Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de cardiología de Hospital Quirónsalud Barcelona

  • TABACO Y CORAZÓN: ¿Cómo afecta el tabaco a nuestro corazón?

    La mayoría de las personas saben que fumar cigarrillos y productos que contienen tabaco aumenta el riesgo de sufrir cáncer de pulmón y problemas respiratorios, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Pero pocas son conscientes de que también crece el peligro de padecer afecciones del corazón (infarto de miocardio, angina de pecho), cerebrovasculares (ictus cerebral), vasculares periféricas (enfermedad de las arterias que llevan la sangre a los brazos y piernas) y aneurisma (dilatación) de la aorta abdominal.


    Tabaco CorazonTabaco Corazon


    ¿Por qué el tabaco es un factor de riesgo cardiovascular?

    Según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), el tabaco provoca cerca de 50.000 muertes anuales en España y 443.000 en Estados Unidos, por dolencias como la EPOC, el enfisema pulmonar, el cáncer de pulmón y de faringe. Por si fuera poco, también es el factor de riesgo cardiovascular más importante, ya que la incidencia de la patología coronaria en los fumadores es tres veces mayor que en el resto de la población. La posibilidad de una dolencia del corazón es proporcional a la cantidad de cigarrillos fumados al día y al número de años en los que se mantiene este hábito nocivo.

    Los investigadores han demostrado que el tabaquismo acelera la frecuencia cardíaca, contrae las arterias principales y puede ocasionar alteraciones en el ritmo de los latidos del corazón. Todo esto hace que el corazón se esfuerce más. Fumar también incrementa la presión arterial, que a su vez aumenta el peligro de accidentes cerebrovasculares en personas que ya tienen presión arterial alta. Hay dos factores por los que el tabaco produce una isquemia coronaria y provocaun infarto de miocardio (obstrucción total de paso de sangre por las arterias) y/o angina de pecho (disminución importante de paso de sangre por las arterias):

    1. Nicotina.- Desencadena la liberación de catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) que ocasionan daño a la pared interna de las arterias (endotelio), sube el tono coronario con espasmo, produce alteración de la coagulación, incrementa los niveles de LDL (colesterol malo) y reduce los de HDL (colesterol bueno). La concentración de nicotina en sangre depende más del grado de inhalación que del contenido de esta sustancia en el propio cigarro.

    2. Monóxido de carbono.- Disminuye el aporte de oxígeno al miocardio, aumenta el colesterol y la agregabilidad plaquetaria (su capacidad de unirse y formar coágulos).

    La nicotina fue identificada como una droga causante de dependencia a finales de los años setenta. Anteriormente, la mayoría de los organismos científicos consideraban el tabaquismo como un hábito y no como una adicción. En las últimas dos décadas se han acumulado los conocimientos sobre la dependencia del tabaco y en la actualidad se reconoce ampliamente que su principal causa es la nicotina.

    En 30 segundos después de la inhalación la nicotina llega al cerebro y genera una liberación de dopamina (entre otras), hormona que tiene propiedades gratificantes y causa la dependencia.

    La suspensión del tabaquismo causa un síndrome de abstinencia. Ello incluye diversas alteraciones, como cambios del estado de ánimo, signos y síntomas físicos, así como alteraciones bioquímicas y fisiológicas (irritabilidad, depresión, dificultad de concentración, agitación, insomnio, deseo imperioso de fumar, hambre, aumento de peso, etc.). Además, las úlceras bucales y el estreñimiento son reconocidos síntomas de abstinencia del tabaco. El deseo imperioso de consumo es uno de los síntomas que se describen con mayor frecuencia durante la abstinencia y predice con frecuencia la recaída.

    La mayor parte de los síntomas de abstinencia son de corta duración. Es característico que alcancen un máximo en los primeros días tras dejar de fumar y que vuelvan a unos valores basales en un plazo de 2-4 semanas. La excepción es el hambre y el deseo imperioso de fumar. La sensación de hambre continúa hasta que se ha estabilizado el peso corporal y el deseo imperioso de fumar puede persistir durante muchos meses después de dejar el tabaco.


