Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de cardiología de Hospital Quirónsalud Barcelona

  • Cáncer y corazón

    Consulta Cardiología paciente

    Los avances en el tratamiento de los procesos oncológicos han permitido una mejoría en la supervivencia de los pacientes con cáncer, sin embargo uno de los principales efectos indeseados de los fármacos oncológicos son las complicaciones cardiovasculares.


    Ello se describe como cardiotoxicidad, que es el resultado del efecto directo del tratamiento sobre la estructura y función del corazón, o puede ser debido también al desarrollo de enfermedad cardiovascular especialmente en aquellos pacientes que tienen factores de riesgo como la diabetes, hipertensión o tabaquismo.



    De entre las complicaciones que pueden aparecer secundarias a los tratamientos oncológicos se encuentran la disfunción ventricular e insuficiencia cardiaca, la enfermedad coronaria como la angina o el infarto de miocardio, las complicaciones de las válvulas cardiacas, arritmias, hipertensión arterial, enfermedad trombo-embólica, hipertensión pulmonar o complicaciones a nivel del pericardio.


    La disfunción ventricular y la insuficiencia cardiaca son las complicaciones más frecuentes y puede aumentar la mortalidad de los pacientes que reciben quimioterapia. El trabajo en equipo de los oncólogos y los cardiólogos es esencial para prevenir y tratar de forma correcta la cardiotoxidad, siempre procurando mantener el tratamiento quimioterápico para procurar un mejor pronóstico de estos pacientes. La afectación miocárdica puede aparecer de forma inmediata tras el inicio de un fármaco o incluso años después. También la radioterapia puede tener afectación directa sobre la función miocárdica por lo que este factor también será considerado en los pacientes con riesgo de sufrir complicaciones cardiológicas. Las complicaciones pericárdicas también son una complicación frecuente en los pacientes oncológicos, habitualmente presentándose en forma de derrame pericárdico, que es la acumulación de líquido en el saco que envuelve el corazón.


    Es fundamental, en los pacientes oncológicos que realizan quimioterapia cardiotóxica, el seguimiento mediante ecocardiografía- Doppler des del inicio del tratamiento y en los años posteriores, según considere el facultativo responsable. La realización de esta técnica de forma seriada permite detectar de forma precoz la afectación cardiaca y así poder iniciar tratamiento para mejorar el pronóstico de vida de estos pacientes.


    Dra. Laura Galian Gay

    Servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud Barcelona

  • Practicada con éxito en el Hospital Quirónsalud una ablación septal cardíaca percutánea

    Prueba de esfuerzo

    El equipo de cardiología del Hospital Quirónsalud ha llevado a cabo con éxito recientemente una ablación septal percutánea. Se trata de la primera vez que una operación de este tipo se practica fuera de la sanidad pública, y es una vez más el Hospital Quirónsalud uno de los pioneros en introducir técnicas nuevas en el ámbito privado. La operación, que ha resultado un éxito, está indicada para aquellos pacientes que padecen una hipertrofia septal obstructiva y no responden adecuadamente a los tratamientos médicos.



    "En el caso del paciente que hemos tratado en el Hospital Quirónsalud, las alternativas médicas le producían braquicardias y fuertes cefaleas que le limitaban la calidad de vida. Como no padecía ninguna alteración de las válvulas, una miectomía quirúrgica –una operación a corazón abierto y circulación extracorpórea– se dejó como segunda opción. Se optó por esta otra técnica de la ablación septal percutánea", comentaba el Dr. Jaume Riba, cardiólogo del centro y que hizo el seguimiento del paciente.


    Esta técnica consiste en provocar un infarto controlado en el paciente para de esta forma reducir el grosor del músculo hipertrofiado que causa los problemas. En el caso del paciente operado en el Hospital Quirónsalud, estos consistían básicamente en ahogos o disneas que le imposibilitaban ya no solo la práctica deportiva a la que estaba habituado, sino incluso la realización de pequeños esfuerzos y su actividad profesional durante el último año.


    El Dr. Bruno García, hemodinamista con gran experiencia previa en un centro público de referencia, fue el encargado de practicar la intervención, asistido por la Dra. Laura Galián, experta en imagen y la encargada de efectuar la ecocardiografía transtorácica con la que se delineó el territorio de cada uno de los ramos septales del corazón del paciente. Ambos pertenecen al equipo de cardiología liderado por la Dra. Pilar Tornos del Hospital Quirónsalud.



