacemos trayectos largos, ya sea en tren, coche, bus, avión… pasamos muchas horas sentados hasta llegar a nuestro destino.

    Durante el trayecto algunas partes de nuestro cuerpo, como las piernas y/o pies, pueden sufrir ciertas consecuencias negativas. Una de las patologías más frecuentes y conocidas es el denominado síndrome de la clase turista o trombosis venosa.

    Se trata de la trombosis del viajero y consiste en la formación de trombos en las venas profundas de las piernas.

    Sindrome del vaijeroSindrome del vaijero

    Causas de trombos en los viajes

    Los viajes prolongados en los que existe una escasa movilidad de las extremidades inferiores constituyen un factor de riesgo para la trombosis venosa profunda.

    En el caso de los viajes en avión se suman varios factores como la disminución relativa de la presión barométrica, el sedentarismo y la baja humedad, es decir, la deshidratación que pueden contribuir al aumento de riesgo trombótico, especialmente en vuelos de larga distancia.

    Existen también otros factores de riesgo para padecer este síndrome del viajero, entre ellos:

    Alteración congénita de la coagulación

    Enfermedades importantes como el cáncer o la insuficiencia cardiaca

    Edad avanzada

    Tomar anticonceptivos

    Terapias hormonales

    Infección por covid

    Antecedentes personales de trombosis

    Obesidad

    Traumatismo o cirugía reciente

    Inmovilidad prolongada

    En general, cualquier persona que permanezca durante mucho tiempo sentada, sin mover los miembros inferiores y que tenga factores de riesgo asociados, puede sufrir el síndrome de la clase turista, independientemente del transporte en el que viaje, ya sea tren, autobús, coche… Sin embargo existe una mayor probabilidad de que se produzca en avión debido a que concurren causas como la disminución de la presión barométrica, la deshidratación y el inmovilismo.

    Síntomas del síndrome del viajero

    En los viajes, los síntomas que se pueden dar al permanecer durante mucho tiempo sin movernos son:

    Dolor en la pantorrilla o el muslo.

    Coloración azulada.

    Hinchazón o aumento de la temperatura de la piel.

    Hormigueo o adormecimiento de los pies y del tronco inferior.

    Hinchazón de pies y piernas.

    Dolor y pesadez en pies y piernas.

    Pueden darse, en casos más extremos, la generación de un coágulo debido a la acumulación de sangre en las venas. Una vez formado el coágulo, este puede liberarse a la circulación y provocar una embolia de pulmón, que provocará dificultad respiratoria, taquicardia, dolores de pecho y, en algunos casos, pérdida del conocimiento.

    Por lo general, los síntomas aparecen durante el vuelo o inmediatamente después, aunque en algunos casos sucede pasadas unas semanas.

    Cómo evitar el síndrome de clase turista

    Para prevenir la aparición de estos trombos hay una serie de medidas que los médicos de Quirónsalud aconsejan a los pacientes:

    Elegir asientos próximos al pasillo para moverse sin dificultad.

    Si la situación lo permite, realizar paseos por los pasillos.

    Cuando se esté sentado, evitar doblar demasiado las piernas, que se queden colgadas o cruzadas. Se pueden hacer pequeños ejercicios como controlar los músculos de las piernas para relajarlos.

    La hidratación es algo muy importante para evitar la deshidratación.

    Viaja con ropa cómoda y flexible para no dificultar la circulación.

    Complicaciones de los trombos en viajes

    Si los trombos de la piernas se desplazaran al corazón e impactaran en las arterias del pulmón (tromboembolismo pulmonar) podrían aparecer síntomas como dolor torácico, falta de aire (disnea) o pérdida de conocimiento (síncope).

    Tratamientos para el trombo por viaje

    Sí , pero debe instaurarse cuanto antes y consiste en iniciar el uso de anticoagulación para intentar disolver los trombos que se hayan formado

    ¿Cuándo hay que acudir a un especialista?

    Si existen dudas acerca del riesgo individual de cada paciente en el caso de planificar un viaje prolongado o si tras realizarlo nota síntomas relacionados con molestias e hinchazón en una pierna o falta de aire o dolor en el pecho.

    Texto elaborado por el doctor Luís González, jefe de cardiologia de Quirónsalud Alicante

    Puedes solicitar Información en los servcios de cardiología de Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, TorreviejaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva

  • Mareos en verano, hablamos de las causas y cómo evitarlos

    El verano es momento de disfrutar fuera de casa y las altas temperaturas nos acompañan durante varios meses.

    El calor del verano ocasiona cifras de tensión más bajas, vasodilatación y se produce una mayor sudoración y pérdida de líquidos lo que puede hacer que llegue menos sangre al cerebro.

    Qué es un síncope

    Un síncope es una pérdida brusca y temporal de la conciencia y del tono postural, de duración breve y con recuperación espontánea. Se debe a una disminución transitoria del flujo sanguíneo cerebral.