    Los fumadores con una mayor dependencia tienden a experimentar más síntomas de abstinencia. Además, los fumadores con más alto grado de dependencia de la nicotina son los que tienen un deseo de fumar más intenso y un mayor deterioro del afecto.

    Efectos del tabaquismo en otras personas

    Ningún grado de tabaquismo es inofensivo. Incluso las personas que fuman poco o que solo lo hacen de vez en cuando sufren lesiones de corazón y los vasos sanguíneos. Además, las mujeres que consumen tabaco y toman anticonceptivos orales y los fumadores que sufren diabetes corren un mayor riesgo de experimentar un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular. Cabe destacar el tabaquismo en la mujer embarazada que expone al feto a graves peligros:

    - Riesgo superior de aborto espontáneo.

    - Posibilidad de nacimiento prematuro.

    - Disminución de peso del recién nacido.

    - Malformaciones congénitas en el cráneo y el aparato urinario.

    - Aumento del riesgo de muerte súbita del lactante. En madres que fuman más de 20 cigarrillos cada día, la incidencia puede llegar a ser siete veces más frecuente.

    El tabaquismo en niños y adolescentes: el 21% de los menores de entre 10 y 12 años ha probado el tabaco. Los factores que explican esta temprana adicción son:

    - Influencia social

    - Familia y amigos fumadores

    - Actitudes favorables ante el consumo

    - Asociación de tabaco y alcohol con el placer

    Los jóvenes que llegan a los 15 años sin probar el tabaco tienen muchas posibilidades de no adquirir la adicción al tabaco.

    Cuando uno fuma, pone además en peligro a otras personas. En España mueren 6.200 fumadores pasivos al año, y 40.000 en Estados Unidos; de eéstos, el 90% fallece por aspirar el humo en su propio hogar y el resto por hacerlo en su entorno laboral. Según el CNPT, el aire contaminado por el tabaco supone un aumento del 30% de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Si vives con alguien que consume una cajetilla diaria es como si tú fumarás también nueve cigarrillos al día.

    Jaume RibaJaume RibaDr. Jaume Riba Casellas

    Cardiólogo

    Hospital Quirónsalud Barcelona

  • La rehabilitación cardiaca

    Rehabilitación cardiacaRehabilitación cardiacaLa rehabilitación cardiaca es, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el conjunto de actividades necesarias para asegurar a las personas con problemas cardíacos unas condiciones físicas y emocionales óptimas que les permita ocupar, por sus propios medios, un lugar tan normal como les sea posible en la sociedad.

    Con este objetivo se llevan a cabo una serie de intervenciones coordinadas para mejorar la calidad de vida, la supervivencia, la capacidad de realizar ejercicio, de reducir los factores de riesgo y la ansiedad y/o depresión que acompañan a ciertos problemas cardíacos.


    El riesgo de complicaciones graves durante el programa de rehabilitación cardíaca es muy inferior al 1%. Estos programas se pueden aplicar a múltiples enfermedades (angina estable, miocardiopatías, factores de riesgo cardiovascular), aunque lo más habitual es indicarlo tras un infarto agudo de miocardio, tras una cirugía cardíaca -sea de bypass aortocoronario o valvular- o en casos de insuficiencia cardíaca crónica.

    Tal como han demostrado diferentes estudios, el pilar de la rehabilitación cardíaca, más allá del control de los factores de riesgo (tabaco, hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado, etc.) y de asegurar un buen cumplimiento del tratamiento médico indicado y de la dieta, pasa por el ejercicio físico.

    Por esta razón, un equipo multidisciplinario que trabaja de forma coordinada, con programas estandarizados y consensuados, desarrolla un programa de entrenamiento físico individualizado que, durante las primeras semanas, es supervisado por personal sanitario. En un segundo tiempo se establecen unas pautas para poder realizarlo fuera del centro sanitario de forma segura y autónoma.

