Quirónsalud

Saltar al contenido

Cinco mujeres en los Andes para demostrar que después del cáncer hay mucha vida

El agotamiento y el mal de altura hacen mella: Rina abandona el Reto Pelayo Vida Andes 2019

6 expedicionarias (dcha) antes de inicio ataque a CA6 expedicionarias (dcha) antes de inicio ataque a CAUn sueño para seis expedicionarias que sobrevivieron al cáncer que no ha podido ser realidad para una de ellas. A las 17:00 hora local, (23:00 h en España) se recibía en Base Sajama, la comunicación vía satélite desde el Campo Alto, el siguiente mensaje: "Rina, ha alcanzado el CA aunque con mucha dificultad. No ha podido ser. El fuerte viento reinante y las bajas temperaturas han supuesto un cóctel explosivo para ella" nos explican desde el Campo Alto.

Rina Gitler, cirujana de 45 años y de nacionalidad mexicana llegaba al Reto Pelayo Vida con una estupenda preparación física y un cv con dos ascensos al Kilimanjaro, la montaña más alta del continente africano. Pese a que llegó al campo base del Everest, el Nevado Sajama ha podido con su resistencia. Justo antes de su salida desde el CB a 4.800 metros y antes de llegar al CA a 5.700 metros, sus signos de agotamiento eran más que evidentes.

Pensamos que el mal de altura y el frío serían los principales causantes de malestar y posible retirada de las expedicionarias del Reto Pelayo Vida Andes 2019. Pero nos hemos encontrado con un enemigo más silencioso que ha causado estragos en el equipo: cortinas de polvo y un viento helado y fuerte que ofrecen, a las seis expedicionarias, un enorme desafío dentro de este gran reto.


La cordada subía a un ritmo imparable hacia la cumbre, que comenzó a las 10 de la mañana hora boliviana, 4 de la tarde hora española. Rina, Felisa, Raquel, Begoña, Victoria y Estrella despertaron a las 7 de la mañana para desayunar a las 7:30 con té, galletas, yogur y barritas energéticas. A las 10 en punto, Rosa Fernández, directora de la expedición ordenó el inicio de marcha hacia el campo alto. Tres de las expedicionarias, la extremeña Estrella Paulete, la madrileña Victoria Martínez y la mexicana Rina Gitler, sufrieron mal de altura por la noche, con alguna migraña de la que, según Rosa, no se habían recuperado en estos días.

La comunicación entre el equipo de montaña y el equipo de base es satelital, pero constante. El terreno se va empinando en unos 45 grados, al mismo ritmo que las piedras del camino van soltándose a merced de las pisadas, que van ascendiendo lentamente. Con la dificultad a ritmo creciente, al igual que la altura y el frío, el equipo se ve obligado a vestirse con casco de seguridad. A las doce, hora local, el equipo alcanza una cresta (5.500 m) estable desde donde llevará a las expedicionarias hasta el Campo Alto (5.700 m). Allí, aguardan las tiendas ya montadas por el equipo de avanzada.

Con miedo a que el mal de altura haga acto de presencia en cualquier momento, el equipo establece una línea de evacuación a los 400 metros, con bombonas de oxígeno a lo largo del camino de regreso al Campo Base, por si hubiera que asistir a alguna de las expedicionarias. Pero, una vez en Campo Alto, a Rina, Victoria, Felisa, Estrella, Begoña y Raquel no les quedará más remedio que intentar dormir y recuperar fuerzas a las 15:00 LT (21:00 Hora España) aproximadamente: "Con que duerman 1 o 2 horas es perfecto. Hay una variante de la presión atmosférica que las impide dormir, pero como digo, si duermen 1 o 2 horas, es perfecto antes de que decidamos con Rosa el ataque a cumbre" explica Marco Capriles, jefe de cordada.

Desde lo más alto puede observar a cualquier ente que aceche y pretenda conquistar cada centímetro de sus eras de historia hasta llegar a cubrir esos temibles 6542 metros. Este montañero ha conseguido pisar la cumbre del Nevado Sajama en 17 ocasiones.

La retirada de la mexicana ha sido decidida unánimemente por Rosa Fernández, directora de esta quinta edición del reto; por Marco Capriles, jefe de cordadas; y por Raquel Suárez, médico de expedición. Rina podrá descansar esta noche en Campo Alto y de madrugada comenzará a descender al Campo Base acompañada por dos guías expertos conocedores de la zona. Mientras, sus compañeras Victoria Martínez, Begoña Conde, Felisa Requena, Raquel Millán y Estrella Paulete saldrán para atacar la cumbre del Sajama.

El descenso es la parte más complicada, porque se debe cumplir en este caso con más debilidad que en la subida. Rina tendrá que descender por la cara noroeste del gigante boliviano, con temperaturas muy bajas, aproximadamente a 25 grados bajo cero y con un viento en su espalda, soplando a 35 kilómetros a la hora. Dependiendo de sus condiciones físicas puede que tarde entre cuatro y cinco horas alcanzar el Campo Base y, desde ahí, otras dos horas para llegar hasta Base Sajama.

El resto del grupo continúa aguantando contra viento y marea, ya muy cerca de la cumbre del Nevado Sajama. En muy pocas horas sabremos si las cinco han conseguido gritar: "¡Reto conseguido!"

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Cuaderno de bitácora del Reto Pelayo Vida
Sobre este blog

Quirónsalud repite, por tercer año consecutivo, como Proveedor Médico Oficial de esta iniciativa de Grupo Pelayo Vida que persigue divulgar los beneficios del trabajo en equipo, del afán de superación, de esperanza y, como no, de la práctica deportiva para superar el cáncer. Las seis expedicionarias de la edición Andes 2019 participan en una exigente expedición que incluye más de 100 kilómetros en bicicleta por el Salar de Uyuni, el desierto de sal más grande del mundo, y un ascenso al Nevado Sajama (6542 m) décimo volcán más alto del mundo y el punto más alto de Bolivia.

Perfil profesional
Archivo del blog

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.