    Técnica compleja y multidisciplinar

    Aunque sobre el papel pueda parecer una intervención sencilla, en realidad se trata de una técnica compleja que requiere de la intervención de un equipo multidisciplinar muy bien coordinado que pueda llevar a cabo un seguimiento pormenorizado del paciente para poder reaccionar en caso de cualquier imprevisto como es la pérdida del ritmo eléctrico del corazón, que puede suceder en un 10% de las intervenciones. Esto es uno de los motivos principales que ha llevado a que ningún centro privado haya optado por este tratamiento hasta la fecha.


    En un primer momento, el equipo ha de realizar simultáneamente un cateterismo y una ecografía, para de esta forma detectar la zona del músculo del corazón que es excesivamente gruesa y provoca la obstrucción de la sangre a la salida del ventrículo. "Una vez detectado, hemos de buscar la rama septal de la coronaria que irriga esa zona, obstruirla y alcoholizarla. De esta forma se matan las células de esa porción de músculo cardíaco y se produce un infarto controlado", explicaba el Dr. Bruno García.


    El objetivo último que se persigue es provocar una cicatriz que reduce el grosor del músculo septal, de forma que se aumenta el caudal porque hay una mejor salida de sangre y desaparecen los síntomas negativos asociados a la hipertrofia. "Transcurridos entre tres y seis meses se tiene que comprobar que la cicatrización se ha estabilizado y se mantiene el ancho necesario, como es el caso del paciente que hemos tratado en el Hospital Quirónsalud, que presenta una evolución muy favorable", añadía el Dr. García.


    El resultado de la operación ha sido un éxito y ha permitido que el paciente ya esté disfrutando de una vida normal e incluso practique deporte. Pero esta operación no está indicada para todos los casos en que se presenta la hipertrofia. "Existen varias contraindicaciones, quizás la principal es que no haya el grosor suficiente del tabique. Aunque el infarto está controlado, no se puede delimitar exactamente la cantidad de músculo que se convertirá en tejido cicatrizal. Así, si el grosor no es suficiente, se corre el riesgo de que se pueda romper la separación que hay entre los dos ventrículos y crear una comunicación entre ellos", apuntaba el Dr. Bruno García.


    El paciente, que acudió recientemente a su revisión de control, a la salida agradecía al equipo su destreza: "me encuentro perfectamente. Era un no vivir. No podía hacer ninguna actividad, el cansancio era tremendamente frustrante. Tener que medirte las fuerzas hasta para ir a buscar el coche… ahora ya me han dado permiso para volver a coger la bici. Era impensable hace un año".

  • Avances en Cardiología: problemas que necesitaban cirugía y ahora se resuelven sin ella

    Quirófano

    En la medicina actual se tiende cada vez más a solucionar problemas de la manera menos agresiva posible, haciendo que los pacientes tengan una mejor y mas fácil recuperación.


    En algunos casos de enfermedades del corazón la cirugía cardíaca sigue siendo imprescindible y sus resultados son cada vez mejores.



    Existen, sin embargo, una serie de problemas cardiológicos que hace unos años tenían como única solución la intervención quirúrgica y que ahora pueden ser tratados de manera diferente. Las técnicas de hemodinámica intervencionista son capaces de tratar diversas enfermedades cardiológicas mediante catéteres, sin necesidad de operar.


    Entre las enfermedades que más frecuentemente podemos resolver mediante catéteres esta la enfermedad coronaria. La utilización de la angioplastia y la implantación de stents han supuesto una revolución en el tratamiento de estas enfermedades. También podemos utilizar las técnicas hemodinámicas en algunas enfermedades congénitas. Entre ellas la coartación de aorta o la comunicación interauricular o el foramen oval permeable. Estas lesiones se pueden tratar mediante la dilatación con balón en el caso de la coartación o mediante el cierre del orificio de la comunicación interauricular o del foramen oval con un dispositivo que se coloca a través de la vena femoral . Otro gran grupo de enfermedades que podemos tratar en los gabinetes de hemodinámica son algunas valvulopatias. Entre ellas la estenosis aortica, enfermedad muy frecuente en personas de edad avanzada que se pueden beneficiar del implante de prótesis transcateter. Este último procedimiento se va consolidando como la técnica de elección para tratar la estenosis aortica en personas de edad avanzada o con otros problemas de salud que hagan que la cirugía tenga un riesgo importante. De manera más puntual también otras enfermedades menos frecuentes como la miocardiopatía hipertrófica se pueden beneficiar de algunos procedimientos de hemodinámica intervencionista como la ablación del septo, y en casos escogidos de alto riesgo de embolias se puede proceder a la obliteración de la orejuela de la aurícula izquierda.