    Hospital Quirónsalud de Barcelona dispone actualmente de servicio de rehabilitación cardíaca, presentado en sociedad el pasado 29 de abril. No dudes en consultar cualquier duda sobre este programa a tu cardiólogo de referencia.


    Ignasi DuranIgnasi DuranDr. Ignasi Duran

    Cardiólogo

    Hospital Quirónsalud Barcelona

  • Estenosis aórtica en el anciano

    Valvulopatia blogValvulopatia blogEn los últimos años, las enfermedades de las válvulas cardiacas han experimentado cambios muy importantes. Hace unas décadas, eran patologías que tenían mayor incidencia en pacientes jóvenes como consecuencia de la fiebre reumática. En nuestro entorno esta ha desaparecido prácticamente, pero en países no desarrollados aquellas enfermedades siguen constituyendo un grave problema sanitario.

    Actualmente, las valvulopatías las diagnosticamos en personas mayores. Se ocasionan como consecuencia de la degeneración y la calcificación del tejido valvular que se producen por unos mecanismos no bien aclarados, que guardan relación con los factores de riesgo cardiovascular comunes y con procesos de calcificación ligados al envejecimiento. Las técnicas de imagen, concretamente la ecocardiografía-doppler, han contribuido de manera decisiva a la identificación y el diagnóstico de estas lesiones.

    Un estudio europeo publicado recientemente muestra que la estenosis de la válvula aórtica es la lesión valvular más común y relativamente frecuente en la población general de edad avanzada (afecta a un 4% en individuos de más de 80 años). De hecho, su intervención es hoy en día la causa más habitual de cirugía cardíaca en la mayoría de los hospitales.

    La estenosis aórtica es una lesión que se tolera bien durante años pero que, con el paso del tiempo, da lugar a la aparición de síntomas como el cansancio, el dolor torácico o la pérdida de conocimiento. No se dispone por el momento de tratamientos médicos que curen o eviten la progresión de esta enfermedad. El único es el recambio valvular. Cuando aparecen las señales, se debe actuar rápido. De no hacerlo, la expectativa de vida de los pacientes se reduce de forma drástica. Por suerte, la cirugía ha evolucionado espectacularmente y obtiene unos resultados excelentes, incluso en personas ancianas.

    Recientemente se ha incorporado al arsenal terapéutico la implantación de válvulas por vía transcatéter, sistema que evita el traumatismo quirúrgico. Este nuevo método representa un avance muy significativo, ya que permite tratar a pacientes con estenosis aórticas graves que no pueden recibir el tratamiento quirúrgico convencional, muchas veces porque son personas mayores con otras patologías que incrementan los peligros de la cirugía cardíaca.

    Por el momento, este procedimiento se aconseja únicamente en pacientes con alto riesgo quirúrgico. Ello se debe, por un lado, a que, en personas operables, la cirugía tiene unos resultados excelentes y una tasa de complicaciones parecida a la de los procedimientos transcatéter y, por otro, a que no se dispone todavía de información sobre la durabilidad a largo plazo de estas nuevas prótesis. Es posible que dentro de unos años su indicación se amplíe a otros grupos de pacientes.

    Las valvulopatías son, pues, enfermedades frecuentes que afectan, sobre todo, a personas mayores y que obligan a tomar decisiones difíciles y complejas. Así, es recomendable que estos pacientes sean atendidos por equipos integrados por cardiólogos, especialistas de imagen, cirujanos cardiacos y cardiólogos intervencionistas. Ellos valorarán, en cada caso, el tratamiento más idóneo para cada persona. El servicio de cardiología de Hospital Quiron cuenta con especialistas de primer orden en esta materia que asesoran y tratan esta problemática.


    ¿Tienes dudas? Plantéalas en los comentarios y estaremos encantadas de resolverlas.