    Es una de las causas más frecuentes de consulta médica en verano. En la mayoría de los casos tiene un buen pronóstico.

    SíncopeSíncope

    Causas del síncope

    Hay personas que pueden tener valores bajos de tensión arterial sin sufrir ninguna molestia. Sin embargo, cuando se produce una caída brusca de la tensión, pueden aparecer mareos, desorientación y desmayos.

    La hipotensión se puede producir por motivos muy diversos. Entre ellos:

    Causas genéticas

    Es más frecuente entre las mujeres y personas delgadas.

    Pérdidas bruscas de sangre

    Si se produce una lesión por ejemplo, hay una bajada en el nivel de sangre, caerá la presión arterial. Al haber menos sangre circulando por las arterias, esta generará menos fuerza.

    Este es otro de los motivos por los que las mujeres son más propensas a la hipotensión que los hombres. En la menstruación, se pierde gran cantidad de sangre, de forma lenta pero durante varios días, lo que produce una caída en el nivel de hierro y en la tensión.

    Levantarnos muy rápido

    Ocurre cuando nos incorporamos después de haber estado bastante tiempo sentados o tumbados. Puede producir mareos, visión borrosa o desorientación. Esto se debe a que, al cambiar de posición, la sangre se acumula en las piernas y el abdomen, lo que reduce la cantidad que vuelve al corazón. Por lo general, se trata de molestias que no duran más que unos segundos.

    Deshidratación

    Si no se mantiene un nivel adecuado de líquidos en el cuerpo, disminuye el volumen de sangre.

    Comidas copiosas

    Después de comer, la sangre viaja hasta el aparato digestivo para ayudar en la digestión, con lo que se reduce la cantidad en el resto del cuerpo y cae la presión.

    Tipos de síncope

    Entre los tipos de síncope que los pacientes pueden sufrir encontramos:

    Síncope reflejo o vasovagal , también conocido como lipotimia

    La lipotimia se considera como una pérdida transitoria de conciencia que comienza de manera rápida, de escasa duración y recuperación espontánea completa. Se produce por la disminución en la perfusión sanguínea que llega al cerebro, por lo que deja de funcionar adecuadamente.

    Se suelen dar lipotimias cuando aparecen varios síntomas, como sudoración, debilidad, alteraciones visuales, náuseas, aturdimiento o sensación de calor.

    Síncope secundario a baja de la tensión en relación a la postura del cuerpo.

    Síncope de origen cardíaco.

    Este tipo de síncope se puede producir por enfermedad estructural del corazón, por ejemplo, por obstrucción de la válvula de salida del corazón o por alteración en el ritmo cardiaco (por taquicardias rápidas o por pausas prolongadas en la actividad eléctrica del corazón).

    Gravedad del síncope

    El síncope vasovagal es benigno, sin embargo, los síncopes cardiogénicos son graves y de riesgo y requieren una valoración específica por un cardiólogo para tratar la causa subyacente.

    Por lo general, un síncope suele ser de breve duración y con recuperación espontánea, aunque hay que tener en cuenta que se puede complicar la recuperación si el paciente sufre una caída con traumatismo durante la pérdida de conciencia.

    Cómo reaccionar a un síncope cardiogénico

    Los síncopes cardiogénicos suelen ser súbitos y los pacientes no presentan mareo previo, pueden darse durante el ejercicio y en persona con una enfermedad cardiaca ya diagnosticada o con antecedentes familiares de cardiopatía hereditaria.

    Para auxiliar a una persona que ha sufrido un síncope, de manera general, es aconsejable tumbar al paciente y elevar las piernas.


    Cómo evitar un síncope y cómo tratarlo

    Los síncopes vasovagales son benignos y su tratamiento se basa en medidas higienicodietéticas para evitar el estímulo reflejo que los desencadena, sin embargo, en el caso de los síncopes cardiogénico hay que diagnosticar la patología cardíaca causante y tratarla, por ejemplo, implantar un marcapasos en el caso de una bradicardia patológica o realizar un estudio electrofisiológico para curar una taquicardia.

    En Quironsalud Alicante, tenemos amplia experiencia en el manejo y tratamiento de los síncopes y además contamos con un programa de monitorización remota que nos permite vigilar monitorizando desde el domicilio del paciente los registros y eventos detectados por su holter subcutáneo.

    Texto elaborado por el doctor Luís González, jefe de Cardiología de Quirónsalud Alicante

30 resultados
Buscador de Tu corazón es salud
Sobre este blog

Bienvenido al Blog de Cardiología de los Hospitales Quirónsalud Alicante, Murcia Torrevieja y Valencia en el que encontrarás toda la información que necesitas sobre cómo tratar las enfermedades cardiovasculares, cuáles son los tratamientos más efectivos así como todas los avances en técnicas quirúrgicas y diagnósticas.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.