    Todos estos procedimientos requieren de un equipo médico altamente cualificado. Cada caso debe ser cuidadosamente individualizado, y el equipo de cardiología, integrado por el cardiólogo clínico, el cardiólogo hemodinamista-intervencionista, el cirujano cardíaco y los expertos en imagen cardiaca debe decidir la técnica a utilizar. No hay duda que los pacientes tratados de esta manera se benefician de una estancia hospitalaria más breve y evitan todas las molestias derivadas de una intervención quirúrgica. El Hospital Quirónsalud Barcelona dispone de amplia experiencia en estas modalidades de tratamiento, de profesionales altamente entrenados en la toma de decisiones y en la práctica de los procedimientos.


    Dra. Pilar Tornos

    Jefa del Servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud Barcelona

  • Causas y efectos de la hipertensión arterial

    Artículo del Dr. Josep Massó, cardiólogo del Hospital Quirónsalud Barcelona


    La hipertensión arterial (HTA), el término médico para la presión arterial alta, es conocida como «la muerte silenciosa». Unos 50 millones de estadounidenses sufren de hipertensión y unos 15 millones de ellos ni siquiera lo saben. Sin tratamiento, la presión arterial alta aumenta apreciablemente el riesgo de un ataque al corazón o de un accidente cerebrovascular (trombosis o derrame cerebral).


    El corazón bombea sangre a través de una red de arterias, venas y capilares. La sangre en movimiento empuja contra las paredes de las arterias y esta fuerza se mide como presión arterial. En otras palabras para que la sangre llegue a todas las partes de nuestro organismo, debe vencer unas resistencias (creadas por la propia red arterial) que se oponen a la circulación. Es al superar a estas resistencias que la sangre puede discurrir y abarcar todo el sistema vascular. La HTA supone un incremento de estas resistencias, por lo cual la sangre debe generar una mayor tensión sobre el músculo cardíaco y una mayor presión sobre el árbol arterial.


    La HTA puede afectar a la salud de cuatro maneras principales:


    • Pérdida de elasticidad de las arterias. La presión dentro de las arterias puede aumentar el grosor de las células musculares que tapizan las paredes de las arterias. Este aumento del grosor, reduce la luz vascular, es decir, hace más estrechas las arterias.

    • Hipertrofia y dilatación del corazón. La hipertensión obliga al corazón a trabajar con más intensidad. Como todo músculo con sobrecarga, el corazón aumenta su grosor. Es lo que llamamos hipertrofia. En fases avanzadas de la HTA, no sólo se halla hipertrofiado sino que además aumenta su tamaño, es decir se dilata. Cuanto más dilatado se halla, menos capaz es de mantener el flujo sanguíneo adecuado. Cuando esto sucede, el corazón ha comenzado a fallar y entonces debemos hablar de insuficiencia de causa hipertensiva.

    • Daño renal. La hipertensión prolongada puede dañar los riñones si las arterias que los riegan se ven afectadas.

    • Daño ocular. La hipertensión puede generar rupturas en los pequeños capilares de la retina del ojo, ocasionando derrames. Este problema se denomina «retinopatía».

    ¿Qué factores causan HTA?



    Aproximadamente el 95% de todos los casos de HTA constituyen lo que se denomina hipertensión primaria o esencial. Esto significa que se desconoce la verdadera causa de la presión arterial alta, pero existen diversos factores relacionados con la enfermedad. El riesgo de sufrir de hipertensión es mayor si la persona:


    • Tiene antecedentes familiares de hipertensión.
    • Es afroamericana. Los afroamericanos tienen una mayor incidencia de hipertensión arterial que los blancos, y la enfermedad suele aparecer a menor edad y ser más grave.
    • Es de sexo masculino. En las mujeres el riesgo es mayor después de los 55 años.
    • Tiene más de 60 años. Los vasos sanguíneos se debilitan con los años y pierden su elasticidad.
    • Se enfrenta a niveles altos de estrés. Según algunos estudios, el estrés, la ira, la hostilidad y otras características de la personalidad contribuyen a la hipertensión, pero los resultados no han sido siempre uniformes. Los factores emocionales muy probablemente contribuyan al riesgo de ciertas personas que presentan otros factores de riesgo de hipertensión.
    • Sufre de sobrepeso u obesidad.
    • Es fumador.
    • Usa anticonceptivos orales. Las mujeres que fuman y usan anticonceptivos orales aumentan considerablemente su riesgo.
    • Lleva una alimentación alta en grasas saturadas.
    • Lleva una alimentación alta en sodio (sal).
    • Bebe más de una cantidad moderada de alcohol.
    • Es físicamente inactiva.
    • Es diabética.