    Pilar TornosPilar TornosDra. Pilar Tornos Mas

    Jefe del servicio de Cardiología

    Hospital Quirónsalud Barcelona

  • Estrés, enemigo del corazón

    estresestresEl estrés, cada vez más presente en nuestro entorno, es considerado el gatillo o disparador de numerosas enfermedades cardiovasculares como el ictus, la angina de pecho y el infarto de miocardio. Está asociado a la hipertensión arterial y las arritmias cardíacas malignas. Además, forma parte de aspectos psiquiátricos y conductuales como la ansiedad, la depresión y el tipo de personalidad.

    Por suerte, los avances médicos y la mejora de los tratamientos no quirúrgicos han permitido reducir el impacto de las enfermedades cardiovasculares. Aun así, la enfermedad cardiovascular comporta una carga de salud pública en los países industrializados como Europa y Estados Unidos y es la segunda causa de muerte, después del cáncer.

    ESTRÉS: ¿SIEMPRE MALO?

    El estrés ha estado presente desde la existencia del ser humano como elemento fundamental para su supervivencia. Se definió, hace muchos años, como la respuesta fisiológica, psicológica y de comportamiento de un sujeto que busca adaptarse y reajustarse a presiones tanto internas como externas. El estrés, pues, es una respuesta necesaria de nuestro organismo y no siempre es malo, diferenciando el distrés (el estrés malo) del eustrés (el bueno).

    Los factores estresantes físicos o mentales activan en nuestro organismo la denominada "respuesta al estrés". El organismo se pone en guardia y se prepara para la lucha. Concentra sus energías en el cerebro, el corazón y los músculos en detrimento del resto de órganos. Se producen, entonces, una serie de cambios como la elevación de hematíes y plaquetas, el aumento de la frecuencia cardiaca, la presión arterial y la respiración, la dilatación de las pupilas y el aumento de la sudoración.

    La primera fase, la fase de alarma, supone un alto consumo energético. Tras esta fase, el individuo se adapta al cambio y se recupera. Si esta respuesta persiste, el individuo entra en una fase de resistencia, agotando sus reservas hasta llegar a una tercera fase de agotamiento, cuando el estrés se convierte en patológico.

    ¿QUÉ CAUSA EL ESTRÉS PATOLÓGICO?

    Son varios los factores que pueden desencadenarlo. Los deportistas, por ejemplo, sufren un tipo de estrés físico. También son fuente de estrés las obligaciones familiares y laborales, la intensa exigencia del día a día y las preocupaciones económicas. A nivel social, existe un estrés de tipo emocional causado por desastres naturales, guerras o atentados.

    Una respuesta de estrés inadecuada, ya sea desmesurada o insuficiente, también puede deberse a trastornos de personalidad, a una carencia de recursos y a enfermedades orgánicas genéticas o adquiridas como la ambición intensa, la competitividad, la hostilidad, una elevada negatividad emocional, la inhibición social, los trastornos de personalidad, el narcisismo y estados afectivos negativos como la depresión, la ansiedad y el pánico.

    ¿CÓMO CONTROLAR EL ESTRÉS?

    El abordaje debe ser multidisciplinar y debe tener en cuenta tanto el estrés físico como el estrés emocional a nivel personal y social. El médico no debe ser el único profesional implicado, también fisioterapeutas, psicólogos y nutricionistas. En algunos casos, puede ser útil el tratamiento farmacológico, psicológico y aprender técnicas de relajación y meditación como el yoga, el taichi y el pilates.

    ALGUNAS RECOMENDACIONES:

    - Reducir las sustancias estimulantes como el café, el alcohol y el tabaco.

    - Evitar los factores estresantes.

    - Practicar ejercicio físico frecuentemente.

    - Hacer descansos regulares y dormir bien.

    - Disfrutar de música relajante.

    - Respirar suavemente y de forma relajada, ya que ayuda a la relajación de los músculos.

    - Seguir una dieta equilibrada, reduciendo los alimentos con grasas, azúcar, y sal.

    Y es que, como me dijo un paciente centenario en mi consulta, "el secreto de la longevidad saludable es vivir sin estrés. Vida sana, poner todos nuestros medios y energía, no enfadarse, comer moderadamente, socializarse y divertirse, salir un rato al campo y estar continuamente ocupado".


    Jaume RibaJaume RibaDr. Jaume Riba Casellas

    Cardiólogo

    Hospital Quirónsalud Barcelona

  • La hipertensión refractaria

    No cabe duda que la hipertensión arterial (HTA), definida como cifras de presión arterial por encima de 140/90, es un problema de salud pública de primer orden. Estudios recientes han demostrado que la HTA es la causa principal de muerte e invalidez en el mundo. Se estima que cerca de 8 millones de personas fallecen anualmente como consecuencia de la HTA.


    hipertension refractariahipertension refractaria

    Numerosos estudios también han demostrado que el aumento de las cifras de presión arterial, tanto sistólica (coloquialmente conocida como "la máxima") como diastólica ("la mínima") se acompañan de un aumento progresivo del riesgo de muerte por enfermedad arterial coronaria (infarto de miocardio, ataque de corazón) o por accidente vascular cerebral ("la embolia cerebral").

    Además, se estima que el 60% de los accidentes vasculares cerebrales ("embolias") y el 50% de los ataques de corazón tiene como causa principal la hipertensión arterial.


    A pesar de conocerse perfectamente los riesgos de la hipertensión arterial, menos de la mitad de los pacientes hipertensos son bien controlados. En la mayoría de estos casos, el mal control de las cifras tensionales se debe a un incorrecto cumplimiento terapéutico. Es de sobra conocida la importancia de seguir unos hábitos de vida adecuados como:

    - Limitar el consumo de sal

    - Evitar el sobrepeso/obesidad

    - Tomar los fármacos prescritos

    Este último punto adquiere gran importancia, puesto que una importante proporción de pacientes no toma correctamente los fármacos prescritos por el especialista.

    La hipertensión arterial refractaria se define como la ausencia del control de la presión arterial en pacientes tratados con tres o más fármacos antihipertensivos, administrados a dosis óptimas. Es evidente que lospacientes con HTA refractaria tienen un elevado riesgo de complicaciones cardiovasculares a medio plazo, por lo que precisan ser evaluados en centros especializados para confirmar el diagnóstico, descartar causas que condicionen la mala respuesta al tratamiento y valorar nuevas alternativas terapéuticas.

    El estudio de estos pacientes precisa de la realización de una monitorización ambulatoria de la presión arterial (MAPA o Holter de presión), analítica de sangre completa y estudios complementarios para descartar causas secundarias potencialmente "curables" (enfermedad vascular de las arterias renales, enfermedades endocrinas, etc.).

    La denervación de las arterias renales mediante intervencionismo percutáneo es una nueva técnica potencialmente útil en los pacientes con hipertensión arterial refractaria en los que se han agotado las medidas farmacológicas. Se trata de un procedimiento no invasivo, relativamente sencillo, y con muy bajo riesgo aplicable a pacientes seleccionados. Los resultados iniciales son alentadores, consiguiéndose un mejor control de las cifras tensionales y una mejoría de la calidad de vida de los pacientes tratados. Sin embargo, hace falta mayor experiencia para poder confirmar su beneficio y generalizar la técnica.

    Para cualquier duda en este sentido podemos atenderlo personalmente en Consultas Externas de Cardiología de Hospital Quirónsalud Barcelona.


    Josep GuindoJosep GuindoDr. Josep Guindo Soldevilla

    Cardiólogo

    Hospital Quirónsalud Barcelona

39 resultados
Buscador de De corazón
Sobre este blog

Bienvenido al blog del servicio de cardiología de Hospital Quirónsalud Barcelona. Este espacio está creado para aconsejarte e informarte sobre las enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte en todo el mundo. La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo, y es por este motivo por el que te ofreceremos información periódica para que puedas actuar en consecuencia. Estamos abiertos a que nos plantees tu duda o cuestión. Será un placer atenderte.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.