    El 5% restante de los pacientes con presión arterial alta sufren de lo que se denomina hipertensión secundaria. Esto significa que la presión arterial alta es causada por otra enfermedad o afección. Muchos casos de HTA secundaria son ocasionados por trastornos renales.


    Los siguientes son otros factores que pueden causar hipertensión secundaria:


    • Alteraciones de las glándulas paratiroides.
    • Acromegalia, que es cuando la glándula pituitaria produce un exceso de hormona del crecimiento.
    • Tumores en las glándulas suprarrenales o la glándula pituitaria.
    • Reacciones a medicamentos recetados para otros problemas médicos.
    • Embarazo.

  • Diagnóstico y tratamiento de la fibrilación auricular

    La fibrilación auricular es la presencia de un ritmo auricular desorganizado que suele acompañarse de un latido ventricular irregular. Es un diagnóstico que se establece mediante la realización de un electrocardiograma aunque en ocasiones la detección de un pulso rápido e irregular ya puede dar una pista.


    Es la arritmia sostenida más frecuente, especialmente pero no exclusivamente, en personas de edad avanzada. La presencia de otras enfermedades como la hipertensión arterial o la insuficiencia cardíaca también aumentan la probabilidad de desarrollar esta enfermedad.


    Foto-portada-blogFoto-portada-blog

    Las manifestaciones clínicas de esta arritmia son muy variadas. Puede ser un hallazgo casual en una persona que no tenga ningún síntoma y que la detecte al hacer un control de rutina. En otros pacientes, en cambio, se puede manifestar como palpitaciones, ahogo, dolor torácico y/o hinchazón de piernas.


    La arritmia puede ser permanente o puede ser lo que denominamos paroxística, que aparezca y desaparezca sin un claro desencadenante.


    Esta arritmia obliga a una valoración médica que será en consultas externas o en urgencias, dependiendo de la forma como se haya diagnosticado.


    Será necesario realizar una historia clínica, una exploración física, un electrocardiograma, una analítica y casi siempre un ecocardiograma. Todo ello nos dará una idea de las características del paciente y nos permitirá ajustar el tratamiento de acorde con el mismo.


    En primer lugar se ha de tener en cuenta que esta alteración del ritmo aumenta el riesgo de un paciente de sufrir un ictus, especialmente si son mayores y tiene otras enfermedades como hipertensión arterial o diabetes. Por este motivo el médico tiene que valorar la necesidad de iniciar un tratamiento anticoagulante, sea con heparina, Sintrom® o los nuevos anticoagulantes orales (véase blog 10 de marzo de 2014Este enlace se abrirá en una ventana nueva).

    En segundo lugar, según el tiempo de evolución de la arritmia, se tendrá que ponderar si se requiere una cardioversión (intentar hacer desaparecer la arritmia) o mejor dar un tratamiento farmacológico para frenar la fibrilación auricular.


    Si se opta por hacer una cardioversión ésta puede hacerse con fármacos o mediante una descarga eléctrica sincronizada (con sedación previa).


    Una vez estudiadas las características del paciente y ajustados los fármacos anticoagulante, antiarrítmico y/o frenador, el paciente requerirá un seguimiento cardiológico.


    Actualmente se dispone de diferentes procedimientos con catéter (sin cirugía) que permiten eliminar los focos que en algunas ocasiones pueden desencadenar estar arritmias. Aunque no todos los pacientes son candidatos a este tipo de tratamiento, la valoración por un cardiólogo permitirá establecer la idoneidad del mismo en cada caso.

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de De corazón
Sobre este blog

Bienvenido al blog del servicio de cardiología de Hospital Quirónsalud Barcelona. Este espacio está creado para aconsejarte e informarte sobre las enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte en todo el mundo. La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo, y es por este motivo por el que te ofreceremos información periódica para que puedas actuar en consecuencia. Estamos abiertos a que nos plantees tu duda o cuestión. Será un placer atenderte.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.